Fábula del Loro Taranto y la oveja 23

Escuché ayer a Falete decir en una entrevista que tiene en casa una mascota, el Loro Taranto, que, cuando no le hace caso, le grita “Falete maricón” (minuto 7). Es la manera que tiene el pobre pájaro de reclamar la atención de su humano. Si este blog pudiera hablar, estaría mañana, tarde y noche chillando “Pablo maricón” hasta romperse las cuerdas vocales. “Maricón, maricón, maricón”. Así las 24 horas al día, presionándome para que escribiera algo decente para esta web.

Negro futuro sin el Negro. El muchacho cobraba por pieza. ¡Cómo corría la banda arriba y abajo! ¿Y ahora? Ya puede gritar el Loro Taranto todo lo que quiera que yo sigo a mi ritmo (Guillermo ha escrito más a golpe de comentario). Tenemos viñetista, pero no viñetas. Willy se nos va de vacaciones unos días, ahora que parecía que iba arrancando. Aquí el único que presiona todo el campo es Alberto y sus gráficos.

Necesitamos sangre nueva, eso está claro. Hicimos una lista a bote pronto de las características que debía de tener esa persona (el Illara que sustituiría a Xavi Alonso), un brainstorming en toda regla: cabeza de elefante (por la trompa), cuerpo de león (por el pelazo), cola de vaca (por si las moscas) y patas de tigre (muy útiles). Algo así:

20060830180856-shirokinukatshukami

En cuanto vimos el retrato robot, todos lo tuvimos claro: lo más parecido que hemos visto alguna vez es @hovejo23. Cierto que su cláusula de rescisión es elevada, pero en La Colonoscopia eran conscientes de que al año siguiente quedaba libre y no verían ni un duro. La verdad es que nos lo han dejado a buen precio. Y está seminuevo.

Es el momento de saber si él está preparado para soportar la presión de ser un “palero”. Desde mi experiencia, y tras cuatro años “escribiendo” en este blog, solo te puedo decir, querido Hovejo, que te lloverán los amigos y los euros, casi a partes iguales. Tu vida será muy parecida a una exploración del interior del colon, una invasión a traición. ¿Te suena?

A %d blogueros les gusta esto: