Pretty Renfe

Renfe_Avila

El día menos pensado, ya verán, el Willy me llevará de compras a un tienda pija. Le dirá al encargado que se va a gastar una cantidad ingente de dinero y que necesito mucha gente haciéndome la pelota. ¡Ya me estoy viendo probándome todo tipo de trapos! Ese día, el día menos pensado, voy a encargar que me hagan un traje a medida color burdeos.

Mientras tanto, mi armario va tirando como puede. Por suerte, se lleva la ropa ‘vintage’ y las camisetas de ColaCao que guardé hace años vuelven a marcar tendencia. A veces tengo que llevar alguna cazadora o un pantalón a arreglar: que si una cremallera no funciona, que si falta un botón, que si hay que cambiar las coderas de Naranjito por otras de los Caballeros del Zodiaco.

Entre el supuesto A (el día menos pensado) y el supuesto B (la dura realidad) hay muchas diferencias. ¿Y qué les importa a ustedes la intimidad de mi armario? Seguramente nada, pero hacía siglos que no escribía nada en este blog y de algo tengo que hablar.

La idea se me ocurrió con la presentación que hizo Renfe de un plan ferroviario “a la medida de los abulenses”, como mi traje color burdeos. Llenita la sala de lustrosos parlamentarios nacionales por Ávila (que no abulenses, al menos no todos), uno se imagina que el anuncio va a ser importante. Y, sin embargo, no me pareció más que una cambio de cremallera y un par de botones nuevos. Unos arreglos necesarios y esperados, sí, pero lejos del vestuario lustroso que todos soñamos.

Hablando de remiendos, me fijé el otro día en un desconchón que acompaña a la palabra “‘Ávila” en la estación de Renfe (vean la foto). Es el mejor imagotipo que he visto para la ciudad en muchos años.

5 Responses to Pretty Renfe

  1. Guillermo B. dice:

    La foto es impagable. Desde el grillao del fondo que combina las rayas verdinegras con una camiseta roja, hasta el dedo en la nariz del protosenador, pasando por las cabizbajas poses de muchos otros y la ¿altanera? pose del que se sabe dueño y señor de los despojos que queden. Al margen el paraca, que parece más estar pensando en que a ver si acaba este serial para dedicarme a la secretaría que es lo que mola. Echo en falta a Antolín (a lo mejor estaba, pero no sale) y a Mari Carmen Aragón, que no sé bien dónde ubicar en esto de las facciones.
    ¿Traje a medida? Sin duda, Pablo, enhorabuena. Traje a medida de comunión de cuarto hermano, ajustando aquí y allá la terna de marinerito que ya han vestido otros. Uno de estos días veremos que la única estación que nos quede para enseñar (con desconchón incluido) será la de los cuadros de Ricardo Sánchez. Claro que quizás entonces el transporte se base en autocares eléctricos que sobrevuelen Valdelavía, o teletrasportación ultramágica. Y quizás entonces nos demos cuenta de que a la hora de pedir es más importante estar 20 años por delante que 25 por detrás.

  2. Supermon dice:

    Todavía no estamos como en el capítulo del monorraíl de Springfield, pero la cosa se aproxima inexorablemente. Cuanto más disminuya la frecuencia de trenes, y más dure cada viaje, transformado en Cercanías, más viajeros abandonarán el tren en favor de otros transportes (autobús, blablacar, paypal, qué se yo…). Y más justificado estará el abandono de la vía. Mientras tanto, nos irán dando capotazos como al toro que se resiste a morir. Cuando han llegado a publicitar la conexión con el AVE a Madrid vía Santa María la Real de Nieva, uno se puede esperar cualquier cosa.

    • Guillermo B. dice:

      Por eso me hago yo runner. Entre los problemas del diesel y esto, ya sé cómo iré y vendré a diario. Ecológico ecológico…

  3. carlos dice:

    ¿Veremos si la censura hoy anda algo somnolienta y cuela el comentario? y algún ocioso y osado le sobrepone una notas
    RAP Del tren de nuestras entretelas.

    Choca con el estampado del sillón del despacho oficial.
    Lo malo será el día que,
    hartos de esperar,
    encaminemos nuestros pasos.
    Para no volver jamás. Para no volver jamás. PARA NO VOLVER JAMÁS.
    No le demos vueltas,
    esta ciudad entró en plena decadencia
    y como no hay un comisario
    que se enfrente al peligro,
    hasta los mercancias pasaran de largo
    Lo malo será el día que,
    hartos de esperar,
    encaminemos nuestros pasos.
    Para no volver jamás. Para no volver jamás. PARA NO VOLVER JAMÁS.
    Que si tardan tanto en alcanzar la capital,
    mientras circulan dejarán muerta la linea.
    Los jovenes, en cambio,
    se marchan rápido,
    Para no volver jamás. Para no volver jamás. PARA NO VOLVER JAMÁS.
    Aquí sólo quedan jubilados
    sin prisa por marchar
    Lo malo será el día que,
    hartos de esperar,
    encaminemos nuestros pasos.
    Para no volver jamás. Para no volver jamás. PARA NO VOLVER JAMÁS.

    Témome que William se hace el longuis y no piensa en pasar la tarjeta por la ranura, si acaso se ve usted muy apurado, creo que conservo un buzo de trabajo, azul de vergara, que combina. que es un primor, con la alpargatas de esparto. Si no viste a la moda, si será la encarnación de un sueño de profunda raíz PPopular.

  4. Ferroviario dice:

    Esta ciudad está herida de muerte, los que vamos a diario a Madrid, no nos queda más remedio que plantearnos en un futuro emigrar a La gran urbe…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: