No entiendo nada

logo2_color

Nos echábamos las manos a la cabeza el jueves cuando veíamos una partida de 22.000 euros aprobada en Junta de Gobierno Local que iban destinados a diferentes actividades que se desarrollarán el sábado 28 de marzo, día en que LA SANTA cumple 500 años, ahí es nada. Dentro de todo ese gasto figuraban 5.900 euros destinados a una tarta ornamental de madera y poliespán que a todos, o a la gran mayoría de la gente corriente, nos parecía un disparate. Un disparate que primero se intentó justificar diciendo que…

En la celebración “hay actividades culturales, musicales, infantiles o religiosas”, …
“Pero esta fecha necesita también de actividades populares que permitan que de forma masiva los vecinos de Santa Teresa, el pueblo de Ávila, celebren su 500 cumpleaños”, y que lo hagan “de la misma forma en la que lo celebran habitualmente los hogares abulenses cuando festejan el cumpleaños de uno de sus miembros”, que es con una tarta.

No le falta razón, en mi último cumpleaños yo mismo invertí 59,90 euros en una tarta para invitar a todos mis familiares. Cinco se intoxicaron con el poliespán y dos fueron operados de urgencia por las astillas de madera que se les clavaron en la garganta…

Bromas aparte… Se ha decidido retirar dicho gasto, lo que quizá no haya sido muy acertado es la forma de hacerlo ya que, como publica AvilaRed…

La idea “no ha sido entendida por una parte de la sociedad”, se ha argumentado desde Ayuntamiento de Ávila para eliminar la tarta de madera y poliespán para el cumpleaños de Santa Teresa. La tarta de comer sigue adelante.

Veamos. Yo lo que había entendido era que se iban a gastar 5.900 euros en una tarta de madera y poliespán meramente ornamental y enseñarla durante un acto que dudo fuera a durar más de 2 horas siendo generoso. Sí, sí. Ya sé que yo soy muy mal pensado y he podido tergiversar el verdadero espíritu de la celebración. Ya sabéis… por este rincón solíamos ser malos y malvados cuando escribíamos más a menudo…

Lo cierto es que ahora mismo me entran las dudas de si eso no estaba ya calculado. Dudo mucho de que una tarta de 5.900 euros de coste se construya en 10 días que son los que hay desde que se aprobó el gasto hasta que se fuera a usar la susodicha. Quiero decir… El pastelero/carpintero llevará ya parte del trabajo adelantado, la cosa estará ya “a medias” para poder tener el invento a tiempo… De no ser así no es que me parezca disparatado el coste sino que se iba a pagar un pastizal por una verdadera chapuza… Y esto lleva a otro pensamiento turbio y deshonesto… ¿Cómo se va a compensar al artista por el trabajo ya realizado? Porque si soy yo el perjudicado también me mosqueo, es evidente…

No se van a gastar, tras magna chapuza, 5.900 euros en una tarta de madera y poliespán, se van a gastar… cuanto… ¿2.000? ¿3.000? en pagar lo que ya se había hecho y compensar las molestias del pastelero/carpintero… Es mi humilde opinión, espero estar equivocado. Y dentro de este pensamiento también creo que no veremos la maravillosa tarta ornamental ni la partida presupuestaria de compensación al damnificado, que ambas desaparecen, pero, que os quede esto muy claro, la culpa es de una parte de la sociedad que NO ha entendido la idea…

Y aquí paz y después gloria.

A disfrutar del V Centenario, señores.

13 Responses to No entiendo nada

  1. Guillermo B. says:

    Yo los míos ya no los celebro, falta de tiempo y ganas, pero los de los niños en Burger King o en Micos. ¿No podía haber el Ayuntamiento arriesgado algo y apostar por un happy meal popular con patatas fritas en forma de báculo viajero, y juguetito para hacer fundaciones? O algo con monasterios hinchables, y con extras disfrazados de San Juan de la Cruz- Espinete…
    Tartas…

  2. carlosc says:

    Es que a lo mejor, los de esa parte de contribuyentes más cerrada de entendederas, que qué le vamos a hacer, resulta que sí, qué sabemos echar cuentas y como sea que algún trozo de plástico nos tocaría pagar, protestamos y, por eso mismo, preferimos no comulgar con propuestas de meapilas y menos con ruedas de molino.

  3. Obis says:

    Hace falta saber la forma de contratación del evento-engendro táctil y el nombre del adjudicatario. Que curre avilared

    • Obis says:

      tartil o tarteril o como sea

    • Alberto Martín del Pozo says:

      La tarta de madera y poliespan fue adjudicada a FRANCIS2 S.L. Aquí el pdf de la Junta de Gobierno del día 19 de marzo http://www.avila.es/areas-destacadas/secretaria-contratacion/juntas-de-gobierno/category/48-1-semestre-2015?download=454:junta-de-gobierno-local-19-marzo-de-2015

      Aquí la vistosa web de Francis2 http://www.francis2.com/

    • Guillermo B. says:

      Hace falta saber el diseño y proyecto encargado. 5900 euros bien pudieran parecer muchos, pero descontando IVA, materiales y traslado, seguramente no den para una semana de trabajo de un par de operarios, que esto no es poner ladrillos y supongo que requiere algo de maestría. No critico pues el coste, que seguramente esté en mercado, quizás sí la boutade del concepto tarta. Si en vez de “una tarta” nos dicen que es una falla con la forma de la Santa a quemar como ante-expiación por lo que nos espera en este año, no creo que nadie hubiese echado el grito al cielo.

      A mí lo que más me empieza a preocupar es la democracia de asamblea dominical y foro de debate que estamos instaurando. Se aprueba algo en Junta de Gobierno, tras lo cual, y crucifixión en público debate, se elimina por los representantes electos. Sí, es cierto, alguno lo llamará cintura y escuchar el sentir popular, que es ejercicio sano sobre todo cuando se acercan elecciones. Pero imaginemos esto en cada asunto, a ver cómo cuantificamos objetivamente el clamor de las protestas ante cada adjudicación o decisión (mobiliario urbano, nuevos autobuses, repoblación de salmónidos para el Adaja, pintar de rosa la catedral, lo que sea). Sé que lo de dejar que gobierne el ciudadano con su voz está muy de moda, y nado a contracorriente poniéndolo en cuestión (Obis me tildará de esperancista, y volveremos a los haikus) pero permítanme vuesas mercedes que les indique que me da pánico, a falta de mecanismos formales para implementarlo.

      • Raúl Waits says:

        Guillermo, estás dando por sentado que la explicación del ayuntamiento, que por otro lado es bastante ofensiva: “un sector es muy tonto y no comprende mi arte”, es la cierta. Aquí siempre han hecho y deshecho a su gusto con temas infinitamente más serios (supongo que no hace falta mencionar ejemplos). No creo yo que a estas alturas por un pastel de más, por muy cerca que estén las elecciones, vayan ahora a dedicarse a escuchar al pueblo.

        Me cuesta decidir qué puede ser peor, que piensen realmente que son unos incomprendidos y que parte de su ciudadanía es tonta y no sabe ver “más allá”, o que haya otros motivos por los que se ha dado este paso atrás.

        Quizá 5900 € no sea mucho dinero, pero a mi se me ocurren mil ideas mejores donde invertirlos, siempre sin salir del área de cultura y no caer en comentarios demagogos del tipo dónalos a cáritas. No soy ningún lumbreras ni me dedico a los “events”.

        ¿de verdad está tan cubierto todo el espectro cultural abulense que ya no queda otro sitio mejor donde invertir ese dinero que en una tarta de cartón piedra?.

        • Guillermo B. says:

          >> pero a mi se me ocurren mil ideas mejores donde invertirlos,

          A mí también, por ejemplo en corridas de toros, que hace tiempo que no hay. O en recitales de habaneras. O en talleres de cupcakes. O en una vigilia pascual, que son molonas con sus velitas y su tenebrismo.

          Seguro que lo mismo que esta noche cada españolito será un entrenador con su opinión particular de las alineaciones de Barsa y Madrid, pero Luis Enrique o Ancelotti solo hay dos, cada uno de los 60000 abulenses tiene su visión particular de qué hacer con 6000 euros. Y puesto que jodido es ponerlos de acuerdo a todos, lo que se hace es nombrar por cuatro años a gente para que proponga qué hacer con ellos. Luego está en el buen criterio de los electos en representar a todas las sensibilidades (palabro) en su programación, y en no olvidar a Falete en pro del Rock alternativo.
          Y lo que tampoco parece práctico es para cada partida de gasto de 6000 euros iniciar una encuesta popular, más que nada porque un sector no despreciable (incluso diría que mayoritario) de la población abulense no tiene twitter o whatsapp o lo que sea que se use, y sería injusto decidir solo en función de los gustos tecnólogos por muy cholo que suene. Y estarse todos los domingos de urnas es como que cansino, ¿no?

          En fin, pase la tarta a engordar la “memorabilia” local, junto con muchas otras ideas peregrinas, que en el fondo lo que nos dieron fueron tardes de entretenimiento internáutico.

  4. Obis says:

    veamos, se elige a los representantes que eligen a los gobernantes. Pero eso no es un cheque en blanco por 4 años. Hay mecanismos para controlar e influir en los representantes y en los gobernantes. Mecanismos formales como la oposición e informales como los interlocutores sociales o lobbies. Y luego esta la calle. Y todos son válidos y necesarios. Los obispos y las proabortistas organizan manifestaciones sobre el aborto, otros mareas blancas o verdes y a lo grande primaveras árabes, revoluciones naranjas y jesuisCharlies. Y todo vale en democracia. Ojalá una marea de granito hubiera acabado con el moneobodrio o con el PGOU. Más que a contracorriente nada usted contra la marea…

    • Guillermo B. says:

      A huevo me lo pones, Obis. Nadar contracorriente es malo y con poco futuro, ya que la corriente tiende a ser de por natura evento constante en una dirección (o sentido, ya no me acuerdo). Pero la marea es voluble, va y viene en lunático influjo. Así que agobiado por nadar contra la marea, se encuentra de pronto uno con el alivio de que nada a favor de ella.
      No me crea tan simple como para confiar meramente en una democracia electoral e ignorar los mecanismos e influjos externos. Los interlocutores sociales, como bien dices, que es palabro y engendro de la transición. Y los lobbies, que tan denostados son cuando representan a los intereses empresariales o judíos, y tan maravillosos nos parecen cuando Erin Bronckovich pelea contra los anteriores. Y las mareas, por supuesto, el uso del ciudadano de base para llenar la Castellana, que es cosa que cuando lo hacen los obispos o la derecha es abuso intencionado y cuando los sindicatos o los médicos es muestra del inteligente sentir espontáneo colectivo.
      Todo vale, claro que sí. Pero no todo es percibido por todos con la misma neutralidad. Una marea de granito podría haber acabado con el moneobodrio, y yo me hubiese alegrado al no ser partidario del mismo, pero quizás otros abulenses con distinto sentir no. Y una marea podría acabar en Francia con políticas de izquierda tras las departamentales, en pro de tesis Lepenistas, aboliendo políticas integradoras para con la inmigración, y seguro que muchos ciudadanos se alegrarán de ello y otros lo lamentarán. Es decir, si admitimos la presión de las mareas, admitamos también su igual validez moral, ya que si las únicas mareas buenas son las que barren la arena en una dirección, entonces no me parece algo tan válido en democracia.
      Y por último, la cuestión cuantificadora. Las mareas a veces impresionan más de lo que realmente suponen. ¿Cuándo una expresión popular ha de tomarse como elemento de control e influjo en los representantes? ¿Cuántas gotas de mar hacen marea? ¿Cuántos comentarios en los foros? ¿Cuántas voces en la calle? Los que callan, ¿otorgan? Y los que gritan mucho y alto, ¿son por ello más inteligentes o racionales?
      Lo siento, entiendo que en el arte de la supervivencia política hay que estar a todo, pero de la misma forma en la que no me gustaría ver nuestras conquistas sociales (sanidad o educación públicas, estatuto del trabajo, igualdad de la mujer, política inmigratoria, cierto que no suficiente ecologismo) eliminadas por un político de izquierdas ante la presión de una calle de derechas, no me gusta ver otras barridas ante una presión de signo contrario.

      Pero por aquello de nadar y guardar la ropa, dejo de hacer de abogado del diablo, que en el fondo tampoco me gustaba lo de la tarta. ¿Soy el único que siente cierta comezón intelectual cuando percibe un pensamiento único en los comentarios a una noticia? ¿No le mola a nadie explorar la argumentativa contraria, por ver si algo de razón pudiera quedar oculta allí?

      Saludos.

      • Raúl Waits says:

        No, veamos…

        El colectivo abulense de amantes de tallas y figuras de repostería vive su momento más triste desde su fundación, allá por el año 1984. Todo era alegría y gozo desde que la noticia saltase a los medios informativos: La siempre bien pensante e integradora mente colectiva, regidora y guardiana de sensibilidades y pluralidades conocida como ayuntamiento de Ávila, había decidido acordarse también de ellos con el desarrollo de una magna tarta ornamental, sueño de cualquier aficionado a la marquetería pasteleril.

        Por desgracia, las opiniones de cuatro obtusos voceros, provenientes seguramente de los puertos de Altagracia, Venezuela, ha causado que el ayuntamiento en un afán de no herir sentimientos haya anulado la construcción de la magna figura.
        A pesar del trágico paso atrás, El colectivo abulense de amantes de tallas y figuras de repostería no ha realizado ningún tipo de protesta o reclamación, dando una vez más ejemplo de calidad y responsabilidad ciudadana… aunque las malas lenguas, esas que dan al “me gusta” al facebook de podemos-Ávila, hayan querido difundir el bulo de que no lo han hecho ya que tan sólo disponen de un ordenador modelo Intel 80286 sin conexión a internet, además de un fax que se encuentra estropeado (puede recibir pero no enviar).

  5. Obis says:

    Teme lo nuevo
    Nieve contra marea
    Hora madura

  6. carlos says:

    Y para mí que lo importante es poner un mucho de sentido común en las decisones del consistorio y no gastar los cuartos, que tanto nos cuesta ganar, en inútiles dispendios. La tarta de plasticucho ni caduca ni se recicla de año en año y en poco tiempo pasaría a ser un trasto tirado en un almacén y un ridiculo estorbo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: