El estado indecente

Ha sido una mala mañana – la del domingo, mientras escribo – para abrir los periódicos en el desayuno. En “El Mundo”  Piter Yi se saca una carta en la que relata con todo lujo de detalles cómo se financiaba la élite del Partido Popular. Les dejo a su análisis creerse el tema o no, pero el caso es que el segundo periódico más potente del país tira de una manta que también empezó a sacudir el más leído, “El País” con aquellos papeles y la posterior e infame comparecencia del presidente de plasma.

Como tampoco lo de la jefatura del estado está para echar cohetes (o disparos al pie/elefantes) la cosa está de película, bromeaba con Alberto.

Pero luego ibas a la otra acera, la de los Eres, y lo que te encuentras tampoco es mucho mejor. La foto de la tortilla está empezando a salir cara, Rubalcaba no se va ni con agua ardiente, el PSC está a su bola, el PSCyL jugando al Cluedo… una cosa riquísima.

Y, claro, luego vienen los titulares que vienen:

“La crisis y la corrupción acentúan el hundimiento del bipartidismo”

Y ante esos datos, cada uno hace su análisis…

Contestaba a mi amiga que eso del parlamento plural me parece muy bien pero es que no veo qué alianzas pueden salir con lo que se prevé. Incierto futuro. La luz al final del túnel está fundidilla. Y luego está lo de la bandera gigante en mitad de una fiesta, la lista de los buenos catalanes… 

En fin. Me paso a la prensa deportiva y veo chanchullos de Messi y cuentas jodidas del Atleti–> “El Atlético de Madrid pagará 100 millones de euros en dos meses”

Que no tengo nada contra el Atleti, pero espero que sea verdad que Hacienda se está poniendo seria con Atletis, Zaragozas, Valencias… y que si incluso miraran a ver cuánto ha costado Neymar de verdad, pues les aplaudiría.

Dicen que el palco del Bernabéu es cada vez más un nido de víboras, un consejo de ministros paralelo. Pásense por ahí algunos inspectores también, si es menester. Que no sea por colores, no me vayan a llamar ustedes merengón, que lo soy, pero ante todo soy un contribuyente hasta los pichirindilis del estado indecente que nos desayunamos cada día.

Pues eso, que habrá que hacer algo. Leo “España contra sus jóvenes” en Politikon y vuelvo a mirar con preocupación la prensa.

Yo también ando fundido como para proponer soluciones, pero sí propongo una reflexión. Tenemos la falsa percepción a nivel general – creo – de que España es una balsa de aceite en un mundo en el que las cosas malas solo les pasan a los demás. Egipto, Grecia, Islandia, catástrofes sociales, naturales o catarsis varias…pasan en una pantalla, lejos de nosotros. De vez en cuando algún gran suceso nos quita del videojuego, de nuestra Matrix de piel de toro, pero enseguida volvemos a nuestros problemas internos, menores.

Y no, estamos ante una crisis muy seria. No ya solo económica, que a esa ya hemos despertado casi todos quien más y quien menos…sino de estructura de estado. De lo que somos y queremos ser. Y a lo mejor hay que dar una independencia por aquí, eliminar privilegios fiscales por allá y plantearnos un estado que trabaje para sus ciudadanos y no para sus élites.

Afortunadamente en la TV hay un poquito de pan y circo, y confío en poder ver a Botín en el garaje del equipo Ferrari. Les dejo, que empieza la vuelta de calentamiento.

Pd: No se pierdan mañana la encuesta que hemos elaborado,desde esta página. Los datos no son científicos pero muestran, claramente, que también en Ávila balsa de aceites entre los aceites va a haber sorpresas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: