Ávila no es la mejor ciudad de España

bienvenido-01

The Newsroom no es ni el mayor éxito de Aaron Sorkin ni su mayor fracaso; está en esa zona de grises donde las críticas y los aplausos se reparten a partes casi iguales. No es The West Wing, una de las series más aclamadas de la historia de la televisión y la Biblia de todos los amantes de la política norteamericana. Y tampoco es Studio 60, una serie bien recibida por la crítica, pero escasamente seguida por el público. The Newsroom es una serie de Sorkin, donde la gente habla mucho, habla mientras anda, los buenos son muy buenos, los listos muy listos y los discursos sientan cátedra. Con uno de ellos precisamente empieza la serie. El protagonista, el periodista moderadamente republicano Will McAvoy, participa en un debate en una universidad. Es un debate a tres en el que McAvoy comparte escenario con un periodista de izquierdas (¡Grabar Gravar y gastar!) y un periodista que parece del Tea party (¡Obama comunista!). El moderador da paso a una jovenzuela del público que se levanta y pregunta a McAvoy las razones que hacen de los Estados Unidos de América el mejor país del mundo. El periodista, turbado por haber visto a una exnovia entre el público, contesta: “No es el mejor país del mundo.” Luego viene el escándalo, claro, y otras tres temporadas de serie.

Un portal de internet, buscando promoción y clics a bajo coste, ha lanzado una encuesta para encontrar “la ciudad más encantadora de España” con menos de 60000 habitantes. Y ahí estamos nosotros, con nuestra muralla, nuestro centenario, nuestro concurso de tapas y nuestros casi 60000 habitantes. ¿Es Ávila la ciudad más encantadora del país con menos de 60000 habitantes? Defina “encantadora”. Tribuna de Ávila, siempre un paso por delante, redefine los límites del concurso y nombra a Ávila candidata a “mejor ciudad de España”. ¿Es Ávila la mejor ciudad de España? No, no lo es.

En los comentarios a la noticia en Tribuna de Ávila se ha montado un entretenido debate veraniego -como el que podría mantener usted con su suegra en un chiringuito tras meterse entre pecho y espalda dos kilos de sandía- sobre qué es el que define la hermosura de una ciudad y qué hace a una ciudad mejor o peor. Encontrar respuesta a estos interrogantes es casi como desentrañar el famoso tuit de Errejón. ¿Es la muralla un núcleo irradiador? ¿Son las ruinas de la fábrica de la luz o el proyecto del Museo del Prado los aliados laterales? ¿La tensión es sexual o solo son amigos?

En líneas generales, las respuestas al debate se pueden clasificar en dos grupos: “Ávila es la más mejor ciudad del mundo porque las murallas son superbonitas ¡Viva Ávila!” y “Ávila es una puta mierda porque no hay nada de nada, está muerta y enterrada”. Aún sabiendo que los comentaristas de Tribuna de Ávila, los de este blog, o los usuarios de internet en general no son representativos del conjunto sociedad, sus sesudos análisis al respecto del tema que nos ocupa sí puden serlo del pensamiento de una parte de nuestros conciudadanos. Salga a la calle y lo verá. Es muy abulense, desde el primer día lo venimos diciendo, ese sentimiento de amor/odio hacia la patria chica que aquí se destila, ese amor acrítico y ese odio sin atenuantes. Igual es algo que pasa también fuera de Ávila, pero ¡a quién le importa! ¿Existe algo fuera de la ciudad? ¿Merece la pena?

Es cierto que por aquí somos más de la crítica que del aplauso. Es más divertido, seguramente más fácil y además en la ciudad ya hay muchos foros donde aplaudir la gran labor de nuestros munícipes y lo bonita y limpia que está la ciudad; pero cuando se han hecho las cosas bien -o cuando las cosas salen bien por inercia- también se ha dicho. La ciudad tiene cosas buenas -muchas- y también cosas malas -muchas- a nivel turístico, cultural, económico, social, etc. Pensar que todo es blanco o negro sin dejar un espacio para la (auto)crítica o el reconocimiento de las virtudes propias está en la lista de cosas malas de la ciudad. Sí, la muralla es muy bonita, pero a escasos centenares de metros están las ruinas de la fábrica de la luz y esos cimientos abandonados detrás de la gasolinera de la avenida de Madrid. Sí, en Ávila hay pocas oportunidades, pocas actividades y todo es siempre lo mismo; pero tenemos empresas abulenses que miran al futuro, gente que se organiza para ofrecer actividades distintas y el cambio siempre empieza por uno mismo.

Ávila, como todas las ciudades, tiene virtudes y defectos. Reconocer sus virtudes y trabajar para mejorar sus defectos debería ser el camino a seguir por todos. No somos los mejores, pero tampoco los peores. Y ni pierdan el tiempo votando en la encuesta, es mucho más productivo ver un par de capítulos de cualquier serie de Sorkin.

PS.- Lo mejor de Ávila es que tenemos algo que las demás ciudades no tienen: ¡el mejor blog del universo! ¡Arriba Los4Palos! ¡Viva nosotros! 😉

12 Responses to Ávila no es la mejor ciudad de España

  1. Guillermo B. says:

    >> un periodista de izquierdas (¡Grabar y gastar!)

    ¿Grabar? ¿Gravar? Los periodistas de izquierdas son dados a defender ambas cosas, graban las reuniones en el Encanto y gravan los ingresos de los honestos burgueses de derechas…

  2. Guillermo B. says:

    Al asunto. Me sorprende que alguien, tras la semana del 8 de junio, dude de que Ávila sea la ciudad más “Encantadora” del mundo. Por goleada. Más Encanto del que nos hemos tragado es imposible tragarse, y parece que quedará como referente para los restos, de tal forma que se genere un dicho local “¿nos hacemos un Encanto?” o “es tan tonto que se hizo un Encanto” que seguramente trascienda las murallas y llegue a la trigésimocuarta edición del DRAE.

    Y ahora en serio, apoyo la postura de @hovejo23

    no sería partidario de que Ávila concurriese a un concurso que se opusiese a que Ávila participase. Y llamar al concurso “ciudad encantadora” por definición nos echa atrás. Vale ya de chorradas, y apliquemos a otros concursos con más enjundia, como éstos:

    http://www.fpa.es/es/premio-al-pueblo-ejemplar-de-asturias/

    En el fondo, los abuleses ubicamos Ávila donde nos venga en gana.

  3. El Canciller De Hierro says:

    Con lo que se las prometía el artículo metiendo a Sorkin en la primera frase, ¿cómo puede acabar siendo tan jodidamente remilgado?.
    La encuesta web, de relleno veraniego. El post, ídem.
    A ver si repartimos un poco más de cera, que a este paso os veo pactando con Ciudadanos (también conocido como el partido Gatopardo).
    Los últimos treinta años de historia local se resumen en Acebes, mujeres cazando policías en el Delicatessen y Woody. ¿Crecimiento vegetativo negativo? Poco castigo me parece.

    • Obis says:

      Este canciller es incluso más crítico que un servidor, y razón no le falta. Por cierto, si se pacta con Ciudadanos, se pacta con Convergencia y también con Unió (que por algo están los tres bien juntitos en ALDE http://www.alde.eu/alde-group/alde-meps-list-member-european-parliament/). Y ya está tardando un post sobre los Guzmanes, que bien diligente se ha sido para el Encanto/El Chico (55 MEUR) pero poco para Padiernos/Guzmanes (49 MEUR)…

      • Guillermo B. says:

        El problema es que L4P está de servicios mínimos, creo, así que andan buscando voluntarios para el post. Yo he declinado, si tú te animas, seguro que no van a decir que no.
        Estoy contigo, en que esto ha sido menos plúmbeo, más latigazo, y mucho mejor, sin duda alguna, que el serial del Encanto, que ya era un poco como un culebrón venezolano, algo cansino. Esto ha sido un blockbusted de Hollywood, donde se nota la mano fabulosa del productor Pablo Casado, que sabe medir tiempos y formas para que la cosa resulte provechosa. Por supuesto, como toda buena película, aquí no ha intervenido solo, que hay damnificados en muchos ámbitos que tenían ganas de una producción así: ex-concejales abulenses, alcaldes y ex-alcaldes damnificados por el 24-M, incluso no descartaría que antiguos presidentes de diputación. En el fondo, una renovación apoyada por la guardia anterior a la actual guardia, que es como siempre se hacen estas cosas (fijémonos en el PSOE nacional).
        Con dos o tres gestos más (las listas de las generales van a ser de aúpa, veremos qué pasa con la senatoría del ex-alcalde) lograrán de un plumazo renovar la cúpular local, garantizar el segundo escaño, y lanzar un mensaje de renovación interna controlada. Todo son ventajas. Me da la sensación de que se está usando Ávila como un pequeño laboratorio donde probar soluciones y procesos. No en vano es la provincia más “gaseosa” para realizar experimentos.
        Los impactos colaterales de este asunto de la Diputación sobre el Ayuntamiento están por ver, ahora que se han repartido competencias allí. El “concejal raso” según la prensa Pablo Gómez no creo que dure mucho en ese estado, sea para irse o para ascender. Los grupos de poder del PP en el fondo colocaron a sus peones en las listas, veremos ahora cuanto respetan estos peones sus orígenes y adscripciones. Y el Encanto se ha descubierto más como un proceso de renovación (no necesariamente positivo) que uno de dialéctica derecha-izquierda. Con estos mimbres, lamento decirte que el parlamento europeo es un patio de colegio al lado de la política local, que nos va a dar unos meses (más no, por Dios, que nos morimos!) de pasión sin freno.
        Un abrazo!

        • Obis says:

          Los recortes han llegado a L4P? Maldita troika… Ah! y dicen que desde el Parlamento Europeo se ha urdido esto… Y atentos a Pino (el del chalequillo no de tacones) que puede dar juego…

  4. Lunanueva says:

    El principal problema de Avila es su potencial desaprovechado; Ninguneado por muchas personas pendientes de criticar, chismorrear o ir de eruditos, mientras todos permitimos que nos gobiernen unos ilustrados con encanto o sin él; Nos olvidamos de lo fundamental, que es sacar lustre a la ciudad. Una casa sin limpiar no resulta tan atractiva y atrayente como un hogar limpio y ordenado. Sí antes los ilustrados hacían poco por sacar lustre, ahora con tanto encanto y desencanto, menos aún…¿ quién paga las consecuencias? La ciudad y sus habitantes. Me da muchísima pena comparar nuestra ciudad con otras, pero cuando se vive fuera es inevitable; Las comparaciones son odiosas, pero dejan en evidencia el mal hacer en la ciudad amurallada; Una verdadera lástima. Y más pena aún que haya ciudadanos que resuman la historia reciente de la ciudad en dos personajes bien conocidos y un típico tópico; Con tanta crítica destructiva los primeros que fomentamos la actual situación de Avila, somos los propios abulenses.

  5. Macanaz says:

    Desde luego los que ensucian las calles, arman un ruido de la leche por las noches y aparcan donde les da la gana son los abulenses, no los politicos.

  6. Lunanueva says:

    Más que un post, entre L4P y algunos colaboradores habituales como Obis, Miguel y Guillermo B., deberían plantearse la posibilidad de escribir un best-seller o cuanto menos un ensayo, porque estos meses de conspiración política abulense no tienen ningún desperdicio. Sobre el tema de Diputación, señalaba un artículo del Mundo que el resultado había sido una sorpresa para Casado; Noticiario El Mundo + la aseveración anterior = Todo calculado; Elucubración personal. ( ¿ Qué conspiración tendrán planificada con relación al Ayuntamiento de la Villa y Corte?);

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: