Los amigos de Madrí

Cuando estábamos en plena jornada de reflexión para las europeas -por cierto, habrá algún día que acabar con esa atuntería de la jornada de reflexión o con la de no poder publicar encuestas en los últimos días- paseé por la Gran Vía de Madrí. Había quedado con un par de amigos del mundo comunicativo/educacional: uno habitaba por “Gran Vía 32” y otro ejercía de profesor en una de esas facultades de las que salen los rojos como si fuera la factoría Mordor de Saruman. El caso es que estaba la arteria madrileña llena de carteles y paradas de autobús con la foto-pitufo de Cañete y otras de Elena Valenciano… y en alguna pared, medio arrancadas, se veían carteles de cuatro duros sobre la nueva formación esa, “Podemos”. Salían en ella, cual fotomatón, los ahora presumiblemente pronto ex-eurodiputados del partido.

Escribí un whats’app a ambos:

“Vosotros que sabéis de esto… ¿los de Podemos van a salir? Los de la foto del Coletas digo. Porque si veis las intenciones de voto de las encuestas podrían ir más fuertes de lo que pensamos”.

Ahora lo suyo es que les dijera que me contestaron que sí, que iban a ser la sorpresa. Pero no, no fue eso lo que me dijeron sino: “si acaso sacarán dos como mucho”. Vamos, que no acertó nadie aquello. O casi nadie.

Lo que sí acertamos por este humilde blog fue a decir que lo de la efectividad de las campañas tradicionales estaba muy en cuestión. Escribía por aquí, una semana antes del gran zasca electoral…

¿Y las redes sociales? Podemos – o Pablemos – cada vez tiene mejor pinta en número de apoyos de cara a las Europeas. Pero… ¿ha sido por la presencia televisiva de su líder o por la acción política en canales más novedosos? ¿Hasta donde es eficaz estar presente en redes sociales, cuántos apoyos da y cuántos quita?

¿Sigue siendo la mejor forma de conseguir votos la de patear pueblos y hablar con los paisanos puerta a puerta? ¿Os gusta recibir en el correo convencional el sobre electoral con la papeleta, y una carta de los candidatos? A mi casa en particular, por ejemplo, ha llegado una carta de Cañete/Rajoy y una de Sosa Wagner.

O… ¿es directamente inútil todo esfuerzo en estos 15 días y la partida ya estaba echada de antes?”

Y aquí estamos otra vez. Los sondeos, en Andalucía, han acertado bastante más que en las últimas citas. Parece que las cocinas van “calando” las respuestas de los encuestados. Ayer en nuestro terruño salió una primera encuesta de las que se nos avecinan. El PP estaría cerca de la mayoría absoluta, pero no está garantizada. En Ávila, Podemos y Ciudadanos obtendrían procurador a las Cortes arrebatando ambos uno cada uno al PP. El PSOE, según Sigma 2, a nivel provincial aguantaría en Ávila. En esto, como en las europeas, puede que haya sorpresas en cualquiera de las direcciones posibles.

Y luego está el tema de las municipales. Ha habido un debate realmente interesante en los comentarios de la entrada “Lo nuevo” al respecto de Trato Ciudadano. Les invito a leerlo.

Pero este blog u otros, por mucho que nos quieran callados las fuerzas políticas de la ciudad, no tiene un tirón realmente apreciable en la sociedad. Los debates que aquí tengamos podrán tener una cierta influencia pero será realmente escasa. En el votante de Duruelo, en la empadronada en Piedralaves y el habitante más oriental de Peguerinos es donde se van a jugar las autonómicas. En el señor que juega al mus en el centro social, en el mozo que ha pateado las calles de La Cacharra, en la autónoma que malvive para mantener su casa en la Toledana y en la pareja joven que habita junto a las rotondas inhumanas de la avenida de los derechos humanos… en esos -que no leen este blog- es donde Trato, el PSOE, Ciudadanos, IU y Ahora Aquí Juntos Podemos Decidir y sus variantes se juegan la tostada.

Mucho va a depender de los amigos de Madrí. No de los míos, que ya está demostrado su olfato político. Mucho va a depender de Rivera, Pablo Iglesias y Rosa Díez, me refiero. Porque esos 10 procuradores que Sigma 2 da a Ciudadanos o Podemos en las Cortes Autonómicas, o el 0 magenta, son por Rivera, Pablo Iglesias y Díez y no por lo poco que han dicho Luis Fuentes, Pablo Fernández o Rafael Delgado. Que a lo mejor no han dicho poco, pero no los conoce nadie.

Es decir, que está todo por trabajar y por decidir. Porque el voto va a depender mucho del recuerdo y de la simpatía, pero lo que decantará la balanza será un detalle final. Dicen que Pablo Iglesias ha estado un rato sin salir de la cueva porque la sobre-exposición les estaba perjudicando. Todos tendrán que salir de sus respectivas cuevas… pero ¿cuánto será bueno y cuánto será malo? ¿Habrá que esconder las siglas? ¿Será mejor que el candidato exhiba sonrisa en el cartel o que ponga gesto serio? ¿Será mejor directamente no poner cartel? ¿Pondrá Ciudadanos a Luis Fuentes con Rivera como UPyD ponía a Sosa con -lo que es la vida- Rosa Díez?

La campaña empezó ya, y algunos de momento llevan rumbo al desastre y otros tienen viento a favor pero lo van a perder. Hay uno que parece que lo tiene claro, y ese es Juan Vicente Herrera (no tanto alguno de sus grandes espadas). De momento, y esto es sólo mi opinión, es el que mejor lo está haciendo a nivel CyL.

¿Y en Ávila? Nadie. Aún nadie. Y con la ventana tan abierta sí hay una cosa clara: hacer lo de siempre no va a funcionar. 

Tic, tac.

A %d blogueros les gusta esto: