El Centenario de Schrödinger

10710995_708140525941571_300043842884424566_n

Como suele ser habitual, voy a hablarles primero un poco de mi. A medida que dejo de ser joven -de forma lenta, paulatina y casi imperceptible, es verdad, pero eso no implica que no sea una realidad insoslayable- me estoy volviendo un poco maniático con algunas cosas. Nada grave ni digno de una película. Detalles sin importancia la mayoría de las veces. Por ejemplo, ahora cuando salgo de viaje necesito saber qué voy a hacer, qué voy a ver, el horario de entrada a los monumentos, ese tipo de cosas. Planificación. Antes dejaba más margen a la improvisación y no me importaba cerrar los detalles del viaje en el último momento; ahora necesito tener las cosas claras, planificadas y apuntadas con semanas de antelación. Igual todo esto ya se lo he contado, pero además de pelo también estoy perdiendo memoria.

Quizá sea este principio de manía -o de serena madurez- el que me provoque el desasosiego que siento al leer cosas sobre el V Centenario. Ya se ha comentado por aquí antes –D. Juan Luis también se hace mayor– pero ¿no creen ustedes que todo parece un poco improvisado? Ya no es solo el tema de las banderolas de primera categoría y última tecnología, diseñadas para aguantar ventistas, maremotos y ciclogénesis explosivas, que han de retirarse con una ligera brisa, sino el conjunto de los preparativos, aunque hablar de preparativos cuando se supone que ya ha empezado la celebración del centenario ya da idea del estado de las cosas.

Tres noticias de las últimas semanas. Obras entre San Juan y la iglesia de la Santa. ¿Ahora? ¿No deberían estar listas ya? ¿No han tenido tiempo? Seguimos. La diputación va a montar una caseta de información turística delante de su sede para aprovechar el tirón del centenario. ¿Cuándo? Pues no se sabe; están a la espera de licencia municipal. Después tendrán que contratar su instalación, montarla, dotarla, etc. ¿No habría sido lógico tenerla ya? No sé, ya les digo que igual son cosas mías. Por otra parte, y aprovechando que el Pisuerga pasa por la no-capital de la región ¿no sería buena idea instalar algún tipo de punto de información en las cercanías de las estaciones de tren y autobuses? También se nos informaba de que la tarjeta turística del centenario está dando sus primeros pasos. Digo exactamente lo mismo que antes ¿Por qué la tarjeta del Centenario da sus primeros pasos en pleno centenario? ¿O es que todavía no ha empezado? ¿Es el centenario de la Santa o del gato del austriaco aquel? ¿Vivo sin vivir en mi dentro de una caja porque estoy y no estoy a la vez?

Respecto a las actividades, estamos en las mismas que la última vez que hablamos de ello. Si usted es previsor como yo y le gusta planificar las cosas, lo va a pasar mal si visita las webs del centenario. Esta es la programación que te encuentras en la web de la Comisión Nacional del V Centenario.

ActividadesVCentenario

¿Y el resto de las actividades cuándo van a ser? Pues no sé. Las Edades del Hombre se inauguran en abril, o al menos eso pone en el cartel de la exposición. ¿Tan difícil es elaborar algo como esto? Es el programa del centenario del Greco, celebrado el año pasado. Exposiciones, conciertos, apertura de espacios, congresos y la fecha de la mayoría de esos eventos. ¡Y antes de que se celebrasen! Locurón. O no tenemos cerradas las fechas o preferimos guardarnos el secreto.

Cada vez tengo más claro que lo que nos temíamos en octubre va a terminar siendo realidad: el Centenario se va a reducir a barnizar con una capa teresiana las actividades que normalmente se realizan en la ciudad cada año -Feria de la Tapa Teresiana, Vaquillas Teresianas, Concurso de Pintura al Aire Libre Teresiano, Mercado Medieval Teresiano-, y a concentrar las actividades más atractivas en cinco o seis meses -de abril/mayo a octubre-, los de mayor actividad turística, pensado única y exclusivamente en esto, en hacer caja con el turismo, algo que sin ser despreciable me parece un poco corto de miras.

PS. El gato de la foto es el de Pablo, no el de Schrödinger. Un gato leído y alpinista.

10 Responses to El Centenario de Schrödinger

  1. Guillermo B. says:

    El centenario
    también entre pucheros
    cuecen las habas

    Toda la sociedad se vuelca con lo teresiano. Los arqueros abulenses, adelantados como somos a nuestro tiempo, ya la metimos de clavo en la representación sobre la toma de la ciudad por tropas moras que hicimos en las medievales. Mi gasolinera habitual ya me ofrece gasoleo normal, extra o con trasverberación. Los niños en el Grande ya no cambian futbolistas los domingos frente a Teto, sino capítulos de Las Moradas. Elgar y Brahms, retrospectivamente, han dedicado sus mejores pentagramas a nuestra Santa para deleite de Soraya. Incluso se rumorea de un inminente comunicado del círculo abulense de Podemos para asumir “Las Constituciones” como su base de funcionamiento.

    Tras el modo irónico off, y preguntarle desde aquí a Pablo si su gato también gusta subirse a lo alto de las puertas entreabiertas, como hacía la mía, una reflexión. Quizás debiéramos de plantearnos qué es o qué debiera ser un centenario. Si es el uso y abuso de una figura histórica para el lucro turístico del presente, tras lo cual vayámonos a otra cosa, o si por contra es el recuerdo y ensalzamiento de alguien que la comunidad considera que ha contribuído a un mejor hoy, y un cierto respeto y homenaje a sus postulados vitales. No siempre son incompatibles, claro, pero en determinados casos el mensaje y la vida del centenariado nos obligan a la inevitable pregunta de qué hubiese pensado él o ella de revivir en nuestros días y ver cómo se celebraba su figura. No dudo de que la docta y variopinta comisión del STJ500 sabrá pergeñar lo mejor, y de que a nuestra Santa no le importaría sacrificar el afán por la humildad y el desasimiento para favorecer a su ciudad vendiendo chuletones homologados, pero no puedo evitar sentir un cierto run-run de que propagar el mensaje espiritual y vital de nuestra paisana está en segundo plano, y que por contra todo es vanidad, que decía (quizás) Salomón.

    En general, todos estos centenarios refuerzan mi aspiración vital a no ser nadie, que de serlo, los homenajes futuros no me dejarían platicar con Satanás a gusto entre pucheros…

    • Alberto Martín del Pozo says:

      Tranquilo Guillermo, tus ansias de eternidad están ya colmadas. Cuando se celebre el primer centenario de este blog y un congreso de sabios analice nuestra labor y legado, seguramente haya hueco para que algún plumilla glose tus comentarios con docta circunspección ante una audiencia entregada a tus requiebros. 😉

      Un saludo.

      • Guillermo B. says:

        Joooder… Si lo sé no vengo… Seguro que serán los de siempre, Colinas, Aganzo, Quirós y demás…

        • Supermon says:

          Hombre, Guillermo, el día que sacan el lema del STJ (Vuestra soy, para Vos nací) está muy feo salir a la palestra con haiku.

          El post yo creo que acierta. El año pasado hubo una reunión promovida por la Diputación para tratar el tema turístico-teresiano, con algunos empresarios, guías turísticos, los del camino de Santiago, los alcaldes de Gotarrendura, Arévalo, etc… Los asistentes pensaban que se les mostraría “algo”: planes, propuestas, actividades, calendarios, pero la cosa fue bien distinta. La Dipu no tenía nada preparado, y propuso a los allí presentes un brainstorming en la línea de “contadnos lo que se os ocurre, a ver si entre todos… “. Bueno, la intención es lo que cuenta, pero la mayoría salió de allí con el morro torcido.

          Y Guillermo también acierta en la diana (por una vez). Aparte de las iniciativas religiosas, no se está aprovechando para reivindicar la figura de Teresa de Cepeda y su mensaje, en su tiempo. Sólo el hecho de atreverse a escribir libros, siendo mujer, en el siglo XVI, es algo que entiendo que no se ha valorado lo suficiente. La buena mujer estuvo en un tris de ir a la hoguera por su osadía.

        • Guillermo B. says:

          … “para Vox nací”

          Entonces, ¿también ella entra en campaña? Se pone interesante la cosa, por Tutatis…

  2. carlos says:

    Pues fijese usted. lo que me gustaría sería poder elegir al gobernador civil y que ese cargo asumiera las funciones de la diputación provincial para que se coordinaran las distintas administraciones, para el centenario y para la actuación de las quitanieves. Un saludo.

  3. Pingback: Uy… Un marrón | Los 4 palos

  4. Guillermo B. says:

    Para muestra, un botón:

    El pasado día 9 de enero, en nuestro imponente Lienzo Norte y ante la atenta mirada (o quizás no tan atenta y más bien ensimismada en otros temas más mundanos como Podemos, Bárcenas o Cataluña) de Soraya, Juan Vicente, alcaldes varios, la fundación del V centenario, todo el que pretende ser alguien en lo local y adláteres miles, se abrían los llamados “actos” del centenario de la Santa, con un concierto de la OSCYL y programa de Elgar y Brahms. Llenazo hasta la bandera, o casi, de las 1400 localidades del palacio de congresos. Todo un éxito, según cuentan, doble (y triple si la hubiera) página de nuestra local Gacetilla, parabienes, palmadas ante lo bien que responde Ávila al año conmemorativo, etc. No sé bien qué narices pintan Elgar y Brahms en un año teresiano, la verdad, igual podían haber escogido a Mocedades o a Mark Knopfler para montar un evento que se basó en movilizar a 1000 personas afines, y regalar generosamente las otras 400 localidades. Y encinma, hablamos de la OSCYL, gran orquesta, pero que sale baratita al ser de todos…

    Hoy, 24 de enero, segundo de los actos musicales de la cosa. Claro, no tan ligado como el anterior a la de Cepeda, pues era un concierto de guitarra con piezas de vihuela del siglo XVI, entreveradas de lecturas de fragmentos de la Santa. Donde esté Elgar o el de la nana, que se quiten las pavanas, los tientos y las diferencias, el “Vivo sin vivir en mí” o Las Moradas, que ya sabemos que nuestra Santa era muy del sinfonismo y le pirraba el chelo. 32 personas al empezar y 30 al acabar hemos asistido en San Francisco a un maravilloso recital por Javier Ares, para el que además, no hubo programas (aparentemente un problema de coordinación con el Ayuntamiento), cosa en la que ganamos los asistentes ya que recibimos de voz una clase magistral sobre la música renacentista y sobre la vida en general. Por supuesto, la representación institucional fue cero patatero. Ni un mísero concejal, ni siquiera un hermano carmelita. Era curioso ver a tres medios de comunicación intentando cubrir el acto, mirando asombrados a ver cómo mejor reflejar algo de ambiente. Costaba 5 euros, eso sí, que quizás echase para atrás a los 1400 entusiastas que iniciaron esta aventura.

    Esto de programar es lo que tiene. Estoy convencido de que este mismo fantástico recital, de haber sido el acto inaugural, sería loado por medio Ávila como el novamás de lo musical, y nos congratularíamos todos de lo grandioso que será el año por venir. Pero si es lo que ha sido, una muestra del fervor popular para con lo teresiano y para con las manifestaciones artísticas que acompañen su memoria, me temo que no tenemos clá, que dirían, y que salvo que fichemos a Soraya para que actúe de telonera en todos los actos, esto tiene visos de un fracaso memorable, digno de una conmemoración per se en cien años.

    Espero ansioso la siguiente entrega…

  5. Macanaz says:

    Es que Soraya tiene mucho tirón y,además, Avila siempre ha sido una ciudad de Brahms al igual que Barcelona y su Liceo siempre han sido wagnerianos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: