Va en el cargo

Quien se pica, ajos come.
Este refrán se usa básicamente para señalar que quien se muestra susceptible o molesto por algo que dicen los demás, es porque algo tiene que ver. Si se muestra molesto quiere decir que algo tiene que ocultar.

Definición de: www.milhistoriasmilrefranes.blogspot.com

Otro acto. Otro de esos rollos infumables que tengo que tragar cada cierto tiempo, cosas que van con el cargo y que no siempre terminan de agradar. Si algo tiene el estar en política, y que te den una concejalía molona, es que te toca pasar ratos aburridísimos con gente que ni te va ni te viene pero hay que cumplir con las obligaciones intrínsecas del puesto, no queda más remedio que tragar…

Encima qué mal día, un domingo por la mañana. Pues nada, allá voy con la mejor de mis caras, dispuesto a pasar el trámite. A ver si se acerca alguien porque estas cosas nunca se sabe. Parece además que la lluvia va a respetarnos, o no, por allí viene una nube de las que asustan, bueno, confiemos en la suerte.

Ea, ya estoy aquí, a por ello… Por cierto, qué sorpresa, hay mucha más gente de la que en un principio habíamos pensado… ¡Qué buenos somos, leche! Qué hora es… Voy a ponerme a hablar con alguien y así hago tiempo hasta que esto empiece. Qué bien, aquí, con mi sosegada charla, pero… ¿Qué hará aquí el tío este del 15M que escribe un blog? Tendré que saludarle… “Hola”. Qué nervios más tontos… Bueno, tranquilidad. El tema es de un área diferente a la mía así que esta vez no me puede tocar a mí. Uy, me llaman… Ah, no. Yo no voy a hablar con los medios de comunicación, que ésta no es mi plaza. “No, tú, tranquila, atiéndeles tú… “. Jo, qué pesada, me insiste… “No, no, de verdad, hazlo tú…”. Uy… Casi me toca… Menos mal que me he librado.

Bueno, parece que esto empieza, bien, así nos vamos prontito… Pero… ¿Qué mierda es esta? Oh, no, mierda, mierda. Que pare, por favor, que pare… Pues no, no para, no sólo que no para sino que parece que llueve cada vez con más fuerza, joder. Nada, nada… Ya están recogiendo los bártulos. Mejor me meto rápido bajo techo no sea que moje… A la sala y hacemos el acto dentro.

Si ya tenía pocas ganas de estar aquí imaginad ahora que esto tenía que ir ya por la mitad y ahí andan aún preparando las cosas para comenzar. Pues bueno… Tendré que aguantar. Menos mal que estoy bien acompañado y tengo grandes conversadores a mi alrededor para pasar el rato. Es más esto parece que tras la media hora de retraso ya ha comenzado. Sí, definitivamente, ya ha comenzado. Bueno… Yo voy a seguir hablando aquí tranquilamente que total… Ni me va mi viene… Anda… Mira, el del blog… Ahí está con una cámara de fotos y muy atento a todo lo que pasa.

Uy, que la gente aplaude. Plas, plas, plas…

Este chico me tiene mosqueado. Mira mucho para acá, qué raro. Igual intenta escuchar nuestra charla. Tiene que ser eso. Menudo pájaro. Menos mal que la música tapa nuestras palabras y nadie se entera de nada más que un murmullo que hace sino empañar un acto que han estado preparando estos chicos durante un montón de horas. No creo que nuestro continuo murmullo, nuestras risas y nuestro cotilleos estén molestando a la gente.

¿Otra vez aplausos? Bien, esto va rápido. Plas, plas, plas… 

Pues eso, que si fuera molesta nuestra charla ya sería mala suerte. Aunque ahora que lo pienso… ¡Cómo somos en Ávila! Más de 100 personas aquí y no hay comunicación. Todos atentos al concierto, como si lo hicieran bien, y no hay conversaciones aparte de la nuestra. Nadie habla, parece que nadie tenga nada que decir. Ni que fuera tan interesante… No son ni profesionales, ¿qué escuchan tan atentos y por qué cada vez más gente nos mira raro por estar aquí charlando como si nada? No lo sé, no lo entiendo. Uy, un momento… Plas, plas, plas… Ya podemos seguir a lo nuestro…

No me lo quito de la cabeza… Menudos embolaos me colocan…

Espera, espera… Que parece que ya acaban… Venga, otro aplauso, unas sonrisitas, saludo a estos dos que no les he dicho nada… Anda, el del 15M ya no está… Tanto interés no tendría en el acto si ya se ha ido… Eso sí, se ha hinchado a hacer fotos. Bueno… se acabó. Ya he cumplido. Espero que no me pregunten que qué tal, no me he enterado de nada. Es lo que tiene estar todo el rato hablando y sin atender… Creo que han tocado una que parecía un pasodoble pero no lo tengo muy claro… Esa otra que han hecho era de los Rolling, ¿no? Bueno, intentaré que no me cacen… Uy… Mierda… “Hasta luego”. El del 15M estaba a la puerta, no se había ido… Bueno, por fin… Se acabó.

——————————

Esta historia de ficción está basada en algunos hechos que pudieron ser reales. Los nombres, caras y lugares que aparecen surgen únicamente de mi imaginación y cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia… O no. Pero no lo olvidéis… Quien se pica…

Tengan, queridos lectores, feliz descanso esta Semana Santa, quien pueda descansar…

5 Responses to Va en el cargo

  1. Pepe Herráez says:

    Cada vez estoy más convencido que este blog le hace muy bien a Ávila.

  2. Macanaz says:

    Acabo de leer en la version digital de un periodico nacional la noticia del intento de agresion a un consejero de sanidad autonomico.
    A continuacion los lectores escriben comentarios. La inmensa mayoria lamenta que la agresion no tuviera exito y que el consejero no acabara con un “ojo morado” lo cual al parecer “haría que nos rieramos mucho” o que no ” le partieran la cara”.
    Yo me pregunto:¿va en el cargo?

    • Guillermo B. says:

      Pues evidentemente, no, no va en el cargo, apreciado Macanaz. En primer lugar, por hablar de una persona, de un congénere. Después, por ser además uno que representa lo común, lo de todos. Atacarle es atacarnos. Y por último, porque la violencia ciega la razón.
      Pero sí va en el cargo que la asistencia a actos en representación de todos exige un decoro y atención debida. Si a mí un concierto me aburre, me voy, charlo por teléfono o pito y abucheo, en función de mi falta de educación, pero eso está vedado a nuestros representantes.

  3. Macanaz says:

    Escribi el comentario porque me llamo la atencion el que la mayoria (abrumadora al menos cuando los vi) de los comentarios defendian la agresion. En efecto, va en el cargo comportarse con educacion pero no va en el cargo el tener que aguantar insultos, megafonos, sirenas, pitidos y cosas similares que segun dicen es de inspiracion porteña pero que a mi me recuerdan mas a las SA.

    • Guillermo B. says:

      El problema es que damos nombres a las cosas, y en ese momento rehuimos su esencia más vil. No es ataque o agresión, parece que ahora es algo llamado “escrache”. Y así, con una su normalidad porteña, “escraqueamos” el bulto y nos creemos que lo que hacemos es un gesto democrático, incluso escribimos manuales y decálogos para hacerlo bien, plenos de igualdad de género.
      Pero subyace lo real, y es que, como indicas, la distancia entre los actos contra los diputados peperos y los de las juventudes nazis a principio de los treinta contra los excluidos de su visión es escasísima…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: