Lógico pero aburrido

A_PKzbACEAAD8beEl verano más caluroso que se recuerda, nos dicen, y debe ser cierto: se ha visto a lagartijas con sombrilla, los turistas extranjeros pagan más por una sombra que por la paella y la sangría, en Galicia andan escasos de agua, el Madrid aún no ha realizado ningún gran fichaje y la prensa ha difundido tantas veces sus consejos contra la deshidratación y los golpes de calor que se les empieza a estropear la cinta. Entre calor y la operación independentista catalana, conocida entre amigos como el procés, apenas hemos tenido tiempo de hablar de Gibraltar. Un verano sin algún incidente en Gibraltar -pescadores enfadados, patrulleras vilipendiadas, traficantes de tabaco detenidos, etc.- no es verano.

El calor se nota en toda la península, incluso en lugares donde estos fenómenos son poco frecuentes. Que haga mucho calor en verano en Sevilla es parte de su idiosincrasia, que haga mucho calor en Ávila es como ponerle a un Santa Teresa dos subfusiles y una banda de munición cruzada sobre el pecho. La situación es tan anómala que no podemos descartar que algunas de las cosas que pasan en la ciudad se deban a estos calores, sobre todo si tenemos en cuenta que la famosa cápsula debe actuar como un invernadero.

La cápsula, sí, ya saben, lo de la diputación. El presidente electo de la Diputación acudió el otro día a Madrid a dar su versión de los hechos, asumir responsabilidades y lo que fuese menester, pero dudo que le llegasen a dar un cachete flojito. En primer lugar porque la Comisión de Garantías del PP tampoco es que sea precisamente la Inquisición: por allí han pasado sin grandes alharacas muchos de los que después terminaron frente a un juez. Y en segundo lugar porque, le pese o no a Antolín Sanz, la mejor opción para el PP era darle una palmadita en la espalda a Sánchez Cabrera, pedirle que se porte bien de aquí en adelante y a otra cosa mariposa. La otra opción era una caza de brujas para buscar a los diputados rebeldes -por mucho que Sanz y otros muchos supongan o sepan quién apoyó la revolución, el voto es secreto- y su expulsión, lo que seguramente habría dejado al PP compuesto y sin la Diputación de Ávila. Como enfadarte con tus hijos e irte tú de casa.

Total, que Antolín Sanz nos ha confesado, tras pasar por Génova, que el buen rollito no es postureo, que él y Sánchez Cabrera son coleguis, que se hacen selfies cuando están de weekend o van de shopping y que le echan las mismas mierdas a los gintonics. Hablando se entiende la vasca. ¡Viva la gente! Eso sí, perdona, pero no olvida. Vamos, que cualquier día le pone el gintonic a Cabrera sin cardamomo y con tónica del Mercadona.

A ver si llega ya el otoño, el fresquito, la liga de fútbol y las elecciones. ¿No se les hace raro a ustedes que llevemos tanto tiempo sin votar? Con este calor y este mono le entran ganas a uno de montarse un movimiento nacionalista y votar cosas sin parar. ¡Que le pongan una ranurita a la cápsula y montamos un referendum! ¿Quiere usted que el Alcalde de Ávila vuelva a lucir esos chalecos tan campechanos que vestía día sí y día también durante la campaña?

Voy a ponerme un rato al aire antes de que se me vaya la cabeza.

PS.- Los de la foto somos nosotros, pero bien podría ser un party del PP.

6 Responses to Lógico pero aburrido

  1. Guillermo B. says:

    >>> Los de la foto somos nosotros, pero bien podría ser un party del PP

    Si no me fallan mis ya ajados ojos, o las matemáticas que el preescolar de antaño me dejó, cuento 5 copas. ¿Significa eso que Illo ha vuelto? ¿Habéis infiltrado una palera entre tanto palo alfa-macho? ¿Bebe Pablo, como sospechaba desde hace tiempo, a dos manos? ¿Cómo es posible que hayan cambiado la máquina de dardos de sitio en los Sotas y yo sin enterarme? Macanaz, Lunanueva, Carlos, ¿para cuando una quedada alcohólica de los comentaristas de este blog venido a menos? Apamou, ¿y una de poetas?

    Antolín, como buen castellano de Papatrigo, predica con el ejemplo y no quiere que los refranes sean frases hechas. Habiendo escuchado aquel de “no quieres chocolate, pues toma dos tazas”, se dirigió resuelto a la votación de la Asocio para presenciar cómo su candidato “más conocido” (ahí no caben oficialismos) era derrotado otra vez. Y me cuentan de buena fuente que hay elecciones a la comunidad de vecinos de su portal, así es que esto puede no haber acabado todavía.

    Por otro lado, Chusma (en Ávila ya se sabe, la familiaridad se contagia rapidísimamente) parece haber perdido algo de aquel empuje y frescura que aportaba cuando regalaba bastón e invitaba a concejales, y en su lugar se le está trasmutando la barba de Ardá Touran en la de Richelieu (un poquito de peluquería seguro que logra el milagro). Ha sabido atemperar las aguas de la Diputación, revueltas ellas, negociando y cediendo al sector crítico, ha contentado allí al PSOE, y ha dedicado sus primeros 30 días a hacer más amigos (por el interés te quiero, Andrés) en las distintas elecciones mancomunales de la provincia. Creo que tenemos Chusma para rato. Ha nacido una estrella.

    Mientras, a Antolín le han pedido que pasee desnudo desde el Septon hasta el Palacio entre la multitud como gesto de penitencia, tras lo cual el George RR de turno le defenestrará en el episodio IX correspondiente. Estos políticos de hoy en día deberían de ver menos las series de Pablo Iglesias y más episodios de Bob Esponja, que son más profundos en su carga política real. Y aún así, no descarto que le acomoden de alguna forma en las listas provinciales en las generales, porque mis sesudos análisis me llevan a predecir que al PP no le quita sus 3 senadores y sus 2 diputados ni Froome atacando sentado desde abajo. Y Antolín es mucho Antolín, y guarda alguna de los secretos de las esencias locales. Antolín y MAGN ya sería mucho, eso sí.

    PD. ¿Qué haga mucho calor en Ávila es anómalo? Como se nota que la distancia estropea la memoria. El sol de justicia de Julio en Ávila no desmerece al del Gobi, eso lo sabemos todos. Que la rebequita tradicional de los paseos por el Grande a la ataradecida ahora no haga falta es otra cosa, pero todavía se puede dormir con mantita. A ver si nos vas a jorobar el único hecho diferencial que nos queda, junto al lolaleísmo.

    • Alberto Martín del Pozo says:

      La foto es de la cena de fin de año de 2012. Con todo, el señor Illo está en excedencia y sigue acudiendo a bodas, bautizos, comuniones y cenas del blog.

      • Guillermo B. says:

        ¡Ah, qué susto! Pensé, y no lo puse en el comentario por no liarla más, que teníais entre vosotros a Antolín… Recuerdos al quinto palo, el mejor resistente anti-Twitter que conozco.

        • Supermon says:

          En general, discrepo. La rebequita de por la noche ya no la lleva ni mi señora, sólo con ese dato puedo desarmar los argumentos de cualquier escéptico. Y lo de que hablando se entiende la basca… Chusma es, en la casa de Antolín, como ese cuñado tarambana que de repente se presenta a la cena de Navidad con un haiga y un iPhone, dándole palmaditas en la chepa. Y encima la suegra le trae una cervecita, desde la nevera de Génova, y le pide que cuente otra vez cómo se ha forrao invirtiendo en sellos.

  2. Pepe Herráez says:

    Chusma, Antolín, Caro…Nada es lo que parece.
    Y por cierto estamos al V diario de #LaViejaEstacion. De que que os gusta la tarta que se la voy a pedir a Rivas?

  3. carlos says:

    El autobús electoral anuncía próxima partida y cual es habitual, las primeras plazas serán ocupadas por recomendados. Total que más dará. sí es bien conocido que este terreno tiene cierta tendencia a la desertización. Asi que venga desde Genova un casado o un soltero irá de primero en las listas y los próceres locales, tan contentos en su papel secundario. ¿Acaso no reciben idénticos emolumentos imputados y sanzadores? En cuanto a la cuestión que no preocupa demasiado por estos lares sobre la dependencia de Cataluña. Es un tema de importancia y de graves consecuencias, como siempre que hablamos de creencias, entre Ortega y Marías, primero empezamos con risas y acabaremos llorando. Se ha roto la liga de fútbol y hasta un entrenador toma partido, cuando la que se avecina es que acabará quebrada la estructura social. ¿Hasta dónde llegará la fractura? Es una semejante incógnita a las consecuencias del cambio climático. Del que sólo se conoce cual fue el principio. En cuanto al disfrute alcohólico. Mis estimadas/dos comentaristas. Los muchos años me mantienen alejados de sus seductores efluvios pero sí no les molesta que tomé un té con limón, me atrevo a proponer un lugar alejado del encanto ciudadano y ubicado en lo alto de las dos castillas, desde donde contemplar a nuestros pies la apagada ciudad de nuestras penas. ¿Para eso servirán unos emails de esos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: