¡Mientes, bellaco!

Últimamente la gente, así en general, está muy infantil. Quizá sea el agua, que está llena de productos químicos -hidrógeno y oxígeno a cascoporro- o los tomates, que además de no saber como antes, oler como antes y costar como antes, atontan a uno. Esta infatilización de la gente, así en general bis, hace que nos veamos obligados a repetir una y otra vez lo evidente, a hacer explícito lo implícito para evitar equívocos de parvulario. Así que empecemos por el principio: lo que más le gustaría al que esto escribe, a los demás que escriben por aquí, a nuestros lectores -perdón por hacerme dueño de sus opiniones sin preguntar- y, en general, a todos los abulenses, sería que a la ciudad le fuese bien, porque esa es la mejor forma de que a sus habitantes les vaya bien. Es decir, que si hablamos del turismo, la principal industria local, a todos nos gustaría que nos visitase el mayor número posible de turistas, consumiesen muchos chuletones y muchas yemas -el colesterol de cada uno no es asunto nuestro-, visitasen todos los monumentos y se fuesen contentos y maravillados, convertidos en nuevos embajadores de la ciudad y sus placeres humanos y divinos.

Hecha esta aclaración, pido perdón a los mayores de edad por hacerles leer un párrafo tan innecesario, vamos al lío, que tenemos varios asuntos turístico que tratar. Lo más reciente, la agria polémica entre el concejal popular del ramo, Héctor Palencia, y el concejal socialista Martín Bermejo. Este último difundió unos datos acerca del número de visitantes y el primero le recriminó, con razón, que esos datos eran falsos y le invitó a pedir perdón. Martín Bermejo reconoció su error respecto a los datos, pero mantuvo su interpretación de los mismos: la cosa turística va mal, a pesar de los muchos viajes y anuncios que desde el Ayuntamiento se hacen.

Los4Palos, servicio público, y yo mismo, aficionado al Excel, les traen los datos sin filtros para que cada uno extraiga sus propias conclusiones. Les pongo todas las tablas seguidas: evolución del número de visitantes en las ciudades patrimonio, variación del número de visitantes en nuestra ciudad respecto al año pasado y evolución del número de pernoctaciones en nuestra ciudad.

Ciudadespatrimonio Variación evolucion pernoctaciones
¿Conclusiones? La mejoría del mercado turístico a lo largo del último año es evidente, sobre todo -y esto es casi vital para nuestra ciudad- del turismo de interior. Al primer atisbo de claridad económica al otro lado del túnel, el español de a pie coge su maleta y se va a conocer mundo, lo cual es una costumbre muy sana que todos deberíamos practicar si nuestra economía lo permite. Pero como señala el PSOE, la mejoría clara del turismo de interior no se ve acompañada del sector exterior. Ávila ganó durante el año pasado casi 30000 visitantes rojigualdos -casi un 19%- y perdió 1200 extranjeros, algo más de un 3,5%. Como ven, el PSOE se equivocó con los números -aprovecho para reconocer que lo primero que hice cuando leí la noticia fue correr a este blog para ver si los que damos nosotros periódicamente estaban bien-, pero el diagnóstico respecto al turismo extranjero no iba muy desencaminado. Habrá que pagar el viaje a más periodistas extranjeros para que glosen nuestras maravillas y nuestras placas al caudillo.

También salió a relucir en esta disputa la tarjeta Visitávila. El PSOE decía que fue idea suya, y Héctor Palencia les vino a decir que ya les gustaría. Aquí están los dos errados, PSOE y PP, porque la idea fue nuestra, que somos mucho de pensar cuando estamos sobrios y no ponen patinaje artístico por la tele. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid -guiño a nuestros lectores de la no capital, un saludo a Juanvi Herrera- comentamos brevemente los resultados del primer año de implantación de la mencionada tarjeta. Yo quería dedicarle un post más largo, cosa que no descarto hacer cuando tenga tiempo, pero podemos hacer una breve reseña. Según el Ayuntamiento, Visitávila recaudó 62000 euros durante su primer año de vida, llegando hasta las casi 5000 unidades vendidas. Es decir, que de los 212000 visitantes que llegaron a nuestra ciudad el año pasado, solo el 2,36% compró la mencionada tarjeta. No parecen muchos, pero realmente este dato es poco importante y el Ayuntamiento se equivoca quedándose solo en eso. Visitávila no se creó para venderse mucho y ganar dinero -en realidad es posible que el Ayuntamiento salga perdiendo- sino para mejorar el flujo de turistas, su tiempo de estancia en la capital y su volumen de consumo más allá de los monumentos. ¿Funciona? No lo sabemos, porque el Ayuntamiento se ha quedado con el dato más fácil de computar. Falta una evaluación en profundidad de su impacto, sobre todo de cara a mejorar su funcionamiento y corregir sus debilidades.

El último aspecto a tratar es el del Centenario de la Santa. El otro día echó a andar la Comisión dedicada a la organización de los fastos con un tema de vital importancia: los beneficios fiscales para los patrocinadores del evento. A Dios lo que es de Dios, al César lo que es del César y a Montoro lo menos posible. La colaboración público-privada, el patrocinio cultural, el mecenazgo y esas cosas. Coca-cola patrocina esta transverberación, Talleres Paco la reforma del Carmelo. Más allá de eso, me preocupan los pocos detalles que conocemos sobre los eventos a desarrollarse para tan magno acontecimiento a estas alturas del año, sobre todo en su vertiente más cultural, exposición de las Edades mediante. Este año se está celebrando en Toledo el centenario de “El Greco”, celebración que podemos tomar como referente para la preparación de nuestro centenario, con numerosas exposiciones, eventos culturales, charlas, conciertos, etc.

PS.- El concejal Héctor Palencia también ha señalado que las cifras del INE no son válidas, ya que, al fin y al cabo, salen de una encuesta. Pido perdón desde aquí, en nombre de todos los abulenses, a los trabajadores del INE y a todos aquellos relacionados con la realización de encuestas. De todas formas, es una pena que Palencia tenga en tan poca estima al INE y a la Encuesta de Ocupación Hotelera, porque de apreciarla más y confiar en sus datos podría presumir de que Ávila es la tercera ciudad, de las consideradas Patrimonio, que más aumenta porcentualmente su número de pernoctaciones respecto al año 2012 y la que más aumenta el número de visitantes. ¿O estas cifras sí nos las creemos?

Pernoctaciones1213

numero viajeros 1213

2 Responses to ¡Mientes, bellaco!

  1. Pepe Herráez says:

    Llegara algún día que en Avila alguien propondrá para cada sector un plan específico, real, elaborado, completo, con acciones concretas a desarrollar con su plan de acción y comunicación y a los políticos de “medio pelo” se les notará menos.
    (¡Qué llegué pronto por Santa Teresa!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: