¿Creamos empleo?

Con el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa hemos topado. Parece que todas las opciones de nuestra ciudad pasen ahora por la celebración de dicho evento, sin duda importante, y que vaya a ser la salvación de todos los males que sacuden la ciudad amurallada.

El caso es que para comenzar se ha lanzado una campaña de captación de voluntarios. Gente que no tenga nada que hacer y que durante un año quiera echar una mano en la atención de viajeros, recepción de visitantes en distintos lugares teresianos de la ciudad que se abrirán expresamente para la ocasión y otros asuntos relacionados con los actos y, sobre todo, los grandes eventos que se celebrarán durante el periodo que duren los actos del aniversario. Mano de obra gratuita, para que lo entendáis. Gente que por devoción se dedique a sacarle las castañas del fuego a los demás. No negaremos lo evidente, la iglesia sabe mucho de movilizaciones masivas de gente a coste cero. No en vano se encargan de recordarnos siempre que la Fe mueve montañas y montañas de gente serán las que acudan a ayudar en la organización, eso es seguro, aunque algunos no lo consideremos justo. Toda esa gente, al apuntarse como voluntarios, recibirán una formación específica para las funciones a desempeñar y que pensarán, justamente, estar haciendo algo bueno de forma altruista, muy católico todo, y podrán contar, dentro de unos años, que cuando el Papa Francisco pasó por Ávila, allí estuvieron “echando una mano” para que todo saliera bien.

Es lo que tiene ser pobres. No hay dinero para organizar los eventos como dios manda y tenemos que hacerlo como bien podamos. A base de voluntarios que trabajarán por nada, si cotizaciones, sin seguros, sin nada más que ganar que una moral más limpia al final de la jornada. La cosa es cuestión de Fe. La misma que demostró Fernández Díaz al asegurar que Santa Teresa intercede por todos los españoles, la misma Santa que dudo fuera a estar orgullosa de saber que la gente de su ciudad trabajará por nada. La misma Santa que de vivir hoy en día protestaría por foros como este ante los atropellos del poder hacia el que menos tienen.

Una ciudad con más de un 25% de paro debe hacer un esfuerzo en momentos como este para dar empleo a sus ciudadanos. No hay mejor momento, no habrá más opciones. Un esfuerzo aunando voluntades, hablando con el Gobierno central, la Junta, la Diputación, el Ayuntamiento y la propia Iglesia. No es demasiado pedir. Es tan solo pedir soluciones y aportaciones económicas efectivas con la misma celeridad que se apuntaron desde todos los niveles políticos a hacerse la foto de la constitución de la Comisión Nacional para la Conmemoración del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa, que preside Soraya Sáez de Santa María y donde tienen cargos de honor los propios Reyes de España, además de tres vicepresidencias, una para Juan Vicente Herrera, José Ignacio Wert y José María Lasalle (secretario de estado de cultura y mano derecha de Wert). Es achuchar, llorar si hace falta, clamar, pedir la implicación de todos para que el trabajo que se les quiere pedir a esos 600 voluntarios se convierta en trabajo de verdad para un grupo de trabajadores, a media jornada si acaso, pero que la gente se sienta útil, que sean conscientes de que pueden hacerlo y que reciban un balón de oxigeno en sus vidas que seguro agradecerán. 450 contratos, por ejemplo, a parados de larga duración, que reciban la misma formación que los voluntarios van a recibir y que desempeñen su trabajo de forma digna y con las garantías laborales que se merecen. Completen hasta 600 personas con voluntarios si después hace falta.

No nos vale pedir planes específicos de empleo para Ávila y que sean otros quienes vengan a sacarnos las castañas del fuego mientras nosotros, pudiendo, no aportamos soluciones reales al problema del desempleo. No nos sirve esperar sentados mientas la Junta o el Gobierno Central miran para otro lado diciendo que estamos tan mal como el resto de país y que no necesitamos acciones específicas. La solución la tenemos que poner nosotros y una cosa es que las competencias de empleo estén en manos de la Junta de Castilla y León y otra muy diferente que aprovechemos esa situación para cruzarnos de brazos y no aportar nada productivo esperando a que ellos nos solucionen la papeleta, pidiendo, además, mano de obra gratuita. Es el momento de demostrar que las cosas se pueden hacer bien y que queremos hacerlas bien. Es la hora de hacer un esfuerzo entre todos y buscar el dinero necesario para poder dar trabajo a los ciudadanos que lo necesitan. Con unos poquitos por parte de las administraciones y los refuerzos previsiblemente necesarios en comercios y bares podemos, quizá, pensar en unos meses menos malos para todos nosotros. De voluntarios no vive una ciudad y menos una ciudad en la situación crítica que vive la nuestra.

Basta ya de hacerse fotos y no poner soluciones. ¿Creamos empleo?

3 Responses to ¿Creamos empleo?

  1. Pepe Herráez says:

    Cuanta razón tienes. Pero con la iglesia hemos topado.
    Le preguntaban una vez al cura de un pueblo que que tal le iba y el respondía pues no ha ido mal el mes, un bautizo, una boda y tres entierros llevo.
    Las limosnas no pagan impuestos.
    Con el tema de Santa Teresa para qué vamos a crear empleo y existe eso que llaman caridad cristiana.

  2. Pingback: Pocos voluntarios | Los 4 palos

  3. Pingback: Pan para todos | Los 4 palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: