¡Pero… ¿esto qué es?! (por José Ramón Rebollada Gil)

José Ramón Rebollada, conocido periodista local, le ha pillado el gusto a esto de colaborar con nosotros y nos remite otro texto para que lo publiquemos en su nombre. Si tú también quieres enviar una entrada a Los 4 Palos sólo tienes que seguir las indicaciones que te damos en la página de participación y contacto. Y, por supuesto, nuestro agradecimiento a “Jota” por esta aportación. Ahí va…

———————————————————–

¡Pero… ¿esto qué es?!

El pasado 14 de junio la Diputación Provincial de Ávila celebró un pleno extraordinario en Arévalo cuyo orden del día tenía dos puntos.

El enunciado del primero de ellos dice, literalmente, lo siguiente:

 “1.- DECLARACIÓN DE APOYO INSTITUCIONAL A LA FUNDACIÓN “LAS EDADES DEL HOMBRE”.

Como esa declaración institucional no es muy larga me permito incluirla en este escrito íntegramente:

La Fundación las Edades del Hombre ha presentado una solicitud de ayuda a la Secretaría de Estado de Cultura (Resolución 27 de marzo de 2013) bajo la denominación “DIFUSIÓN DE LA OBRA DESARROLLADA POR LA F. LAS EDADES DEL HOMBRE. ALCANCE PATRIMONIAL SOBRE EL TERRITORIO DE LAS EXPOSICIONES DE LAS EDADES DEL HOMBRE”, cuyos objetivos y alcance de la iniciativa son:

– Difundir la importante obra desarrollada por la Fundación Las Edades del Hombre en la restauración y puesta en valor del patrimonio religioso. Recopilar y difundir los trabajos desarrollados en los últimos 25 años.

– Desarrollar las herramientas necesarias y adecuar los materiales disponibles para su difusión efectiva. Implementar el componente espacial como herramienta de difusión de los elementos patrimoniales afectados.

– Se pretende esparcir el prestigio y el mensaje de las Edades del Hombre por las localidades en las que están la ingente cantidad de obras de arte que han participado en las 18 ediciones de “Las Edades del Hombre”.

Consideramos que el proyecto que presenta es de muy alto interés para nuestra institución, y para la difusión y para la promoción del patrimonio cultural, por lo que vemos conveniente colaborar en la definición, supervisión y difusión, y estamos interesados en los resultados que pudieran surgir del mismo.

O sea que con la aprobación de esta declaración la Diputación Provincial no ha apoyado al Ayuntamiento de Arévalo o a sus vecinos, ni siquiera a la exposición “Credo” por los supuestos beneficios que pudiera reportar a la comarca de La Moraña (nada de esto se menciona tan siquiera en el texto)… ¡no! Se apoya a la fundación “Las Edades del Hombre” en su petición al Ministerio de Cultura para difundir “su obra y mensaje”, es decir, se apoya a una entidad católica cuyo principal objetivo no es el arte y el patrimonio en sí sino la evangelización a través de ellos. De hecho así se especifica en los estatutos de la fundación resumidos en su página web con este texto:

“El fin fundacional de la promoción de la cultura, tal como rezan los Estatutos de la Fundación, viene matizado por los siguientes instrumentos: “el conservar, restaurar, investigar y difundir el patrimonio que tienen las once diócesis católicas en Castilla y León, en orden a la evangelización”. (Las negritas son suyas).

Teniendo esto en cuenta, y también el hecho de que somos un país aconfesional, cabe preguntarse si es adecuado, oportuno, necesario y legal que la institución provincial haya aprobado ese texto de apoyo a una fundación religiosa cuyo objetivo principal es la evangelización, en este caso a través del arte.

Después de aprobar el primer punto (por asentimiento) se procedió a la lectura y aprobación del segundo. El enunciado literal del mismo es el siguiente:

2.- INSTITUCIONALIZACIÓN DE UN PLENO EXTRAORDINARIO MONOGRÁFICO PARA ABORDAR CUESTIONES VINCULADAS A LOS ACTIVOS Y VALORES INHERENTES AL PATRIMONIO CULTURAL, HISTÓRICO, NATURAL Y TURÍSTICO DE NUESTRA PROVINCIA.

El desarrollo de este punto es más largo por lo que no voy a incluirlo en el texto, pero cualquiera que tenga interés puede leerlo íntegramente en la web de la Diputación Provincial que publica las actas de todos los plenos (y aseguro que tampoco tiene desperdicio ese segundo punto). Pues bien, en contra de lo dicho en el propio enunciado no se aprobó la “institucionalización de un pleno extraordinario monográfico…”, ¡no!, se aprobó la realización de dos anualmente, con esos objetivos, y a celebrar en otros tantos pueblos de la provincia.

¿Fue realmente necesario hacer un pleno para aprobar estos dos puntos que no tienen trascendencia alguna para los vecinos de la provincia de Ávila? ¿Fue necesario hacerlo fuera de la sede de la institución? El presidente explicó que la celebración del mismo en uno de los pueblos de la provincia justificaba la propia existencia de la Diputación Provincial puesto que su actuación está dedicada a los pueblos. Admitiendo ese razonamiento (pero tapándome la nariz al pensar en el campo de golf de Naturávila, por ejemplo) cabe preguntarse entonces ¿por qué se hizo un pleno extraordinario y no una sesión ordinaria?… ¿por qué?

Una vez aprobado el segundo punto se levanto la sesión. Después los diputados visitaron la exposición y posteriormente comieron en un conocido restaurante de la ciudad un menú compuesto por entrantes, cochinillo con ensalada y postre. La Diputación Provincial puso a disposición de los señores y señoras diputados/as varios coches para su desplazamiento desde Ávila a Arévalo y regreso, con sus correspondientes chóferes, (chóferes que comieron aparte… por cierto).

El pleno de la Diputación Provincial de Ávila está compuesto por 25 personas, 4 de ellas tienen dedicación exclusiva. Los 21 diputados no liberados tienen derecho a cobrar la retribución establecida por asistencia a plenos, juntas de gobierno, comisiones etc. En el caso de los plenos tienen derecho a cobrar 400 euros por sesión ordinaria. En el caso de los plenos extraordinarios la propia Diputación establece que no se cobrarán a excepción de que los convoque el presidente, en cuyo caso también tienen derecho a cobrar esos 400 euros. Este es un punto interesante porque, hasta ahora, todos los plenos, incluyendo este de Arévalo, les ha convocado el presidente (y no sé si legalmente puede ser de otra forma), por lo que todos los diputados no liberados también tienen derecho a cobrar esos 400 euros. Según el acta de la propia Diputación Provincial en ese pleno de Arévalo estuvieron presentes 24 de los 25 diputados, de ellos 20 no tienen dedicación exclusiva.

El pleno sólo duró 12 minutos. Es decir que los 20 diputados no liberados que asistieron al pleno de la Diputación Provincial tienen derecho a cobrar 33,33 euros por cada minuto que duró la sesión… ¡8.000 euros en total!

Según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social el Salario Mínimo Interprofesional está fijado en España en la actualidad en 21,51 euros al día y 645,30 euros al mes. Nuestros diputados provinciales tienen derecho a cobrar casi 13 euros más por 12 minutos de peno que el SMI de un día, y poco menos de 150 euros por doce minutos de sesión plenaria que lo estipulado legalmente para el trabajo de ¡todo un mes! (y nos podemos acordar ahora de la reforma laboral aprobada por el PP y los trabajadores que se verán abocados a cobrar el SMI por la desaparición de la negociación colectiva).

A los 8.000 euros de retribución a los diputados no liberados hay que sumar el precio de la comida, el precio del desplazamiento en los coches oficiales, el del kilometraje que se tiene que pagar a los que no se desplazaron en el coche oficial y no sé si alguna cosa más, con lo que el coste total del “evento” supera con creces los 8.000 euros… y eso por doce minutos de sesión oficial que no sirvió para nada útil en beneficio de los ciudadanos de la provincia, para absolutamente nada.

En mi opinión la aprobación de esos dos puntos (si es que se consideraba imprescindible su aprobación) se podría haber hecho en una sesión ordinaria con el mismo resultado y ahorrándose con ello todos los costes del pleno extraordinario. De hecho la Diputación Provincial celebró su sesión ordinaria tan sólo diez días después de este pleno de Arévalo, por lo que los diputados no liberados tienen derecho a cobrar no 400 sino 800 euros por asistencia a plenos en ese mes de junio.

Es de justicia reseñar que el único diputado que ha anunciado que devolverá el dinero es Santos Martín Rosado, de Unión Progreso y Democracia, y también afirmó que no asistió a la comida ni viajó en coche oficial para asistir al pleno.

No sabemos para qué servirán a los vecinos los otros dos plenos extraordinarios que se convocarán y celebrarán anualmente en otros tantos pueblos de la provincia, pero sí sabemos que con su celebración los diputados no liberados van a tener derecho a cobrar 800 euros más al año, o sea, otros 16.800 euros anuales de gasto como mínimo si asisten todos los diputados y cobran sus retribuciones.

Yo realmente no sé para qué sirve la Diputación Provincial, máxime teniendo en cuenta su coexistencia con la Delegación Territorial de la Junta. La Diputación es una institución cuyos integrantes no se eligen en las urnas sino a través de  los concejales electos, la misma perversión “democrática” por la que el presidente del gobierno, el de la Junta o el alcalde no los elige el pueblo sino sus “representantes” salidos del escrutinio, otra “curiosidad” más de este sistema con el que los políticos que lo controlan están tan felices y contentos. Por cierto al delegado territorial de la Junta tampoco le elige el pueblo. Sinceramente no quiero creer que la Diputación Provincial sirve únicamente para que los diputados provinciales cobren todo lo posible por asistir a plenos, juntas de gobierno, comisiones informativas, mesas de contratación, tribunales etc. etc. etc. pero con actuaciones como ésta me es muy difícil convencerme a mí mismo de que no es así.

José Ramón Rebollada Gil.

4 Responses to ¡Pero… ¿esto qué es?! (por José Ramón Rebollada Gil)

  1. Guillermo B. says:

    O sea, que no eres partidario, como el cura vasco del chiste, ¿no?

    ¿Alguien sabe (y no es pregunta retórica) en qué se van los cuarentaitantos millones del presupuesto de la Dipu? Quizás por los números podamos juzgar si ha de existir o no.

    Y no entro en sí las dietas son exageradas, pero para un consejo de administración que gestiona casi 50 kilos están muy pero que muy por debajo del mercado. Y al fin y al cabo, eso es lo que es el pleno.

    De lo de la evangelización de la Fundación, pues como que agarrar un poco el rábano por las hojas, ¿no? Pero es sólo mi percepción…

    Saludos.

  2. Alberto Martín del Pozo says:

    El virrey, al no poder emitir moneda con su efigie debido al malvado centralismo europeo, decide recorrer sus dominios con su corte, como hicieron sus antepasados antes de la invención de la imprenta, para que sus lacayos le conozcan y puedan honrarle como se merece.

    ¿Se sabe qué pintor será el encargado de registrar con sus pinceles la egregia figura del primero de los abulenses a lomos de su caballo oficial? El buen Tiziano ya se jubiló ¿no?

  3. Guillermo B. says:

    >>> ¿Se sabe qué pintor será el encargado de registrar con sus pinceles la egregia figura del primero de los abulenses a lomos de su caballo oficial?

    ¿Willy con su cámara de fotos? ¿Illo? 🙂

    • Macanaz says:

      ¿Alguien se acuerda de un pintor latinoamericano que pinto unos cartelones enormes y horrrorosos sobre Santa Teresa cuando vino el Papa que colgaron en la Catedral?
      Lo que recuerdo es que en un colegio público teniamos que rezar todos los dias y que nos hicieron pegar banderitas con la bandera del Vaticano.
      Eso si me parece lamentable y no que la Diputacion promueva las edades del hombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: