Catorce mentiras sobre mi despido de la SER (José Ramón Rebollada)

José Ramón Rebollada Gil (Jota), nos envía este texto con la petición de que lo publiquemos. Quiere, con él, explicar varios de los asuntos que han surgido en torno a su despido de la Cadena Ser. Despido es el documento que  completa esta entrada de Jota y el documento al cual se refiere en varias ocasiones durante el texto.
Cualquier aludido en este texto o cualquier persona que quiera expresar su opinión dispone, por supuesto, de los comentarios de la entrada o de la posibilidad de enviarnos su texto por las vías que os contamos en este apartado.

Catorce Mentiras sobre mi despido de la SER (José Ramón Rebollada)

El día 3 de abril de 2014 fui despedido de la Cadena SER de forma fulminante y con efecto inmediato. Desde entonces cientos de personas me han preguntado por los hechos y las razones. Una vez terminado el proceso voy a explicarme sobre lo acontecido y con ello a contestarles atendiendo a un mínimo, obligado e imprescindible gesto de educación. Lo hago a través de este artículo agradeciendo en primer lugar y muy sinceramente a todas ellas su interés, preocupación, cercanía y cariño. Muchas, muchísimas gracias a todos.

Voy a demostrar a continuación en este artículo que mi despido se ha producido de forma intencionadamente dañina, sin justificación alguna y de malas maneras. Como prueba irrefutable baste señalar el hecho de que el pasado diez de junio la empresa optó motu proprio reconocer la improcedencia del despido y pagar la indemnización prevista por ley en ese caso, demostrando explícita e indudablemente su actuación infame. Son culpables y lo reconocen, pero no rectifican ni piden perdón.

Como complemento a este artículo adjunto en un fichero PDF los documentos que se han manejado en este caso por si alguien tiene interés en acudir a los papeles, y ahora voy a referirme a algunas de las cuestiones contenidas en los mismos detallando las mentiras una a una.

Por contextualizar, aunque creo que ya es conocido, todo el problema surge con motivo del fallecimiento del ex-presidente del gobierno Don Adolfo Suárez. Doña Carmen Esteban, directora de SER Ávila, me acusa, sin motivo ni argumento verdadero alguno, de que no acudí a mi puesto de trabajo intencionadamente e incumpliendo sus órdenes el domingo por la tarde en el que se produjo el deceso, algo absoluta, radical y rotundamente falso.

A raíz de esa acusación el día 28 de marzo de 2014 se incoó un expediente contradictorio en mi contra firmado por el Gerente de Recursos Laborales de la Cadena SER, Don Fernando Navarro. En él se hace alusión a una serie de “hechos” trasladados por la directora de SER Ávila, Doña Carmen Esteban, cuyas falacias paso a detallar a continuación:

Mentira número 1: En el pliego de cargos se dice que tras la rueda de prensa que ofreció Don Adolfo Suárez Illana (21/3/2014), anunciando el inminente fallecimiento de su padre, argumentan que: “… Siendo Adolfo Suárez de Ávila, concretamente de Cebreros, y conocidos por todos su deseo de ser enterrado en la catedral de Ávila,…” Falso. El deseo del presidente de ser enterrado en la catedral abulense se conoció detalladamente el lunes a través de las explicaciones que ofreció el Deán de la misma en rueda de prensa que cubrimos oportunamente. No obstante la primera información sobre este particular no se conoció hasta el domingo por la tarde por las explicaciones que dio el alcalde de la ciudad, no el viernes anterior por la mañana.

Mentira número 2: Se dice también que: “… La Directora de la Emisora, Doña Carmen Esteban, acude al área de redacción para informar que, tras las conversaciones que ha mantenido con algunos familiares de Adolfo Suárez, lo más probable es que ambas localidades fuesen puntos muy fuertes de información…” Falso. La directora no nos informó de que hubiera mantenido conversación alguna con nadie ni señaló punto informativo de interés alguno por más que los que se citan son evidentes como sabe cualquier periodista. Además, si fuera cierto que habló con algunos familiares de Don Adolfo Suárez esa mañana y le trasladaron detalles que anticipaban la fortaleza informativa de esos puntos geográficos y porqué iba a ser así, privó a la redacción de unas fuentes e informaciones indiscutiblemente privilegiadas, actuando primero de forma desleal con el medio de comunicación que dirige y con la Cadena SER en general, y en segundo lugar demostrando su desconocimiento absoluto e incuestionable del funcionamiento de una redacción y de la profesión periodística.

Inmediatamente después de ese encuentro los periodistas de SER Ávila nos repartimos los turnos de trabajo para el sábado y el domingo teniendo en cuenta que los fines de semana son nuestros días de descanso, tal y como se hace de forma normalizada siempre que es necesario hacerlo así por cuestiones importantes de carácter profesional, como muy bien desconoce Doña Carmen Esteban. Se estableció mi turno de guardia para el sábado, por tanto no tenía obligación alguna de trabajar el domingo ni la directora ordenó nada de nada específicamente en este sentido ni en ningún otro.

Mentira número 3: Se dice en el pliego de cargos que en la tarde del domingo 23 de marzo, fecha del fallecimiento de Don Adolfo Suárez: “… en ningún momento Vd. llamase o diese señal alguna.” Falsísimo. A pesar de que ese domingo yo no estaba de guardia tuve cuatro conversaciones telefónicas con los miembros de la redacción y una más con la directora. Además, de haber estado en Ávila habría acudido a la emisora pero tenía un compromiso ineludible ese día en Madrid. No hay incumplimiento alguno por mi parte de las órdenes de la directora porque no hubo tales órdenes más allá de que “debíamos estar preparados para cualquier eventualidad”, cosa que efectivamente hicimos sin duda alguna. Además (a diferencia de la percepción que tuvimos todos los miembros de la redacción) esa afirmación no se considera por parte de la empresa como un simple comentario de la directora puesto que la utilizan como argumento en mi despido, por lo tanto no me cabe otra opción que señalar que esa advertencia es absolutamente innecesaria e inapropiada porque o bien supone una demostración palpable de que la directora desconoce el funcionamiento de la redacción o bien una desconfianza malsana de la profesionalidad de los redactores de SER Ávila… o ambas cosas.

Mentira número 4: Se dice también en el pliego de cargos que el lunes 24 de marzo, y dada la trascendencia informativa del evento: “… la Dirección de la Cadena SER decide que uno de nuestros programas estrella, concretamente el “Hoy por Hoy”, se emita desde Cebreros,…” Falso. Lo que sucedió ese lunes realmente es que el programa aludido amplió su horario hasta las 14:00 horas y fue conducido desde Madrid por Pepa Bueno, incluyendo entre sus contenidos varias conexiones con Cebreros a dónde se desplazó Gemma Nierga. De hecho, por ser preciso, se realizaron tres conexiones que ocuparon menos de 28 minutos de las ocho horas que duró ese programa especial, y esa realidad dista radicalmente de la grandilocuente afirmación de que el programa se emitió desde Cebreros como sabe cualquier oyente y, obviamente, todos los profesionales de esa casa menos ellos dos.

Sobre este punto tengo que añadir que, a pesar de que en ese momento era el jefe de redacción de SER Ávila, ningún directivo tuvo la delicadeza de informarme sobre tal hecho, y tampoco de que la decisión de acudir a Cebreros conllevara el desplazamiento de una redactora a ese pueblo durante toda la mañana del lunes, lo que, obviamente, influía en la organización del trabajo de ese día, pero ninguno de ellos tuvo la gentileza de informarme de tales extremos lo que supone un desprecio injustificable hacia mis responsabilidades profesionales, esas que tan alegremente se atreve a cuestionar la dirección de la Cadena SER en ese escrito.

Mentira número 5: A continuación se especifican en el pliego de cargos las previsiones informativas de ese lunes 24 de marzo. Una vez detalladas se dice: “… Sorprende que en el día en el que tiene lugar el entierro de los Duques de Suárez en la Catedral de Ávila, Vd., Jefe de Informativos de Ávila, aporte semejante información…” Falso. Lo realmente sorprendente es que estas dos personas mientan con tanto descaro y desparpajo sin tener reparo alguno en constatar por escrito sus infundios. Los Duques de Suárez no fueron enterrados en la Catedral de Ávila el lunes 24 de marzo de 2014. Doña Amparo Illana fue enterrada en la capilla de Mosén Rubí el día 18 de mayo de 2001, nada menos. Lo que sucedió ese lunes realmente es que sus restos mortales fueron trasladados desde la mencionada capilla a la catedral en un acto estricta y puramente funerario. Don Adolfo Suárez fue enterrado al día siguiente, martes 25 de marzo, como deberían saber ambos directivos de la SER si hubieran estado mínimamente atentos a las emisiones de su propia cadena, pero en fin, ante la falta de argumentos se los inventan sin pudor alguno y con evidente desprecio y malintencionado falseamiento de la realidad y veracidad de los hechos.

Además en este punto se me reprocha que yo cubriera una rueda de prensa que convocó ese día el sindicato Comisiones Obreras. Se dice lo siguiente: “… Sorprende que … decida cubrir la rueda de prensa de CC.OO. sobre la reducción de horas de limpieza en los centros públicos de infantil y primaria”. ¿Y por qué es tan sorprendente? En esa rueda de prensa se dieron los primeros datos de un hecho con el que, según el sindicato, se ponía en peligro la salubridad de los alumnos y profesores de esos centros de enseñanza nada menos. La tan sorprendente sorpresa de Doña Carmen Esteban y Don Fernando Navarro no es más que una nueva demostración evidente del desconocimiento absoluto e incuestionable de ambos de los más mínimos criterios periodísticos. De hecho esa información en concreto fue difundida por varios medios y ha tenido trascendencia a lo largo del tiempo hasta tal punto que tanto la empresa concesionaria de esos servicios de limpieza como el Ayuntamiento han dado marcha atrás. Lo que resulta sorprendente de verdad es que a estos dos directivos les sorprenda que yo cubriera esa rueda de prensa puesto que no hice otra cosa que cumplir con mis obligaciones profesionales, ni más ni menos.

Por otro lado Doña Carmen Esteban decidió en Cebreros ese día que el informativo local “Hora 14” se dedicara exclusivamente a Don Adolfo Suárez, un error de bulto que supone una nueva demostración evidente e incuestionable de su falta de conocimientos y profesionalidad en materia periodística. Ese día el foco informativo en torno a la muerte del presidente estaba en Madrid, concretamente en el Congreso de los Diputados dónde se instaló su capilla ardiente. El informativo local de ese día, obviamente, había que estructurarlo de tal forma que el contenido principal y más extenso se centrase en esos acontecimientos, pero de ninguna manera tiene justificación profesional alguna que se obviasen el resto de las noticias del día, entre ellas, de forma destacada, esa denuncia de Comisiones Obreras que afectaba a la salubridad de los alumnos y profesores de los centros públicos de enseñanza. Por cierto, Doña Carmen Esteban ni siquiera se dignó a informarme directamente de esa decisión, se la comunicó a un compañero, ninguneando y despreciando de nuevo con ello mis funciones profesionales.

Mentira número 6: También se dice en el pliego de cargos que en esas previsiones informativas: “…falta una noticia de suma importancia y es la exhumación de los restos mortales de Doña Amparo Illana en la Capilla de Mosén Rubí para su posterior traslado a la Catedral.” Falso. No hubo ninguna convocatoria pública de ese hecho. A diferencia de ellos yo no me invento las cosas. Éste extremo de los contenidos de las previsiones informativas del día le explico en los dos últimos puntos con mayor detalle y precisión. Y para conocer algo más sobre este particular asunto me remito al pliego de descargos que se puede consultar en los documentos adjuntos.

Mentira número 7: Sobre este mismo tema se argumenta en el escrito lo siguiente: “… Pero lo grave no es sólo que falte esa noticia, sino que Vd., como Jefe de Informativos, no adjudicó a nadie la cobertura de ese acontecimiento.” Falso. Es imposible adjudicar a nadie la cobertura de un hecho que no se ha convocado. Pero es que además se les “olvida” señalar que en las previsiones informativas de ese día hubo una convocada por el Deán de la catedral en la que se dio cuenta de ese traslado, rueda de prensa que establecí fuera cubierta por uno de los redactores, un “olvido” de los directivos de esa casa muy “oportuno” para intentar (que no conseguir) reforzar la infamia de su causa contra mí.

Ese pliego de cargos recoge algunas cosas más que pueden leerse en el documento completo que adjunto, pero lo que no contiene es qué faltas he cometido, es decir, cuáles son mis “culpas”, cuáles son las normas del Estatuto de los Trabajadores o del convenio colectivo que he trasgredido. Tuve que defenderme a ciegas sin saber de qué se me acusaba exactamente lo que, desde el punto de vista jurídico, es una clarísima indefensión y un atentado indudable a mis derechos de defensa… pero así de canalla e indecente fue lo que pasó.

Unos días después yo presenté mi pliego de descargos en el que recojo largamente los argumentos señalados aquí y otros. El documento completo se puede consultar en ese archivo adjunto. (Paco… ¡gracias amigo!).

El día 3 de abril de 2014 la empresa contestó a mi descargo y me comunicó mi despido, un escrito que no tuve oportunidad de rebatir en vía interna por lo que voy a hacerlo ahora públicamente en estas líneas.

Quiero señalar también que la persona que firmó mi despido fue Don Fernando Navarro, el mismo que me abrió el expediente, es decir juez y parte. El mismo que me acusó fue el que me juzgó y me condenó… todo un “ejemplo de justicia”. Ya sé que eso es lo establecido, y también sé que es tan legal como incuestionablemente inmoral e injusto.

Como daño intencionado añadido (obvia e indudablemente premeditado y consciente) señalo que Don Fernando Navarro ni siquiera tuvo la dignidad ni decencia de hablar conmigo en ningún momento previamente al despido, aunque sólo fuera para recriminarme mi supuesta actuación reprobable y negligente. Tampoco lo hizo Doña Carmen Esteban. Esa es su indigna, maliciosa e inhumana forma de actuar.

Mentira número 8: En mi pliego de descargos comienzo mi defensa, de forma preliminar, señalando que la directora de la emisora, Doña Carmen Esteban, carece de conocimientos y experiencia en el área de redacción y contenidos. En su contestación se dice que ese apartado preliminar “… además de inadecuado por la descalificación sobre la cualificación profesional de nuestra Directora de la Emisora de Ávila, Doña Carmen Esteban, no guarda relación alguna con los hechos descritos en el Pliego de Cargos”. Doblemente falso. Yo no hago ninguna descalificación, simplemente constato un hecho verdadero e incuestionable: Doña Carmen Esteban no tiene conocimiento ni preparación alguna en materia de periodismo, toda su labor profesional ha estado ligada al área comercial, esto es así. Y se miente también al afirmar que este hecho no guarda relación alguna con los descritos en el pliego de cargos. Tanto tiene que ver que es precisamente por esos “hechos”, los que trasladó la directora en materia de contenidos de la que no sabe nada de nada, los que se ponen sobre la mesa para “justificar” mi despido, y no creo que quepan dudas de la inexistencia de profesionalidad y conocimientos de Doña Carmen Esteban en este apartado después de los argumentos que ya he explicitado en este artículo. No obstante, por si cupiera alguna duda, voy a añadir un dato más. Doña Carmen Esteban ni siquiera es capaz de aprenderse la programación local de la emisora que dirige. Durante meses he tenido que enviarle semanalmente la parrilla de programación de la semana siguiente a pesar de que es básica y fundamentalmente estable a lo largo de toda la temporada.

Don Fernando Navarro defiende la cualificación profesional de Doña Carmen Esteban en materia informativa. Le sugiero que, atendiendo a esa defensa, y teniendo en cuenta los criterios y la deontología periodística de la Cadena SER, pregunte a Doña Carmen Esteban si ha censurado alguna información siendo directora de la emisora. Si le respondiera sinceramente, cosa que dudo, puede que se llevase una sorpresa.

Mentira número 9: En la carta de despido se dice que reconozco que la directora se dirigió al área de redacción para “avisarnos” de que estuviésemos preparados para cualquier eventualidad que pudiese surgir a lo largo del fin de semana, “… En consecuencia se da por recibida la orden cursada desde la dirección…” Falso. Miente Don Fernando Navarro y lo hace delatándose a sí mismo al constatar que la directora no hizo otra cosa que “avisarnos”, por tanto no nos “ordenó” nada de nada ni dio instrucción alguna de cómo ni quien debía prestar esa atención… esto es así. Supongo que Don Fernando Navarro, puede incluso que Doña Carmen Esteban, sean capaces de distinguir la diferencia abismal que existe entre un aviso y una orden.

Mentira número 10: Dice el gerente de recursos laborales de la Cadena SER que la situación descrita anteriormente conlleva un comportamiento por mi parte que “… supone un claro incumplimiento de la orden cursada”. Falso. No hubo orden alguna, hubo un aviso de que estuviéramos atentos cosa que hicimos además como si de una orden se tratase, por lo que no hay incumplimiento ni falta alguna.

Mentira número 11: Este párrafo no tiene desperdicio, lo reproduzco literalmente. Dice así: “Adicionalmente, Vd. añade que, y citamos textualmente, “aquel mismo viernes 21, la redacción estableció dos turnos de guardia entre sus redactores”. Es claro que al referirse a la redacción en tercera persona, y ante la ausencia de constatación alguna de dichos turnos de guardia, que por otro lado no fueron comunicados a la Dirección de la Emisora, Vd. como Jefe de Informativos, desatendió nuevamente la orden cursada.” Falso. Recuerdo que, como el propio Don Fernando Navarro asegura, no hubo ninguna orden sino un aviso, que no es lo mismo. En ese aviso, reitero, se limitó a decirnos que estuviéramos atentos, advertencia innecesaria e impropia de alguien que tuviera los más mínimos conocimientos del funcionamiento de una redacción lo que demuestra que Doña Carmen Esteban carece de ellos innegablemente. Es por eso que, para cubrir las eventualidades informativas que pudieran surgir, se establecieron dos turnos de guardia teniendo en cuenta que era fin de semana y que nos correspondía descansar a todos. Entonces no solamente estuvimos atentos sino que se planificó el trabajo para hacer frente con solvencia y profesionalidad a esas eventualidades como así sucedió. Estos directivos de la Cadena SER demuestran tener una cara dura de cemento armado al afirmar sobre mí que “desatendió nuevamente la orden cursada” cuando lo que pasó realmente fue exactamente lo contrario: se planificó el trabajo de la redacción para cubrir esas necesidades informativas cumpliendo con mi responsabilidad y obligación profesional, atendiendo antelada y diligentemente el “aviso” de la directora.

Sobre este punto me gustaría saber si a Doña Carmen Esteban y/o a Don Fernando Navarro se le/s ha pasado por la imaginación compensar el trabajo extra de los redactores que cubrieron la información en su tiempo de descanso. Esto lo digo porque yo mismo, el verano pasado, siendo ya directora Doña Carmen Esteban, trabajé un fin de semana que me correspondía descansar con motivo del incendio que tuvo lugar en Cebreros los días 3 y 4 de agosto, sábado y domingo respectivamente. La dirección de la empresa no es que no me compensara por ese trabajo extra, que no lo hizo (otro compañero también trabajó el domingo sin corresponderle), es que ni siquiera se dignaron a preguntarme qué había pasado ni como se había cubierto, y aseguro que hubo muchas noticias en cadena nacional y regional que se emitieron ese fin de semana. Éste es sólo un ejemplo de mi dedicación profesional a la Cadena SER a lo largo de veinte años. Puedo poner otros… muchos, muchos otros. Pero estos dos directivos tienen el atrevimiento y la indecencia de acusarme de haber faltado a mi trabajo esa (una) tarde del domingo del fallecimiento de Don Adolfo Suárez negligentemente, por capricho, vaguería o algo por el estilo. Me recriminan además, engañosa y conscientemente, que he desobedecido unas órdenes que no existieron. No se me ocurre más patética argumentación ni más intencionadamente dañina y falsa acusación.

Mención aparte y destacable merece la expresión que dice así: “… Es claro que al referirse a la redacción en tercera persona, … desatendió nuevamente la orden cursada”. (Sic)

Mentira número 12: En otro párrafo de la carta de despido se dice que yo me manifiesto conocedor el domingo de que el programa “Hoy por Hoy” se “emitiría” al día siguiente desde Cebreros y así es, pero no porque nadie de la dirección me lo dijese sino porque en una de las llamadas de ese domingo, una de esas llamadas que la empresa afirma que no hice, un compañero me informó de que iba a ser así. Para mayor escarnio e indignidad se argumenta que: “… Pese a ello, ha quedado acreditado que no realizó gestión alguna para dar cobertura desde Ávila a este importante acontecimiento…” Falso, intencionada y dañinamente falaz. A Doña Carmen Esteban y a Don Fernando Navarro se les “olvida” decir que la dirección no sólo decidió realizar esas conexiones de cadena desde Cebreros (que no emisión del programa) sino que también decidió que acudirían a ese municipio la propia directora y una de las redactoras ese lunes, con lo que yo no tuve oportunidad alguna de planificar la cobertura, se tomó la decisión ese mismo domingo sin informarme ni consultarme, esa es la verdad.

Mentira número 13: Seguimos con las previsiones informativas. Se recoge en la carta de despido que en mi pliego de descargos afirmo que tales previsiones siguen el patrón canónico de la emisora de consignar los acontecimientos ciertos y convocados para el día, y añade que: “… Dicha afirmación carece de sentido alguno por varios motivos, el primero que no existe el denominado patrón canónico, salvo que Vd. como Jefe de Informativos los hubiese establecido, extremo éste que no nos consta.” Falsedad mayúscula. El patrón de la comunicación de las previsiones informativas existe y no lo establecí yo ni mucho menos (faltaría más). Lo estableció el anterior director Don Manuel Dávila. Es más, ese director estableció también que esas previsiones informativas no sólo fueran comunicadas al director sino que debían conocerlas a diario todos los miembros de los departamentos comercial y de contenidos. Estableció igualmente que el departamento comercial debía informar al de redacción de sus previsiones de trabajo en un intercambio de información fluido y diario. La responsable entonces del mismo era Doña Carmen Esteban pero no recibí nunca ningún correo de esas previsiones laborales, ¡nunca jamás! Ese es el patrón canónico que estableció Don Manuel Dávila, no yo. Pero es que además, cuando Doña Carmen Esteban accedió al cargo de directora no sólo mantuvo ese criterio (sin cumplirlo en lo que respecta al departamento comercial) sino que estableció más especificaciones en cuanto se refiere a esa comunicación por parte del área periodística, concretamente que en las mismas debía hacer constar la convocatoria, la hora y el lugar de celebración, el motivo, quien o quienes estarían presentes en la misma por parte de los convocantes, si se cubriría o no y cuál de los redactores se encargaría de la cobertura… ese es el patrón canónico establecido por Doña Carmen Esteban, no por mí. Si Don Fernando Navarro desconoce lo que hacen sus directivos es su problema, pero es inadmisible que me achaque culpas o responsabilidades que no tengo.

Además el señor Navarro señala en la carta de despido como “argumento” que “… ese día había sido declarado de luto oficial, por lo tanto muchos actos públicos fueron desconvocados…”. De verdad que no veo por ningún lado la consistencia o legitimidad del supuesto argumento para justificar mi despido.

Mentira número 14: En el capítulo de las previsiones informativas se dice también que: “…no encuentra (supongo que se refiere a la dirección de la SER en tercera persona) justificaciónalguna que un jefe de informativos, con su dilatada experiencia, se limite a recoger exclusivamente las convocatorias públicas, desatendiendo y faltando a la deontología profesional de buscar la noticia.” De nuevo doblemente falso. Recoger las convocatorias públicas del día era mi obligación porque era el criterio establecido por la dirección de la emisora, no por mí. Ítem más, si Don Fernando Navarro y Doña Carmen Esteban tuvieran algún conocimiento de periodismo se darían cuenta de la barbaridad de la afirmación porque nada tiene que ver la comunicación de las previsiones informativas del día con la obligación profesional de buscar la noticia, nada… ¡absolutamente nada! Créame señor Navarro, aunque sólo sea atendiendo a esa afirmación que usted mismo hace sobre mi dilatada experiencia. Por lo tanto una vez más se miente doblemente al afirmar que falté y desatendí la deontología profesional de buscar la noticia, es radical, absolutamente e incuestionablemente falso.

Estos son los “argumentos”, grosso modo, que ha utilizado Doña Carmen Esteban para despedirme… un cúmulo de mentiras y afirmaciones atentatorias contra mi prestigio profesional y mi dignidad personal. Una actuación que además atenta contra mis más elementales derechos de defensa, ni más ni menos. Tanto es así que la propia empresa, siendo plenamente consciente de todo ello, decidió previamente a la celebración del juicio reconocer la improcedencia del despido y pagar la indemnización legalmente establecida como he señalado ya, lo que constata que Doña Carmen Esteban quería deshacerse de mí fuese como fuese y costase lo que costase… pero sin razón, justicia ni legitimidad alguna, demostrando indudablemente su culpabilidad y sus malas artes. Como ya anticipé en otro artículo las razones que esgrimía la SER para despedirme son falsas, y a la postre ellos mismos han corroborado que, con el reconocimiento previo al juicio de la improcedencia del despido, sabían desde el primer momento que lo eran, lo que demuestra la mezquina, ruin y abyecta forma de actuar de estos dos directivos de la SER, especial y significativamente la de Doña Carmen Esteban.

Sólo hay una cosa que me produce cierto consuelo en esta terrorífica, inmoral, injusta y despiadada historia. Como he explicado ya después de la comunicación de la directora el viernes 21 establecimos dos turnos de guardia. Si el fallecimiento de Adolfo Suárez se hubiera producido el sábado por la mañana en vez del domingo por la tarde estaríamos hablando entonces de dos despidos en lugar de uno puesto que dos de mis compañeros tenían también un compromiso ineludible ese sábado. Ese sería un caso cuatro veces más terrible que el mío puesto que estos compañeros tienen dos hijos, hecho que no me cabe ninguna duda les hubiera sido absolutamente indiferente a los directivos de los que estoy hablando, especial y significativamente a Doña Carmen Esteban… no tengo duda alguna.

Mi despido, y la forma de ejecutarle, conllevan otras consideraciones y consecuencias graves y destacables.

En primer lugar demuestran una falta de humanidad realmente notable, manifiesta y confesa por parte de estos directivos. Me dejan sin trabajo con 46 años de forma injustificada, y hay que tener en cuenta el panorama laboral del país en general y del periodismo en particular, es decir, se me arroja consciente, intencionada, injusta y cruelmente a la pobreza y la exclusión social, algo de lo que son perfectamente sabedores ambos directivos sin que les suponga remordimiento alguno. De haberlo tenido no lo hubieran hecho.

En segundo lugar ha generado un empeoramiento grave de las condiciones laborales en la emisora, y también un ambiente enrarecido y desagradable… me consta. Además supone una dificultad económica añadida para la propia emisora puesto que tiene que hacer frente a mi indemnización, eso después de que se nos haya pedido recientemente a los trabajadores que voluntariamente nos rebajásemos un 8% el sueldo para ayudar a aliviar precisamente esos problemas económicos. Por cierto, y hablando de estas cuestiones, quiero señalar que hace unos cuatro años la empresa nos pidió a los trabajadores que voluntariamente nos rebajásemos el sueldo un 8% durante un año por las dificultades económicas que atravesaba. Yo fui uno de los que aceptó voluntariamente esa rebaja. No sé si Don Fernando Navarro puede decir lo mismo que yo pero sí sé que Doña Carmen Esteban no puede hacerlo.

En tercer lugar mi despido injusto, injustificado e injustificable ha creado un descrédito y desprestigio significativos de la Cadena SER en la sociedad abulense. Trece organizaciones, las más importantes de la ciudad y provincia con excepción del Partido Popular, pidieron mi readmisión sin que su misiva fuera contestada tan siquiera… la educación y las buenas formas tampoco entran dentro de sus valores. Además hasta ahora se han recogido en torno a mil doscientas firmas digitales y otras seiscientas en papel pidiendo mi readmisión lo que, obviamente, supone un cuestionamiento importante de la forma de actuar de la empresa, algo realmente peligroso para la credibilidad de cualquier medio de comunicación. A pesar de tan estimable peligro han seguido adelante y han conseguido indiscutiblemente dos cosas: la primera dejarme de patitas en la calle infundada e infamemente (como han reconocido ellos mismos), y la segunda desprestigiar abultadamente a la Cadena SER en Ávila, dos hazañas realmente notables… ¡Felicidades Doña Carmen Esteban!… éste es su legado en menos de un año desde que fue nombrada directora y supongo que estará orgullosa en grado sumo por tales logros. ¡Ah!, se me olvidaba uno…. me falta añadir la puesta en marcha ilegalmente de la emisora de los 40 Principales en Ávila… ¡carece de licencia!

En los sueños de mis noches de parado se me aparecen ambos personajes fantasmagóricamente cual fieras salvajes de ojos encendidos con sus aterradoras fauces chorreantes, que no ahítas, de sangre inocente: ¡la mía!, exhibiendo con orgullo indisimulado su crueldad al resto de la manada con satisfacción malvada en un gesto intimidatorio en pos únicamente de su propio beneficio, complacencia y bienestar egoísta e inmisericorde.

Ustedes dos, Doña Carmen Esteban y Don Fernando Navarro, por su forma de actuar contra mí, me recuerdan mucho a esas gentes despiadadas y tiranas que no tienen reparo alguno en utilizar a las personas como mero material de uso, derribo y posterior arrojo a la basura… aunque dudo mucho que tengan la más mínima conciencia de lo que eso significa porque para que tal cosa sea posible lo que se necesita en primer lugar es tener conciencia… y también un mínimo resto de humanidad. Debe ser penoso y triste ser ustedes… muy triste y penoso.

En reconocimiento a las abundantes buenas personas y grandes profesionales que hay en la Cadena SER afirmo que son ustedes los que atentan vergonzosamente contra los mejores valores y la más hermosa tradición de la misma, son ustedes los que la mancillan con su forma de actuar y eso me resulta muy doloroso, casi más si cabe que mi propio despido, porque he dedicado veinte años de mi vida a la SER con entrega y dedicación, y en ella no sólo me he formado profesionalmente también he crecido como ser humano. Por todo ello estaré eternamente agradecido a la SER y a la mayoría de las personas que he conocido y tratado en ella, especial y significativamente a Luis Fernando Gutiérrez Gijón.

Para finalizar les recuerdo a Doña Carmen Esteban y a Don Fernando Navarro el epitafio de la tumba de los Duques de Suárez: “La concordia fue posible”…

Allá ustedes y sus miserias.

Jose Ramón Rebollada Gil.

Ávila. 14 de junio de 2014.

29 Responses to Catorce mentiras sobre mi despido de la SER (José Ramón Rebollada)

  1. Un oyente says:

    Ánimo Jota!!!! Los que llevamos años escuchándote e incluso hemos crecido con tu voz de fondo, sabemos que eres un profesional como la copa de un pino. Calificativo que no se les puede poner a estos dos “pellejos humanos” (porque desde luego,carecen de relleno alguno) Tuve la oportunidad de sentarme hace unos meses delante de tus micrófonos y…fue todo un orgullo. Aunque el panorama laboral está como está, dudo mucho que a una persona que desprende tanta profesionalidad y experiencia, además de un trato encantador, no le haya sonado ya el teléfono con alguna oferta… No me sorprende lo más mínimo lo del PP…en Ávila, en particular, son perros de la peor calaña…Pero bueno, heces a parte, no quiero nombrar en estas líneas ni dedicar mas letras a los verdugos que han provocado que un PROFESIONAL esté en esta situación. Jota, mi más sincero reconocimiento a una carrera brillante y profesional…hasta pronto.

    • Jota says:

      Muchas gracias.
      No sé quien eres, pero no importa nada, la radio nos aúna a todos en una experiencia mágica que va más allá del mero conocimiento personal.
      Gracias por el afecto que denota tu comentario. Hasta pronto.

  2. Fede says:

    Hay una cuestión clara Jota, te han despedido de la forma más ruin e indigna. Ahora bien …. sobre sus espaldas esta tu cruz y la de cientos de amigos que no lo vamos a olvidar. La Cadena SER en Ávila se ha quitado la careta y ha dejado desnuda a una dirección cargada de cainismo e hipocresía, han roto el código profesional y despreciado esa frase propia del gremio periodístico: “Perro no Come Perro”. Ella y ellos sabrán lo que se hacen, pero tengan muy presente que trabajar para terceros y hacerles este trabajo sucio no creo que les venga a salir barato, ni a los directores marionetas ni a sus ventrílocuos.

    Mucha suerte Jota, te la mereces toda pues has dado a la Cadena SER dignidad, la que han anulado de raíz esa pareja perpetrando tu despido como si fueran un burdo comando terrorista. Los abulenses no te olvidamos y tampoco los que te hemos tenido cerca.

    ¡¡ Fuerza y piensa que todo empieza para bien dejando un medio que te desprecia !!!

  3. Jota says:

    Gracias Fede.
    Tampoco sé ahora mismo quien eres en concreto, pero insisto en que eso es lo de menos.
    Tu reflexión también me ayuda. Le debo mucho, muchísimo, a la Cadena SER y a esta ciudad en particular en estos once años de trabajo, eso forma parte ya de mi vida de forma incuestionable e importante. Gracias, el aprecio y el reconocimiento se notan y eso es muy, muy gratificante. Sin vuestro torrente de solidaridad en estos meses todo hubiera sido mucho más duro. No sé qué más decir.

  4. Gómez says:

    Jota ¿No es una maravilla ver como tu película triunfa a pesar de estas zancadillas laborales? ¡¡¡ Solo puedo alegrarme por ello por que te lo mereces !!! Tu futuro periodístico continua y muchos seguidores/as le esperamos. Adelante y no te frenes. Mucha salud!!!

  5. Jota says:

    ¡Eso espero!, que continúe. Muchas gracias. Y la peli sigue adelante, poquito a poco, pero sigue, lo que es un alegrón diario. Seguimos.

  6. Por sus palabras los conoceréis. says:

    Me parto con el acontecimiento de “suma importancia” del traslado de restos de la difunta esposa. Me imagino a Jota entrevistando al ataúd preguntandole por lo que opina del cambio de ubicación, pos si ha sido cómodo y rápido el viaje o por lo que iba a hacer cuando lo juntansen con el de Suarez… o preguntando a los de Isabelo Alvarez sobre el asunto… O ningunear una rueda de prensa de CCOO que a día de hoy todavía colea… y ¿quién se acuerda ya de Suarez?
    Muy buena la ironia sobre que no saben ni el día que entierran a uno y otro…
    Ánimo Jota!!! como dicen en otro comentario esto no quedará en el olvido…

  7. Ramón I. says:

    Lectores ¿que cadena de radio es aquella que pone a la dirección a una vendedora? ¿que medio de comunicación prefiere desentenderse de un periodista pagando miles de euros? ¿que radio dice ser plural y progresista y despide a su personal como si fueran patatas fritas? Estamos sin duda ante un engaño con mayúsculas, ante un atentado indigno que contribuye a sumar tristeza a esta ciudad ya langida y moribunda. Es el momento de despertar, de creer en las personas valientes que cuentan lo que el poder quiere esconder, es el momento de que los ciudadanos anónimos digan vasta ya de mentiras e hipocresías. Si la Ser quiere esa linea conservadora y almidonada, allá ella y ellos, soy consciente que todos perdemos pero que conste que quienes despidieron primero fueron ellos. Adelante Jose Ramón Rebollada que tua ya eres libre mientras sus cadenas les condenan y marcan. Quieren al PP y a la Iglesia, pues que se casen con ellos, eso si pero a las claras y sin tapujos ni falsas etiquetas de lo que no son. Gracias Rebollada por todo este tiempo que no fue en balde.

  8. Josete Ruiz says:

    En esta ciudad de maqueta los despreciables son los que triunfan y los cumplidores y comprometidos son los despreciados (ojal pronto cambie el aire y la tendencia). Menos mal que hay otras personas muy valiosas que se resisten a que todo sea negro sobre negro. Desde mi admiración por el buen periodismo, incluido el que Jota hace, mucha vitalidad y futuro para ese periodista y ese periodismo que nunca se caso con los políticos imperiales ni se deben a las nominas institucionales. Jota amigo no te echaremos de menos por que ya estas para siempre con nosotros y formas parte de la buena historia. Animo y suerte en tus nuevos proyectos. quiero expresar mi admiración y apoyo con todos aquellos que han clarificado este asunto desde su origen y que siguen incansables en la brecha: http://www.youtube.com/watch?v=s5dtH4kx-Yo&feature=youtu.be

  9. Jota says:

    Muchísimas gracias de nuevo. Me dejáis sin palabras. Un abrazo.

  10. Carmelo Fuentes Duque says:

    Momentos difíciles vivimos por estas meteduras de patas y sobre todo donde se descubre, afortunadamente y por desgracia, a los impostores, a los traidores y a las malas personas, esas que actúan en favor del poder y contra las buenas gentes, sin despreciar como liquidar por unos euros a los trabajadores valientes y currantes. Jota es un entregado trabajador y en estos años así lo hemos comprobado, por desgracia a el lo han despedido pero a la ser no le esta saliendo gratis y tampoco creo que la este beneficiando. Todo esto, que no se ve que sea casual, esta dando fuelle a los rancios dirigentes de la ciudad, provincia y región (todos ellos casualmente de un solo color). ¡Que mal lo ha hecho la dirección de la emisora en Ávila, pero que mal lo han hecho en Madrid! Si tuvieran algo de dignidad esos liquidadores deberían readmitir con extrema urgencia a Rebollada y deberían despedir a la actual dirección que no deja de ser un apéndice del poder, ese que tanto rechazamos los oyentes de la ser.

  11. Jota says:

    Lo dicho. Sin palabras.

  12. Vegas Del says:

    tal vez los directivos de la ser tendrán que analizar el motivo y el porque de todo este follón. jota es una cabeza de turco y ese final no me gusta. si quieren volver a tener su audiencia que le readmitan y se dejen de comportarse a lo judas

  13. Dos & Dos says:

    La mayor satisfacción que te llevas es el calor humano de tanta gente que te hemos valorado y seguimos queriendo, además de que la película ruede y continué proyectándose por el mundo. Y dicho esto quien te tenga envidia dentro de tu gremio que se la coma en pequeñas dosis. El trabajo y las formas son las que diferencian a uno de los otros.

  14. Celeste says:

    Un hombre tiene que tener siempre el nivel de la dignidad por encima del nivel del miedo [Eduardo Chillida] Muy agradecida a Jota por su valentía y coraje.

  15. Antoni Camp says:

    Esa emisora no es la de antes ni de lejos, además no lo arreglan ni por mucho Francino-Barcelo que cuelen desde Madrid, a los abulenses les han hecho mucho daño y el PP sale ganando, también don Vito y sus muchachos

  16. Esperanza says:

    Adelante Jota que tu si que vales para sacar la verdad y llegar donde la mayoría no llega.

  17. Volando Voy says:

    hay un apagón informativo en esta ciudad que manejan los que dirigen las instituciones y que pagan con nuestro dinero, lo que han hecho a este periodista los del grupo prisa no tiene nombre, además de que las formas han sido ruines, afortunadamente la película esta muy bien y el calor del público ha posibilitado que el despido quede desplazado, por coherencia a las cuñas publicitarias de la cadena esa, se debería ir su dirección en masa

  18. Carmen Rosa says:

    Te deseo muchisima suerte y fortaleza.para que sigas mirando siempre hacia adelante,

  19. mikel says:

    esta historia todavía tiene mucho recorrido y sino tiempo al tiempo// Jota tu si que vales !!

  20. Pingback: Nos caen tres palos | Los 4 palos

  21. ER says:

    Jota sigue estando más vivo que nunca fuera de la Ser, esta cadena esta en horas bajas por su prepotencia y orgullo, su proyecto ya no encaja en una audiencia exquisita y exigente que no le gusta oír gato por liebre. Ayer mismo toda la mañana estuvieron vendiendo el concierto de Gredos con sus artífices, aquellos que has tirado millones de euros sin sentido en eventos que la justicia se esta liquidando. Animo Jota, que el buen rock y el buen periodismo esta reñido con ser voceros y estómagos agradecidos del poder y de la publicidad cainita. Que tu futuro sea grande y largo por que te lo mereces de corazón.

  22. Gines Gómez says:

    ¡ Si es que las mentiras tienen las patas muy cortas ! Jota eres el mejor.

  23. Maribel Montes says:

    Animo Jota, no sabía nada de lo que te ha pasado, solo sé que desde hacia tiempo no te oia en la emisora, creyendo que estabas en horario del que yo no te podía oir. Lo dicho ánimo, por cierto ¿ con quién de los “mandamases” se acuesta esta “tiparraja” mentirosa.? ¿Qué medallas quiere para colgarse?. De verdad, Jota, estoy de “lameculistas” de toda clase, hasta las mismísimas narices. Un abrazo Jota.

  24. Jota says:

    Muchas gracias, Maribel. No esperaba que después de unos cuantos meses todavía hubiera gente que quisiera hacer pública su solidaridad conmigo, cosa que agradezco muy sinceramente. Ya sabemos que en esta ciudad y provincia es muy peligroso comprometerse con el relato verdadero de los acontecimientos que suceden o han sucedido, sobre todo si afecta a los poderosos. No obstante, si todo sale bien, pronto estaremos de nuevo en la lucha, o al menos eso espero.
    Un abrazo Maribel.

    P. D.: Tengo mis propias teorías con respecto a las preguntas que planteas, pero a diferencia de ella y otros directivos actuales de la SER yo ni creo infundios ni esparzo rumores, mi dignidad personal y profesional me lo impide, por lo que no tengo nada que decir sobre esas cuestiones.

  25. Pingback: 14 entradas de 2014 | Los 4 palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: