Castuera-Francia en 79 días

Albino_Garrido_Marcha

La hazaña de Albino Garrido y sus camaradas de fuga ya la contamos en este blog. Un total de 79 días de dura marcha entre el campo de concentración de Castuera y la frontera con Francia (itinerario aproximado en la imagen), allá por 1940. Hizo caso a su hijo Luis y en diciembre de 2001 se puso a escribir su historia. “Habían transcurrido más de sesenta años desde el fin de la guerra civil, pero él guardaba en la memoria los acontecimientos que había vivido y los hombres que había conocido a lo largo de esos años trágicos”, cuenta su hijo en el prólogo del libro.

De ese libro quería yo hablarles, otra vez. “Una larga marcha” ha salido en castellano y se puede comprar por aquí. Se trata, vuelvo a citar el prólogo, de “la historia de un hombre joven arrastrado en la vorágine de la guerra, pero que, enfrentado a las duras condiciones de existencia que eran las suyas desde hacía años, tenía una conciencia clara de las razones por las que debía luchar“.

El 6 de agosto de 1936, con apenas diecisiete años, Albino dejó definitivamente su pueblo, Tornadizos de Ávila, y se unió a la columna Mangada. Durante toda su vida, ha relatado a familia y amigos “los crímenes perpetrados por los falangistas en su pueblo de Castilla al principio de la guerra: Cándido el alcalde, partidario de la República, asesinado el 4 de agosto de 1936; los cinco fusilados el 29 de septiembre de 1936, día de San Miguel, santo patrón de su pequeño pueblo; Terio, un muchacho, asesinado algunos días más tarde, cuando labraba su campo” (de algo de esto ya habló Alberto).

La cosa no mejoró en Francia. Dice Luis: “Comenzó con su paso por los campos de concentración de Gurs y de Argeles-sur-Mer —mis padres siempre han hablado de “campos de concentración”, jamás de “campos de internamiento”— y prosiguió en diversas agrupaciones de trabajadores extranjeros colocados bajo el control del régimen de Vichy”.

“Su exitosa evasión del campo de concentración de Castuera representaba, indiscutiblemente, una victoria contra la represión terrible que se abatía sobre los vencidos de la guerra civil”. Su vida, recogida en estas páginas, va más allá. Es una lucha continua que merece la pena descubrir y recordar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: