Por consiguiente, Anatolio presidente

Me pasaban el otro día un enlace que me acabaría encantando: “Leete la entrevista al cerebrito que ha sacado un 10 en Selectividad en Madrid” , me aconsejaban por la red del pajarito. Me decidí a seguir el consejo y pinchar el enlace porque el muchacho se llamaba Anatolio, como Karpov. Nombre total para que el empollón tuviera mi afecto ya desde el inicio.

Titular: “España es así: forrarse rápido, pan para hoy y hambre para mañana”

Sapientin

Sapientin

El titular era bueno y el shock viene ya de inicio. Ya saben… cuando pensamos en un empollón lo que nos viene a la mente es precisamente un cerebrito como el que dibujaba Escobar (aquí adjunto a su izquierda), un Sheldon Cooper o, en definitiva, un muchacho con pinta de recibir collejas por doquier. Y si pinchan arriba verán que Anatolio tiene ojos inquietos, sonrisa plena y hasta ¡un pendiente!

Lo de los empollones ya no es lo que era. O será que los clichés a veces son más ridículos que el propio ridículo que proponen como imagen.

En fin, que les hablaba de Anatolio. En la entrevista dice cosas interesantísimas. Ya he dicho otras veces que esta generación a la que le cierran las puertas acabará derribándolas de una forma u otra. Desde el talento – y el trabajo – el estudiante 9´95  deja perlas a rescatar como…

– “La historia también se estudia mal. Mucha cantidad, pero no se interioriza. La tenemos que absorber y luego vomitarla, y punto. A veces, en el colegio, más que enseñar se vacuna contra el conocimiento”

“El videojuego es un nuevo horizonte, con posibilidades que no ofrece el cine. El videojuego es un arte.”

Y encima es de esos que no quieren irse. Vaya, que piensa que en España todavía puede haber opción de no tener que rendirse de antemano…

“Pues yo querría vivir en España. Me gusta salir a la calle a las doce de la noche y ver gente. Tú sales a las doce de la noche en Francia y no hay nadie. En Inglaterra, igual. De todas formas, si me voy me gustaría que fuera una decisión mía, no una coacción de las circunstancias históricas y económicas que hay en este país.”

¡Y defiende la política! (que no es lo mismo que los malos políticos)

“Creo que hay que revitalizar el gusto por la política. Hoy se identifica la política con el mero jugueteo de unos tíos que encima ahora vemos que son unos corruptos y no tienen ni la dignidad de reconocerlo. Yo, si fuese Rajoy, no tendría la conciencia tranquila”

No cito más que para algo se ha currado “El País” la entrevista. Yo lo que espero es que esa frase de que “España es forrarse rápido” algún día deje de ser nuestro “Spain is different”, nuestro hecho diferencial. Es como lo de “es que en Andalucia es normal que haya tanto paro”. Pues no veo yo que tenga que ser tan normal o que haya cosas que no se puedan cambiar.

Pinchen arriba y lean. Una dosis de dedo en la llaga, de llamar a las cosas por su nombre. Tal vez sea eso lo que haga la generación taponada: decir que el rey está desnudo, que las cosas son como son y no como las neo-nombran.

Si se han quedado con ganas de más, le han hecho más entrevistas y hasta un encuentro digital. Con tanto tertuliano y todólogo, escuchar la frescura de Anatolio ha sido para mí una de los mejores hallazgos – y esperanzas – del verano.

3 Responses to Por consiguiente, Anatolio presidente

  1. Un crack este Anatolio. A mí también me impactó cuando lo leí. Y un olé por el entrevistador, capaz de salirse de la típica-tópica entrevista.

  2. Pepe Herráez says:

    ¿Quien ha dicho que [email protected] son iguales? Por suerte para [email protected] hay más [email protected] que [email protected]
    “Siempre república. La monarquía es anacrónica. Tiene que haber alguien elegido por la gente”.

    • Guillermo B. says:

      Pepe… Contradíces tu previa. No puedes marcar el que no todos son iguales, que los hay buenos y malos, y luego decir que el que mande tiene que ser el elegido por la gente… ¿Qué pasa si el elegido es de los malos (y no lo digo en el sentido político, es decir, de los del pensar que a mí no me gusta, sino en el de capacidad)?

      La monarquía será todo lo que tú quieras, pero tiene un cierto componente de profesionalismo hereditario (casi como las farmacias antes) que la prestigia frente a presidentes miles. Un rey habla idiomas, sabe usar cubiertos y aguanta estoicamente en actos públicos (menos cuando está Chávez por medio). Y además, no se mete en fregados políticos, se limita a los elefantes y rubias.

      Respecto a don Anatolio, parece un chico con un buen futuro, pero nada garantiza que llegue a él. Un chaval de 17 años es alguien que conoce limitadas facetas de la vida (le falta experimentar la muerte, la paternidad, el fracaso, el buscarse el parné, etc), por lo que su filosofía vital, a veces algo simplificada, no me parece algo como para elevarlo a los altares de la opinión. Pero mientras siga leyendo a Wittegstein, tiene mi voto caso de entrar en política por encima de cualquiera de los actuales…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: