Ojalá

Cerramos 2013 con la esperanza de que el año que comienza sea mejor que el que muere, anhelo que se viene repitiendo desde hace un lustro, como antes lo hiciera la capa castellana de Ramón García en la retransmisión campanera de la televisión pública. Repetimos deseo y repetimos decepción, año tras año, campanada tras campanada, como si el país en general se hubiese atragantado con una pepita.

Dic2013

¿Y 2014? ¿Será al final el año de la recuperación? El paro cayó en diciembre en el conjunto del país y en nuestra provincia (-308), cerrando el año con 18098 parados. Lejos quedan las peores previsiones -las mías- que auguraban que durante el año que se cierra superaríamos los 20000 parados. La caída del desempleo también se observa a escala interanual: 391 parados menos que el año pasado. Además, ha sido el mejor mes de diciembre de todo el ciclo, aunque hay que señalar que el año pasado también cayó el paro por estas fechas.

Dic2013Mes

 

Dic13Anual

Sin duda son buenas noticias, de las que me alegro aunque supongan reconocer mi escaso futuro como pitoniso. Por sectores, el paro cae en todos menos en la construcción, donde es habitual este dato en diciembre. Aumenta la contratación, pero como es habitual caen los contratos unicornio, antes llamados contratos indefinidos. Solo el 6,5% de todos los contratos firmados durante 2013 en nuestra provincia han sido indefinidos. El trabajo tiende a precarizarse, lo que perjudica el crecimiento económico y la recuperación. La tasa de cobertura, el porcentaje de parados que recibe algún tipo de prestación, se sitúa escasamente por encima del 50%. Por su parte, la afiliación a la seguridad social cierra el año en cifras algo inferiores a las de 2012 (-477 afiliados en media mensual) con lo que podemos concluir que el año pasado no se creó empleo en nuestra provincia, pero se destruyó menos que en año anteriores.

Dic2013SS

La estabilización del mercado laboral es incuestionable, estabilización dentro de la gravedad, aunque podemos discutir largo y tendido sobre las razones de esta mejoría -estaba tan mal que no podía empeorar mucho, el BCE, la reforma laboral, la Virgen del Rocío, etc.- y sobre las perspectivas de futuro. Si tuviese que apostar un euro, diría que si el año avanza sin sucesos extraordinarios -hecatombe nuclear, un nuevo rescate a algún país de la eurozona, Cataluña- las previsiones de crecimiento se quedarán cortas. Sí, soy medianamente optimista, pero ya dije hace unas líneas que mis pronósticos tienden a no cumplirse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: