If there is a will, there is a way

Pendon-01

Casi dos semanas han pasado ya desde las elecciones. El confeti de la fiesta de la democracia está ya camino de una planta de reciclado, los interventores de los distintos partidos han encontrado el camino a casa cual gráciles aves migratorias camino de las lagunas africanas y en las urnas donde depositamos nuestros votos vuelven a crecer las telarañas y el moho. En estas dos semanas han sucedido un montón de cosas: se han presentado otros cuatrocientos libros sobre Santa Teresa, dos deuvedés, un laserdisc y dos cupones de la ONCE; Xavi se ha despedido emocionado de la Federación de Municipios, García Nieto se marchó del Barça camino de un retiro dorado en Catar y Rafa Benítez se ha vuelto hippie y ha confesado que solo se metió en política por dinero.

En Ávila continúan las negociaciones para formar gobierno. Bueno, las negociaciones y las no negociaciones, los escarceos amorosos y los celos, los contigo no bicho y los en tu casa o en la mía, que de todo hay. En paralelo, el pasado domingo les propusimos una encuesta sobre el resultado de estos encuentros cuyos resultados paso a relatar una vez cerrado el escrutinio.


Creencia

La mayor parte de los lectores del blog que han participado en la encuesta -un 80,5%- creen que gobernará la ciudad el PP, ya sea en minoría, en minoría con el apoyo de otro partido en la investidura o con un acuerdo de legislatura. De entre estas, nuestros lectores se decantan por un gobierno en minoría. Es decir, Rivas alcalde sin más apoyo que el de su partido y frente a él la oposición, incapaz de articular una alternativa o de pactar con el propio Rivas.

 

preferencias

Pero los porcentajes se dan la vuelta si preguntamos a los lectores qué les gustaría que pasara. Un nuevo gobierno del PP -solo, acompañado o rebozado- es la opción preferida para tan solo un 20,8%. La mayor parte de nuestros lectores apuestan por un gobierno alternativo, aunque no se ponen de acuerdo en la fórmula. La preferida sería un gobierno con el candidato de IU, UPyD o Trato como alcalde, seguido de un gobierno Ciudadanos+PSOE y de un tetra/pentapartido encabezado por Ciudadanos.

¿Terminará todo esto como nuestros lectores creen o como nuestros lectores desean? Mi opinión está con la mayoría: creo que gobernará el PP y que lo hará en minoría, aunque preferiría que fuese otro partido el que dirigiese la ciudad los próximos cuatro años. Y va a ser así por falta de ganas de un único partido: Ciudadanos. Los de Rivera y Serrano tienen en sus manos dar un golpe de efecto: protagonizar el cambio en una capital de provincia, a 100 kilómetros de Madrid, por donde han pasado de una forma o de otra pesos pesados del PP como Aznar, Ángel Acebes, Díaz de Mera o Pablo Casado. A tenor de las declaraciones de los demás partidos, solo tienen que ponerlo, en serio, encima de la mesa. Hay ganas de poner punto y final a los gobiernos populares en la ciudad.

No sé exactamente qué impide a Ciudadanos dar el paso. ¿Miedo a fracasar? ¿Miedo a encabezar un frente antiPP con IU y nuestra Marea/15M/AhoraMadrid local? ¿Miedo a que el pacto se use en su contra en las generales? Puede que sea algo de esto, pero ¿han evaluado las consecuencias de su decisión? ¿Qué pensarán sus electores de cara a los próximos comicios? ¿Verán que su voto ha servido para algo o que únicamente ha servido para dejar a los de siempre al mando mientras se le abrían cada vez más vías de agua al barco?

Hay oportunidades que se presentan solo una vez en la vida, Marco Antonio. (Y cuidado con Octaviano, ese chaval no es trigo limpio)


PS.- Como todos ustedes recordarán, la encuesta tenía una tercera pregunta. Y como son ustedes personas serias, hechas y derechas, sabías y lúcidas, la opción con mayor respaldo es la que afirma que lo mejor es entregar a este blog el poder absoluto sobre la ciudad porque la democracia es una mierda. Gracias. Les diría que no nos lo merecemos, pero nuestra primera medida como dictadores sería erradicar la falsa modestia.

PS2.- No puedo dejar de comentar el incidente entre el PP y Trato Ciudadano a cuenta de la reunión que debían mantener ambos grupos para decirse a los ojitos que el no-aprecio es mutuo. Según Trato el problema fue que el PP “había transformado la toma de contacto y necesaria reunión política en un acto propagandístico, mediante la anticipada difusión a los medios, de forma desconsiderada y unilateral de su propia agenda política, sin advertencia previa.” Personalmente, me parece una sobreactuación. Un error lo puede tener cualquiera, es verdad. Incluso es posible que rebuscando mucho nosotros nos hayamos equivocado ligeramente alguna vez estos últimos cuatro años, pero no termino de ver el problema ¿Qué hay de malo en que la prensa tome una instantánea de la reunión? ¿Y en que el PP difunda su agenda? Hace no mucho era eso precisamente lo que pedíamos, que los partidos hicieran públicas sus agendas para que los ciudadanos supiéramos con quién se reunían y para qué. ¿Es mejor que se reúnan a escondidas, en el reservado de un restaurante? ¿Lo de la transparencia, el diálogo y todo eso ya murió?

 

A %d blogueros les gusta esto: