El futuro será smart

smartovejas_1

Las elecciones suelen ser llamadas “la fiesta de la democracia” en las crónicas periodísticas. Es una de esas coletillas que salen solas. ¡Fiesta de la democracia! ¡Marco incomparable! ¡En estas entrañables fechas! Seguramente muchos periodistas tengan programados atajos en su teclado para este tipo de frases. Sea como fuere, si aceptamos que las elecciones son “la fiesta de la democracia” debemos convenir que lo que nos espera este año va a ser muy similar a una de esas fiestas ilegales que se montan en la costa mediterránea cada fin de año. Cuatro coches, seis altavoces, una caravana, un par de tiendas de campañas, algunos perros famélicos trotando de un lado a otro, música a todo volumen, drogas, alcohol, sexo libre y mucho desenfreno. Lo que viene siendo un colegio electoral al uso.

Dejando a un lado esta afortunada metáfora -¿no ven ustedes a Floriano sobre el capó de un R5 amarillo echándose cerveza sobre el pecho desnudo, mecido su flequillo por la brisa marina, mientras grita enloquecido a los cuatro vientos que se le han acabado los porros?-, lo más festivo de las elecciones es todo lo relacionado con los programas electorales. Iba a compararlos con una carta a los Reyes Magos, por la ilusión, el gasto y tal, pero no son exactamente lo mismo, ya que en las elecciones niños, Reyes Magos, Mama Nöel, renos y camellos son uno y trino, como en ciertas religiones confusas, y los regalos, en teoría, son para todos y los pagamos a pachas.

A pesar de las apreturas de los últimos tiempos, los programas electorales vendrán tan llenos de promesas, buenos propósitos y obras faraónicas como otros años. En Badajoz, por ejemplo, tras años de telarañas, el dinero parece fluir como antaño: en solo un par de meses el Gobierno de Extremadura -el artista anteriormente conocido como Junta de Extremadura- ha puesto sobre la mesa casi 100 millones de € para proyectos de todo tipo: una nueva escuela de idiomas, una ronda de circunvalación, un nuevo puente sobre el río, un nuevo juzgado, parques, flores, columpios para niños, colegios, felicidad, etc. Proyectos que, por cuestiones meramente temporales, de organización, procedimientos y burocracia, se empezarán a materializar solo después de las elecciones.

En Andalucía, donde las calles ya huelen al rebujito de la fiesta de la democracia, ya tenemos negro sobre blanco los programas electorales de los partidos invitados al convite. De entre todo lo prometido hay algo que me ilusionado especialmente, me ha llenado de alborozo y ha dibujado en mi rostro una amplia sonrisa. El PP andaluz, agarrense que vienen curvas, promete crear “smart beaches”, playas inteligentes para los poco aficionados a las lenguas extranjeras. Playas con birretes sobre las sombrillas que informen al visitante, dialoguen con él y le den cremita en la espalda mientras le recitan algo de Espronceda.

Quizá el concepto “playa inteligente” no sea directamente exportable a nuestra ciudad -el oleaje del Chico es traicionero- pero sí la idea que subyace al invento. Pasemos de hacer inteligentes a las ciudades en su conjunto a convertir en inteligentes todos y cada uno de sus elementos. De las esmartciudades a los esmartparques, las esmartplazas y las esmartcalles. ¿No se lo imaginan? Pasos de peatones que llaman al 112 automáticamente cuando se produce un atropello, farolas que propinen collejas cuando alguien critique la iluminación en sus alrededores, banderolas del Centenario que se recojan solas cuando el aleteo de una mosca en sus cercanías amenace su existencia, árboles secos que griten “¡Floreceré la próxima primavera!” cada vez que alguien se pregunte por el sentido de su permanencia, rotondas que se muevan de un cruce a otro cuando no se las necesite. ¡Las posibilidades son infinitas! Imbornales inteligentes con un cubo de playa para que achiquen automáticamente el agua cuando llueva, depósitos de sal con dos carreras que salgan huyendo cuando nieve, Palacios de Congresos que organicen, sin intervención humana, actos, celebraciones y reuniones ¡Y que asistan a los mismos y aplaudan al finalizar con sincero fervor! Estatuas que posen para salir mal en las fotos, contenedores de basura que cuando estén llenos escapen de sus usuarios, bancos que se conviertan en papelera cuando alguien vaya a sentarse y papeleras que se conviertan en bancos cuando alguien se acerque a depositar algo en ellas, fuentes que solo funcionen cuando más hiele, edificios de Moneo que se esfuercen por salir y estropear todas las fotos ¡y palomas inteligentes que apunten a la coronilla de los turistas cuando defequen!

El futuro ya está aquí y es esmartvilloso.

Ps. Esmartplayas llenas de esmartchiringuitos, esmarturbanizaciones de lujo y esmarthoteles de cinco estrellas para los colegas, que para eso modificamos hace no mucho la Ley de Costas.

Ps2. En la foto, esmartovejas en los alrededores de la esmartciti.

5 Responses to El futuro será smart

  1. Supermon says:

    Nuestro futuro es más bien Maxwell Smart. Lo de las horrotondas móviles me ha impactado, me imagino entrando desde Madrid un día de jura en la Escuela de Policía, y de repente encontrarme con que todas las rotondas de la Avda. Madrid se han subido allí.

    • Rubén Negro says:

      Pronto saldrá un libro en el que entre otros ha escrito Pablo Garcinuño.. y su relato es sobre rotondas abulenses. Y otro sobre zombies en el carrefour. Hablaremos de ello. Un smartlibro, sin duda

  2. Rubén Negro says:

    Se viene la época de las esmartcampañas y esmartleyes mientras vemos los plenos por el iWatch. Cuando tengan tiempo pinchen en la etiqueta “smart”. Hay entradas y propuestas curiosas. Ávila, el Sylicon Valley español

    • Supermon says:

      Pues sí, teniendo en cuenta la rasca que hace aquí, se podría haber convencido a los de Google para que instalasen un centro de cálculo donde el Tiro Pichón, y con la caló resultante de refrigerar tanta cepeú, poner calefacción central a las viviendas circundantes. Cualquiera que se haya bañado en aquella piscina sabe que allí se refrigera cualquier cosa.

  3. Guillermo B. says:

    ¡Pedazo de esmarsturbación!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: