Desigualdades a la vista

Breaking_Bad

“Saber acabar es excepción”, escribía el pasado domingo Ricardo de Querol en relación con las despedidas de ‘Breaking bad’ (por todo lo alto) y ‘Dexter‘ (por lo bajini). “Llevamos una década de la llamada segunda edad de oro de las series y acumulamos cierta fatiga con las que duran demasiado y nos impiden dedicarnos a las nuevas”, leía mientras pensaba que eso era lo que siempre se le había achacado al producto audiovisual patrio. Por estos lares nos da por estirar el chicle y nos pasa como a mí con los chistes de Chiquito, que no sé cuando parar y me paso de listo.

La cuestión es que el columnista de El País acaba su artículo diciendo que “necesitamos series de ficción porque queremos evadirnos viviendo otras vidas”. Y a mí me da que a la realidad, como a ‘Los Serrano’, le sobra varias temporadas y algún que otro cantante. La crisis en sí misma se está convirtiendo en un ‘Perdidos’ con humo negro a cada vuelta de esquina. Y a ver tú cómo cerramos el argumento que se estamos cocinando a fuego lento.

De momento, ya nos van advirtiendo: un mundo más desigual que “polariza la sociedad en dos grupos, no solo de renta, sino también de expectativas de futuro”. ¡Háganlo aunque sea para no matar al capitalismo! “Lo relevante de la desigualdad actual no es su existencia, sino la magnitud que ha alcanzado”, dice en el mismo artículo Antón Costas.

Contra esa desigualdad han luchado desde el primer momento la Asociación de Abulenses Sin Empleo. Ya hablé de ellos cuando surgió este grupo de parados en movimiento que se empeñan en darle al coco, con mucha imaginación, con el fin de ofrecer expectativas de futuro para todos.

Por ese empeño y por la situación que atraviesa el desempleo en Ávila, me hubiera alegrado mucho que se hubieran llevado la distinción de Abulenses del Año. No solo por ellos, sino también como reconocimiento a todas aquellas personas que se levantan cada mañana preguntándose qué hicieron mal para no tener trabajo. No ha sido este colectivo el elegido y hay que reconocer que había otros muchos candidatos con méritos para conseguirlo. Felicidades a todos ellos por la nominación y en especial al ganador final, José Antonio García Llorente, más conocido como ‘Woody’. Queda ahora por saber las otras dos distinciones que elegirá la Junta de Gobierno local, imagino que este mismo jueves. ¿Se animan a hacer sus apuestas en los comentarios?

A %d blogueros les gusta esto: