A coste cero

Una de las cosas que más promete de una ciudad como la nuestra es, a mi modo de ver las cosas, la ya conocida Orquesta Sinfónica de Ávila. Un proyecto puesto en marcha por Juventudes Musicales de Ávila con el esfuerzo y dedicación altruista de sus miembros. Altruista porque, de momento, la orquesta sigue en proceso de crecimiento y necesita promoción y caché para que el proyecto sea rentable para aquellos que participan de él. Tras algo más de 2 años de andadura, no es más que un niño que necesita crecer y desarrollarse. Este año opta, entre muchos otros candidatos, a la distinción de “Abulenses del Año”, premio que, considero, sería merecidísimo para ellos y les daría, seguramente, una visibilidad que les vendría demasiado bien para seguir trabajando y continuar con su difícil objetivo de consolidación. Hoy termina el plazo para la votación popular, si os dais prisa aún podéis apoyarles, cosa que agradecerán, seguro.

Pero esa visibilidad que otorga esta distinción de “Abulense del Año” se queda en prácticamente nada si se la compara con la que pueden dar otros actos y eventos que se van a celebrar en nuestra ciudad en las próximas fechas. Me refiero, efectivamente, al V Centenario del Nacimiento de San Teresa. Esta celebración contendrá grandes actos para los que se quiere contar con una gran orquesta y un gran coro que armonice las celebraciones. La ya anunciada misa inaugural, la de clausura, la hipotética visita del Papa… Actos multitudinarios, se espera, en los que la Orquesta Sinfónica de Ávila obtendrá una repercusión acorde a su calidad y a sus necesidades…

Un momento, suena el teléfono… Ahora vuelvo… No os vayáis…

(&%”#@¬)

Perdón, os pido disculpas. Me informan que el Obispado ha decidido montar orquesta y coro por su cuenta. En lugar de aprovechar la maravillosa orquesta que tenemos en la ciudad han preferido contar con dos profesores de conservatorio para organizar una orquesta paralela que sea la encargada de poner música a los actos del V Centenario. Otro despropósito más en todos estos preparativos llenos de monjas que diseñan logotipos, trabajos que se cubren con voluntarios y demás asuntos. Un V Centenario en el que muchos tienen puestas muchas expectativas y que mucho me temo que verán como se derrumban debido a la falta de profesionalización que se está poniendo en todo lo que se refiere a su celebración. Hacer las cosas a coste cero implica mermar la calidad de lo que se oferta. Eso es así. El Centenario, mucho me temo, que al final nos va a salir caro. Un evento que tendría que servir para colocar a Ávila en el mundo, un evento que tendría que dar visibilidad a todo lo bueno que tenemos, que es mucho, y que no va conseguir darnos la repercusión que la ciudad y sus colectivos se merecen.

La Orquesta Sinfónica de Ávila DEBE, por obligación, por profesionalidad, por necesidad, por orgullo, por sentido común… participar en los actos del V Centenario. Pero eso no depende de ellos, y es una lástima. Con la Iglesia hemos topado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: