NO lo han vuelto a hacer

No es nada nuevo, ya lo he dicho más veces. No me gusta esa cosa en la que se han convertido los sindicatos en los últimos años, particularmente los de Ávila. Siempre creo que van a pie cambiado y que no hacen todo lo que pueden y se les supone que deben hacer. Ya comenté por aquí esperpento de aquel Otro primero de mayo de hace unos años y poco o nada ha cambiado desde entonces. Bueno, algo sí, el Secretario General de Comisiones Obreras es otro. El ya poco nuevo, Óscar, pensé inicialmente que podía ser una persona con personalidad suficiente como para darle una vuelta al sindicalismo local… Nones.

El debate surgía en Twitter el pasado lunes con Henar Alonso como interlocutora. Respondía a un tuit en el que enlazaba una noticia del domingo.

La marcha en cuestión no reunió a 300 personas lo cual, a mi forma de ver las cosas, deja en una situación muy sensible a los sindicatos. Las cifras son muy sencillas. Ávila es una ciudad con más de 58.000 habitantes (de momento) y con una tasa de paro de más del 20% (y tiro muy por lo bajo). Esas 300 personas representan, como mucho un 0,5 % de toda la población de la ciudad. Creo que es demasiada poca gente y creo que deberían hacérselo mirar. Y sí, ya sé que esto lo he dicho más veces, pero es lo que hay.

Y me decía Henar que…

Siendo quisquillosos, la desidia es la “falta de ganas, de interés o de cuidado al hacer una cosa”. El domingo no faltaban ganas de manifestarse. No iban de paseo con los brazos y la cabeza abajo callados y sin dar guerra… o sí… Lo que no fueron es a manifestarse. No había gente. Eso no sé si es desidia o falta de lo que en redes sociales llamamos engagement. De todas formas entiendo el mensaje, Henar. Esta ciudad es inmovilista por naturaleza. Ni siquiera el 20 % de parados de la ciudad salen a la calle a reclamar empleo. Es de pandereta. Igual alguien espera que vayan a la puerta de su casa a buscarle. Todo puede ser.

Doy mi opinión en varios tuits y se puede ver a poco que tiréis de cualquiera de los dos que enlazo. Está todo ahí para que lo veías. Creo que, incluso, me meto con el nuevo en algún momento de la conversación y después entra Guillermo a matar, como es habitual en él. Todo para intentar explicar, siempre desde mi personal punto de vista, que los sindicatos tenían la oportunidad de llamar la atención y de hacer algo bueno, algo que deben hacer y, otra vez, NO lo han vuelto a hacer

Abro el debate. ¿Estamos ante un problema endémico de la sociedad abulense que no se mueve de la carretera aunque vengan coches? ¿Deben los sindicatos cambiar las artes y el discurso para acercarse más a los inmóviles ciudadanos abulenses? Está claro que en Ávila solo hubo gente en las manifestaciones tras el triste 11M de Madrid en 2004, muy trágico tiene que ser lo que suceda para que nos echemos a la calle en masa. ¿No consideran trágico los abulenses una tasa de paro superior al 20%? ¿O es que los sindicatos no tienen, por la razón que sea, la capacidad de movilizar a todos esos parados? ¿Han perdido los abulenses, como yo, la confianza en los sindicatos? ¿Han perdido los sindicatos la confianza en sí mismos? ¿Alguien va a hacer algo para que esto cambie?

Los comentarios del blog quedan a su disposición. Disparen. 

P.S.: He tirado los datos de forma que redondeo siempre a favor de los sindicatos. En Ávila somos más de 58.000 habitantes y a la manifestación fueron menos de 200 personas según me informan. Incluso así…

P.S.2.: Luego hacen cursos para que los universitarios aprendan de riesgos laborales. Les vendrá muy bien cuando vayan a trabajar a Alemania.

15 Responses to NO lo han vuelto a hacer

  1. Raúl Espera dice:

    No estáis enterados, el centenariazo ha traído la riqueza a todo aquel temeroso de Dios. No se nota mucho porque sí, ya vienen los coches, los señoritos siguen conduciendo sus audis, la diferencia es que estos ya no se encuentran en un proceso de ejecución por embargo.

    Os dejáis un factor yo creo que importante, que siempre ha estado ahí entre el proletariado abulense y que es un tema tabú, el miedo. En Ávila somos 4, nos conocemos todos… no creo que sea necesario explicar más.

    Quizá si al final de la manifestación se regalara algo, o se portase a la virgen del desam-paro, los indices subieran.

  2. Guillermo B. dice:

    El problema es que si la gente no responde a mi llamada para manifestarse por mi causa (que por supuesto, no considero la mía, sino la suya, y como tal intento convencerlos de que han de movilizarse), entonces se abre el debate de si la gente es una dejada, si es poco participativa, si no ha fallado mi plan de comunicación o no llego suficientemente a la sociedad. Pero pocas veces me paro a hacer un juicio crítico de mi llamada (o incluso mi existencia como llamador), y si quizás mi causa no era la causa de la gente, y en el fondo, se la trae al pairo todo.

    No digo que los altos índices de paro y pobreza no sean algo tremendo y que merezcan llamar la atención de la gente, pero también es la pérdida de la biodiversidad, el cambio climático, los benzopirenos y la cancerígena carne, el toro de Tordesillas, la situación agobiada de la fiesta nacional, el desafío separatista, el aborto (a favor), el aborto (en contra), la pena de muerte (a favor), la pena de muerte (en contra), la violencia en el fútbol, el sistema educativo español, el sistema judicial español, la situación de los medios de comunicación, las comunicaciones ferroviarias, los presos políticos en Cuba, los presos políticos en otros sitios, el terrorismo (thanks God ya menos), y miles y miles de otras causas. Saturación. Mercado competitivo. Y los Sindicatos vienen de y creen seguir en un entorno en el que jugaban en un mercado cautivo, donde tenían la potestad de sacar gente a la calle. Incluso la Iglesia se creía que con sermones los domingos podía lograr lo mismo. Y ya no funciona así…

    Añadamos a eso el que hemos perdido la cultura de la calle, el 15-M fue flor de un día frente a la cultura que tenían nuestros padres en los años del tardofranquismo y transición. Nos va más el twitter o los blogs que el salir a gritar, ver y dejarse ver… Es el signo de los tiempos, que dicen. Es más fácil montar centenares de círculos que se dedican a retuitear lo que uno dice (véase el Podemos de hoy en día) que centenares de círculos que movilicen a millones de personas. Es más fácil hacerse famoso en unos meses con tertulias televisadas que a través de mítines y activismo a pie de cañón. Alguien querrá creer que lo virtual tiene la misma preminencia que lo real, quizás sea así.

    En fin, que mientras todo esto se aclara, las manifestaciones (entendidas como movimiento de gente por las calles con un sentir común) más multitudinarias del 2015 siguen siendo la procesión de la Santa, los 10K de Higuero (sin agua) y la Media Maratón. En las últimas dos me verán en el 2016, las demás, tendrán que ganarme con una buena bolsa del corredor.

  3. Macanaz dice:

    Yo creo que para tener criterio político sobre algo no es preciso ir a manifestaciones. No me creo inferior a unas personas que van detras de dos tocando tambores (batucadas, creo que les llaman) y jalean a un señor o señora que berrea por un megáfono.
    En cualquier caso, este post es un soplo de aire fresco tras el culebrón anterior.

  4. Noelia dice:

    La marcha del otro día, tenía como fin la recogida de firmas para presentar una iniciativa legislativa popular en el Congreso para dotar de una renta mínima a las personas que han agotado prestaciones y demás ayudas. La propuesta no está mal, al menos no para el 60% de los parados de Ávila que están en esta situación. El 60% de 15.000 ( yo también redondeo). Se puede pulir, se puede mejorar, pero ahí tenemos una propuesta a falta de 500.000 firmas para poder presentarla. Luego… sabe dios.

    Efectivamente éramos menos de 200. Los mismos de casi siempre. La mayoría con trabajos fijos o ya consolidados. Gente activa en cualquier caso o hiperactiva con pertenencia a varios colectivos y asociaciones. Pocos jóvenes. Muy pocos. Y eso que estaban los “jóvenes cristianos”.

    Me parece triste que en la toma de decisiones particular de cada uno, pese más quien lleva a cabo una propuesta que la propuesta misma. Por eso creo que, al margen del papel de los sindicatos antes y ahora ( creo que llevas razón) , la propuesta merecía la atención de los abulenses. Al menos de ese 60% afectado y del resto, por lo que pueda pasar. Así que, creo que hasta cierto punto, podemos achacar la falta de personal a los sindicatos y a la organización (que necesita mejorar claramente). Pero, en última instancia, el que decide levantarse del sofá y apoyar una propuesta es uno mismo. Y parece que en esta ciudad las causas pueden ser muy buenas o buenas o regular o malas y así serán calificadas según de quien partan. Siendo muy buenas o buena las propias o las de mi cuerda y regulares o malas o pésimas, las ajenas aunque me beneficien.“Cuando el dedo apunta al cielo, el tonto mira el dedo”.( Amelie, 2001)

    Lo del miedo y lo de que nos conocemos todos, me suena a excusa. Ávila es muy especial para unas cosas pero en otras es igual que otras ciudades. No es una cuestión de extensión. Hay ciudades mucho más pequeñas o pueblos donde la gente no está tan cohibida y la movilización de los ciudadanos es mucho mayor. Será porque lo han visto desde pequeños y cuando son mayores recogen el testigo. Es algo natural. Normal. ¿Miedo?, ¿A qué?. En el caso que nos ocupa, si no tienes empleo ni ingresos lo siguiente que deberías perder es el miedo y la vergüenza a defender tus derechos y desde luego que es honroso si lo tienes y defiendes el de los demás.

    Lo de la falta de afinidad política me parece otra excusa. Una muy fácil para desprestigiar el trabajo ajeno ( sea del color que sea) y otra para no moverse. Todas las movilizaciones son políticas. No queda otra, políticos son los que toman las decisiones y la presión va dirigida a ellos. Pero detrás hay personas. Unas buscan mantener sus empleos, otras sus derechos, otras sus conciencias, etc… ¿La falta de apoyos a los miembros de la plataforma por el abono E o a la fábrica de El Gorriaga o Nissan también se debe al miedo, a la política?. Esto es una cuestión de criterio. Lo cortés no quita lo valiente.

    A esta ciudad le sobran prejuicios, excusas y quejas vacías. También parados. Pero eso parece secundario. (Ah! y una buena reforma en los sindicatos, si. Pero eso es a otro nivel).

  5. Sindicato Sorry Sorry dice:

    SI lo han vuelto a hacer
    Manifestación ‘Ávila por su futuro’

    • Obis dice:

      Aún Mercedes Sosa… Qué pereza… cuándo van a entrar en el siglo XXI?
      Suscribo lo dicho por Macanaz y sorpresivamente también lo de Guillermo… (Junts x amosnomejodas)

      • Carlos Muñoz dice:

        Una pena que no haya escogido la siguiente estrofa:

        Cambia el rumbo el caminante
        Aunque esto le cause daño
        Y así como todo cambia
        Que yo cambie no es extraño

      • Guillermo B. dice:

        Oyes, Obis, que menos en el ritmo de la media maratón, solemos coincidir en muchas cosas… No te me tomes a pecho lo del lobo, hombre…

      • Guillermo B. dice:

        Y para no perder la asintonía que tanto parece gustarte, a mí me mola Mercedes Sosa. Permítanme citarles una canción no suya, sino de Violeta Parra, pero que interpreta muy bien, y muy aplicable, creo:

        “Mi paso retrocedido, cuando el de ustedes avanza ”

        Quién volviera a los 17…!

      • Raúl Espera dice:

        Del siglo XXI con contenido político ahora hay que tener mucho cuidado con lo que se pone. A la mínima te acusan de satánico o etarra y atente a las consecuencias.

  6. carlos dice:

    Dice Charles Tilly, sobre los movimientos sociales, que para que se manifiesten peticiones multitudinarias a la autoridad competente, se ha de producir el concurso de cuatro características, a saber: Valor, Uniformidad, Número y Compromiso, echen ustedes las cuentas pertinentes, sí les apetece, a ver si concurren en este caso y en esta ciudad.

  7. F. Lázaro dice:

    Los domingos por la mañana hay mucho que hacer.
    Unos van a misa, y de cualquier parroquia importante salen a mediodía muchos más de los que fueron a esa marcha.
    Otros salen por ahí en bicicleta. Unos cuatrocientos ciclistas salen a diario de Ávila, para pedalear por ahí, pues los domingos muchos más.
    Otros aprovechan para el padel, el golf, las rutas en moto, o a caballo…,si es que no se han ido a pasar el finde a una casa rural, con gallinas y eso.
    A comprar. Al Ikea, o al Decathlon más cercanos, al propio Cortinglés. Los domingos mucha gente se va a comprar fuera. Shopping, creo que llama la gente fina a esto.
    En tiempo de setas, familias enteras -sin contar las tribus de rumanos- arrasan los campos, los pinares, para llevarse toneladas de hongos cuya mayor parte,una de dos: o acaba en la basura o termina convertida en infames croquetas, de esto, de lo otro, que todas las cuñadas del mundo regalan a otras cuñadas.
    Otras familias se van a a comer por ahí, digamos a Sepúlveda, a Burgo de Osma, o a Hoyos del Espino.
    También se puede ir de manifa. De hecho, hay unos aficionados a esto que son los que salen siempre en las fotos del diario. Los de esta marcha, sin ir más lejos. Los de siempre, en suma.

    Sí. El estalinismo que practica la izquierda sistemáticamente, eso de mirar a a ver quién viene y quien no, hace que algunos que tal vez estarían dispuestos a ir, decidan que ya no no aguantan más a los líderes de la marcha, que ya está bien, y que hay que ver lo lustrosos que se han puesto sin pegar ni golpe nunca.
    ¿Hacer el caldo gordo, una vez más, a los quemadísimos politicastros locales de la izquierda y a sindicalistas tripalaris? Pa’l gato
    Y encima, que llevan cuenta de si vas o no vas, y hacen (aunque sean mentales) listas de afectos y desafectos, planean un futuro contando con simpatizantes o excluyendo detractores… Estalinismo duro.
    No hombre, no; que como dice alguien más atrás, por aquí nos conocemos todos y es mejor que -llegado el caso- te lleve al paredón un desconocido que tu vecino de enfrente, tu camarero amigo o tu guarda forestal favorito.
    Hay mucha crisis, mucha pobreza, y yo he quedao para salir a correr, que lo que más hay por ahí los domingos son runners.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: