14 entradas de 2014

Tampoco nosotros podíamos faltar a la cita con las entradas recopilatorias y los balances de fin de año.

Este año hemos notado en el número de visitas como el contubernio internacional, los mercados y la casta, en confluencia maligna, han hecho que baje el número de lectores de nuestra querida página. Estamos en recesión. Lejos quedan los años buenos, el 2013 en concreto. Este año os habéis ido a desayunar en vez de a leernos. Solo tendremos 65 mil visitas al cierre de hoy. Le vais a dar un disgusto a Pablo, aunque todos sabemos que es culpa de Illo y de su manía de irse de viaje por Europa en vez de mandarnos viñetas. 177 visitantes al día, cuando llegamos a tener 219. Snif. El mes más activo fue Junio y el que menos éste.

Así no vamos a derrocar al gobierno, os advertimos.

En nuestras batallas personales, el más leído del año ha sido Willy, porque entrevista a deidades. Le siguen Alberto, Rubén y Pablo. Otro disgusto más. Desalmados.

Las visitas nos llegan fundamentalmente desde Twitter, aunque el reino de Zuckerberg también nos presta unos cuantos lectores (8000 frente a 5500). Meridianos y ÁvilaRed se disputan el tercer escalón del podium. ¿Google +? 29. Lo petamos.

La mayoría de visitantes sois españoles hispánicos de la piel de toro. Después nos leen bastante en Estados Unidos y se cuela como tercero Reino Unido en dura pugna con México. Hemos perdido el apoyo que los franceses nos dieron el año pasado.  Este año damos un abrazo al lector de Maldivas, al de Nepal y al de Santo Tomé ¿Pedro? y Principe.

Vamos con las entradas más vistas de 2014. Nos referimos a las publicadas durante este año, porque la historia sigue arrasando en esta bitácora. Entradas como “Comuneros de Castilla” o “El origen de la Comunidad Autónoma” siguen apareciendo entre las más vistas aunque haya pasado el tiempo. Pero lo más leído de lo nuevo ha sido…

01.) Un café con… @diostuitero – Sin duda el gran hit del año, Willy estuvo divino.

02.) Catorce mentiras sobre mi despido de la SER (José Ramón Rebollada) – Las explicaciones de Jota tuvieron y tienen gran repercusión.

03.) Ávila TrainvisiOFF – Murallito somos todos.

04.) Un fin de semana para el recuerdo de la Fábrica de Harinas de Ávila – Hay cosas que no se olvidan.

05.) Poder contra verdad (Miguel Díaz Herrero) – Una verdad incómoda.

06.) Podemos, en Ávila – Sus primeros pasos.

07.) Festival de Nuevos Lenguajes Escénicos de Ávila ‘Artescena’ – La cultura interesa a nuestros lectores.

08.) Vender el muñeco – Del turismo y nuestras habilidades para mostrarlo adecuadamente.

09.) _ota – Sobre la letra que falta.

10.) Ávila Today – El humor más allá de las murallas.

11.) Panegírico – Willy metiéndose en harinas.

12.) Un Gotelé…a golpe de blues – Sobre el grupo abulense.

13.) Los secretos de Ávila (José Manuel Blázquez) – La colaboración del gran Elzo.

14.) Adolfo Suárez, in memoriam – Alberto reflexionando sobre la muerte del presidente.

Hasta aquí 2014… prometemos mucha más guerra en un 2015 que se prevé apasionante.

¡Feliz año!

Los ONCE Palos

Cuando las cosas se hacen con cierta intención, con cierto cariño, todo termina por llegar. Hace tres años y medio (más o menos) que comenzábamos esta aventura de Los 4 Palos. Desde entonces hemos tenido épocas de más y mejores publicaciones, otras de menos, algunos éxitos, más fracasos, temporadas de bonanza y, por supuesto, de vacas flacas. Pero si algo ha sido una constante durante todo este tiempo ha sido el querer hacer cada una de las entradas que durante todo este tiempo hemos escrito sin pedir nada a cambio. Ni siquiera mendigábamos lecturas, no hemos comprado seguidores en Twitter, ni ‘me gusta’ en Facebook. No buscamos la sonrisa fácil, quizá poramos decir que sí la crítica constructiva y todo ello con nuestro esfuerzo, nuestro tiempo y nuestro dinero. Nada fácil.

Cuando las cosas se hacen de esa desinteresada manera no esperas que te den sorpresas. Ni para bien ni para mal. Sabiendo lo que hay y lo que queremos de este rincón nos alejamos de sobresaltos. Las recompensas terminan por llegar pero muchas veces, no por desmerecida, deja de agradar y es que como dice el refrán, a nadie amarga un dulce.

La noticia nos llegaba hace unos días pero no podíamos hacerla pública hasta que no se presentase de forma oficial, no es un asunto nuestro y tras votaciones y deliberaciones varias en el grupo de Whats App, en el que decidimos las cosas importantes, decidimos ser buenos chicos. Al fin y al cabo no hemos recibido nunca un gesto como este de parte de nadie y no queríamos quedarnos sin nuestra recompensa por adelantarnos a los acontecimientos.

Tras el fracaso en nuestra primera (y única) aspiración a los premios 20 blogs de 20 minutos y nuestra NO concurrencia ni nominación a abulenses del año, próxima meta, e imprescindible para nuestros egos, recibíamos un correo electrónico firmado por el delegado territorial de la ONCE en Castilla y León, Ismael Pérez Blanco. Nos comunicaba su intención de dedicar un cupón, concretamente el del sábado 10 de enero de 2015, a nuestro blog, declarándose seguidor del mismo, y dejando constancia de que, al igual que su fundación, podemos presumir del honor de, a otra escala, hacer también una gran labor social. Imaginad nuestra cara. Nuestro logotipo, nuestro blog en más de 5 millones de cupones que se venderán por toda la geografía española. Poco había que discutir, así que aceptamos.

Cupon Once

Ayer se hizo un pequeño acto de presentación del cupón que llevará Los 4 Palos a todos los rincones del mundo. El Presidente de la Excelentísima Diputación Provincial de Ávila, Agustín González, quiso acompañarnos en el pequeño e informal acto. Muestra de la informalidad es el jersey que se puso. Pablo y yo representábamos a nuestros compañeros paleros en un momento que siempre recordaremos. Ahora, os invitamos a todos a comprar el cupón para ese día 10 de enero y esperamos, de todo corazón, que los palos repartan suerte. 

___

¡Feliz día de los inocentes!

Ocho apellidos palos (El increíble caso de B.B.). Cuarta y última parte.

El día de la señal, el día en que por fin, Benjamín B. recogería el báculo que le daría el poder sobre la fría tierra abulense. Apagó del todo el aún humeante móvil y abrió la ventana para descargar el ambiente. Poco a poco acertaba a ver su figura reflejada en aquel espejo. Se veía raro. No estaba acostumbrado a esa sensación de poder, pero sí. Había llegado el día. El conjuro de la Pechotes había salido bien y nada podía detenerle. Incluso los infames integrantes de aquel maldito blog habían desaparecido en el fondo de Fuentes Claras comidos por los peces del lugar. Tendría que resolver de alguna forma el nacimiento del tercer ojo en aquellos animales pero ya lidiaría con eso una vez tuviera el báculo en sus manos. Ya pensaría cómo…

Los cuatro arrebatadoremante atractivos blogueros junto a Illo habían permanecido en silencio. Todo debía hacerse con minucioso cuidado si realmente querían llevar sus planes a buen puerto. A efectos del público habitual habían desaparecido. Meses sin actualizar el blog, silencio en sus perfiles sociales, ni siquiera llamaron a la familia para decir que estaban bien. Simplemente se escondieron y lo hicieron en el lugar donde sabían que jamás les buscarían, el un lugar donde sabían que estarían a salvo… El Vaticano. Por supuesto que la ayuda de Bergoglio fue fundamental camuflando a los plumillas como cardenales. No fueron meses fáciles para ellos, ni mucho menos, tuvieron que lidiar con mucho clérigo que quería enseñarles (en privado) el recto camino de los designios divinos. Cuatro atractivos jóvenes rodeados de clérigos nunca lo han tenido fácil, en ninguna situación. Illo pasó menos dificultades, terminó siendo el más simpático de todos con diferencia. Ni con esas…

Llegó el día en que debían partir. Y menos mal… Mientras se despedían de Berglorio el de los pelos le preguntó.
– ¿Cuándo volveremos a verte? – Muy serio, el Santo Padre respondió:
– Espera mi llegada con la primera luz del quinto día, al alba mira al este.
El salón de plenos no tiene ventanas al este, señor. – Dijo Illo.
Pues nada, tranquilos, ya llegaré… – Dijo resignado Bergoglio. Terminaron las despedidas y partieron.

……..

El salon de plenos vestido de gala como no lo había estado nunca. Todos los asistentes con sus trajes, corbatas y la intriga normal que conlleva un punto de inflexión como aquel, un cambio. Nada podía fallar. Errejón, Monedero, la Pechotes, Nicolás y otros afines en primera fila, el resto de la sala a rebosar de público y periodistas. Estaba hecho, se acercaba el momento. Benjamin subió las escaleras que llevaban hasta la sala para disfrutar de su añorado momento de gloria. Había llegado el verdadero día de la señal. Asomó por el marco de la puerta, ya algunos le miraban curiosos al llegar al primer piso, murmuraban y eso era bueno. De repente, a la puerta de la sala, alguien comienza con unos tímidos aplausos que no tardan en convertirse en una sonora ovación. Él bajo la puerta si entrar aún en el salón de plenos sacando con la mano a todos los asistentes como si del Papa se tratase. En aquel momento, en medio del sonoro recibimiento… “¡Clonccccc!”. Recibió un brutal golpe en la cabeza. “Eso debe ser la señal”. Es lo único que le vino a la cabeza antes de desmayarse…

Benjamin B. despertó por la mañana, después de un sueño tranquilo, Tardó unos minutos en ser consciente de dónde estaba. Algo había pasado, no entendía cómo había llegado allí y le dolía terriblemente la cabeza. Encendió la radio y llegó la sorpresa. Al igual que la mayoría de bancos, no daba crédito. En unos minutos comenzaremos con el nuevo espacio que estrenamos hoy… ”El programa del nuevo alcalde” Decía la locutora con voz temblorosa. No entendía nada. Qué tipo de broma era esa. El nuevo alcalde tenía que ser él, había salido bien el conjuro, habían recitado los ocho apellidos palos en el momento preciso y todo había funcionado. ¿Qué había pasado?

Buscaba su móvil, no aparecía por ninguna parte, y comenzó a recordar. Se había quemado, maldición. El día de la señal había ardido antes de acudir al salón de plenos para ser nombrado… ¡Alcalde! ¿Entonces…? ¿Quién era ese que iba a hablar por la radio? ¿Por qué no le habían nombrado alcalde a él?

“El cielo no se gana por consenso, se gana por asalto y los de abajo, por fin, hemos vencido a los de arriba. Buenos días, abulenses, bienvenidos a este nuevo espacio diario en el que os contaré los asuntos más relevantes de la actualidad de nuestra ciudad desde un punto de vista objetivo y nada partidista. Soy vuestro nuevo alcalde. Alberto Martín del Pozo.

Noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo.
No podía ser. Estaban…. Estaban muertos, bajo el agua, era imposible, no podían revivir. No se puede volver… Maldita sea, debía saber qué había pasado. Tiró de memoria para recordar el número de teléfono de Errejón y lo marcó desde el fijo… No obtuvo respuesta. Probó con el de Monedero, mierda, no se lo sabía. Decidió probar con la Pechotes… Acertó con los dígitos, sonaba tono y, finalmente, obtuvo respuesta. A pesar de los nervios pudo distinguir de fondo una simpática melodía

Que borrachera, que grande es el mar
que no me quieras ,que barbaridad…

¿Sí? – Preguntó ella.
Soy Benjamín, menos mal que estás ahí… He escuchado lo del nuevo alcalde y no entiendo nada, ¿qué ha pasado? – Notó como se le cortaba la voz.
¡Benjamín, estás bien!
Sí, sí, bien, pero ¿qué ha pasado? – Insistió él.
¿No recuerdas nada? ¿No lo sabes?
No, no tengo ni idea, acabo de despertarme… ¿Me puedes contar de una vez, por favor?
Nos han traicionado. Errejón y Monedero nos han vendido, no eran de fiar, te lo dije. Eran el enemigo y como tal nos hecho la cama.
¿Cómo? ¡¡¡No puede ser!!! El conjuro había salido bien.
No el conjuro no había salido bien. Están vivos, VIVOS.
Coño, eso ya lo sé, uno es el nuevo alcalde. Por eso no entiendo nada…
– Aparecieron en el salón de plenos. Justo cuando ibas a entrar te paraste a recibir la ovación de bienvenida. En ese momento apareció detrás de ti Bergoglio corriendo con un pequeño hobbit en los brazos que…

¿Espera, un hobbit? No digas bobadas… No podía ser un hobbit… ¿No sería aquel viñetista que ayudaba a los de los palos? ¿El tal Illo?
– Claroooooo. – Ellá cayó en la cuenta. – Eso, eso es. Illo. Era Illo, ya decía yo que le conocía de algo, que me sonaba su cara… Bueno, lo que sonó de verdad fue tu cabeza. Te arreó un sartenazo que no duraste 3 segundos en pie. Caíste. Apareció ese de los pelos con el otro alto que pisa huellas. Te arrastraron hacia atrás cogido de las piernas y fue la última vez que te vi. Pensé que te habían matado…
¿Y qué más? – Preguntó intrigado.
Errejón y Monedero se levantaron de repente. ¡Asamblea! Gritaron. Comenzaron a soltar un discurso populista que encandiló a la gente. Hablaban de la casta y la caspa del pueblo de los de abajo y los de arriba… La gente se lo creyó, fue un infierno, lo pasé fatal. El peor momento fue cuando pidieron una votación querían hacer alcalde al tal Alberto. Una cosa te voy a decir, es bajito pero tiene unos ojos que ya me gustarían a mí… Arrasó, se lo llevó de calle… Todos le aclamaban, todos dijeron que sí. Yo no, ¿eh? pero el resto todos… Una pesadilla.
¿Y qué podemos hacer ahora? – El desconocimiento se había tornado en preocupación.
Nada, no merece la pena. Te ha expropiado tus casas, te dejan vivir en una a cambio de un alquiler social pero nada más. Te han robado tus ahorros. No eres nada ni nadie. Se ha puesto un programa diario de radio y televisión, quiere darle dinero a los pobres para que puedan comer sin trabajar y llenará el país de vagos y maleantes. Lo mejor es huir. Huyamos a Alemania, refugiémonos allí y vivamos otra vida diferente…
Será lo mejor. Voy a hacer las maletas. Nos vemos en media hora. 

………………..

Mientras tanto, en el despacho del alcalde, en el Ayuntamiento, se celebraba la victoria. Pablo, el enlace en la sombra con Errejón y Monedero, les agradecía con un brindis el cable que les habían echado. El alto se pasó toda la celebración tuiteando lo que no había tuiteado en 6 meses y buscando huellas para pisar, era su hobby favorito desde hacía algún tiempo, el de los pelos ponía rondas de chupitos para todos a cada trago que daban, había que mojar aquel momento como de verdad se merecía. Illo dibujaba para inmortalizar la victoria y Bergoglio se despedía diciendo… Bueno, amigos… Esto no es un adiós es un hasta agosto. Vendré entonces a ver cómo vais y a celebrar el tema ese de Santa Teresa… Si no habéis prohibido la religión antes… Jeje.

De fondo… La radio. Alberto con voz firme y la seguridad que da tener el respaldo ciudadano daba forma a lo que iba a ser su pequeño espacio diario en los medios de comunicación locales. 4 horas ininterrumpidas de programa para contar a la ciudadanía las bondades de su gobierno y los logros conseguidos. Lo único que no puedo hacer… Despedirse de Bergoglio… Una lástima.

P. S.: Se instauró el dragma como nueva moneda municipal sacando a Ávila del Euro en una arriesgada jugada. La gente se liaba un poco al principio pero ya se van haciendo con el cambio. 1 dragma se cambia a 1,68 euros por lo que 25 dragmas son 42 euros.

Ocho apellidos palos (El increíble caso de B.B.) Tercera parte

Mientras el papamóvil era adelantado en una rotonda por el neoneoneomurallito -un tranvía rojo con alas propulsado por un minirreactor experimental de fusión nuclear- nuestros héroes fueron despertando uno a uno. Bergoglio conducía con una mano, bebía mate como si no hubiese un mañana y por los altavoces del santo vehículo el IV Coro de Voluntarios Voluntariosos entonaba un Te Deum. A la altura del Carrefour, abierto a pesar de ser festivo para que todo el mundo pudiese comprar lechuga cuando le viniese en gana, el Pelos se cansó de la situación y advirtió a Bergoglio de que o les explicaba de qué iba todo aquello y quitaba la música, o él se bajaba que tenía que ir a sacar al perro. Bergoglio, que los miraba a través del paparetrovisor, encogió los papahombros y aparcó el papamóvil a la puerta de la Escuela de Policías.

-Igual este no es un buen lugar para parar -dijo el viñetista.

-Che pibe, soy el Papa. -contestó Bergoglio- El representante de Dios y de Maradona en la tierra. El sucesor de San Pedro. Si me multan los excomulgo.

-Buen argumento.

Bergoglio dio un nuevo sorbo al mate y comenzó a explicarles la situación: el ritual satánico circular llevado a cabo por los de Podemos, el pequeño Nicolás, la Pechotes y Benjamin B. les necesitaba a ellos. Era un rollo chungo largo de explicar, algo relacionado con las fuerzas telúricas, los experimentos de la NASA, el CERN y el lavadora espacial que pusimos en el asteroide ese. Lo importante era que el Servicio Secreto Vaticano, en colaboración estrecha con el CNI, la CIA, Froilán, la Comisión del Centenario y la Real Federación Colombófila Nacional se habían puesto en marcha para evitarlo. El plan consistía, aquí hizo una pausa en su narración para ganar fuerza dramática, en sustituirles por maniquíes modelados con una impresora 3D de última generación y hacer creer a los conspiradores que su plan había resultado.

-¿Y a usted, Santidad, porque le importa todo esto?

Nuevo sorbo al mate.

-El tal Benjamin B. no sale guapo en las fotos. Si el año que viene vengo a Ávila en visita oficial tendré que quemar después todas las instantáneas.

-También puede que ganan los de Podemos -comentó uno de los paleros.

-Peor aún. Me quitarían protagonismo.

Mientras el Papa discutía con los atractivos blogueros dónde se esconderían hasta que llegase el momento de acabar con los planes de los conjurados, en otro punto de la ciudad Errejón y Monedero, acabado el flashmob de los alumnos de la UCAV, arrastraban a los falsos paleros hasta los Cuatro Postes, donde la Pechotes, el Coletas, Benjamin B. y el pequeño Nicolás esperaban con impaciencia. Una vez allí, los depositaron en el centro del círculo y reemprendieron el conjuro.

-Garcinuño, Negro, Del Pozo, Del Pozo…-rezaba la letanía de la Pechotes

-¡Vamos, vamos! -Benjamin B. no podía soportar más la tensión acumulada.

Cuando por fin la joven pronunció los apellidos de todos los miembros del blog, justo cuando el reloj de la Puerta del Sol marcaba las 12 de la noche, una luz morada se abrió paso en el cielo e iluminó a los presentes. Después, una fuerza desconocida empezó a elevar los falsos y musculados cuerpos de nuestro admirados héroes. Levitaban como en éxtasis místico aconfesional. Tras unos segundos flotando a escasos centímetros del suelo, fueron lanzados a gran velocidad contra el embalse de las Cogotas, donde se hundieron como drones mal tripulados.

-¡Lo conseguimos! ¡Lo conseguimos! -gritaba Benjamin B.

Los miembros de Podemos se abrazaron y comenzaron a cantar los grandes éxitos de la Transición. A su lado el pequeño Nicolás concertaba una entrevista con Telecinco. Benjamin B. con lágrimas en los ojos, miraba la ciudad desde aquel observatorio privilegiado.

-Por fin serás mía -decía entre dientes mientras agitaba el puño derecho.

¿Qué ocurriría el día de la señal? ¿Cómo reaccionaría Benjamin B. cuando viese reaparecer a nuestros héroes vivos y tuiteando? ¿Se compraría un móvil nuevo para sustituir al que se había quemado? ¿Los círculos darán paso a los paralelepípedos? ¿Qué habrá sido del perro del Pelos? ¿Cuánto son 25 dracmas?

(la historia se cierra aquí)

Ocho apellidos palos (El increíble caso de B.B.) Segunda parte

El último “¡Clonccccc!”, el que salió de la cabeza del pelos, sonó metálico. Quizás por eso, los 200 alumnos de la UCAV que se camuflaban entre las mesas y sillas del Prisma lo confundieron con la señal. “¡La campana! –pensaron–. Arranca el flashmob”. Alguien le dio al cassette y comenzó a sonar la música (algo de Pastora Soler) y el gozo en el alma. La coreografía era de Woody Events.

Errejón y Monedero se vieron arrastrados por ese ir y venir de caderas estudiantiles. El ritmo universitario les confundió y dejaron libres a sus presas. Aquella casualidad, aquel flashmob repentino y fresco, salvó a nuestros protagonistas. Mientras los de Podemos soltaban sus caderas y sus círculos, un grupo de rescate arrastraba los cuerpos inertes de los paleros hacia la calle, primero, y después, al interior de un vehículo.

Aquel comando, sin duda alguna, estaba compuesto por profesionales. Se movían al unísono y tenían sincronizado sus relojes Casio. Quizás en otra época fueron encarcelados por un delito que no habían cometido. No está quitado que no tardaran en fugarse de la prisión en que se encontraban recluidos. Hoy, buscados todavía por algún Gobierno, sobreviven como soldados de fortuna. Si tiene usted algún problema y se los encuentra, quizá pueda contratarlos… son: ¡la Comisión Ejecutiva de la Comisión Nacional del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús!

El primero en despertar fue Illo. Escapaban en un coche de ventanas impolutas. El conductor cantaba lo de “Para ser conductor de primera…” con acento argentino. “Jefe, pise el acelerador que vamos pisando huevos”. Nadie se molestó en responder al viñetista. Todo el mundo sabe que el Papamovil no pasa de los 50 kilómetros por hora.

(la historia continúa aquí)

Ocho apellidos palos (El increíble caso de B.B.)

Es ya una tradición en las fiestas de fin de año que este rincón acoja un relato a cuatro manos. Cada vez le toca empezar a uno de los paleros, y por turnos se va completando un relato que siempre se envenena en intrincadas peripecias.

– Primera Edición: “Ávila, universo par” (arrancó Alberto y cerró Pablo)
– Segunda Edición: “Clandestinos”  (arrancó Willy y cerró Alberto)
– Tercera Edición: “Referéndum al tun tun” (arrancó Pablo y cerró Rubén)

la foto 1Ocho apellidos palos (El increíble caso de B.B.)

Cuando Benjamin B. despertó en la mañana, después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su estante un teléfono en llamas. Lo que antes fuera el celular de las intrigas estaba ardiendo, y de él ya solo quedaba una masa en forma de caparazón.

«¿Qué le habrá ocurrido al Whats´app?», pensó.

Su despacho, una habitación inhumana, pequeña, hasta entonces aparentemente tranquila dentro de las cuatro paredes del Ayuntamiento, olía a quemado. El fuego que todo lo purificaría. Aun somnoliento no se había percartado de que era el día de la señal. Pero no, no era un sueño.

Benjamin había logrado sobrevivir políticamente como portavoz del PSOE-A (de Ávila y Auténtico), superviviente de las guerras fratricidas del que fuera su partido durante décadas.

Por encima de la mesa, sobre la que había extendido un muestrario de poemas y unos discos de Gabinete Caligari -ante todo Benjamin era un sentimental- estaba escondida la foto del día que lo cambió todo. La imagen estaba a punto de ser pasto de las llamas, así que Benjamin no se lo pensó. Cogió el pequeño cuadro y salió corriendo hacia el Mercado Chico.

En sus manos estaba a salvo la instantánea. En ella se veía la ciudad desde los Cuatro Postes con tres personas colocadas alrededor de la cruz con un tablero de ouija. Ella era una dama ataviada con un sombrero y una boa de piel, a la que se veía en la imagen sentada y muy firme, y a la que los conocidos, sin que ella lo supiera, la llamaban La Pechotes. Él un joven emprendedor, un conseguidor, se hacía llamar John Fitzgerald, o, en la intimidad, Nicolás. Benjamin era el tercero. la foto 2

Recordaba aquel momento como si fuera ayer:

– Más te vale que funcione, John Fitzgerald.
* Puedes llamarme Nicolas, Thomas.
– Te he dicho que me llames Benjamin.
* Como gustes.

Mientras, la mujer se encontraba en estado de trance.

^ Del Pozo, Negro, Del Pozo, Garcinuño… Del Pozo, Del Pozo, Garcinuño, Del Pozo.

– No lo va a conseguir, John. No sale de esos cuatro apellidos. Se estanca en el “Del Pozo”. Nos faltan cuatro apellidos, maldita sea.

Contaba la leyenda que si decías los ocho apellidos palos en mitad de los Cuatro Postes lograrías convertirte en la nueva cara que necesitaba la ciudad,el  estandarte del puño y la rosa, el hombre que envejecería al revés y cada vez sería más guapo, más hábil, más fuerte.  El hipnotizador de voluntades, el animal político al que nunca más recordarían que se había presentado en elecciones anteriores para perder más y más concejales, porque muy al contrario ahora cada vez sería más joven y apuesto. Era el sueño de su vida, ser el hombre que cambiaría el PSOE(A) desde dentro y dejaría su huella pisada. El magno y novedoso renovador, adalid del puro cambio, que haría arrodillarse a su paso a todo concejal guapo que se le pusiera por delante.

Pero aquello todavía estaba por llegar, habría que ser pacientes. En la nochevieja de 2014, Podemos ni siquiera era todavía el partido del gobierno. Seguía al mando Rajoy y Bergoglio seguía sin confirmar si iría a la ciudad de las murallas.

^ Es inútil. Sin los apellidos del viñetas no hay sortilegio posible.

La cuarta pieza de la conspiración, el fotógrafo que había inmortalizado el momento, era un ambicioso profesor de universidad con coleta que no se andaba con remilgos.

_ El cielo se toma por asalto, Benjamin. Hay que raptar a esa panda de mequetrefes y obligarles a cantar.

Del Pozo, Negro, Garcinuño, el otro Del Pozo y el viñetas estaban echando un refrigerio en San Roque cuando todo cambió. En el Prisma vieron entrar a un chico con apariencia bien, que se hacía llamar Errejón, y  a otro con cara más como de ser encargado de una tienda en la Calle San Segundo, el camarada Monedero.

¨ Claro que podemos, Iñigo. Son esos cinco mamelucos.

La estrategia venía de años atrás. Desde La Complutense se había marcado la agenda de lo que sería el asalto a La Moncloa. Sabían, vaya sí lo sabían, que hacer caer al poder en Ávila sería la chispa definitiva para hacerse con la nación entera. Habían logrado dinamitar el PSOE de Ávila y distraer a verdes y magentas con círculos y convergencias random. Ya solo necesitaban que esos cabrones del blog dejaran de importunar con sus chistecitos. “No es país para churches”, habían titulado su última entrada.

No habría ninguna más. Un año después el ayuntamiento estaba en llamas y Benjamin había cumplido su objetivo: cada vez estaba más joven, más puro, más bradpitt. Encabezaba las encuestas y todo estaba saliendo a pedir de boca. Ya lo había augurado su eslogan de campaña en 2015:

Más Blanco.

….

Pocos segundos antes de que Monedero y Errejón dieran un sartenazo en el colodrillo a cada uno de los cuatro palos (e Illo), Willy había vuelto de la barra con un café doble y un mensaje.

“Es Froilán. Dice que ya están aquí. Que sigamos el plan previsto, el CNI no nos dejará a nuestro albur. Volverán a por nosotros. Va a doler, pero dejaos llevar. Todo sea por Ávila, por los comuneros de Castilla, por la Santa, por la Fábrica de Harinas, por la letra entre la I y la K, por Ariel Rot y por The Quireboys”.

¡Cloncccc! 

Tenía la cabeza dura, el muy pelos.                                       (la historia continúa aquí)

Ni frío ni calor

IMG_20141022_132330-EFFECTSLa semana pasada tuvo lugar el acontecimiento que todos estábamos esperando. ¿Se arregló Pablo Iglesias las puntas de su brillante melena? ¿Decidió Mariano teñirse por fin la barba como hace con el resto del pelo? ¿Aparecieron las vocales perdidas de Pdro Snchz? No, se presentó el programa cultural de la Comisión Nacional del centenario de Santa Teresa con un doble acto: por la mañana en la Biblioteca Nacional, en la Villa y Corte, y por la tarde en el Palacio Caprotti, que todos pensábamos un museo y ha resultado ser un nuevo centro de congresos municipal donde igual se presentan actos culturales, que marcas comerciales cárnicas.

Dejemos a un lado la anécdota de la jornada, el anuncio (o no) de la visita papal por parte del alcalde y su posterior desmentido, y vayamos al meollo del asunto: más de 200 actividades a realizar en varias ciudades, exposiciones, series de televisión, conciertos, teatro, danza, música, etc. Nuestra ciudad es protagonista, como no podía ser de otra manera, de gran parte de estos actos. Aquí se inaugura el programa el próximo 9 de enero con un concierto de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, tres de nuestras iglesias serán escenario de la muestra de Las Edades del Hombre centrada en la figura, vida y obra de la Santa, y por aquí pasará el Papa si se termina por concretar su viaje. El objetivo de las actividades, presupuestadas en más de siete millones de euros, es lograr una “dimensión mundial”, algo que seguramente se logrará si finalmente Bergoglio viene de visita, sea como sea el resto.

Personalmente, el programa me ha dejado un poco tibio y algo decepcionado. Las actividades son las esperadas, ni más, ni menos. Pocas sorpresas. Cada uno tiene sus filias y sus fobias, claro, y lo que a mi me parece regulín igual a ustedes les parezca regulán. Por ejemplo, comprendo su éxtasis casi místico si son seguidores de la danza y de la obra de Santa Teresa, pues se está preparando un espectáculo en el que seis intérpretes recorrerán los “estados fisicoemocionales” de la Santa y eso debe molar mazo. A mi, como historiador -o Licenciado en Historia más bien- y dedicado de forma tangencial, en los ratos libres que me deja el Twitter, a eso de la cultura, me parece que el programa está cojo. Y no hablo de que la conferencia de Joseph Pérez no aparezca por ningún lado, ya que igual esto todavía tiene solución. Hablo de que falta contexto.

Lo sé, lo del contexto es una maldita deformación profesional que tenemos los historiadores y que el resto de la sociedad igual no comparte, aunque debería. A falta de ver el desarrollo concreto de cinco bloques temáticos de Las Edades -orígenes, reforma del Carmelo, maestra de oración, “Estarse a solas” y “Una Santa para la Iglesia y la Humanidad”- echo en falta que alguien me explique cómo era el mundo en el que se vivía Santa Teresa, cómo era la sociedad de la época, cómo la ciudad desde la que partió. En definitiva, algo o alguien que vaya más allá de la Santa y explique cómo era Teresa y cómo pensaba y vivía una mujer de clase media, en una ciudad del interior de Castilla, en el S. XVI; porque sin ese contexto, sin ese entorno social y geográfico, es más difícil entender la importancia de la figura de Santa Teresa. ¿O la Santa sería la Santa si hubiese nacido en el S. XIX en el Londres de la industrialización?

Y para que luego no digan que solo nos quejamos, solución rápida, simple, limpia y lo barato o caro que queramos o podamos: un par de exposiciones, programadas antes y después de Las Edades, que aborden estos dos temas. Una centrada en cómo era la sociedad del siglo XVI, cómo se vivía en la época, cuál era el papel de las mujeres dentro y fuera de la Iglesia, etc.; y la otra centrada en explicar al visitantes y al abulense cómo era Ávila en el S. XVI. Superar un poco el inevitable componente religioso del centenario y aprovechar la ocasión para profundizar en otros aspectos. Y sí, esto también serviría para atraer algo de turismo.

Hay algo de esto que acabo de decir que me parece importante destacar. Leo, escucho y veo a los organizadores hablar de los visitantes, de los turistas, del impacto económico del centenario -con el Papa como un atractivo turístico más-, pero encuentro pocas referencia a los abulenses. Se les invita a participar, pero casi como figurantes (o voluntarios) de un escenario un tanto prefabricado. Es algo de lo que me quejo habitualmente cuando hablamos de los actos que se organizan en la ciudad, así que no creo que les sorprenda volver a leer lo mismo. Eventos organizados como reclamos turísticos, pensando más en los que puedan venir que en los que están. Y es una pena, porque un centenario como este sería, además de una buena ocasión para hacer caja, lo que sin duda es importante, una oportunidad única para que la ciudad y sus habitantes se reencuentren y dialoguen sobre su presente, su pasado y su futuro.

PS.- Una duda ¿cuándo empieza el Centenario y cuánto dura? Me explico. En las pasadas fiestas de la Santa se habló de que servían de antesala del Centenario e incluso se dio por inaugurado el mismo con una misa en El Grande. ¿Quiere esto decir que el Centenario empezó el 15 de octubre y acabará el próximo 15 de octubre? Y más allá de que estos meses el Centenario haya sido más bien nada ¿qué sentido tiene que las fechas de inicio y final del V Centenario del Nacimiento de la Santa coincidan con la fecha de su muerte? ¿No sería más lógico elegir todo el año 2015? ¿O aquello no servía y empieza ahora de verdad? Y otra cosa ¿Por qué tantas páginas web? ¿Por qué no solo una? ¿Por qué esos nombres tan rebuscados para las mismas? Son bobadas, ya lo sé, pero mi trastorno obsesivo compulsivo y yo teníamos que comentarlo.

PS2- Dentro de los planes del Ayuntamiento está talar el olmo seco que está frente a la iglesia de la Santa y poner en su lugar una estatua, que supongo querrán que inaugure un señor argentino que vive ahora en Roma. Bien a lo de talar el olmo, sobre todo si sirve para talar los demás, mal sustituirlo por una estatua. ¿Por qué no se planta en su lugar otro olmo? Con un acto y una cinta para cortar si fuese necesario. Sería un bonito símbolo de cambio, permanencia, compromiso y regeneración.

A %d blogueros les gusta esto: