L4P: Objetivo 2015

L4P2015

“Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde” Sir Francis Bacon

Vivimos tiempos aciagos, lúgubres y oscuros. La pertinaz crisis, como la sequía, ha cercenado el presente, el futuro, las ilusiones y los planes de millones de personas. Cada vez más gente tiene como único objetivo sobrevivir, aguantar, llegar a fin de mes. Puede que la macroeconomía mejore, que la prima de riesgo se modere y que los número de las grandes empresas mejoren, pero a pie de calle, la economía real, anémica, sigue boqueando desesperada buscando oxigeno. Los parados se siguen contando por millones, las empresas siguen cerrando y el túnel parece no tener fin. No es necesario que llegado este punto les recordemos las dramáticas cifras que nos azotan desde los medios de comunicación, ni que les relatemos dramas que seguramente vivan ustedes en persona, entre su familia, sus amigos o en sus entornos más cercanos.

Pero la crisis no es solo económica, nos engañaríamos si así pensásemos. Sufrimos una crisis económica, sí, pero también una crisis política y social que no va a desaparecer aunque se cree tímidamente empleo y se maquillen las cifras del INEM; una crisis que no se va a solucionar esperando sentados a que deje de llover. Como el dinosaurio de Monterroso, todos estos problemas seguirán ahí cuando despertemos. La corrupción pronto exigirá un espacio en los telediarios dedicado en exclusiva a la crónica judicial. La descomposición de partidos y sindicatos es solo la parte más visible, la punta del iceberg, de unas estructuras -políticas y económicas, pero también sociales- agrietadas y carcomidas, sustentadas durante años por una burbuja tan irreal como la fingida salud del sistema. La desconfianza del ciudadano hacia sus instituciones es un problema grave que también hay que afrontar. Y esta descripción se puede aplicar a nivel nacional, regional o local; Ávila no se escapa del lento eclipse de nuestro modelo de convivencia.

Ha llegado el momento de dar un paso adelante. No creemos en soluciones mágicas, ni en bálsamos de fierabrás. No se puede cambiar el mundo con un “Me gusta”, con un RT o firmando una petición de Change.org; hay que levantarse del sofá y salir a la calle. Este blog ha servido como plataforma de debate, como altavoz para nuestras quejas y nuestras propuestas, pero no nos podemos conformar con mirar el contador de visitas. Es necesario hacer política, política de verdad. Si queremos cambiar algo -nos conformamos de momento con esta ciudad- es necesario que nos remanguemos, que salgamos a la calle y que estemos dispuestos a ocupar los despachos desde los que se gobierna el mundo real. Esto no va de conseguir fologüers, el objetivo es conseguir votos, porque no hay herramienta más potente que esa para transformar la realidad.

Por todo esto, hemos decidido constituirnos como partido político y presentarnos a las elecciones municipales de 2015. Ya hemos comenzado los trámites administrativos necesarios y el siguiente paso es construir un programa político que presentar a la sociedad abulense antes de solicitar su apoyo en las urnas. Pretendemos desarrollar un proyecto global, pensado para toda la ciudad, en el que todos los abulenses puedan verse representados, pero consideramos que hay una parte de la sociedad abulense que se está viendo afectada especialmente por la crisis, por el modelo de ciudad diseñado por nuestros regidores y por el modelo de representación política tradicional: los jóvenes. A ellos -a nosotros, pues también somos jóvenes- va especialmente dirigida nuestra propuesta.

Todas las encuestas reflejan que el interés de los jóvenes por la política es bajo y que un alto porcentaje de ellos no votan. Nuestro primer objetivo, por lo tanto, debe ser convencer a los jóvenes de que la única forma de que nuestras necesidades y preocupaciones sean tenidas en cuenta es organizándonos, movilizándonos y votando. Si no hacemos política, la harán otros por nosotros. Y no, una biodanza no es política.

No pretendemos saltar al vacío, por lo que contamos con todos vosotros, con vuestras ideas e iniciativas, y ya hemos comenzado a sondear la opinión de diversos colectivos. Estos primeros contactos nos han permitido perfilar algunos aspectos de nuestra propuesta y planificar algunos de nuestro primeros pasos. Este es un proyecto en construcción y por eso lo anunciamos con tiempo, para poder construirlo juntos.

Creemos que el cambio es posible, pero somos conscientes de nuestras fuerzas y de lo difícil de nuestra empresa. También lo somos de que si no actuamos con inteligencia podemos convertirnos en un freno al cambio que pretendemos conseguir. La aritmética electoral puede hacer que los votos que recibamos sirvan para apuntalar al partido en el poder a pesar de la presumible sangría de votos que sufrirá en los próximos comicios. Por eso, nuestra campaña va a estar muy centrada en movilizar el voto que hasta ahora no se sentía representado por ningún partido. Sin renunciar a ellos, no queremos restar votos a ningún partido de oposición sino sumar votos al cambio. Queremos el voto de aquellos que no suelen acudir a las urnas, ser su voz, sus representantes, sus intermediarios en las instituciones.

En las pasadas elecciones municipales solo acudieron a las urnas el 66% de los abulenses con derecho al voto. 15000 abulenses, muchos de ellos menores de 35 años, se quedaron en sus casas. Ahí está el hueco. Nuestro objetivo es conseguir que 3000 de esos ciudadanos confíen en nosotros. Pueden parecer muchos, pero solo son una parte minúscula de los abulenses que tienen que estudiar o trabajar fuera de la ciudad, de los que se sienten excluidos por los de siempre, de los que saben que su futuro no está en Ávila, de los que se sienten expulsados de la ciudad donde nacieron y donde les gustaría seguir viviendo. Ávila no puede seguir siendo una ciudad de cartón-piedra que solo palpita tres días al año.

Queremos ser una fuerza decisiva en un momento decisivo, un momento que se augura de cambio político, de alternativa. Queremos abrir las ventanas del Ayuntamiento y que el viento que viene limpio de la sierra recorra hasta el último rincón de nuestra vetusta ciudad. Creemos que podemos lograrlo. ¿Nos acompañas?

PS1.- En las próximas semanas habilitaremos un espacio en el blog dedicado en exclusiva a este proyecto con información, enlaces, zona de descargas, etc. También habilitaremos un espacio para colaborar con el proyecto. Pretendemos realizar una campaña muy personal, inspirada en el modelo desarrollado por el Partido Demócrata, y necesitaremos “agentes electorales”. Tenemos pensado realizar un importante esfuerzo con las comunidades abulenses residentes fuera de nuestra ciudad. Si eras un “abulense exiliado”, te necesitamos especialmente.

PS2.- Por Ley, estamos obligados a que nuestras listas electorales sean paritarias. Si eres mujer y estás dispuesta a ser parte fundamental de nuestro proyecto, en breve te diremos cómo colaborar.

___________________________

*

¡28 de Diciembre fun-fun-fun!

Esta entrada – junto con el gancho del relato – fue nuestra tradicional entrada conmemorativa de los Santos Inocentes. De momento no damos el salto a la política, aunque aceptamos propuestas y aguinaldos.

Felices fiestas para todos.

7 Responses to L4P: Objetivo 2015

  1. Guillermo B. says:

    Muy bueno…

  2. Alonso says:

    Lo peor de todo es que sea una inocentada….. Comparto eso de: No se puede cambiar el mundo con un “Me gusta”, con un RT o firmando una petición de Change.org; hay que levantarse del sofá y salir a la calle

    Un saludo

  3. Guillermo B. says:

    Era fácil de adivinar. Vosotros en política sería igual que yo con un twitter: un sinsentido y una pérdida de la escasa esencia que pudiéramos tener. En todo caso, de planteároslo en serio alguna vez, avisad, yo me cambio de sexo en un pispás y colaboro en la paridad.

  4. Vaya chasco me he llevado al ver la fecha de la entrada 😦

  5. ladyaccesibilidad says:

    broma ? por qué ? dejaros de soplapo … quiero ver vuestro programa 🙂

    #arreandoqueesgerundio

  6. Pingback: Y si no nos abstenemos ¿a quién votamos? | Los 4 palos

  7. Pingback: Nos caen tres palos | Los 4 palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: