Hang on

Mariano Rajoy estaba en la SER cuando el Ministerio de Empleo y la Virgen del Rocío hicieron públicos los datos de paro del mes de abril. Evidentemente no era una coincidencia. Como llevaba una semana filtrando todo aquel miembro del gobierno al que se le acercase un micrófono, una grabadora o una oreja; el paro bajo en abril de forma contundente. Más de 111.000 personas dejaron de estar apuntadas en el paro y, lo que se suele considerar más importante, más de 133000 personas empezaron a cotizar a la Seguridad Social. Abril fue el tercer mes consecutivo en el que ambas cifras se tiñeron de verde. Sí, buena parte de la bajada del paro está relacionada con puestos de trabajo temporales en la hostelería para atender la demanda de Semana Santa, pero sin tener en cuenta el efecto calendario, el paro cae en 50000 personas y la afiliación crece en 61000.

ParoAbril

 

En Ávila, el paro baja en 481 personas y la afiliación sube en otras 520. El número de parados se queda en 17988, 1223 menos que el año pasado y 42 menos que en 2012. Atrás quedan años muy duros en los que el paro sumaba casi cuatro mil parados en 12 meses.

Abrilinteranual

Si echamos la vista atrás, el pasado mes de abril ha sido el mejor mes de abril para el empleo de toda la crisis, casi doblando los resultados de 2013 y 2011.

Abrilintermensual

 

Si ampliamos un poco el foco y nos fijamos en el comportamiento del paro a lo largo de los cuatro primeros meses del año, para eliminar el efecto de la luna sobre nuestro laicista calendario, el presente año es el segundo mejor desde 2008, solo por detrás de 2011. Es importante tener esto presente, pues la tenue recuperación de 2011, los famosos brotes verdes que animaron el adelanto electoral, fueron, nunca mejor dicho, flor de un día. ¿Será esta vez igual? No parece, al menos a corto plazo, pero como ya hemos dicho muchas veces, desde un estornudo de Putín hasta un catarro de Draghi, hay cientos de factores que pueden destruir los cimientos de la recuperación

EneroAbrilintermensual

 

Los datos, aunque marcados por la estacionalidad, son buenos. Baja el paro y, lo que es más importante, se comienza a crear empleo. Habrá que esperar a después del verano para ver si la tendencia se consolida, pero de momento llueve menos, algo que es bienvenido cuando estas, cuando estamos, con el agua bastante por encima del cuello. Los peros a los datos vienen por el lado habitual: temporalidad, precariedad y una cada vez más baja tasa de cobertura. En Ávila, menos del 50% de los parados reciben algún tipo de prestación por parte de las administraciones públicas. Por si todo esto fuera poco, los datos de la EPA difundidos una semana antes, dibujan un panorama totalmente distinto. Haríamos bien en evitar triunfalismos, pues necesitamos muchos meses como el pasado para maquillar el fracaso de nuestro modelo económico. Y no hablemos de buscar alternativas, que eso en plena campaña electoral está mal visto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: