Pocos… ¿por qué?

 Concentracion_Tasa_Basura

Unas horas antes, alguien más listo que yo me dijo que iría poca gente. Y yo, tonto de mí, le contradije. “Esto es diferente a otras protestas”, argumenté con una sonrisita de superioridad. Lo de la nueva tasa ha sentado muy mal a comerciantes y hosteleros, y eso son palabras mayores en esta ciudad. Estaba seguro de que una gran número de ellos, y otros muchos ciudadanos, estarían allí. No habló de millones ni de miles, pero si algunos centenares de abulenses enfadados con el asunto.

No fue así. La concentración que este domingo por la tarde convocó delante del Ayuntamiento la plataforma de Ciudadanos de Ávila contra la Tasa (muchos de los allí presentes pertenecían a otros movimientos reivindicativos, como los Afectados por las Preferentes o el movimiento 15-M) reunió a unas 50 personas. La cifra creció levemente  gracias a los curiosos que se fueron acercando para informarse sobre la reivindicación, pero, al menos hasta que yo salí de allí, la cosa se mantuvo en cifras más bien bajas.

No es algo nuevo en Ávila. No nos caracterizamos por concentraciones y manifestaciones multitudinarias… somos algo más místicos. He estado en varias de esas protestas en las que se podían contar a los implicados con los dedos de las manos y de algún píe. Y siempre volvía a casa pensando que quizás el asunto no importaba tanto, que ciertos temas quedan sobredimensionados por los medios de comunicación y luego, en el mundo real, indignan más bien tirando a poco.

Por todo ello, quizás no debería de sorprenderme lo que ocurrió este domingo. Pero me sorprendí. En esta ocasión, ya dije antes, pensé que había ciertas diferencias. Para empezar, varios colectivos empresariales (al menos tres federaciones de Confae, además de la Cámara de Comercio e Industria) ya habían expresado públicamente su rechazo a la tasa, junto con otros muchos colectivos. Y algunos de ellos lo hicieron rotundamente. La tasa supone un recargo para las familias, pero la subida es mucho mayor para comercio y hostelería. Así lo han denunciado ellos mismos durante las últimas semanas y realmente creía que mucha gente de estos sectores pasarían por el Mercado Chico. No dudo que algunos de ellos estuviera en la concentración, pero, vuelvo a repetir, esperaba a muchos. Y todavía me sigo preguntando ¿por qué, entonces, solo se llegó al medio centenar de personas?

———————————————————————————————————————————————————

PD: Para ser sincero, también esperaba más gentes el pasado viernes, Día Mundial de la Libertad de Prensa (3 de mayo), en la concentración convocada por la Asociación de Periodistas de Ávila. Sé que fue por la mañana, en horario laboral, y muchos no podrían. Aun así, la profesión está muy necesitada de una respuesta unida y rotunda por parte de sus profesionales.

A %d blogueros les gusta esto: