De las primarias de Podemos Ávila

Podemos4Palos

El otro día casi me da un soponcio. Un soponcio virtual, pero soponcio al fin y al cabo. Uno de mis tuits, fuentes de sabiduría diaria, fue retuiteado por Alberto Plaza. Como puedo leer sus mentes sé que ahora mismo están pensando “Vaya puta mierda nos viene a contar este imbécil”. Todos tranquilos. Lo sorprendente no era que me retuiteara alguien, uno es una tuitstar de provincias y a veces le pasa, si no que lo hiciera alguien de esa adscripción ideológica. No tengo muchos fanes al otro lado del charco del pensamiento ¿Y qué provocó tamaña alineación planetaria? Critiqué a Podemos. ¡La Gran Coalición PP-Los4Palos ya está aquí!

En realidad, como pueden ustedes comprobar, tampoco era una crítica especialmente dura; solo comparaba la participación en su proceso de primarias con la participación registrada en las primarias socialistas que eligieron al líder regional* el pasado octubre –las primarias municipales ya tal. En tuits posteriores comentaba someramente las lagunas del proceso de primarias y acaba con una gracieta sobre el número de politólogos de la Complutense en paro que hay por las Españas. Nada del otro mundo. Tres tuits de mañana de sábado postnavideño.

Por la tarde, mientras me preparaba para no ir a la presentación del libro del señor Negro, acabé enzarzado en una conversación tuitera con uno de los miembros del nuevo Consejo Ciudadano y con la cuenta oficial del círculo local. Nada grave, tampoco vayan ustedes a creer, aunque me preocupa que los nuevos partidos y sus seguidores estén reproduciendo a gran velocidad algunos de los vicios de los viejos partidos y sus seguidores. Aquello de la paja y la viga en los ojos propios y ajenos. Negación de los errores, poca cintura para la crítica, pretensión de superioridad moral y de pureza ideológica, etc. No hablo del círculo abulense, del que conocemos más bien poco, sino en general de la actitud del partido, cúpula, círculos y seguidores en los últimos tiempos. Si visitan las redes sociales, sabrán de lo que hablo. Ante las, en mi opinión, razonables dudas sobre sus primarias -yo no creo que haya habido pucherazo o amaño, pero sí que han sido un poco chapuceras– el nuevo partido optó por afirmar que todo había sido un error de comunicación, excusa utilizada por todos los gobiernos habidos y por haber cuando sus políticas eran rechazadas por la ciudadanía mientras el país se iba feliz hacia la mierda.

En Ávila capital, el nuevo Secretario General (SG en adelante), tras vencer al otro candidato -el presidente y fundador de la asociación Abulenses Sin Empleo- es Óscar Gregorio Jiménez Rodríguez (aquí su FB), jugador profesional de póquer. Los medios abulenses apenas aportan más información al respecto que este dato y los resultados de las votaciones, lo que no deja de ser curioso teniendo en cuenta el escenario que dibujan las encuestas. En la web del partido podemos leer algo más sobre su biografía y trayectoria (estudiante de arquitectura técnica, empresario, auxiliar de notaría, etc.) y un documento político-organizativo titulado “Tomar la muralla”.

PortadaPodemosAv

Como somos de naturaleza curiosa, como el difunto gato aquel, y nos gusta saber de lo que hablamos, vamos a echar un ojo al documento. En primer lugar, me declaro fan absoluto de los soldaditos morados de la portada (la imagen superior) que avanzan, con su espada, su escudo y su canesú, a asaltar la muralla dentro de la que se guarece el malvado bipartidismo local. Nota marginal: es curioso que a nivel municipal se hable de bipartidismo PP-PSOE cuando el PSOE de Ávila lo más cerca que ha estado del poder en los últimos decenios fue un día que Chamorro se acercó a saludar al alcalde.

El documento arranca, punto uno, hablando de la auditoría ciudadana de la deuda municipal. Buen inicio, uno de los grandes hits del partido, aunque como no pone para qué va a ser servir auditarla, tampoco podemos decir mucho más. Auditamos, nos llevamos las manos a la cabeza y a otra cosa mariposa. El punto dedicado a la transparencia, el segundo del documento, me parece especialmente reseñable. Les dejo una imagen.


transparenciaPodemosAv

El tercer punto se centra en la participación ciudadana y el cuarto en la financiación municipal. Hay que cambiar y mejorar ambas. Ahí estamos de acuerdo ¿Cómo? No lo pone, nos quedamos con la miel en los labios. Se lo perdonaremos porque están empezando. Y llegamos al meollo del asunto: las próximas municipales. ¿Participarán en las elecciones? ¿Confluirán en alguna plataforma, crearán nuevas? Por desgracia, es un capítulo en construcción, así que tampoco podemos inferir gran cosa. El nuevo SG deja la decisión en manos del Consejo Ciudadano -aclara en varios puntos del documento que él aboga porque el SG no sea una figura con demasiado poder dentro de la organización, lo que me parece estupendo- aunque su opinión es que deben “dejar crecer a los movimientos ciudadanos, animando a los militantes a participar, pero sin interferir en su completa ciudadanía” sin negar “los beneficios que traería conseguir un puesto en lo alto de la lista electoral y tener ojos y oídos en el ayuntamiento”. Vía libre, de momento, para Ávila es +.

De aquí en adelante -sí, esto es todo lo que pone de Ávila- el documento es un proyecto de estatuto, seguramente la adaptación local de un modelo. Lo más destacable de esta parte es que el nombre de la ciudad no aparece bien escrito, con acento en la primera “a”, ni una sola vez. Yo no soy ningún talibán de la ortografía, entre otras cosas porque sería una de las primeras víctimas, pero tanto el documento como la presentación en la web del candidato están llenas de faltas, algunas muy llamativas. Sí, ya lo sé, otro error de comunicación, pero igual escribir bien el nombre de la ciudad que pretendes cambiar no estaría mal. Imaginen las risas que nos echaríamos si tal error apareciera en el programa electoral del PP.

Personalmente, y creo que es una opinión compartida por el resto de los palos y por los lectores del blog, estoy deseando conocer las propuestas y las opiniones de este nuevo partido sobre la ciudad, su presente y su futuro, sobre todo porque si las encuestas aciertan están llamados a jugar un papel fundamental en la ciudad, la región y el país. Como no podía ser de otra forma, los comentarios de este post están abiertos a que cualquiera opine, comparta información o me insulte, aunque esto último con moderación, que uno tiene sentimientos. Además, desde ahora mismo invitamos al nuevo SG de Podemos Ávila a participar en nuestra sección “Un café con…”. Pagamos nosotros. Mejor dicho, paga @__Willy_.

*El primer tuit, por cierto, está equivocado pues comparo la participación en las primarias locales de Podemos con la participación a nivel provincial en las primarias regionales del PSOE. En la capital, la participación fue 74,19%, unos puntitos por debajo.

PS.- La foto del punto dedicado a la transparencia no tiene ningún error, está en blanco en el documento original. ¿Una metáfora? Tal vez. ¿Un error de comunicación? Quizá.

13 Responses to De las primarias de Podemos Ávila

  1. Guillermo B. says:

    ¿Qué decirte, estimado Alberto, sino que te perdiste un discurso emotivo y atemperado por los seis carajillos previos para calmar los ánimos? Me refiero a LHDHP, claro.

    Mil gracias por los enlaces varios, he accedido al perfil del FB, sólo para descubrir a un candidato que me da la espalda. ¿Es sintomático, o moda de instagram o selfy? No lo sé, tras haber oído al Negro reconozco que ando algo demodé en esto de los trending. Lo mismo digo de la página de Podemos, que es que ni una puñetera foto, siquiera para los de la cosa esa del Consejo Ciudadano. O es falta de confianza en el físico, o es (y me gustaría) el decir que hemos de juzgar a la gente por sus hechos y palabras, y no por sus ojos azules o incipientes calvas.

    El documento-político-estatuto-reflexivo es una caca. Lamento lo negativo de mi valoración, pero cualquier otro adjetivo que me viene a la cabeza es pelín más fuerte, así es que me quedo en lo escatológico.

    ¿Auditoría? “Será responsabilidad y compromiso de los Consejos Ciudadanos y los miembros de Podemos cooperar y confluir con las iniciativas ya existentes para la consecución de estas auditorias, compartiendo saberes y fuerzas, o procurando poner en marcha estas iniciativas a través de las redes de cooperación que ya existen o que se deberán poner en funcionamiento.” Ni yo en mi verbosidad soy capaz de pergeñar un párrafo tan vacuo. Es puro Serrat en “Algo personal”. Joder, una auditoría, que no es la piedra filosofal redescubierta, consiste en buscar un auditor objetivo que informe de una situación contable y patrimonial (y pagarle po ello). Ni me dicen quién va a ser el auditor (espero que no el consejo ciudadano), ni como bien indicas, Alberto, qué hacer si lo hallado no cuadra con lo reportado anualmente. No es que tenga en gran estima a la oposición actual en el Consistorio, pero supongo que mentes como Pedro Tomé o los UPyD de Vicente y Álvaro el poeta, o los liminares del PSOE se sentarán en la Junta de Gobierno y en las comisiones económicas para algo, ¿no? Y eso de auditar la deuda es restrictivo, que habrá que auditar también las arcas, las plantillas, el inmovilizado, o el número de trajes de gigantes y cabezudos con los que contamos en la ciudad.

    ¿Participación ciudadana? Leches, si lo leo bien (y mira que cuesta leerlo bien en medio de tanto alambique) parece ser que los ciudadanos voten en decisiones “importantes” (no sé cuales serán) y también en el presupuesto. Esto último se declara “irrenunciable” y “sumamente positivo”. Uno, que lleva ya un par de décadas preparando la tesis doctoral sobre “Las masas son la hostia de veletas”, ampliación de las ideas Orteguianas, se pregunta qué hacemos si nuestros participativos ciudadanos (o tan solo el 5% de ellos, que los demás a lo mejor pasan) deciden que el presupuesto municipal se vaya en repartir jamones gratis en la plaza de Santa Ana. ¿Fiel respeto a la voluntad popular? ¿Mandamos el concepto asambleario a tomar por culo? Hasta la fecha el juego, mejorable sin duda en el tema de los controles, se basaba en otorgar la responsabilidad de gestión de lo público a un grupo, que a su vez planteaba su presupuesto de gestión. Los gobernantes tienen el deber (y existen los mecanismos para ello) de responder ante la ciudadanía, y ésta de cambiarlos cada 4 años. Si ahora lo convertimos en un autobús donde todos los pasajeros deciden conjuntamente qué marcha es mejor meter, y hacia dónde girar, creo que la profesión de conductor va a desaparecer en un par de años.

    Financiación municipal. Me quedo con lo de “basado en recursos locales”. Es decir, si es así, vamos de cráneo. En todo caso, no dice nada. La pasta, ¿de dónde? Porque decir que me tienen que dar para hacer lo que yo creo justo que hay que hacer implica que hay un ser superior que me da. Y ese ser, (Junta, Estado) supongo que tendrá los mismos problemas de financiación que yo tengo. Salvo que, volviendo a la frasecita, los recursos locales sean esquilmar a los abulenses para pagar lo que en cada momento una Asamblea Ciudadana declare que hay que pagar. Que si ya es malo que el PP se nos lo gaste en lo que le pete, peor es que me hagan lo mismo con el amparo de que es “voluntad” ciudadana. ¿Qué fue de aquello de votar fijándose en los programas? ¡Ay, Anguita, cuánto te echamos de menos!

    Elecciones municipales. Que vamos, que habrá que ver cómo cuadrar el círculo de no concurrir pero a la vez controlar lo que se mueva (sustitúyase el peyorativo “controlar” por suaves y modernos términos participativos y asamblearios). Además, me encanta eso de que Podemos apoyará las agrupaciones de electores. Seguro que si creamos una en la que nos juntemos los centrados ciudadanos que deseemos más prerrogativas y facilidades para los empresarios a la hora de contratar, la exigencia del pago de todas las hipotecas y la beatificación de Acebes, por muy abiertos y asamblearios que seamos, por mucho que votemos hasta el color del jersey del vigésimo quinto miembro de la candidatura, no contaremos con el apoyo de Podemos, ni con la incitación a que la gente participe en nuestro círculo. Es decir, que no nos vengan con milongas de neutralidad, y que nos hablen de ideología, que no es malo en absoluto.

    Los Estatutos no definen cómo estar inscritos en PODEMOS, lo cual es de por sí un tema no menor. A partir de ahí, son más o menos los de cualquier asociación que se precie, pero en mal redactados y en faltos de claridad y definición. Unos estatutos que incluyan “streaming” son de por sí mejorables. Y lo siento si no estoy en el ajo, o no he dedicado demasiado tiempo a su lectura, pero si yo fuera afilado (¿?) andaría perdido respecto a la estructura y organización. Busquen en Google, que seguro que podrán copiar unos cuantos estatutos mejor estructurados.

    Y para no gastar más tecla, me quedo con la frase de: “Estoy firmemente convencido de que si seis consejeros ciudadanos están a favor de algo, auque mi opinión sea distinta, la suya es más probable que sea la opción correcta. Y yo en poker siempre eligo esa opción”.

    Recomiendo al compañero Óscar la afamada “Doce hombres sin piedad”, y espero no tener nunca que depender de él para defender mi derecho a la vida si un día se sienta con seis consejeros ciudadanos partidarios de la pena de muerte. O por contra, entiendo que si se sienta con seis consejeros ciudadanos que opinen que las hipotecas o deudas están para ser pagadas y no condonadas, les reconozca la numérica sabiduría. ¡Pero cuanta confianza en que la agrupación hace el saber, no ya la fuerza o las más de las veces el aumento exponencial de la estupidez humana!

    En fin, que estos tíos tendrán el don de la oportunidad, de captar el cabreo contra los innegables errores del sistema, de navegar en momentos de convulsión ocultando rostro y programa para no pringarse, de la telegenia (aunque solo sea del líder), pero que me parecen, si he de juzgar por lo elegido en lo local, faltos de rigor, de analítica, de proyecto y propuesta concreta, de usar los síntomas para un diagnóstico y un tratamiento, y no como machaconas reiteraciones de frases sin contenido. Que me dan auténtica pena, porque no son sino el reflejo del auténtico problema que tenemos en la sociedad, y es no ya la falta de compromiso de los ciudadanos hacia lo común, sino la falta de echar horas, esfuerzo y conocimiento a ese compromiso para que sea un compromiso eficaz. Que la medicina o la mecánica del automovil no se practican mejor por juntar a muchos ignorantes de ello con ganas de participar, sino formándose y entrando al detalle, hecho lo cual, cuantos más médicos o más mecánicos juntemos, mejor. Programas y candidaturas así hacen bueno a mi querido PACMA, la verdad. Pena de ciudad si los soldaditos morados, una vez cumplido el objetivo de tomar la muralla, a lo Orgullo y Pasión, que decía alguien en Twitter, entran en ella, porque tan sólo les veo armados de escudo y espada, esmirriados en la figura, y vacíos de cualquier otro contenido.

    Un abrazo, y puesto que tanto se respeta lo participativo desde esos círculos, por favor, entiendan este mi vómito como mi colaboración a mi círculo particular, donde por supuesto escucharé atento a los que como yo vomiten, y consideraré a los que me critiquen como miembros de un sistema de castas que quieren impedir mi realización como individuo opinante. Espero ponerme así a la altura de los tiempos.

    • Guillermo B. says:

      Realizo de pronto que ni Álvaro el poeta ni el Sr. Tomé habitan ya estas guerras municipales. Mis disculpas a ellos, allá donde estén, junto con un fortísimo abrazo. Reemplácense en mi previa por los que toquen, a los que también pido disculpas en mi desconocimiento, prometo como tarea para el 2015 aprenderme la corporación en pleno.
      Pero Tomás Blanco estará, ¿no?

  2. Macanaz says:

    Difícil agregar algo mas y casi imposible hacerlo mejor.
    A mi me plantean no solo dudas sino hasta miedos razonables. Ese aire de savonarolas que quieren purificar una politica corrupta ( los políticos suelen ser un reflejo de la sociedad que les elige) y que adoptan en los debates una tremenda agresividad contra los que se les oponen (según me cuentan una minucia, comparado con lo que ocurre en cierta facultad donde los profesores que no están en la onda han de afrontar múltiples problemas).
    La democracia participativa me suena a comités de barrio y cosas así, es como la democracia orgánica que decían que existía en este país hace 40 años.
    Yo soy un gran partidario de la sanidad pública y la educación publica pero no quiero pesebres de ciertos colectivos y además su coste ha de ser racional. La barra libre que propugnan algunos esta muy bien pero hay que pagarla y España como todos los países civilizados vive a crédito (excluyo Cuba,Venezuela y Corea del Norte).
    En fin que la gente vote lo que quiera pero entre la casta política y la universitaria casi prefiero la primera (del póker no hablo porque no lo conozco aunque quizás si salta la banca en Las Vegas pueda solucionar los problemas de Avila pero me suena que estos criticaban mucho lo de Eurovegas ¿incoherencia?)
    Otro dia hablaremos de los populismos de extrema derecha que defienden la constitución en Cataluña y la critican en Madrid.

  3. Obis says:

    La entrada muy buena. Pero si bien es cierto que es imposible añadir nada al comentario de Guillermo también es imposible hacerlo más farragoso, barroco y verborréico. Y Macanaz, no entiendo la analogía entre sanidad y educación pública y los países que lista usted. Con los populismo de extrema derecha se refiere a UPyD o a Ciudadanos? Aclare por favor…

    • Guillermo B. says:

      >> también es imposible hacerlo más farragoso, barroco y verborréico.

      Ahí me has calao…

      ¿Cuántos padrenuestros me tocan?

      Un abrazo

      • Obis says:

        La absolución necesita arrepentimiento y propósito de la enmienda. Valdría un intento sincero de emular a Azorín o a Pla. O escribir un haiku. O un tweet…

        • Guillermo B. says:

          Oiga, que el tweet ese lo ejerzo, con menor o mayor fortuna, desde hace dos meses. ¡Sígame, hombre!
          Y cada cual es como es, pecado serio no me veo en la verborrea, sólo es cuestión de esperar a que vuelva a estar de moda. Pero le prometo haikus, como en otros lares nos dimos al madrigal. Azorín ya es mucho, sin duda. Saludos

        • Guillermo B. says:

          Full en la mano
          la primavera aguarda
          coletas vanas.

          Llanto de tweet,
          los círculos morados
          huyen de críticas.

          Voces sin flor
          en jardín inodoro
          ya no podremos.

          Deuda auditada
          el azhar que se ahoga
          antes de fruto.

          Toma muralla
          por los hueros ejércitos
          nada en las flechas.

  4. Macanaz says:

    No hay analogía entre sanidad/educacion y esos paises sino que los paises normales (salvo esos que cito) financian sus servicios mediante la deuda que emiten y sin deuda no hay sanidad ni educacion, ni nada de nada. Los mayores recortes serian los que tendria que hacer un pais sin acceso al crédito.
    En cuanto a los partidos me parece que no hace falta aclarar nada.
    Guillermo, no hace falta que rece nada. Ego te absolvo…

    • Guillermo B. says:

      … in nomine Pablo, et Echenique, et Errejón santo…

    • Obis says:

      Gracias. De hecho, sin deuda no hay política (creo Suárez lo dijo), y en términos socialdemócratas “a más deuda, más política”. Pero la socialdemocracia ya no existe…
      Respecto a los partidos, entonces nos queda la extrema derecha moderada del PP, los populistas de extrema derecha citados, la derecha socioliberal del PSOE, la miniizquierda confusa de IU y el engendro diseccionado por Guillermo. O me excedo en algo?

  5. Pingback: Un café con… Óscar Gregorio Jiménez | Los 4 palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: