Félix Peña (responsable de Murallito): “No me puedo dejar pisotear porque para mí esto es una expropiación ilegal”

Murallito_1

Félix Peña también fue a la Expo de Sevilla. Lo que le diferencia a él de varios millones de personas es que salió de allí con un nuevo proyecto en la cabeza. Se trata del tren turístico que unos años después comenzó a recorrer las calles de Ávila, gracias a su empeño y al de su socio, Carlos Rodríguez. No fue fácil al principio. “Nos dieron largas y pusieron muchas pegas”, recuerda, señalando que no recibieron la autorización hasta cuatro años después, en concreto, el 2 de noviembre de 1996. “Nadie creía en este proyecto, éramos casi pioneros porque no había más de una docena de vehículos similares en toda España”.

Todas esas dificultades que tuvo que afrontar desde un primer momento son las que más le escuecen ahora, a 20 días escasos de que el proyecto llegue a su fin. El 1 de enero será otra empresa la que se encargue de descubrir la ciudad a los visitantes, después de que el Ayuntamiento de Ávila sacara a concurso el servicio turístico de transporte. “Me han echado por el suelo la idea que yo tenía de emprendedor”, se lamenta. “Ahora han visto que esto es una cosa que funciona”.

La empresa Murallito ni siquiera se presentó al concurso. “Hice cuentas y vi que no podía pagar”, afirma Félix Peña. El pliego de condiciones recogía una serie de prescripciones técnicas (climatización, accesibilidad, sistema de audioguías georeferenciadas para las locuciones, al menos, en cuatro idiomas, etc.) que no cumple el transporte actual, así que tendría que comprar un nuevo vehículo. A esto hay que añadir un canon fijo (10.000 euros al año) y otro variable (el 5% de las ventas totales de billetes) que ha fijado “como mínimo” el Consistorio para la nueva empresa concesionario. De hecho, la adjudicataria aportará finalmente 30.000 euros y el 15 por ciento de los tickets.

Estas condiciones se alejan mucho de la situación actual, ya que el Murallito cuenta simplemente con una licencia de actividad. En concreto, paga el impuesto de circulación de cinco vehículos (dos máquinas –para no tener que parar la actividad en caso de avería– y tres vagones), a lo que hay que sumar la reserva de espacio para estacionar el Murallito junto al Arco de San Vicente, cerca de 3.500 euros al año. “Yo he pagado al Ayuntamiento todo lo que corresponde y nunca me he negado –afirma Félix Peña-. Entré con esas condiciones y las tengo que asumir; pero no tengo que asumir que me digan: o pagas o carretera”.

Murallito_2

Tiene claro que va a iniciar medidas legales. “No me puedo dejar pisotear porque para mí esto es una expropiación ilegal”, afirma. Por este motivo puso unos días atrás las pancartas que, colgadas en el mismo Murallito, exponen su punto de vista sobre la situación que atraviesa. “El PP y el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Ávila, con su avaricia y sus impuestos, cierran esta empresa y nos hacen irnos de esta ciudad”, señala en una de ellas. Sabe que no todo mundo está de acuerdo con estas afirmaciones, pero agradece las muestras de apoyo que está recibiendo a través de las redes sociales, así como la campaña de recogida de firmas.

Peña es funcionario desde 1982 y espera que no le queden muchos años para jubilarse. “Mi vida la tengo resuelta”, dice. Piensa en los tres trabajadores que tiene contratados (un empleado en invierno y dos en verano, además de su hijo, que forma parte de la empresa) cuando afirma que intentará que el Murallito siga dando vueltas en otra ciudad.

Se siente especialmente dolido por la falta de comunicación que ha existido desde el Ayuntamiento de Ávila. Afirma que se reunió con el concejal de Turismo, Héctor Palencia, en marzo de 2012, y que éste le pidió el número de personas que habían montado en el Murallito en los dos últimos años, unas cifras que Félix Peña se negó a facilitar por no estar obligado. También le pidió un presupuesto para poner en marcha un autobús turístico que recorriera los puntos de interés más alejados del casco histórico (Santo Tomás, el Monasterio de la Encarnación, los 4 Postes, etc.). “Le dije que no podía afrontar una inversión así”, añade. “También me dijo que si quería seguir trabajando, tendría que pagar 30.000 euros al años”. El responsable del Murallito asegura que le pidió a Palencia que le justificara ese nuevo incremento, dejándole claro en todo momento que, en caso de que le impusieran una cuota así, él tendría que “que cerrar la empresa”. Desde ese encuentro, no volvieron a  mantener ninguna conversación. La siguiente comunicación que vino de forma directa desde el Consistorio (más allá de las informaciones que publicaron los medios de comunicación) fue la carta que recibió hace unas semanas para advertirle de que el 1 de enero acababa su actividad.

 ———————————————————————————————————————

PD: Llama la atención la cláusula 16 del pliego de condiciones, titulada ‘Productos a disposición de la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Ávila sin coste’. En este apartado se señala que “la empresa adjudicataria se compromete a facilitar a la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Ávila anualmente y sin coste alguno la cantidad de: 100.000 ud. del Plano oficial gratuito de la ciudad”.

9 Responses to Félix Peña (responsable de Murallito): “No me puedo dejar pisotear porque para mí esto es una expropiación ilegal”

  1. Iñaki says:

    Es lo que tiene comulgar con ese concepto preclaro de la emprendeduría, la piedra filosofal de nuestro tiempo. A este señor nadie le explicó que podría haber otros más emprendedores que él que propusieran al Ayuntamiento el mismo servicio con menos costes y más beneficio para el erario municipal (o sea, para Ávila). Nadie le explicó que un MONOPOLIO está mal salvo que tenga vocación de servicio público, y si tiene vocación de servicio público debe atenerse al concurso público y a un pliego con prescripciones técnicas tan lógicas como la accesibilidad y los idiomas.

    A mí me parece muy bien que proteste y debería exigir al Ayuntamiento que antes de sacarse un concurso de la manga tenga en cuenta el ‘arraigo’ de su negocio (si es que lo tiene, que yo veo el Murallito vacío desde hace muchos años). Pero de ahí a que la campaña en redes sociales sea de las que mejor ha funcionado jamás en Ávila… me parece que se cometen a diario injusticias laborales o atentados contra emprendedores muchísimo más graves.

    O comulgas con el libre mercado y lo practicas como tal, compitiendo con justicia con quien quiera competir, o mueves esto por una vía no privada (lo que se va a hacer ahora y que debió hacerse hace 20 años). Querer las 2 cosas es echarle mucho rostro a la vida: mi negocio pero con mis condiciones y sin competencia porque la idea es mía. Pues oiga, registre la idea y cobre por su uso… pero hete aquí que la idea de un bus turístico, no es suya.

    • Todos somos liberales con los demás y socialistas (como poco) con nosotros mismos. De acuerdo contigo, aunque mi corazón esté con la vieja locomotora. Iñaki, no tienes alma.

      A mi lo que más me sorprende de todo esto son las cifras. Nunca pensé que el murallito diese para tanto (30000€ + 15% de las entradas + los cien mil planos cada año) ni que fuese un negocio tan suculento. En Toledo, según H. Palencia, el tren turístico paga 300.000 euros al año.

      • Iñaki says:

        A mí es que encima nunca me hizo gracia el trenecito de las narices!! jejeje La única vez que monté se quedó atrapado en una calle y tardamos más de media hora en salir de allí. Pero vamos, no es nada personal: Es que me sorprende el revuelo. Como puse en Facebook: no vi algo así con el ERE de Nissan ni con el cierre de LEAR (mucha mani con el Alclade al frente pero poca movilización real) o en defensa de los (muchos) trabajadores de la Bella Easo que creo que se merecían bastante más apoyo popular que este negocio.

  2. Guillermo B. says:

    Pregunta absurda… El Murallito cobraba 4 euros por adulto y 3 por niño… ¿Sabemos qué tarifas ha presentado la ganadora? A lo mejor los paganos del entuerto pasan a ser los turistas…

    Y por otro lado, y puesto que os veo muy motivados con eso de licitar cosas al mejor postor y que más deje en arcas municipales, supongo que lo mismo aplicará al tema de la iluminación y Eulen, por ejemplo… Cierto es que en ese caso el servicio lo prestaban empleados municipales, pero parece que había ahorros evidentes en la concesión sin que tenga que meterse el Ayuntamiento a invertir… Otra solución es que fueran los munícipes los que prestarán el servicio del Murallito, y a mayores de los 30000 se llevaran el beneficio de la UTE.

  3. Serranito says:

    Comprendo que es una “gran putada” para el sr. Peña, y me hago algunas preguntas:
    ¿Registró/Patento la idea, el vehículo, “el sevicio”. En fin, la forma o manera de darle servicio al ayuntamiento? ¿Qué tipo de contrato, si existe, hizo con el Ayto…?? En estos casos suele haber un documento por tiempo de concesión, máxime cuando era algo novedoso.
    Creo que Félix fue de “emprendedor” y peco de pardillo. ¡¡¡Cuando se trata “con buitres”, hay que tener las garras bien afiladas, porque de lo contrario ocurre que te dejan en los huesos y no te enteras….!!!
    Suerte Félix… Cuando tengas una nueva idea, protegela que para eso está el Registro de la Patentes y Marcas…!!!

    • Iñaki says:

      Según explican aquí, no tenía ningún tipo de contrato con el Ayuntamiento, simplemente le licitaban una actividad económica como el que tiene un bar o una pescadería. Un error, está claro: es un servicio “único” poco propenso a la competencia, y por tanto debió regularse desde el primer día como servicio municipal. Pero no se ha visto protestar al dueño hasta que han decidido cambiar las tornas. Lógico: le cobraban lo mínimo y necesario, y de otra forma hubiera tenido que dar más pasta al Ayto. (como sucederá ahora).

      Y de “patentar”, nada de nada: como mucho registraría el nombre de “murallito”, cosa que no le va a quitar nadie. Pero como concepto de negocio no tiene nada de original, ya se hacía en otras ciudades, no se puede arrogar ninguna exclusividad.

  4. Jonas says:

    Yo comprendo que el ayuntamiento, quiera explotar sus recursos, pero en fin, legal o no, lo que está claro es que deja en entredicho la preocupación del ayuntamiento por los suyos. Esto ya pasó, por ejemplo, con el tema de Madrugadores y los colegios, al cual, se presentaron dos empresas abulenses y finalmente, se lo dieron a una empresa externa ¡Pues valiente manera de apoyar a los nuestros! ¿Al final cuanto vas a ganar más? Y ese más ¿Qué supone a las arcas municipales? Pero lo que es más grave, ¿Qué supone esa pérdida de ingresos a este señor? Realmente Ávila es una ciudad dormida, en la que estos señores pueden hacer lo que les venga en gana.

  5. Pingback: Ávila TrainvisiOFF | Los 4 palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: