La necesaria huella de Orson Welles en Ávila

Tenemos la suerte de contar con una nueva colaboración, en esta ocasión, a cargo de Patricia Garcinuño @PJGarcinuno (ilustre apellido), que nos cuenta los detalles de la iniciativa #UnaCalleParaOrson. Si tú también quieres publicar algo en este blog, aquí te explicamos cómo.

—————————————————————————————————————————

Orson Welles quería ser tu vecino. Sí, así, como lo lees. Quería ir a pedirte sal e ir a gruñirte cuando pusieras música a todo volumen los viernes por la noche, o quizás unirse a ella si la fiesta estaba en su punto álgido. Bueno, esto último no lo sabemos, pero lo cierto es que este hombre, uno de los grandes genios del siglo XX, una de las figuras más importantes en el mundo del cine, un estadounidense de Wisconsin que viajó a los sitios más increíbles que te puedan venir a la mente, quería vivir en Ávila.

Así lo contaba en una entrevista realizada en París en 1960:

¿No os parece increíble? Y no es lo que se hace cuando se visita una ciudad y se dice: “Ay, qué maravilla de sitio, ojalá pudiese vivir aquí”. No. Welles dijo esas palabras en una entrevista en París, la ciudad de la torre Eiffel, el Sacre Coeur, el Moulin Rouge, ese acento que embelesa y los crêpes con chocolate en la calle. Y después de ser preguntado por ciudades como Nueva York o Londres. Ahí es nada.

La huella de Orson Welles en nuestra ciudad es profunda pero invisible para nosotros. Aquí rodó en 1965 una de sus películas más sonadas, Campanadas a Medianoche, inspirada en varias obras de Shakespeare.  Un rodaje que llevó la imagen de Ávila por medio mundo pero que no es muy conocido por los abulenses, ¡y es de locos!

Hasta el pasado 6 de mayo, día en el que se conmemoró el centenario de su nacimiento, yo no tenía ni la más remota idea de todo esto. Si no llega a ser por José Manuel Blázquez, que aquel día redactó un magnífico post en su blog, Meridianos, en el que explicaba a las mil maravillas la relación entre el excéntrico creador y nuestra ciudad, jamás me hubiese enterado. Y no fui la única. @Diostuitero, abulense de pro, también quedó impresionadísimo con esta información, y enseguida ideó promover que se le pusiese una calle a Orson Welles. A esta iniciativa nos fuimos sumando muchos, todos con la misma pregunta: ¿cómo podía ser que hubiese pasado todo aquello en la ciudad donde hemos nacido y nadie nos hubiese contado nada?

Simplemente no se da a conocer. No hay ningún espacio público que recuerde el paso de Orson Welles por Ávila. Ni del rodaje de Campanadas a medianoche ni de los otros 124 rodajes que se han llevado a cabo en la provincia de Ávila. Decía José Luis Pajares (autor de Avilas.es), que este es “otro caso de desmemoria que en la ciudad suelen tener como recompensa, en el mejor de los casos, una calle en nuevas urbanizaciones o en polígonos industriales”. Bueno, pues al menos queremos eso.  Y por eso hemos decidido poner en marcha una petición de Change.org en la que ya contamoscon la firma de más de 600 personas en tan solo dos semanas.

Poner el nombre de Orson Welles a una calle/esquina/rincón/rotonda es un gesto minúsculo, pero creemos que es un bonito principio para conmemorar todo lo extraordinario que ha ocurrido en nuestra tierra. Unámonos y demostremos que en Ávila apreciamos y reconocemos la cultura con mayúsculas.

Puedes firmar a favor de una calle para Orson Welles en Ávila aquí.

5 Responses to La necesaria huella de Orson Welles en Ávila

  1. Guillermo B. says:

    Como ya dije, nunca nombraría una calle de mi ciudad a alguien lo suficientemente loco como para decir que querría vivir en ella. Es la lección mínima que Groucho Marx nos legó.
    Por otro lado, nómbrense las calles que tengan que nombrarse, pero por favor, antes corrijamos las que tenemos mal nombradas. El Cronista Antonio Cabezón es una vergüenza muchas veces denunciada, y convenientemente ignorada hasta la fecha. Confiemos en que el cambio de esa calle estuviera en el famoso documento de C’s firmado por el PP.
    Más que lo de change.org yo intentaría una petición en página de avila.es, que es la aplicable. A ver quién meten de Cultura, y se puede personalizar la petición mucho más. Hay seguro muchas y muy buenas propuestas para nuevos nombres de calles: Azorín o Cela no tienen calle en nuestra capital, por ejemplo, o Miguel Delibes, que ganó el Nadal descubriéndonos a los abulenses cómo mirar nuestra ciudad. Luego, se ponen todos en un saco, y que decidan los electos o una asamblea popular, lo que proceda, qué nombres merecen alcanzar la gloria.

  2. Lunanueva says:

    Los eruditos de nuestros dirigentes… , ponen nombres de flores a calles nuevas o incluso hay avenidas nuevas llamadas RTVE, o de derechos humanos y dejan sin conmemoración mínima mediante un nombre de calle, a personajes ilustres relacionados con la ciudad;

  3. carlos says:

    Bueno tengan en cuenta que Orson Güelles en realidad no era de Ávila. Sólo aspiraba a residir en ella, seguro signo de incordura. Y ahora caigo y me doy cuenta que yo tampoco. ¡Y vivo aquí !

  4. Guillermo B. says:

    Hombre, una opción sería llegar a un acuerdo razonable. Que en Kenosha WI, dediquen una calle a Santa Teresa (tienen una parroquia y un colegio, pero es a la de Lissieux, que no cuenta), y entonces nos lo pensamos. Por cierto, que rebuscando, ni en su ciudad natal encuentro calle suya. Encuentro una en los alrededores de París, en Bois-d’Arcy, pero poco más. Quizás nos estemos precipitando, que en estas cosas es mejor dejar que otros abran camino…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: