Panegírico

Mucho he leído los últimos días sobre el despido de Jota. Mucho me han preguntado sobre él, sobre lo que ha pasado, sobre los motivos, los culpables, la razón… Y a todos les he dado la misma respuesta. No lo sé. 

No sé si el despido de Jota ha sido motivado por presiones políticas, no sé si el despido de Jota ha sido motivado por la proyección del documental sobre la antigua fábrica de harinas, no sé si el despido de Jota ha sido motivado por los celos alguien al ser más alto y guapo que el o ella o por haber bailado desnudo encima de la mesa de control del estudio mientras hacía un informativo. Y afirmo no saberlo teniendo en cuenta que he trabajado muy cerca de Jota, que trabajo muy cerca del resto de periodistas de la SER, que conozco a quien le despide, a quienes no han tenido nada que ver y a los que se quedan sin un compañero teniendo que trabajar más que antes para suplir su falta, una falta que, casi seguro, no contará con sustitución.

Y digo todo esto porque hay gente que no ha dudado en afirmar algunas cosas que creo infundadas. Hay gente que ha manifestado, como si de verdad absoluta se tratase, que a Jota se le despide por el ya famoso documental “Verdad contra poder” y por las presiones recibidas tras la emisión del mismo en nuestra ciudad. No lo diré yo, es más, no quiero pensar que haya sido eso. Puede que algo haya sumado, tampoco lo sé. Por eso no quiero hacer valoración de las circunstancias, no quiero repetir los errores que he visto a otros cometer.

Sí quiero maldecir a aquellos que se han alegrado con la noticia, seguro que los hay. Sí quiero lamentar su ausencia, lamentar el vacío que deja. La ida de un buen periodista siempre es una lástima y más cuando su periodismo era incómodo para muchos, algo que lo convertía en periodismo del mejor para otros. Ya lo dijo Pablo, algunas cosas sin Jota no suenan igual, y la SER en Ávila va a sonar para siempre diferente, faltará la voz de Jota, y nos costará acostumbrarnos a pesar de los grandes profesionales que se quedan tirando del carro y a quienes quiero transmitir todo mi apoyo.

Jota: todo mi ánimo, mi apoyo y mis mejores deseos para tu futuro. Se te extraña, amigo, eso sí es seguro.

11 Responses to Panegírico

  1. Jota says:

    Muchas gracias, de verdad muchas gracias. Es muy reconfortante saberse querido, apreciado y reconocido y las muestras de apoyo han sido centenares estos días. Sirva este comentario para hacer extensivo mi agradecimiento a todas esas personas. Por otro lado me sumo a tu apoyo a los profesionales de la redacción de esa casa, sin duda posible alguna lo mejor y mas honesto, tanto en lo personal como en lo profesional, que hay allí… sin duda posible.

  2. Víctor Toro says:

    Yo, tan visceral e ignorante como de costumbre, me atrevería a decir que esto no deja de ser una muestra más de nuestro “caciquismo avileño” una de esas cosas que para fortuna de unos y desdicha de otros solo quedara en el recuerdo de algunos abulenses que hoy por hoy queremos, buscamos y anhelamos un paso al frente, en pro de una evolución en la villa, ¿utópico verdad? creer que mañana podamos manifestar nuestra desconformidad con lo que tenemos y hemos tenido, buscando no cometer los mismos errores y poder decir de verdad que somos contemporáneos a todos los efectos y comparativas a cualquier ciudad de esas que vemos en la tele, esas que poco a poco van caminando hacia delante y no hacia tras como nosotros, como los cangrejos…

  3. Javier says:

    Decir lo que todos quieren oír es peloteo, decir lo que duele a los oídos de muchos es periodismo. Tristemente, cada vez hay menos periodismo en este país, cada vez hay menos personas valientes, capaces de alzar su voz por encima de ideologías o sectarismos. Algún día volverán periodistas como Jota, espero que pronto, porque será síntoma de que algo, de lo mucho que ha de cambiar, habrá cambiado. Apagaré la radio y la TV hasta que llegue ese día; así no vale la pena “informarse”, es mejor vivir en la ignorancia que en la manipulación. Desde la admiración y el respeto, desde la proximidad que dan las ondas entre personas anónimas pero que en el fondo son cómplices: un abrazo, Jota.

  4. vallisoledades says:

    Un beso, Jota! Mucha suerte y ánimo

  5. sergio gas says:

    Que la ser no es ya la misma eso es evidente y audible hoy mismo. Que este asunto esta manipulado por la dirección y por el pánico generado, era lo deseado por sus responsables. Y claro también nos pretenden colocar ahora la hazaña que el malo y culpable es el señor despedido, algo que no se lo fuma nadie. En fin otra sombra gris se nos ha puesto encima y parece que viene vestida de comercial para quedarse. Allá su decisión y de quienes la avalan. Yo no me creo eso de plural y progresista…

  6. Cacique/ca says:

    Como oyente habitual de la ser he detectado que el viernes un colaborador habitual, el que habla de cine no lo hizo… y da la causalidad que también estaba detrás del documental… esperare a este viernes antes de hacer cabalas pero huele mal…

  7. night says:

    Esa decisión de cortar por lo sano el periodismo incomodo creo que les va a dar quebraderos de cabeza y malos rollos. Tal vez lo tendría calibrado pero no creo que percibieran que J era mas que un simple redactor. Muchos oyentes y colaboradores estaban por el y no le van a olvidar. Todavía pueden cambiar…

  8. Luis de Fuente says:

    Deben readmitirle si quieren siendo escuchados y creíbles pues para otra cosa tenemos otras

  9. Marcos Aleja says:

    Efectivamente Luis, urge la readmisión de J y que vuelvan a ser la emisora plural que se preocupaba por sacar a la luz las sombras que otros ocultaban pero creo que su camino ya esta definido y que el poder les tiene en el bote, fuimos ingenuos al creernos que serian diferentes, ahora nos queda defender a otros medios y a que J tenga futuro en un medio de verdad plural y riguroso. Por cierto la película que tanto éxito ha tenido en Ávila no tenia final y ahora queda una segunda parte con tanta sustancia como la primera. Gracias 4 palos que vais a ser mi noticiero de referencia en sustitución de esa emisora vendida al poder.

  10. ausente abulense says:

    Lo que me descolocó fue el éxito de la película que no ataca a nadie y que solo refleja una realidad, muy actual, despues he visto ese desafortunado comunicado de la asociación de periodistas agradecidos al sistema y he sacado en conclusión que son mas dignos en esta ciudad los colectivos que defienden a los parados que esos señores y señoras que se mueven al toque institucional de los de siempre, ya esta bien de injusticias y des créditos, la ser tiene que readmitir a ese periodista y lo demás son gaitas ajenas y pura retórica de la añeja patronal sedienta de venganzs

  11. Pingback: 14 entradas de 2014 | Los 4 palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: