Happy

"Sunshine she's here, you can take away. I'm a hot air balloon that could go to space".

El otro día analizábamos en la radio si “selfie” era la palabra más tonta del año. Si aún no creen que sea así, esperen a que arrecie la temporada alta de fotos de pies, playas y sonrisas espectaculares.

Pero… ¿cuánto somos de felices? Según cuenta la Agencia Ical: ” Los castellanos y leoneses valoran con 6,5 puntos sobre 10 su satisfacción global con su vida, los segundos menos contentos de España detrás de los gallegos“.

Vaya, vaya, será que aquí no hay playa. No en vano los más felices son los baleares y melillenses (7´3). Y no es cosa económica, dice el INE, sino “el trabajo” y… atención, ojo, cuidao… “las relaciones personales”.

Que no lo digo yo, que lo dice el INE. Que en Ávila no se liga, que las vallisoletanas son sosas, que los hombres son (somos) unos burros y unos tarugos, que en vez de escribir poemas lo que hacemos es jugar a los dardos y que en las tiendas no quieren que compres sino que te vayas cuanto antes. Bueno, vale, estas especificidades no las dice el INE, pero así lo he interpretado libremente. Pero vamos, que están peor los gallegos en esto también. Y es que hay más…

“El documento publicado por el INE también analiza la confianza en los demás, aspecto en el que los castellanos y leoneses otorgan una puntuación de seis, frente al 6,3 de la media en España. Sólo gallegos y canarios tienen menos confianza en sus conciudadanos, con un 5,6 y 5,7, en cada caso.”

Será aquello que dice “La Frikipedia” sobre Ávila..

«La gente en Ávila es mala. Mira que me jode, que yo soy de aquí, pero aquí macho la gente es mala. Es mala.»
~ Un funerario anónimo una noche que su mujer le plantó con los pantalones bajados.

Pero no seamos tan pesimistas, al menos no desde el blog. Vale, que parece que le ponemos un 1´7 a los políticos (solo cántabros, gallegos y vascos están peor) pero, BUT… “La confianza en la policía en la Comunidad es alta, con una puntuación de 5,6 puntos, frente a los 5,4 puntos de la media nacional”. Y además “el 84,2 por ciento de sus habitantes se sienten bastante o muy seguros caminando de noche solos”

Caminen, caminen, que eso no nos los quita nadie y de momento no le han puesto impuesto al tema.

Sean felices andarines pero austeros, que como dice Alberto…

En Castilla y León no organizamos una cadena independentista porque no nos gusta el contacto físico.

— A. Martín del Pozo (@Albertomdp) junio 8, 2014

Y es que luego a uno le pasa que se emociona en exceso y acaba como esta mujer americana. Con cabeza pues. Sean felices, lean mucho y disfruten de su vigorosa castellanidad con, si es posible, una más amplia sonrisa.

Ávila en Tapas: oportunidades perdidas

Hay pocos acontecimientos en la ciudad que me gusten tanto como ‘Ávila en Tapas’. Un puñado de días para afrontar, año tras año, el difícil reto de probar todos los pinchos, criticar unos, recomendar otros y entrar en cada bar como Pepe Rodríguez en las cocinas de Master Chef. Textura, diálogo entre ingredientes, criterio en la presentación…

Quizás por esa atracción que siento por el concurso, me duele ver que no se aproveche un acontecimiento con tanto potencial. La sensación, al menos visto desde fuera, es que cada año se va a menos. El primer palo que se dio a ‘Ávila en Tapas’ fue la eliminación del premio popular, ese que decidíamos los propios clientes a través de nuestros votos.

Nos lo contaba el año pasado el señor Willy, sorprendido por una supresión así en un momento en el que “todo lo que nos rodea parece enfocado a la socialización, al comentario, a compartir”. Eso sí, parece que le han hecho caso y han quitado la palabra “popular” de los carteles y folletos. ¡Minipunto para el señor Del Pozo!

Avila_En_Tapas

Como decía antes, parece que la cosa siempre va a menos. El año pasado hubo un concurso de fotografías, FotoTapas 2013, que ahora ha desaparecido. Seguimos restando e ignoro cuáles pueden ser los motivos. Parece una buena idea por la que seguir apostando o incluso reformular el certamen de fotos aprovechando, como decía Willy, aplicaciones del tipo Instagram.

Casi me llevo una alegría al descubrir estos días @avilaentapas. ¡Por fin algo nuevo puesto en marcha por los organizadores para impulsar el concurso (que sí está presente desde el año pasado en Facebook)! Pero resulta que no es así. Se trata de la iniciativa de un particular.

Me pongo en contacto con él, vía DM, para preguntarle por qué decidió abrir este canal de Twitter: “Desde tiempo atrás llevo observando los movimientos y promoción de este certamen gastronómico tan importante como es ‘Avila en Tapas’, delicias de nuestra tierra en miniatura –me contesta vía mail-. Solo me cabe decir que en materia de promoción en las redes sociales son nulas e insistentes y tenemos mucho que mejorar en este aspecto desde el Ayuntamiento de Ávila”.

Esta persona, que prefiere permanecer en el anonimato, tiene claro que “en este tipo de certámenes lo importante es llegar al máximo numero de turistas y visitantes que quieran disfrutar de estas tapas”. Para ello se necesitan “locales que apuesten por sacar adelante este certamen” y, en todo ello, “una herramienta como Twitter no puede faltar en la promoción”.

“La intención de esta cuenta es poder reservar el nombre de ‘Ávila en Tapas’ en Twitter para años posteriores y poder compartir las tapas de los establecimientos participantes –añade-. Ellos son los verdaderos protagonistas de este certamen y son quien se merecen todo nuestro apoyo y ayuda en la difusión de los mismos”.

Catorce mentiras sobre mi despido de la SER (José Ramón Rebollada)

José Ramón Rebollada Gil (Jota), nos envía este texto con la petición de que lo publiquemos. Quiere, con él, explicar varios de los asuntos que han surgido en torno a su despido de la Cadena Ser. Despido es el documento que  completa esta entrada de Jota y el documento al cual se refiere en varias ocasiones durante el texto.
Cualquier aludido en este texto o cualquier persona que quiera expresar su opinión dispone, por supuesto, de los comentarios de la entrada o de la posibilidad de enviarnos su texto por las vías que os contamos en este apartado.

Catorce Mentiras sobre mi despido de la SER (José Ramón Rebollada)

El día 3 de abril de 2014 fui despedido de la Cadena SER de forma fulminante y con efecto inmediato. Desde entonces cientos de personas me han preguntado por los hechos y las razones. Una vez terminado el proceso voy a explicarme sobre lo acontecido y con ello a contestarles atendiendo a un mínimo, obligado e imprescindible gesto de educación. Lo hago a través de este artículo agradeciendo en primer lugar y muy sinceramente a todas ellas su interés, preocupación, cercanía y cariño. Muchas, muchísimas gracias a todos.

Voy a demostrar a continuación en este artículo que mi despido se ha producido de forma intencionadamente dañina, sin justificación alguna y de malas maneras. Como prueba irrefutable baste señalar el hecho de que el pasado diez de junio la empresa optó motu proprio reconocer la improcedencia del despido y pagar la indemnización prevista por ley en ese caso, demostrando explícita e indudablemente su actuación infame. Son culpables y lo reconocen, pero no rectifican ni piden perdón.

Como complemento a este artículo adjunto en un fichero PDF los documentos que se han manejado en este caso por si alguien tiene interés en acudir a los papeles, y ahora voy a referirme a algunas de las cuestiones contenidas en los mismos detallando las mentiras una a una.

Por contextualizar, aunque creo que ya es conocido, todo el problema surge con motivo del fallecimiento del ex-presidente del gobierno Don Adolfo Suárez. Doña Carmen Esteban, directora de SER Ávila, me acusa, sin motivo ni argumento verdadero alguno, de que no acudí a mi puesto de trabajo intencionadamente e incumpliendo sus órdenes el domingo por la tarde en el que se produjo el deceso, algo absoluta, radical y rotundamente falso.

A raíz de esa acusación el día 28 de marzo de 2014 se incoó un expediente contradictorio en mi contra firmado por el Gerente de Recursos Laborales de la Cadena SER, Don Fernando Navarro. En él se hace alusión a una serie de “hechos” trasladados por la directora de SER Ávila, Doña Carmen Esteban, cuyas falacias paso a detallar a continuación:

Mentira número 1: En el pliego de cargos se dice que tras la rueda de prensa que ofreció Don Adolfo Suárez Illana (21/3/2014), anunciando el inminente fallecimiento de su padre, argumentan que: “… Siendo Adolfo Suárez de Ávila, concretamente de Cebreros, y conocidos por todos su deseo de ser enterrado en la catedral de Ávila,…” Falso. El deseo del presidente de ser enterrado en la catedral abulense se conoció detalladamente el lunes a través de las explicaciones que ofreció el Deán de la misma en rueda de prensa que cubrimos oportunamente. No obstante la primera información sobre este particular no se conoció hasta el domingo por la tarde por las explicaciones que dio el alcalde de la ciudad, no el viernes anterior por la mañana.

Mentira número 2: Se dice también que: “… La Directora de la Emisora, Doña Carmen Esteban, acude al área de redacción para informar que, tras las conversaciones que ha mantenido con algunos familiares de Adolfo Suárez, lo más probable es que ambas localidades fuesen puntos muy fuertes de información…” Falso. La directora no nos informó de que hubiera mantenido conversación alguna con nadie ni señaló punto informativo de interés alguno por más que los que se citan son evidentes como sabe cualquier periodista. Además, si fuera cierto que habló con algunos familiares de Don Adolfo Suárez esa mañana y le trasladaron detalles que anticipaban la fortaleza informativa de esos puntos geográficos y porqué iba a ser así, privó a la redacción de unas fuentes e informaciones indiscutiblemente privilegiadas, actuando primero de forma desleal con el medio de comunicación que dirige y con la Cadena SER en general, y en segundo lugar demostrando su desconocimiento absoluto e incuestionable del funcionamiento de una redacción y de la profesión periodística.

Inmediatamente después de ese encuentro los periodistas de SER Ávila nos repartimos los turnos de trabajo para el sábado y el domingo teniendo en cuenta que los fines de semana son nuestros días de descanso, tal y como se hace de forma normalizada siempre que es necesario hacerlo así por cuestiones importantes de carácter profesional, como muy bien desconoce Doña Carmen Esteban. Se estableció mi turno de guardia para el sábado, por tanto no tenía obligación alguna de trabajar el domingo ni la directora ordenó nada de nada específicamente en este sentido ni en ningún otro.

Mentira número 3: Se dice en el pliego de cargos que en la tarde del domingo 23 de marzo, fecha del fallecimiento de Don Adolfo Suárez: “… en ningún momento Vd. llamase o diese señal alguna.” Falsísimo. A pesar de que ese domingo yo no estaba de guardia tuve cuatro conversaciones telefónicas con los miembros de la redacción y una más con la directora. Además, de haber estado en Ávila habría acudido a la emisora pero tenía un compromiso ineludible ese día en Madrid. No hay incumplimiento alguno por mi parte de las órdenes de la directora porque no hubo tales órdenes más allá de que “debíamos estar preparados para cualquier eventualidad”, cosa que efectivamente hicimos sin duda alguna. Además (a diferencia de la percepción que tuvimos todos los miembros de la redacción) esa afirmación no se considera por parte de la empresa como un simple comentario de la directora puesto que la utilizan como argumento en mi despido, por lo tanto no me cabe otra opción que señalar que esa advertencia es absolutamente innecesaria e inapropiada porque o bien supone una demostración palpable de que la directora desconoce el funcionamiento de la redacción o bien una desconfianza malsana de la profesionalidad de los redactores de SER Ávila… o ambas cosas.

Mentira número 4: Se dice también en el pliego de cargos que el lunes 24 de marzo, y dada la trascendencia informativa del evento: “… la Dirección de la Cadena SER decide que uno de nuestros programas estrella, concretamente el “Hoy por Hoy”, se emita desde Cebreros,…” Falso. Lo que sucedió ese lunes realmente es que el programa aludido amplió su horario hasta las 14:00 horas y fue conducido desde Madrid por Pepa Bueno, incluyendo entre sus contenidos varias conexiones con Cebreros a dónde se desplazó Gemma Nierga. De hecho, por ser preciso, se realizaron tres conexiones que ocuparon menos de 28 minutos de las ocho horas que duró ese programa especial, y esa realidad dista radicalmente de la grandilocuente afirmación de que el programa se emitió desde Cebreros como sabe cualquier oyente y, obviamente, todos los profesionales de esa casa menos ellos dos.

Sobre este punto tengo que añadir que, a pesar de que en ese momento era el jefe de redacción de SER Ávila, ningún directivo tuvo la delicadeza de informarme sobre tal hecho, y tampoco de que la decisión de acudir a Cebreros conllevara el desplazamiento de una redactora a ese pueblo durante toda la mañana del lunes, lo que, obviamente, influía en la organización del trabajo de ese día, pero ninguno de ellos tuvo la gentileza de informarme de tales extremos lo que supone un desprecio injustificable hacia mis responsabilidades profesionales, esas que tan alegremente se atreve a cuestionar la dirección de la Cadena SER en ese escrito.

Mentira número 5: A continuación se especifican en el pliego de cargos las previsiones informativas de ese lunes 24 de marzo. Una vez detalladas se dice: “… Sorprende que en el día en el que tiene lugar el entierro de los Duques de Suárez en la Catedral de Ávila, Vd., Jefe de Informativos de Ávila, aporte semejante información…” Falso. Lo realmente sorprendente es que estas dos personas mientan con tanto descaro y desparpajo sin tener reparo alguno en constatar por escrito sus infundios. Los Duques de Suárez no fueron enterrados en la Catedral de Ávila el lunes 24 de marzo de 2014. Doña Amparo Illana fue enterrada en la capilla de Mosén Rubí el día 18 de mayo de 2001, nada menos. Lo que sucedió ese lunes realmente es que sus restos mortales fueron trasladados desde la mencionada capilla a la catedral en un acto estricta y puramente funerario. Don Adolfo Suárez fue enterrado al día siguiente, martes 25 de marzo, como deberían saber ambos directivos de la SER si hubieran estado mínimamente atentos a las emisiones de su propia cadena, pero en fin, ante la falta de argumentos se los inventan sin pudor alguno y con evidente desprecio y malintencionado falseamiento de la realidad y veracidad de los hechos.

Además en este punto se me reprocha que yo cubriera una rueda de prensa que convocó ese día el sindicato Comisiones Obreras. Se dice lo siguiente: “… Sorprende que … decida cubrir la rueda de prensa de CC.OO. sobre la reducción de horas de limpieza en los centros públicos de infantil y primaria”. ¿Y por qué es tan sorprendente? En esa rueda de prensa se dieron los primeros datos de un hecho con el que, según el sindicato, se ponía en peligro la salubridad de los alumnos y profesores de esos centros de enseñanza nada menos. La tan sorprendente sorpresa de Doña Carmen Esteban y Don Fernando Navarro no es más que una nueva demostración evidente del desconocimiento absoluto e incuestionable de ambos de los más mínimos criterios periodísticos. De hecho esa información en concreto fue difundida por varios medios y ha tenido trascendencia a lo largo del tiempo hasta tal punto que tanto la empresa concesionaria de esos servicios de limpieza como el Ayuntamiento han dado marcha atrás. Lo que resulta sorprendente de verdad es que a estos dos directivos les sorprenda que yo cubriera esa rueda de prensa puesto que no hice otra cosa que cumplir con mis obligaciones profesionales, ni más ni menos.

Por otro lado Doña Carmen Esteban decidió en Cebreros ese día que el informativo local “Hora 14” se dedicara exclusivamente a Don Adolfo Suárez, un error de bulto que supone una nueva demostración evidente e incuestionable de su falta de conocimientos y profesionalidad en materia periodística. Ese día el foco informativo en torno a la muerte del presidente estaba en Madrid, concretamente en el Congreso de los Diputados dónde se instaló su capilla ardiente. El informativo local de ese día, obviamente, había que estructurarlo de tal forma que el contenido principal y más extenso se centrase en esos acontecimientos, pero de ninguna manera tiene justificación profesional alguna que se obviasen el resto de las noticias del día, entre ellas, de forma destacada, esa denuncia de Comisiones Obreras que afectaba a la salubridad de los alumnos y profesores de los centros públicos de enseñanza. Por cierto, Doña Carmen Esteban ni siquiera se dignó a informarme directamente de esa decisión, se la comunicó a un compañero, ninguneando y despreciando de nuevo con ello mis funciones profesionales.

Mentira número 6: También se dice en el pliego de cargos que en esas previsiones informativas: “…falta una noticia de suma importancia y es la exhumación de los restos mortales de Doña Amparo Illana en la Capilla de Mosén Rubí para su posterior traslado a la Catedral.” Falso. No hubo ninguna convocatoria pública de ese hecho. A diferencia de ellos yo no me invento las cosas. Éste extremo de los contenidos de las previsiones informativas del día le explico en los dos últimos puntos con mayor detalle y precisión. Y para conocer algo más sobre este particular asunto me remito al pliego de descargos que se puede consultar en los documentos adjuntos.

Mentira número 7: Sobre este mismo tema se argumenta en el escrito lo siguiente: “… Pero lo grave no es sólo que falte esa noticia, sino que Vd., como Jefe de Informativos, no adjudicó a nadie la cobertura de ese acontecimiento.” Falso. Es imposible adjudicar a nadie la cobertura de un hecho que no se ha convocado. Pero es que además se les “olvida” señalar que en las previsiones informativas de ese día hubo una convocada por el Deán de la catedral en la que se dio cuenta de ese traslado, rueda de prensa que establecí fuera cubierta por uno de los redactores, un “olvido” de los directivos de esa casa muy “oportuno” para intentar (que no conseguir) reforzar la infamia de su causa contra mí.

Ese pliego de cargos recoge algunas cosas más que pueden leerse en el documento completo que adjunto, pero lo que no contiene es qué faltas he cometido, es decir, cuáles son mis “culpas”, cuáles son las normas del Estatuto de los Trabajadores o del convenio colectivo que he trasgredido. Tuve que defenderme a ciegas sin saber de qué se me acusaba exactamente lo que, desde el punto de vista jurídico, es una clarísima indefensión y un atentado indudable a mis derechos de defensa… pero así de canalla e indecente fue lo que pasó.

Unos días después yo presenté mi pliego de descargos en el que recojo largamente los argumentos señalados aquí y otros. El documento completo se puede consultar en ese archivo adjunto. (Paco… ¡gracias amigo!).

El día 3 de abril de 2014 la empresa contestó a mi descargo y me comunicó mi despido, un escrito que no tuve oportunidad de rebatir en vía interna por lo que voy a hacerlo ahora públicamente en estas líneas.

Quiero señalar también que la persona que firmó mi despido fue Don Fernando Navarro, el mismo que me abrió el expediente, es decir juez y parte. El mismo que me acusó fue el que me juzgó y me condenó… todo un “ejemplo de justicia”. Ya sé que eso es lo establecido, y también sé que es tan legal como incuestionablemente inmoral e injusto.

Como daño intencionado añadido (obvia e indudablemente premeditado y consciente) señalo que Don Fernando Navarro ni siquiera tuvo la dignidad ni decencia de hablar conmigo en ningún momento previamente al despido, aunque sólo fuera para recriminarme mi supuesta actuación reprobable y negligente. Tampoco lo hizo Doña Carmen Esteban. Esa es su indigna, maliciosa e inhumana forma de actuar.

Mentira número 8: En mi pliego de descargos comienzo mi defensa, de forma preliminar, señalando que la directora de la emisora, Doña Carmen Esteban, carece de conocimientos y experiencia en el área de redacción y contenidos. En su contestación se dice que ese apartado preliminar “… además de inadecuado por la descalificación sobre la cualificación profesional de nuestra Directora de la Emisora de Ávila, Doña Carmen Esteban, no guarda relación alguna con los hechos descritos en el Pliego de Cargos”. Doblemente falso. Yo no hago ninguna descalificación, simplemente constato un hecho verdadero e incuestionable: Doña Carmen Esteban no tiene conocimiento ni preparación alguna en materia de periodismo, toda su labor profesional ha estado ligada al área comercial, esto es así. Y se miente también al afirmar que este hecho no guarda relación alguna con los descritos en el pliego de cargos. Tanto tiene que ver que es precisamente por esos “hechos”, los que trasladó la directora en materia de contenidos de la que no sabe nada de nada, los que se ponen sobre la mesa para “justificar” mi despido, y no creo que quepan dudas de la inexistencia de profesionalidad y conocimientos de Doña Carmen Esteban en este apartado después de los argumentos que ya he explicitado en este artículo. No obstante, por si cupiera alguna duda, voy a añadir un dato más. Doña Carmen Esteban ni siquiera es capaz de aprenderse la programación local de la emisora que dirige. Durante meses he tenido que enviarle semanalmente la parrilla de programación de la semana siguiente a pesar de que es básica y fundamentalmente estable a lo largo de toda la temporada.

Don Fernando Navarro defiende la cualificación profesional de Doña Carmen Esteban en materia informativa. Le sugiero que, atendiendo a esa defensa, y teniendo en cuenta los criterios y la deontología periodística de la Cadena SER, pregunte a Doña Carmen Esteban si ha censurado alguna información siendo directora de la emisora. Si le respondiera sinceramente, cosa que dudo, puede que se llevase una sorpresa.

Mentira número 9: En la carta de despido se dice que reconozco que la directora se dirigió al área de redacción para “avisarnos” de que estuviésemos preparados para cualquier eventualidad que pudiese surgir a lo largo del fin de semana, “… En consecuencia se da por recibida la orden cursada desde la dirección…” Falso. Miente Don Fernando Navarro y lo hace delatándose a sí mismo al constatar que la directora no hizo otra cosa que “avisarnos”, por tanto no nos “ordenó” nada de nada ni dio instrucción alguna de cómo ni quien debía prestar esa atención… esto es así. Supongo que Don Fernando Navarro, puede incluso que Doña Carmen Esteban, sean capaces de distinguir la diferencia abismal que existe entre un aviso y una orden.

Mentira número 10: Dice el gerente de recursos laborales de la Cadena SER que la situación descrita anteriormente conlleva un comportamiento por mi parte que “… supone un claro incumplimiento de la orden cursada”. Falso. No hubo orden alguna, hubo un aviso de que estuviéramos atentos cosa que hicimos además como si de una orden se tratase, por lo que no hay incumplimiento ni falta alguna.

Mentira número 11: Este párrafo no tiene desperdicio, lo reproduzco literalmente. Dice así: “Adicionalmente, Vd. añade que, y citamos textualmente, “aquel mismo viernes 21, la redacción estableció dos turnos de guardia entre sus redactores”. Es claro que al referirse a la redacción en tercera persona, y ante la ausencia de constatación alguna de dichos turnos de guardia, que por otro lado no fueron comunicados a la Dirección de la Emisora, Vd. como Jefe de Informativos, desatendió nuevamente la orden cursada.” Falso. Recuerdo que, como el propio Don Fernando Navarro asegura, no hubo ninguna orden sino un aviso, que no es lo mismo. En ese aviso, reitero, se limitó a decirnos que estuviéramos atentos, advertencia innecesaria e impropia de alguien que tuviera los más mínimos conocimientos del funcionamiento de una redacción lo que demuestra que Doña Carmen Esteban carece de ellos innegablemente. Es por eso que, para cubrir las eventualidades informativas que pudieran surgir, se establecieron dos turnos de guardia teniendo en cuenta que era fin de semana y que nos correspondía descansar a todos. Entonces no solamente estuvimos atentos sino que se planificó el trabajo para hacer frente con solvencia y profesionalidad a esas eventualidades como así sucedió. Estos directivos de la Cadena SER demuestran tener una cara dura de cemento armado al afirmar sobre mí que “desatendió nuevamente la orden cursada” cuando lo que pasó realmente fue exactamente lo contrario: se planificó el trabajo de la redacción para cubrir esas necesidades informativas cumpliendo con mi responsabilidad y obligación profesional, atendiendo antelada y diligentemente el “aviso” de la directora.

Sobre este punto me gustaría saber si a Doña Carmen Esteban y/o a Don Fernando Navarro se le/s ha pasado por la imaginación compensar el trabajo extra de los redactores que cubrieron la información en su tiempo de descanso. Esto lo digo porque yo mismo, el verano pasado, siendo ya directora Doña Carmen Esteban, trabajé un fin de semana que me correspondía descansar con motivo del incendio que tuvo lugar en Cebreros los días 3 y 4 de agosto, sábado y domingo respectivamente. La dirección de la empresa no es que no me compensara por ese trabajo extra, que no lo hizo (otro compañero también trabajó el domingo sin corresponderle), es que ni siquiera se dignaron a preguntarme qué había pasado ni como se había cubierto, y aseguro que hubo muchas noticias en cadena nacional y regional que se emitieron ese fin de semana. Éste es sólo un ejemplo de mi dedicación profesional a la Cadena SER a lo largo de veinte años. Puedo poner otros… muchos, muchos otros. Pero estos dos directivos tienen el atrevimiento y la indecencia de acusarme de haber faltado a mi trabajo esa (una) tarde del domingo del fallecimiento de Don Adolfo Suárez negligentemente, por capricho, vaguería o algo por el estilo. Me recriminan además, engañosa y conscientemente, que he desobedecido unas órdenes que no existieron. No se me ocurre más patética argumentación ni más intencionadamente dañina y falsa acusación.

Mención aparte y destacable merece la expresión que dice así: “… Es claro que al referirse a la redacción en tercera persona, … desatendió nuevamente la orden cursada”. (Sic)

Mentira número 12: En otro párrafo de la carta de despido se dice que yo me manifiesto conocedor el domingo de que el programa “Hoy por Hoy” se “emitiría” al día siguiente desde Cebreros y así es, pero no porque nadie de la dirección me lo dijese sino porque en una de las llamadas de ese domingo, una de esas llamadas que la empresa afirma que no hice, un compañero me informó de que iba a ser así. Para mayor escarnio e indignidad se argumenta que: “… Pese a ello, ha quedado acreditado que no realizó gestión alguna para dar cobertura desde Ávila a este importante acontecimiento…” Falso, intencionada y dañinamente falaz. A Doña Carmen Esteban y a Don Fernando Navarro se les “olvida” decir que la dirección no sólo decidió realizar esas conexiones de cadena desde Cebreros (que no emisión del programa) sino que también decidió que acudirían a ese municipio la propia directora y una de las redactoras ese lunes, con lo que yo no tuve oportunidad alguna de planificar la cobertura, se tomó la decisión ese mismo domingo sin informarme ni consultarme, esa es la verdad.

Mentira número 13: Seguimos con las previsiones informativas. Se recoge en la carta de despido que en mi pliego de descargos afirmo que tales previsiones siguen el patrón canónico de la emisora de consignar los acontecimientos ciertos y convocados para el día, y añade que: “… Dicha afirmación carece de sentido alguno por varios motivos, el primero que no existe el denominado patrón canónico, salvo que Vd. como Jefe de Informativos los hubiese establecido, extremo éste que no nos consta.” Falsedad mayúscula. El patrón de la comunicación de las previsiones informativas existe y no lo establecí yo ni mucho menos (faltaría más). Lo estableció el anterior director Don Manuel Dávila. Es más, ese director estableció también que esas previsiones informativas no sólo fueran comunicadas al director sino que debían conocerlas a diario todos los miembros de los departamentos comercial y de contenidos. Estableció igualmente que el departamento comercial debía informar al de redacción de sus previsiones de trabajo en un intercambio de información fluido y diario. La responsable entonces del mismo era Doña Carmen Esteban pero no recibí nunca ningún correo de esas previsiones laborales, ¡nunca jamás! Ese es el patrón canónico que estableció Don Manuel Dávila, no yo. Pero es que además, cuando Doña Carmen Esteban accedió al cargo de directora no sólo mantuvo ese criterio (sin cumplirlo en lo que respecta al departamento comercial) sino que estableció más especificaciones en cuanto se refiere a esa comunicación por parte del área periodística, concretamente que en las mismas debía hacer constar la convocatoria, la hora y el lugar de celebración, el motivo, quien o quienes estarían presentes en la misma por parte de los convocantes, si se cubriría o no y cuál de los redactores se encargaría de la cobertura… ese es el patrón canónico establecido por Doña Carmen Esteban, no por mí. Si Don Fernando Navarro desconoce lo que hacen sus directivos es su problema, pero es inadmisible que me achaque culpas o responsabilidades que no tengo.

Además el señor Navarro señala en la carta de despido como “argumento” que “… ese día había sido declarado de luto oficial, por lo tanto muchos actos públicos fueron desconvocados…”. De verdad que no veo por ningún lado la consistencia o legitimidad del supuesto argumento para justificar mi despido.

Mentira número 14: En el capítulo de las previsiones informativas se dice también que: “…no encuentra (supongo que se refiere a la dirección de la SER en tercera persona) justificaciónalguna que un jefe de informativos, con su dilatada experiencia, se limite a recoger exclusivamente las convocatorias públicas, desatendiendo y faltando a la deontología profesional de buscar la noticia.” De nuevo doblemente falso. Recoger las convocatorias públicas del día era mi obligación porque era el criterio establecido por la dirección de la emisora, no por mí. Ítem más, si Don Fernando Navarro y Doña Carmen Esteban tuvieran algún conocimiento de periodismo se darían cuenta de la barbaridad de la afirmación porque nada tiene que ver la comunicación de las previsiones informativas del día con la obligación profesional de buscar la noticia, nada… ¡absolutamente nada! Créame señor Navarro, aunque sólo sea atendiendo a esa afirmación que usted mismo hace sobre mi dilatada experiencia. Por lo tanto una vez más se miente doblemente al afirmar que falté y desatendí la deontología profesional de buscar la noticia, es radical, absolutamente e incuestionablemente falso.

Estos son los “argumentos”, grosso modo, que ha utilizado Doña Carmen Esteban para despedirme… un cúmulo de mentiras y afirmaciones atentatorias contra mi prestigio profesional y mi dignidad personal. Una actuación que además atenta contra mis más elementales derechos de defensa, ni más ni menos. Tanto es así que la propia empresa, siendo plenamente consciente de todo ello, decidió previamente a la celebración del juicio reconocer la improcedencia del despido y pagar la indemnización legalmente establecida como he señalado ya, lo que constata que Doña Carmen Esteban quería deshacerse de mí fuese como fuese y costase lo que costase… pero sin razón, justicia ni legitimidad alguna, demostrando indudablemente su culpabilidad y sus malas artes. Como ya anticipé en otro artículo las razones que esgrimía la SER para despedirme son falsas, y a la postre ellos mismos han corroborado que, con el reconocimiento previo al juicio de la improcedencia del despido, sabían desde el primer momento que lo eran, lo que demuestra la mezquina, ruin y abyecta forma de actuar de estos dos directivos de la SER, especial y significativamente la de Doña Carmen Esteban.

Sólo hay una cosa que me produce cierto consuelo en esta terrorífica, inmoral, injusta y despiadada historia. Como he explicado ya después de la comunicación de la directora el viernes 21 establecimos dos turnos de guardia. Si el fallecimiento de Adolfo Suárez se hubiera producido el sábado por la mañana en vez del domingo por la tarde estaríamos hablando entonces de dos despidos en lugar de uno puesto que dos de mis compañeros tenían también un compromiso ineludible ese sábado. Ese sería un caso cuatro veces más terrible que el mío puesto que estos compañeros tienen dos hijos, hecho que no me cabe ninguna duda les hubiera sido absolutamente indiferente a los directivos de los que estoy hablando, especial y significativamente a Doña Carmen Esteban… no tengo duda alguna.

Mi despido, y la forma de ejecutarle, conllevan otras consideraciones y consecuencias graves y destacables.

En primer lugar demuestran una falta de humanidad realmente notable, manifiesta y confesa por parte de estos directivos. Me dejan sin trabajo con 46 años de forma injustificada, y hay que tener en cuenta el panorama laboral del país en general y del periodismo en particular, es decir, se me arroja consciente, intencionada, injusta y cruelmente a la pobreza y la exclusión social, algo de lo que son perfectamente sabedores ambos directivos sin que les suponga remordimiento alguno. De haberlo tenido no lo hubieran hecho.

En segundo lugar ha generado un empeoramiento grave de las condiciones laborales en la emisora, y también un ambiente enrarecido y desagradable… me consta. Además supone una dificultad económica añadida para la propia emisora puesto que tiene que hacer frente a mi indemnización, eso después de que se nos haya pedido recientemente a los trabajadores que voluntariamente nos rebajásemos un 8% el sueldo para ayudar a aliviar precisamente esos problemas económicos. Por cierto, y hablando de estas cuestiones, quiero señalar que hace unos cuatro años la empresa nos pidió a los trabajadores que voluntariamente nos rebajásemos el sueldo un 8% durante un año por las dificultades económicas que atravesaba. Yo fui uno de los que aceptó voluntariamente esa rebaja. No sé si Don Fernando Navarro puede decir lo mismo que yo pero sí sé que Doña Carmen Esteban no puede hacerlo.

En tercer lugar mi despido injusto, injustificado e injustificable ha creado un descrédito y desprestigio significativos de la Cadena SER en la sociedad abulense. Trece organizaciones, las más importantes de la ciudad y provincia con excepción del Partido Popular, pidieron mi readmisión sin que su misiva fuera contestada tan siquiera… la educación y las buenas formas tampoco entran dentro de sus valores. Además hasta ahora se han recogido en torno a mil doscientas firmas digitales y otras seiscientas en papel pidiendo mi readmisión lo que, obviamente, supone un cuestionamiento importante de la forma de actuar de la empresa, algo realmente peligroso para la credibilidad de cualquier medio de comunicación. A pesar de tan estimable peligro han seguido adelante y han conseguido indiscutiblemente dos cosas: la primera dejarme de patitas en la calle infundada e infamemente (como han reconocido ellos mismos), y la segunda desprestigiar abultadamente a la Cadena SER en Ávila, dos hazañas realmente notables… ¡Felicidades Doña Carmen Esteban!… éste es su legado en menos de un año desde que fue nombrada directora y supongo que estará orgullosa en grado sumo por tales logros. ¡Ah!, se me olvidaba uno…. me falta añadir la puesta en marcha ilegalmente de la emisora de los 40 Principales en Ávila… ¡carece de licencia!

En los sueños de mis noches de parado se me aparecen ambos personajes fantasmagóricamente cual fieras salvajes de ojos encendidos con sus aterradoras fauces chorreantes, que no ahítas, de sangre inocente: ¡la mía!, exhibiendo con orgullo indisimulado su crueldad al resto de la manada con satisfacción malvada en un gesto intimidatorio en pos únicamente de su propio beneficio, complacencia y bienestar egoísta e inmisericorde.

Ustedes dos, Doña Carmen Esteban y Don Fernando Navarro, por su forma de actuar contra mí, me recuerdan mucho a esas gentes despiadadas y tiranas que no tienen reparo alguno en utilizar a las personas como mero material de uso, derribo y posterior arrojo a la basura… aunque dudo mucho que tengan la más mínima conciencia de lo que eso significa porque para que tal cosa sea posible lo que se necesita en primer lugar es tener conciencia… y también un mínimo resto de humanidad. Debe ser penoso y triste ser ustedes… muy triste y penoso.

En reconocimiento a las abundantes buenas personas y grandes profesionales que hay en la Cadena SER afirmo que son ustedes los que atentan vergonzosamente contra los mejores valores y la más hermosa tradición de la misma, son ustedes los que la mancillan con su forma de actuar y eso me resulta muy doloroso, casi más si cabe que mi propio despido, porque he dedicado veinte años de mi vida a la SER con entrega y dedicación, y en ella no sólo me he formado profesionalmente también he crecido como ser humano. Por todo ello estaré eternamente agradecido a la SER y a la mayoría de las personas que he conocido y tratado en ella, especial y significativamente a Luis Fernando Gutiérrez Gijón.

Para finalizar les recuerdo a Doña Carmen Esteban y a Don Fernando Navarro el epitafio de la tumba de los Duques de Suárez: “La concordia fue posible”…

Allá ustedes y sus miserias.

Jose Ramón Rebollada Gil.

Ávila. 14 de junio de 2014.

Ávila Vice

avilaVice

Ya pasó

Pues sí, por fortuna ya pasó. Demos gracias a todos los dioses, desde Atenea hasta los árboles-corazón, pasando por las distintas deidades de las religiones monoteistas mayoritarias; porque al fin podemos retornar a nuestra caduca normalidad. Pasaron las elecciones europeas, aunque sigue con nosotros su resaca, una de esas pesadas que te dejan la lengua pastosa y la cabeza embotada hasta el fin de semana siguiente. Tenemos coletas para rato y la implosión del PSOE dará que hablar durante los próximos meses, pero dejamos atrás lo peor. Pasó también el Mundial, con mucha pena y poca gloria. Es verdad que acaba de empezar, que el Mundial acaba a mediados de julio, pero a la mayor parte de la población se la refanfinfla bastante lo que suceda allí si España está en casa o de camino. Dentro de poco la prensa deportiva, siguiendo el gusto de sus consumidores, volverá a centrarse en lo que de verdad importa: el Madrid y el Barça. Y pasó también el cambio en la Jefatura del Estado. Poco a poco la adulación absurda continua -es el mejor, el más preparado, va a cambiar España, modernidad, futuro, nos salvará de los bárbaros, los nacionalistas y los extraterrestres y aumentará la fertilidad de nuestros hombres- dejará paso a la habitual indiferencia aduladora -es menos campechano que el padre pero mantiene mejor el equilibrio-, el nuevo rey se hará cargo de las tareas habituales de su cargo -codazo, codazo, guiño- y ocupará el lugar que le reserva la Constitución: la estantería.

Como decía, ahora que hemos dejado atrás con alivio estos tres acontecimientos planetarios, podemos retornar todos a nuestros quehaceres habituales. Nosotros también. Vamos a dejar de hablar todo el rato de política para volver a nuestra línea editorial: criticar al PP, comentar lo bien que le quedan las camisas a los concejales de UPyD -esto sobre todo después de cobrar el cheque mensual- y hablar de otras cosas de vez en cuando para que no se note mucho que somos seres despreciables alimentados por la inquina.

Si usted ha llegado hasta aquí ya sabe de qué va este post: de nada en particular. Popurrí de temas, de alegria, de confeti -”paga” Ana Mato-, de enlaces.

Una noticia buena y una mala. La positiva es que acaban las obras de restauración de la Iglesia de San Pedro, una de las joyas del románico abulense y también uno de los monumentos con más problemas de conservación -humedades, descomposición de los sillares, deplazamiento de los muros- desde prácticamente su construcción: en el siglo XIV la iglesia ya amenazaba ruina y se tuvo que reforzar su estabilidad añadiendo contrafuertes y pináculos de granito en el exterior para soportar el empuje de las bóvedas. Para los interesados en este tema, dos enlaces: uno centrado en las obras realizadas en la iglesia a principios de los ochenta (PDF) -para los más jóvenes resultará especialmente interesante comprobar la modificación sufrida por la torre- y otro con un repaso histórico a las distintas reformas y restauraciones del edificio (PDF).

La mala noticia relacionada es que la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, que financia al 50% las obras en San Pedro y que ha financiado a lo largo de los últimos años un buen número de proyectos de conservación e investigación en la región, estudia echar el cierre. Muerta la obra social de las Cajas de Ahorro, la fundación se ha quedado sin fondos. Otra triste réplica del terremoto financiero vivido hace unos años y del que nadie parece responsable.

Para dejarles con buen sabor de boca, una estupenda noticia: la ciencia avanza una barbaridad, incluso en campos donde parece que había poco margen. Un grupo de investigadores, entre los que se encuentra un arqueólogo de esos de mostacho ochentero y pipa –AMOR-, ha descubierto, gracias a la aplicación de técnicas y herramientas molonas, decenas de nuevas muestras de arte rupestre en la región, también en nuestra provincia. En este artículo tienen algunas fotos que son amor rupestre del bueno, entre ellas una de Muñopepe y otra de Ojos Albos. Pueden ustedes llorar de alegría si les place.

Festival de Nuevos Lenguajes Escénicos de Ávila ‘Artescena’

El programa de actividades del Festival de Nuevos Lenguajes Escénicos de Ávila ‘Artescena’,  que llenará las calles del centro de Ávila de actividades relacionadas con el teatro, el circo y la música entre los días 3 y 6 de julio, se abrirá a las ocho de la tarde del jueves en el Mercado Grande con la actuación del grupo Circortito, uno de los dos grupos ganadores el pasado año …

cartel artes circenses y teatro de calle(1)Así comienza esta noticia de Diario de Ávila sobre el Festival Artescena, un festival celebra ya su octava edición en nuestra ciudad. Sí, sí. He dicho bien, su octava edición. Pero… Si lleva ocho ediciones… ¿Cómo es posible que no nos suene de nada eso de Artescena? Pues fácil, es porque en las anteriores 7 ediciones se ha llamado Festival de Teatro de Calle y Artes Circenses de Ávila, por cierto, ya hablamos de él por aquí… Lo organizaba una joven asociación abulense llamada Tropiezo Teatro que fue, además, quien propuso la idea al Área de Juventud del Ayuntamiento de Ávila allá por el año 2007. En palabras de la teniente de alcalde de Atención Social e Igualdad de Oportunidades, Patricia Rodríguez, “se ha apostado por un festival más potente, más compacto y enfocado a los nuevos lenguajes escénicos”y para hacerlo, añado, vamos a quitárselo a la gente que ha levantado el Festival de la nada con su esfuerzo y su trabajo.

O sea, que la gente joven de Ávila tiene una idea, la presenta, la pone en marcha y la va haciendo crecer poco a poco, año tras año, con un poquito más de apoyo económico cada vez porque la cosa funciona. No se hacen siete ediciones de algo que va mal, no somos idiotas. Si el Festival de Teatro de Calle y Artes Circenses de Ávila celebraba en 2013 su séptima edición no es por el fracaso de la idea ni por la falta de profesionalización del evento, es más, varias de las compañías del año pasado repiten en esta nueva y profesional edición renovada y con un 60% más de presupuesto que la anterior. Y lo de hacer “un festival más potente, más compacto y enfocado a los nuevos lenguajes escénicos” se parece mucho a una expropiación, en este caso de una idea, de una gran idea, que los chicos abulenses de Tropiezo Teatro tuvieron a bien compartir con todos nosotros y que ahora queda en manos de gente de fuera de nuestra ciudad para darle más gloria y repercusión al evento… O eso dicen. Quizá signifique eso de “un festival más potente” que ya no son todas las actuaciones gratuitas y que dos de ellas pasan a ser de pago. Sin duda eso le da potencia al espectáculo. No lo sé, juzguen ustedes.

La llegada de la Junta de Castilla y León a la ciudad amurallada con el espectáculo CIR&CO el año pasado ya planteó algunas dudas sobre la continuidad de este festival. Tener una apuesta tan potente por las artes circenses en la calle podía dejar en segundo plano algo como lo que hacía Tropiezo Teatro. Siempre pensé, no obstante, que eran dos ideas compatibles. Que los conceptos de ambos festivales tenían diferencias y finalidades diferentes. Parece que no estaba equivocado y que ambas ideas perdurarán en el tiempo. Un cambio y listo, que la referencia al circo no aparezca en los dos nombres para que parezcan cosas diferentes. El resto, seguirá igual. La Junta, a base de miles y miles de euros, implantará CIR&CO y será un éxito, sin duda, espero que lo sea, y los nuevos organizadores de Artescena aprovecharán la estructura y la metodología del antiguo Festival de Teatro de Calle y Artes Circenses, harán dos modificaciones, quitarán dos actividades -creo que este año no hay campamento urbano, actividad que era todo un éxito de asistencia y una de las que más hacía disfrutar a los más pequeños- traerán a gente diferente del mismo circuito a los que costará menos convencer de que vengan porque tienen más dinero para ofrecerles y parecerá que han hecho algo… ¿Cómo era? “Más potente, más compacto…”

Mi más sincera enhorabuena a Patricia Rodríguez y Beatriz Jiménez. Gran gestión.

P. D.: Por cierto, otro feo, en la rueda de prensa de presentación de Artescena no hubo ni una sola referencia a la Asociación Tropiezo Teatro. No habría estado de más agradecerles públicamente la dedicación y el esfuerzo de los últimos años y el trabajo que realizaron para sacar el festival adelante. Eso no cuesta dinero, es una cuestión de tener un poquito de vergüenza. 

P. D. 2: El grupo abulense Yembalé & Brasilian Set participará en varios pasacalles de los que componen el programa del festival porque, según en nuevo director del asunto, “hay que contar con la gente y los grupos locales”. Lo que os decía… una cuestión de tener un poquito de vergüenza. 

El resto de la información y programación del Festival Artescena lo tenéis aquí.

Las cosas claras

Hay un miedo atroz a comprometerse y la política debería ser compromiso.

Pedro Sánchez Pérez Castejón, Castejón para entendernos, se presentaba por sorpresa ayer en Castilla y León. Tenía curiosidad por ver qué decía. Se repite la idea de que “España necesita un PSOE fuerte” y seguramente sea verdad, así que fui a verle a ver qué se contaba.

A primera vista, un tipo con buena presencia. Alto, guapete, sonriente. Haciéndose fotos y saludando a todos. Un político en campaña, vaya. Le presenta una militante de Palencia, quien señala que allí hay gente de las 9 provincias + 1 (El Bierzo) dando su apoyo al precandidato a la secretaría general socialista. Y, efectivamente, allí en una esquina vislumbro a Yolanda Vázquez. Empieza la presentación con más detalle: Doctor en Económicas (¡bien! no habrá que enseñarle nada en cuatro tardes), habla tres idiomas (¡carajo! ya era hora de algo así), tuvo vida fuera de la política (¡diantres! eso sí resulta fascinante)  y tiene experiencia en la política de verdad, la local (¡guau! parece interesante).

De entrada a mí me tenía ganado…hasta que decidió no mancharse en ningún lodo. ¿Villarrubia y López? Estoy preocupado por la situación en Castilla y León. ¿Si contaré con alguno en mis equipos? Quiero un proyecto de todos. ¿Qué en qué soy mejor que Madina? Voy a recorrer muchos kilómetros para exponer mi proyecto. ¿Mi proyecto? Luchar contra las desigualdades y apostar por la vía federal en el choque de trenes entre el nacionalismo y el inmovilismo de Rajoy. Y repito, no tengo ataduras. Pero…¿va a contar entonces con Óscar López? Ahora mismo soy un militante de base más.

La estrategia de manzanas traigo es muy política, pero seguramente ya no sea la hora de la corrección sino la de cambiar las cosas. Ya se sabe que Don Tancredo de la Moncloa tiene alergia a la confrontación de ideas en público, y que donde esté una buena pantalla de plasma y la recuperación como discurso de gobierno que se quite un debate.  Pero en fin, en el resto de opciones políticas y sobre todo con la que está cayendo, es la hora de dejarse de ser tiquismiquis y hablar claro. Por ejemplo:

– Miren, lo ideal es una república. Pero estamos hechos unos zorros, los catalanes se quieren independizar, en el País Vasco siguen su camino y acabamos de salir de la casi bancarrota. De momento vamos a seguir con los Borbones y cuando escampe abriremos el debate. Pero lo abriremos de verdad, será un compromiso claro.

– Lo de Cataluña no se puede consentir, no así. Tenemos unas leyes y hay que respetarlas. Pero está claro que hay un problema. Ustedes vuelvan al respeto a la ley y hablamos de una consulta, al estilo Escocia.  Yo pongo la pregunta, una de verdad y no la doble de los mundos de yupi europeos chiripitifláuticos.

– Financiación, eliminar diputaciones, reciclar el senado, despolitizar justicia. Ideas y planes sólidos. Quiero hacer esto, esto y esto. Mi diferencia con Madina, con Pablo Iglesias o con Rosa Díez es que yo haré esto y esto y ellos esto otro o no dicen lo que quieren hacer sino todo lo contrario.

O se presentan las cosas claras o el resultado electoral será espeso. No hay que tener miedo a plantear ideas claras como república, escuela laica o lo que uno defienda.  Sean valientes y den pasos claros al frente, vale ya de prudencias y pasos cortitos. Total, mucho peor no pueden ir las encuestas. Ni para PSOE, ni para IU ni para UPyD. Que aquí el que se come la tostada y comenta hasta Juego de Tronos lleva coleta y camino de juego, set y partido.

A %d blogueros les gusta esto: