Smart vecina y cebollas inteligentes

Creo recordar que ya les hablé de mi vecina en capítulos anteriores. Esta mañana, nada más salir de casa, me ha chistado desde el balcón (eso sí, lo hace con mucha gracia y una sonrisa en la boca) para preguntarme si yo era periodista. “¡Y de los buenos, señora!”, le he respondido con orgullo, crecido al saberme observado por otros vecinos del barrio.

Me ha dicho que era justo lo que necesitaba, un periodista de los buenos. Que quería saber qué “carajos” era eso de la ‘ciudad inteligente’ que había escuchado por la radio. Que, tal y como lo entendía ella, si solo van a quedarse con los listos en esta ciudad, iban a sobrar piedras, Muralla y metros cuadrados por un tubo. Me ha preguntado cómo se medía la inteligencia o tontería de los municipios y que, si es cuestión de ponerse el listón alto, ella cree más conveniente aspirar a ciudad superdotada o, en su defecto, olímpica.

Carraspeé para aclararme la voz y, con el tono más didáctico del que soy capaz, comencé mi brillante explicación: “Vecina, el concepto ‘smart city’ consiste en propiciar una entorno social que apueste por las nuevas tecnologías e impulse la innovación y el emprendimiento (o el emprendedurismo) a partes iguales, sin olvidar nunca que las personas son las que posibilitan un modelo de ciudad sostenible y con futuro en el siglo XXI”.

Por la mirada que me dedicó a continuación, no debió de convencerle mi explicación. Por eso y porque se limitó a preguntarme si tenía alguna cebolla, que se había quedado sin ellas y hoy quería hacer unas patatas. Subí a casa a por el recado y, cuando volví, me soltó de golpe: “No tienes ni idea, ¿verdad?”. Dos lágrimas aparecieron en mis ojos (a causa del maldito bulbo cebollil). “Ni zorra”, contesté.

10 Responses to Smart vecina y cebollas inteligentes

  1. Pepe Herráez says:

    Así es como yo quiero ser de mayor…

  2. Santiago Lujan says:

    ¡¡¡ TOUCHÉ !!!

  3. chuchi Nieto says:

    Mande?
    Esta claro q esto requiere mas de una explicacion, quiza sin cebolla, pero si con un largo cafe

  4. ladyaccesibilidad says:

    jo, tu vecina mola! me voy a tener que mudar de barrio … la mía es mas carroñera, por cierto, ayer me dejó sin existencias cebolliles la despensa, si me traes alguna cebolla a casa voy preparando café, té, un bizcocho casero, pastas … lo que me pidas 🙂

  5. Guillermo B. says:

    De la tontería esa de la Smart City, destaco de la noticia en Ávilared lo siguiente, mencionado por uno de los expertos asistentes:
    ‘Ante el estancamiento demográfico debe “redimensionarse” el modelo urbanístico aprovechando que es una “ciudad compacta”.’
    Y digo yo: ¿No se le caía la cara de vergüenza a nuestro Teniente de Alcalde al oir eso, y pensar que tenemos a nuestros cuerpos leguleyos municipales día y noche pergeñando cómo defender contra lógica y cordura la expansión a Naturávila de la VI modificación del PGOU?
    Destaco que Smart no necesariamente es inteligente, sino que vale a veces como “listillo”. Lástima que en ninguna de esas acepciones que implican cerebro sea aplicable a nuestras supuestas cabezas municipales.

  6. Pingback: SmartAbulenses | Los 4 palos

  7. Pingback: Cuentacuarenting | Los 4 palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: