El difícil hasta siempre

Hoy que me marcho puedo escribir con tranquilidad algo que por la parte que me toca es de una inmodestia bárbara:

Los 4 Palos es una de las mejores cosas que le han pasado a Ávila en el último lustro.

(by Illo)

“El Guisante” (by Illo)

Y por eso aquí seguiré; si no ya como “Cuarto Palo”, sí como “Primer Lector”.

Me despido de estas líneas para arrancar una nueva etapa vital, un reto profesional y vital al que tendré que echar muchas horas al menos hasta que despidamos este largo 2015. Y por eso hoy me marcho de Los 4 Palos con el GuisantIllo aquí, a la vera de las letras, como representación del camino realizado y el que está por venir.

Así es la vida, que a veces marca unos caminos que te marcan nuevas tareas y señala nuevos destinos. El mío, a corto plazo, marca muchos kilómetros de carretera y manta. Siempre cerca de Ávila, allá donde esté.

Porque por eso Los 4 Palos es un buen invento para el abulense informado. Puedes leer las noticias, debatir en el bar o en la red social de turno… pero siempre ese camino te quedará más completo si te pasas por aquí a leer el zarpazo de Willy, la clarividencia de Alberto, la ironía mordaz de Illo o la clase que Pablo destila hasta en los interlineados.

No son unos amigos cualquiera los que dejo por Palolandia. Son amigos de los que dejan huella a un guisante viajero. Unos tipos a los que seguiré leyendo allá donde esté, y es que gracias a ellos (y a ustedes los que nos visitan y comentan), la muralla ha ampliado su perímetro. Entre Los 4 Palos uno se queda cobijadico, cerquita de su tierra gracias a un simple click.

El difícil “hasta siempre2 es escribir todo esto, aunque espero me sigan invitando a unas cañas cuando pase por nuestro imperio carpetovettón.

De hecho, hubo un debate rápido en “El Prisma” sobre el futuro del blog. Este rincón se llama “Los 4 Palos” y parecía irse una pata. Pero no es así. El cuarto palo es Illo, es Guillermo, es Obis, es LunaNueva, es Miguel…

Y hay otro tipo por ahí que no sabe aún que aquí va a ser citado. Se lo estará oliendo con esta introducción. El debate de “El Prisma” fue rápido porque yo tenía claro que si alguien me tenía que sustituir, las siglas de ese alguien eran CM. Que sí, que esta declaración de intenciones es una opa hostil a “La Colonoscopia”… pero como ya no escriben por ahí, parece lícito apuntar que el testigo debería tomarlo @hovejo23. Todos los comparecientes a las cañas, y sus parejas, estuvieron de acuerdo en ello.

Carlos, si te apetece… el petate es tuyo.

¡Ábreme la puerta Guillermo, que me paso a la oposición!

Aquí, un amigo.

6 Responses to El difícil hasta siempre

  1. Guillermo B. says:

    Si el disfrute que representa oponerse a lo escrito casi por sistema (algunos lo llaman trollismo, pero en la Grecia clásica era algo más apreciado) era cuasi extremo con el cuarteto de la fama -a Illo jamás le rebatí, que el vínculo natalicio es sagrado-, la mera idea de poder hacerlo con (contra) @hovejo23 causa escalofríos de gozo que recorren mi espina dorsal. ¡Ójala este chico deje su carrera bonvivantista y se decante por el análisis reposado de la candente y velocísima actualidad, aún con la copa de coñac en la mano y el metafórico puro humeando entre los dedos! Que sepa que un arroz con bogavante no compra la inmunidad palera, y que colonoscopias pasadas no garantizan rendimientos futuros.

    Rubén, en lo que a ti toca, tengo sentimientos encontrados. Cuando comencé mis funestas (para vosotros) apostillas allá hace 4 años en este blog no os había desvirtualizado. Willy era en mi imaginación el enclenque calvo que en el fondo siempre soñó, Pablo un hippy poetastro de alabastro que escondía bajo manto de cordero un antisistema reprimido, Alberto un peligroso burgués radical, precursor de lo que luego malamente llegó a ser Errejón, y tú, una incógnita y un incordio, ya que había veces, y no pocas, en las que me costaba hallar por dónde meterle mano crítica a tus entradas. Saltabas de un extremo a otro con la felina disposición de quién parece tener poco que perder y mucho que explorar. Cuando te creía tener ideológicamente acorralado, te escapabas con una grácil finta liberal o sociodemócrata, lo que correspondiese o te petase en cada momento. Debo decir que de los cuatro palos, eras (eres) el más difícil de encasillar, el más difícil de perseguir, el más dispuesto a rectificar. Has pisado terrenos taurino-políticos que hoy en día son peligrosos, te has cruzado a posiciones que no son cómodas ni compartidas por el común de la blogsfera, y has llegado a reconocer, ¡oh, herejía!, que pudiera ser que Twitter no fuera metáfora del mundo. Si algo me llevó a entrar en la red del pajarito fue esa nobleza tuya. Te echaré de menos, sin duda, el sabor palero ya no será igual, como cuando le quitaron el hueso al chuletón, pero por otro lado estoy feliz de que tus gafas de amplio espectro oteen otros horizontes. Feliz y más tranquilo, la sensatez descolocada y nunca sujeta a reglas parece que triunfará allá donde tiene que triunfar.

    Por supuesto que eres bienvenido, monstruo, a esta muy desleal oposición. Ya sabes que en ella las únicas reglas son nunca dar la razón a Alberto, escribir de cuando en cuando sonetos (@apamou también es cuarto palo) y reclamar que vuelva Illo. Y por supuesto, si al final se incorpora el nuevo, defender el running y criticar a Iker. Te admitimos en estas filas con tan sólo dos condiciones: que nos regales una tercera novela en plazo razonable, y que no reniegues de un pasado que te ha hecho llegar aquí, y te hará ser como seas mañana. Es decir, que en cabecera o en comentario al post, Rubén lo sea por sus yoes más que por sus circunstancias.

    Aquí, otro.

  2. No hace falta ni deseártelo: te va a ir bonito. Y por eso, por ese futuro que se te dibuja como un plato de guisantes (con jamón), me alegro un huevo, Negro.

    Pero va a ser difícil imaginarse estos Palos sin ti, aunque te tengamos presente en la oposición. La pérdida es grande, como si nos arrancaran un brazo y una pierna (cualquiera de las tres) y siguiéramos notando el cacho de carne amputado. Sí, te acabo de llamar “cacho de carne”.

    Yo prefiero pensar, que, como Inés Alcántara, un día regresarás y podré decirle a Willy, que siempre fue Merche, “qué feliz soy, Milano”. Hasta que ese día llegue, y como dicen los insignes munícipes, gracias por estos cuatro años.

    Y yo creo que a @hovejo23 no habría que preguntarle nada. ¿No se lo podremos expropiar a La Colonoscopia? Voy redactando el decreto para su nacionalización. Lo de pedir permiso está sobrevalorado.

  3. Juan Luis del Pozo says:

    Buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu.

    Aquí, una zorra.
    (Suerte Negro).

  4. carlos says:

    En todo caso será un extrañado de postín, que como casí todo lo que merece la pena sobre estas tierras de sangre, sudor y fierro, cabalga a lo lejos, y cuanto más lejos cabalga mejor le va. Un abrazo virtual y mis mejores deseos. Ay que buen vasallo si hubiera buen señor.

  5. Macanaz says:

    Unos se van, otros se quedan y algún tercero llegará, pero en los 4palos (formato blog) queda lo que es su verdadera esencia, ser un espacio de dialogo, reflexión y debate, todo ello con un nivel de libertad y me atrevería a decir intelectualidad (queda cursi pero no me sale otra palabra) desconocido en esta ciudad levítica de la que Gaziel decía que todo el mundo quería escapar, horizontalmente a otras provincias o, verticalmente, al cielo.
    Gracias a Ruben Negro y al resto de los palos por mantener un espacio en Avila libre de tutelas políticas, episcopales, y, hasta hace poco, cajeras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: