Hoy empieza todo

Hoy empieza todo. Hoy se constituyen los ayuntamientos. Hoy se toma posesión de los cargos públicos elegidos por los votantes hace casi tres semanas, una elección que ha dejado las cosas abiertas y que ha llevado a unos resultados que casi no recordábamos en Ávila. Unos resultados de consenso y de pactos. Pactos que no han llegado en las diferentes reuniones mantenidas por los grupos políticos municipales electos en las reuniones que han mantenido durante estas últimas semanas, pactos que deberán legar en el futuro.

Y es que, les guste o no, están condenados a entenderse. Atrás quedan aquellos maravillosos años en los que el PP sacaba adelante sus propias propuestas “a pesar de la oposición del resto de grupos que parece que no les interesa que la ciudad avance” porque, según ellos, era lo mejor. Atrás quedan los años en los que las buenas propuestas de la oposición salían adelante “solo por la voluntad de consenso del Partido Popular ya que sin nuestro voto no podrían hacerlo”. Estas últimas terminaban por no ser propuestas el grupo político que las proponía sino que se las acababa llamando “transacioneales”, porque eran finalmente de todos. Lo mío sí porque lo digo yo y lo tuyo, si me interesa, también, pero no pidas cosas de rojos y bolcheviques que eso te lo rechazamos. Todo muy loco.

Eso queda atrás. Ahora hay que encontrar apoyos, hay que saber conjugar diferentes sensibilidades para que las cosas salgan adelante, ya no valen excusas. Y todo lo que no sea entendimiento implica paralización. Paralización de una ciudad que no se lo puede permitir. Paralización de nuestra querida ciudad de Ávila que tiene que crear YA puestos de trabajo, que tiene que dar una oportunidad a los los jóvenes para que no se marchen, que tiene que buscar alternativas a una economía basada poco más que en el turismo. Que la ciudad se paralice y no avance, que no se pongan en marcha iniciativas, que no salgan adelante propuestas de todos y para todos sería lo peor que puede pasarnos a los abulenses. Por eso tenéis la obligación de poneros de acuerdo, por eso no valen enredos políticos, reproches, “es ques” o “es kas”… Por eso es el momento de avanzar juntos para hacer una ciudad mejor, mejor de verdad. Seis sensibilidades políticas diferentes en un ayuntamiento no puede ser un obstáculo, espero que no lo sea, deben convertirse en una verdadera oportunidad de futuro. Espero que José Luis Rivas, nuestro nuevo Alcalde, sea capaz de manejar la situación con la flexibilidad que merece y que los 25 nuevos concejales de nuestro Ayuntamiento nos lleven hacia un futuro mejor.

Suerte a los 25 y a trabajar, que hoy empieza todo.

A %d blogueros les gusta esto: