Ni tan mal

Hablaba ayer Rubén por estas líneas de las cada vez más próximas elecciones y de la influencia que tendrá, entre otras cosas, lo que suceda en Madrid y alrededores en los resultados electorales de nuestra ciudad y región. Tiene razón Rubén en todo lo que dice, es un chico leído e incluso escrito; buena parte de los votos que flotan aún en el limbo de la indecisión terminarán en una urna u otra por factores externos a nuestros páramos. Por ejemplo, los votos que va a perder UPyD en la ciudad están más relacionados con lo que pasa en la cabeza de Rosa Díez que con la tarea realizada los últimos cuatro años por el grupo municipal del partido magenta.

Otro de los factores a tener en cuenta de cara a las elecciones será la economía, en especial su efecto más visible sobre la vida diaria de los ciudadanos: las subidas y bajadas del número de parados. Una mejora de este indicador puede mejorar las perspectivas electorales del partido en el poder, rebajar en parte el cabreo generalizado de la población y reducir la fuerza motora de las nuevas formaciones que cabalgan, en parte, a lomos de esa desafección. En nuestro territorio quizá esto tenga un menor peso -por aquello de que son niveles de decisión distinto, el tirón del candidato, etc.-, pero sin duda será un factor más en la cabeza de los votantes.

Durante el pasado mes de marzo, el paro volvió a bajar en nuestra provincia. 261 parados menos que dejan la cifra total de desempleados inscritos en los servicios públicos de empleo en 17023. Hay menos parados que el año pasado, menos también que en 2013 y en 2012. Estamos, más o menos, donde Rajoy nos recogió, solo que cuatro años después.

marzo2015

El dato del mes pasado fue bastante bueno, aunque no tan único y extraordinario como el registrado a nivel nacional. El paro bajó en todos los sectores, exceptuando el colectivo sin empleo anterior, y lo hizo especialmente en el sector servicios, como viene siendo habitual. Si comparamos el dato con el de pasados años podemos comprobar como en 2011, durante la fase de la crisis conocida como la de los brotes verdes, el descenso fue considerablemente mayor. Por fortuna, esta vez parece que la tendencia a la baja del desempleo está más consolidada que entonces. Las raíces vigorosas del BCE, ya saben.

intermensual

Comparando nuestra provincia con las vecinas de nuestra comunidad birregional y conjuntiva, Ávila es la que registra un menor aumento de los cotizantes a la seguridad social y la tercera en la que menos cae el paro durante el mes de marzo. Si extendemos la comparación a lo que va de año, Ávila está en la zona media de la tabla. Mejor que Segovia, donde el paro ha crecido desde diciembre, pero peor que Palencia, donde el paro ha caído más de un tres por ciento desde que empezó el año.

CyL

Con todo, lo peor es que más del 55% de los parados de la provincia no cobran ningún tipo de prestación de desempleo.

coberturaSobre los habituales peros en torno a la creación de empleo poco hay que añadir. El empleo que se crea es temporal, precario y mal pagado. Es decir, exactamente igual que siempre.

A %d blogueros les gusta esto: