Calma chicha

tranviallamadodeseo

Nos las prometíamos muy felices en mayo. Se cerraban las urnas, se empezaban a contar los votos y se descorchaban las primeras botellas de cava. El PP perdía la mayoría absoluta en el Ayuntamiento y quedaba lo suficientemente lejos de ella como para pensar en una posible mayoría alternativa. Los post para este blog parecían ir a escribirse solos. Y todo empezó bien. ¿Se acuerdan del Encanto? ¡Qué tiempos tan felices! Aún recuerdo con una sonrisa en los labios aquellas noches. Todos los días teníamos cosas que comentar, el blog y Twitter bullían con teorías, hipótesis, gracietas y montajes. La política abulense parecía entrar en una etapa que, a falta de saber si sería mejor o peor que la anterior, seguro sería distinta, movida, apasionante, descacharrante.

¡Serrano de Alcalde y Yolanda Vázquez de número dos! ¿Podía haber algo más bonito? ¡O un tripartito de izquierdas con apoyo de Ciudadanos! Se me eriza la piel de pensarlo ¡O un pentapartido con concejalías y alcaldías rotatorias! Tarde o temprano nos tocaría una ¡O una asamblea permanente donde votar levantando las manos y bailar la danza de la lluvia! La pachamama estaba ya preparando pastel de calabaza. ¡Votarlo todo por internet! ¡La dictadura del Twitter! Todo era ilusión y al final nada.

Bueno, nos dijimos, no pasa nada. Que gobierne Rivas con el apoyo circunstancial de Ciudadanos no significa que todo eso que hemos soñado se vaya a hacer gárgaras. El PP vivirá toda la legislatura con la espada de Damocles de la moción de censura sobre la cabeza. Ciudadanos tendrá que demostrar que está aquí para algo y la oposición puede presionar desde el Pleno y casi gobernar a pesar del PP. Las generales están a la vuelta de la esquina y deben demostrar que se han merecido los votos de los contribuyentes. No iba a ser tan divertido como un gobierno a cuatro o a cinco, pero no todo estaba perdido. ¿Y al final? Y al final nada.

Transitamos desde la investidura del nuevo Ayuntamiento por la legislatura más aburrida de la historia del Universo. Bueno, quizá no tanto ¡pero nos habíamos hecho tantas ilusiones!. Vísperas de mucho, días de nada. Es verdad que en verano no suele haber mucho movimiento y que el fastuoso Centenario de la Santa lo tapa casi todo, pero ¿ha notado usted que el Alcalde gobierna en minoría? ¿Ha notado usted el aroma de la tan cacareada nueva política al pasar por el Chico? ¿Dónde están los chalecos de Rivas?

Marco Antonio Serrano, líder de la fiel oposición de su majestad, en su primera rueda de presa como concejal cuatro meses después de las elecciones, afirmó que Ciudadanos no tiene ningún pacto de legislatura con el PP. Excusatio non petita y todo lo que sigue que vienen las elecciones. ¿Y qué fue de Trato Ciudadano? ¿Se agostaron los brotes verdes de la ciudadanía organizada y asamblearia? ¿Se sabe algo del PSOE local? ¡Ni escisiones tienen ya! ¡Con el juego que dio todo aquello!

Resultado: todo el verano rascándonos la barriga. Hombre, me dirán, ha habido alguna cosita, como lo de las oposiciones de bombero, por ejemplo. O las múltiples reuniones de unos y otros sobre las obras del Prado. O lo de los trenes. Migajas y rutina. Migajas porque me temo que lo de las oposiciones va a acabar en nada, en ponernos serios y circunspectos y decir que todo mejorará la próxima vez; y rutina porque lo del Prado y el asunto ferroviario forman parte del día a día de la ciudad desde que Isabel de Castilla era moza.

Empieza el nuevo curso y se acaban el Centenario y los fastos con que nuestra ciudad ocupa su tiempo en septiembre. Llega el otoño, se caen las hojas de los árboles -o los árboles enteros- y vuelve la vida a nuestra instituciones: ordenanzas fiscales, presupuestos, el asunto de la modificación del PGOU… Buenas oportunidades para que Ciudadanos y el resto de la oposición nos den pruebas de su existencia y demuestren que algo ha cambiado de verdad. Por su bien y por el nuestro. Quizá no tengan otra oportunidad como esta para influir en el gobierno de la ciudad -quién sabe si dentro de cuatro años no volveremos a las rutinarias mayorías populares- y desde luego nosotros no podemos pasar mucho más tiempo hablando de si la Santa es la más mejor de todas las santas andariegas-emprendedoras-reformadoras sin que nos explote la cabeza.

10 Responses to Calma chicha

  1. Guillermo B. says:

    Alguna reflexión:
    Ni C’s ni Trato han nominado todavía personal eventual. Si realmente lo que quieren con ello es ahorrarnos un gasto innecesario al contribuyente, lo que me tiene asombrado es que no hayan hecho pública bandera política de su austeridad, que no nos lo estén pasando por la cara en cada intervención. Vamos, que me admiraría que además de generosos, fueran humildes. Hablamos de más de 300000 euros para la legislatura, da para alguna cosilla.
    Claro que en el caso de C’s, y siendo uno malpensado, cabría plantearse que quizás el interés pudiera ser liberar algún concejal en el caso de un hipotético pacto de legislatura con el PP… ¡Cómo! ¿Qué no hay tal pacto? Bueno, pues entonces se hace uno y resuelto, ¿no? Esperemos en todo caso a diciembre a ver qué dice Rivera que hay que hacer. Porque ha sido darse un toque para distanciarse del PP, y salir el portavoz en rueda de prensa distanciándose… Disciplinaditos.
    De los demás, y fiándome de lo que publican, los plenos que veo y lo que oigo, IU está trabajando en su línea, el “grupo” de UPyD hace y bastante, el PSOE creo que podría hacer más, y efectivamente, el equipo decepción hasta la fecha en la liga regular son Trato, que tienen el Twitter parado desde el 20 de agosto y no tiene asamblea en el horizonte, siquiera.
    Menos mal que nos quedan las porras de L4P, que si no esto sería un auténtico tostón (de Arévalo, eso sí).

  2. Supermon says:

    No creo que diciembre sea definitivo para nada, quicir, a nivel municipal. El evento catalán es otra clara muestra de “marquemos diferencias de cara a la galería, pero entre bomberos no nos pisemos la manguera”.
    Quizá a Trato suponía que el pleno del ayuntamiento es como un parlamento, y no es así. Mientras que un parlamento hostil puede complicar la vida al gobierno; en el ayuntamiento, salvo la moción de censura y el pataleo, poco hay que rascar.

  3. carlos says:

    La política real, de mantener las calles límpias, procurar que no se deslicen las damas en las aceras, sostener en marcha la miniluminación, que se reciclen como es debido las basuras y que el aire y el agua sean de calidad contrastada y algunas medidas más y que todas ellas salgan a precio razonable, sin trapicheos, manteniendo informado al personal, reduciendo las sanciones y las inauguraciones y tramitando con agilidad las solicitudes. Esto es, lo que debería hacer cualquier administador eficaz. Que no se note su presencia es la mejor garantia para propiciar la convivencia. ¡Que facil parecen las misiones imposibles!

  4. Anónimo Abulense says:

    Ahí hay un hombre que dice ¡ay!

    Medieval me hallo cuando me levanto con Santa Teresa que ilumina mi vida a diario en esta Mágica y de Circo ciudad mía.

    Más voy a ver si pillo el tranvía.

    “%~¬@~½”, pero no vaya Ud a pensar que es pura agonía madrugar a diario para ir a la capital enloquecida, haber si me gano el pan de cada día.
    No es moco de pavo, ni de gallina, no me queda más remedio que ir a costa mía, el Ave Fénix no llego en su día.

    Regresar tras ocho horas en la urbe nacional, y después al final todo sigue igual.

    ¿Que quieres de cenar? Te preguntarán.

    Un vino y un par de tapas, que mañana toca volver a la realidad.

    Anónimo Abulense

  5. Guillermo B. says:

    Pues yendo al tema de ordenanzas, que menciona Alberto en su cierre: buenas oportunidades… para más de lo mismo. Parece que C’s apoya las ordenanzas del PP, que no se han presentado y que por tanto conocerán ellos en petit comité, a cambio de que les acepten a priori unas cuantas transacionales. Es decir, no tiene mucho sentido ya el pleno de las mismas, es un partido ganado 5-0 antes de jugarlo. (eso sí, no hay pacto de legislatura, claro está).
    Sí, luego mucho canto al procedimiento, a indicar que el reglamento estaría mejor votando una por una, que nos hubiera gustado apoyar otras enmiendas de la oposición, y esas cosas. Pero el hecho es que no se ha explorado con los otros grupos algo común, y ahí la culpa no se la asigno por completo a C’s, que aquí cada cual ha ido a dar su rueda de prensa con sus enmiendas de la mano antes que intentar ver cuales estaría bien, no sea que me las copien. Es decir, que seguimos en una ceremonia donde lo particular prima sobre lo global, y donde parece que un no-pacto PP-C’s permite que las cosas salgan en esta tormenta de aburrimiento que nos asola.
    Realmente creo que esta va a ser la legislatura donde nos demos cuenta en la ciudad de la ausencia casi total y absoluta que tenemos de una oposición razonable y razonada, y para mí ese es uno de los problemas principales, por encima de la capacidad mayor o menor de los responsables de gestión.
    Dejo al margen a Trato, que son los que no han comunicado nada (hasta la fecha) sobre su visión de las ordenanzas. Hablamos de un grupo con 3 concejales.

  6. Macanaz says:

    Como bien dice Guillermo B (as usual) no tenemos una oposición razonable porque están encantados de ser oposición. Ciudadanos tiene pánico a que le puedan imputar acciones de gobierno ya que tratan de mantenerse inmaculados. El PSOE e IU estan perdidos, los primeros recuerdan la trayectoria del PASOK o del PSI y los segundos han sido fagocitados por el partido mesiánico de quien ya sabemos. Trato, de los que todavía no logro saber si son una marca blanca del anterior o un fenómeno endémico abulense (como los piornos o las patatas revolconas) no quieren saber nada de ordenanzas, ni de gestión municipal. Son “la gente” y lo jurídico no les importa como dijo hace poco un diputado autonómico podemita . ¿Para qué una ordenanza si puedes hacer una reunión de barrio con tres o cuatro personas y de ahí extraer los verdaderos deseos de la gente?

  7. Luismi says:

    !! Cuanto listo encantado de haberse conocido hay por este blog !!!

  8. Arreando says:

    Antes de que se llegue al pleno las ordenanzas ha habido unas comisiones en las que cada uno ha dado su punto de vista. Ahí es donde se vé la actitud de cada uno. Ciudadanos no abre la boca (para no equivocarse y jugar a caballo ganador) ni propone nada (eso lo deja para las reuniones bilaterales con el PP) y Trato sólo quiere escuchar pero no decir esta boca es mía (son los adalides de la transparencia). Por tanto, la oposición está en manos de PSOE, IU y UPyD. Pero claro, es el trabajo sucio que no se ve ya que solo trasciende lo que se habla en la Junta de Gobierno (monopolizado por el PP y apoyado por Ciudadanos) y lo que se vota en el Pleno (donde llega todo ya mascado. En definitiva, hay un acuerdo oscuro de apoyo PP-C´s, una oposición tripartita y un partido desaparecido. Como se suele decir: ¡vaya panorama!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: