Pitonisas, videntes y mentideros abulenses (por Jorge Pato García)

Volvemos a abrir el capitulo de colaboraciones. Pocas cosas nos producen más satisfacción que conseguir, poco a poco, que entendáis este rincón como vuestro y os animéis, como en esta ocasión hace Jorge Pato García, a enviarnos vuestros textos. Es un placer poder publicarlos. Ya sabéis dónde está la información sobre cómo hacerlo. Muchas gracias, Jorge, por estas líneas que nos haces llegar.

—————————————————————————————-

Pitonisas, videntes y mentideros abulenses

Estaba claro que en la calle de la muerte la vida, bajo la luz anaranjada de los faroles nada bueno podía tramarse. Ahora heme aquí tratando de hacer, sin ofender, una decente entrada en este más que célebre blog, que al igual que ocurre con ciertos programas de televisión, todo el mundo dice desconocer, pero que todos saben en tiempo y forma los temas que en él se tratan.

La ventura o desventura de ese encuentro nocturno será cosa juzgada por cada lector de esta entrada. Pero sin duda el escenario de ese encuentro habría sido perfecto para poder hacer prácticas de predicción del futuro, bajo la oscuridad de la noche, en la calle de la muerte y la vida, sólo nos habría hecho falta una bola de cristal.

Y es que aunque muchos se extrañen, Ávila es una suerte de oráculo sólo comparable con el de Delfos. Pero no hablemos de los griegos, que nos pillan muy lejos y están en una delicada situación, mucho peor que la nuestra aunque parezca imposible.

Pero centrémonos y hablemos del milenarismo, que diría el ínclito beodo. Fijémonos en las diferentes profecías que han surgido a la sombra de la muralla, siempre contadas por un tío, amigo de Fulanito, que lo sabe de buena tinta y que tiene contactos en tal o cual centro de pseudopoder.

Hace ya muchos años que se lanzó una gran predicción: “La peatonalización del centro será la condena para todos los negocios que la sufran”. La única pega que tuvo este anticipo de los hechos futuros fue que la zona que se peatonalizó se ha convertido en el principal eje comercial de Ávila, sede de todas esas marcas que se hacen indispensables para ser más ciudad.

Hay que ser sinceros, por mucho orgullo que uno tenga de su tierra, los poderes adivinatorios sobre temas comerciales no han sido el fuerte por estos lares. Por ejemplo, la creación del Centro comercial el Bulevar iba a ser el final de cualquier tipo de comercio de barrio y poco más que acabaría hasta con el tradicional mercado de los viernes, faltaron horcas y antorchas contra su apertura, ahora todos encantados de tener un sitio donde pasear con calefacción y aire acondicionado a coste cero, y por supuesto que los pequeños negocios siguen existiendo, los que no se haya llevado por delante esta crisis, claro está.

Pero si las profecías no son de lo más acertadas, el tema de los rumores de generación espontánea no lo son mucho más. Estamos todos esperando a que la discoteca a Aixa Galiana se convierta de la noche a la mañana en una mega tienda de la empresa que es buque insignia del emporio textil de D. Amancio Ortega. Aprovecho este momento para pedirle al Sr. Ortega que se fije en nuestra ciudad para abrir una tienda de esa cadena, no hay cosa que más rechine en mis oídos que la típica frase de cualquier forastero en tono sorpresivo exacerbado: ¡No tenéis ZARA! Pues no, no lo tenemos y por eso este alegato en pro de su instalación aquí, pero no formularé una predicción que ya vemos que no funciona.

Mucho mejor ha sido oír, en fechas recientes, que la gente comentaba el malévolo plan que se escondía detrás de la oferta de 3 × 2 que sacaba la cadena de supermercados ubicada en el centro comercial, no era una oferta en tiempos de crisis para aumentar ventas, nada más alejado de la realidad, sino que los gabachos, a los que no les perdonaremos jamás lo de las fresas, querían vender sus productos, vaciar las estanterías y así poder cerrar e irse de nuestra ciudad con los bolsillos bien repletos de euros. Sencillamente genial.

Aunque si tengo que elegir uno de esos rumores que nace, crece, se reproduce y lo matas o nunca muere, me tengo que quedar con la leyenda urbana que decía que los autobuses no entraban en las dársenas de la nueva estación y por eso aún no se había inaugurado. Llegando finalmente a tener que hacerse un desmentido de esta situación con convocatoria de medios y vehículo al uso para demostración in situ. Ver en todos los medios de la ciudad la fotografía del autobús perfectamente aparcado en la dársena fue el summun de la fuerza de un rumor.

En Delfos, el templo de Apolo Pitio, lean bien que hay dos íes, generó cuantiosos ingresos con ese negocio de la adivinación, pero creo que nuestra ciudad debe centrarse en otras vías de generación de ingresos, porque a pesar del gran número de aspirantes al puesto de pitonisa o su idem en masculino, lo poco acertado de sus predicciones no nos daría ni para una bolsa de pipas.

Como contrapartida a los errores en lo futurible, tenemos ya no las predicciones sino las promesas que finalmente nos quedamos a verlas venir.

Sigo acercándome a la estación de trenes para ver llegar ese AVE, nada ornitológica, que nos iba a colocar en el mapa de la red viaria de alta velocidad. Continúo subiendo hasta la ermita de Sonsoles para intentar vislumbrar la llegada de las obras de la autovía que nos iba a conectar con Toledo y por supuesto, paseo por delante del palacio de los Águila intentando encontrar el cartel que me indique que allí se encuentra una parte del museo del Prado. Como buen abulense espero y no desespero, si la autovía a Salamanca tardó veintiún años en realizarse todo está dentro de plazo.

Como se ha demostrado no sólo la Villa y Corte tiene mentideros, aquí no podemos ser menos y también tenemos lugares y gentes con quien fabular, conversar y si se tercia ser el padre de una de esas adorables criaturas que es un bulo.

Jorge Pato García.

4 Responses to Pitonisas, videntes y mentideros abulenses (por Jorge Pato García)

  1. Pepe Herráez says:

    Rumores, cuando la verdad es mentira y la mentira verdad.
    “Tener un sitio donde pasear con calefacción y aire acondicionado a coste cero” Gran definición de lo que es un centro comercial abulense.
    Quizá a Amancio Ortega no hay que pedirle que ponga un Zara en aquella supermegadiscoteca que iba a ser el punto de encuentro de gente de Madrid, Toledo, Guadalajara, Valladolid… Bueno y ya paro. Si no pedirle que nos explique porque no se lo dejaron poner en el hotel Continental y que hubiese continuado “la mini milla de oro abulense (sí, ese que parece un hotel robado y que esta mirando a la catedral).
    En todo caso a mi me hubiera gustado que algunas cosas no hubieran dejado de ser eso, rumores. Que iban a trasladar la Lear, que Avila tendría un palacio de congresos deficitario, que Moneo rehabilitaría el grande de una forma espantosa, con un aparcamiento completamente inaccesible para discapacitados, por cierto… y más cosas.

  2. Guillermo B. says:

    El rumor es la antesala de la noticia, que tiende a ser el vestíbulo de la presentación de la idea, que a su vez es el descansillo de la rueda de prensa para presentar el logo, antedespacho a su vez de la declaración del político de turno, túnel de vestuario de la publicación del anteproyecto, pórtico de las múltiples publicaciones de la cosa en la Gacetilla local, para al final, entrar en la habitación y las más de las veces verla vacía…

  3. Guillermo B. says:

    Por cierto, no un rumor, sino toda una noticia que nos ofrecía nuestro alcalde hará apenas un año:

    http://avilared.com/not/1059/decathlon_abrira_en_2014_y_creara_80_empleos

    La verdad es que cada día me voy a ir de paseo al polígono de Vicolozano a ver cómo se van desarrollando las obras, espero ansioso esos “comienzos” de 2014 para entrar el primero a por mi anorak Quechua. Aunque no veo mucho movimiento de camiones y excavadoras de momento, la verdad… Y eso que hubo que aprobar casi de urgencia la cosa en pleno monográfico y extraordinario, allá por enero. Qué prisas, las nuestras…

    Es un juego precioso, éste en el que se lanzan balones al aire, y los que entren en portería es porque los han rematado muy bien nuestros políticos, y los que no, por la maldita crisis, que todo lo frena y trastoca. Como quiera que recalificar suelo es esfuerzo fácil, pues ahí estamos, dándonos a lo loco a ello.

  4. Pingback: libros magia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: