Asquérrimo y chabacaneroso asunto

Llevo un rato delante de mi ordenador, ante un cursor parpadeante que me mira extrañado. Quería escribir algo sobre el tema de Ponferrada y no me salen las palabras. No sé por dónde empezar, no logro encontrar los adjetivos para explicar, ya no el asunto estrella de los últimos días, sino la situación general en la que se encuentra inmerso, desde hace años, el PSOE de nuestra región.

He decidido abrir una libreta y ponerme a inventar palabras que puedan describir la cosa:

asquérrimo

chabacaneroso

panderetil

redeleznable

AgarrateAlAsienting

cortis-mentales

Y aquí es donde pido la colaboración del público para continuar la lista y así, quien sabe, poder escribir algo sobre el tema la próxima semana. Quizás el mes que viene. Tal vez en 2014. Porque lo peor del asunto es la poca esperanza que nos va quedando a algunos de que pueda existir una alternativa seria al Gobierno del PP por parte del otro partido mayoritario. ¿Qué decía el señor Alberto de las elecciones anticipadas?

La cosa no anda mucho mejor si nos fijamos en nuestras tierras. “Ridiculoso” como se ha tratado el asunto de Izquierda Socialista, que pasó de un rotundo “no puede ser” a un “era broma, hombre” que denota muy poca claridad de ideas. En cualquier caso, bienvenida la rectificación porque, en mi particularísima opinión, nunca entendí eso de cerrar puertas a nuevos puntos de vista. Por cierto, que Izquierda Socialista ya se ha pronunciado sobre el tema Óscar López.

Me niego a pensar que tenemos los políticos que merecemos. La mayoría está muy lejos de lo que a esta sociedad le corresponde. Hace unos días pasó por Ávila Alberto Garzón para recordarnos que no todo está perdido. No pude asistir a su conferencia, pero le sigo en distintas tertulias y redes sociales. Me gusta la claridad con la que habla, me gusta su juventud, me gusta su cercanía respecto a los problemas que nos afectan a todos. Imagino que alguien me acusará de comunista, come-niños y quema-iglesias, pero en este caso no hablo de ideologías. Me refiero a ver caras nuevas e ideas renovadas, algo que se podría aplicar a la práctica totalidad de las formaciones políticas de nuestro país. Casi todas ellas se están quedando… cómo lo diría… pelín “trasnochiles”.

3 Responses to Asquérrimo y chabacaneroso asunto

  1. Pepe Herráez says:

    “Se ha cometido un error, se ha pedido disculpas y se ha rectificado”.
    Que vicio tienen los políticos con no dimitir. Y con hablar en tercera persona…
    ¿Tendrán la conciencia tranquila? Me inquieta que así sea después de conductas que gran parte de la sociedad considera despreciables.
    @pepeherraez

  2. Guillermo B. says:

    Ponferrada:

    El POSE logra la alcaldía gracias al pacto con un condenado por acoso sexual… Nos parece el colmo, el no va más, el acabose. Por Dios, que es el delito máximo posible. Y desde luego, no es un delito agradable.
    Pero es un condenado, es decir, que pasó por la justicia, redentora ella, que en teoría con su acción purificadora debiera de curar los estigmas que nuestra mortal naturaleza nos causa. Es alguien que se equivocó, y pagó (no entro en si lo justo o poco).
    Y digo yo, cuando un partido X consigue una alcaldía al pactar con el partido de condenados por delitos de terrorismo, ¿nos rasgamos así las vestiduras, o aducimos que eso era antes, que ahora son chicos buenos y reinsertados? Y si el pacto es con defraudadores al fisco, ¿lo consideramos igual de malo?
    En el caso ponferradino lo que veo es mucho de hipocresía, ya que si el señor Álvarez no merece existir en este mundo después de lo que hizo, no debiera de haber podido concurrir a las elecciones pasadas. Pero si lo hizo, representa para bien o para mal a una parte de la ciudadanía, que le otorgó su voto, y el POSE a otra, y el legítimo (y además se hace a todas horas) el alcanzar mayorías de pacto. ¿Dónde vamos a situar la barrera de lo inapropiado? Porque el PSOE ha gobernado con y ha usado votos en el pasado, si no teñidos directamente de sangre, sí bastante cómplices de la misma. El PP se ha hartado de cerrar los ojos en el pactismo a los historiales de sus compañeros de viaje. No sabría de IU, que su cuota de poder no es tan elevada, pero seguro que si indagamos, algún pacto con elementos moralmente poco adecuados ha realizado en el pasado. Del PNV o CiU ni hablo.
    Insisto, ¿cuándo expían los pecados de un condenado y retoma sus derechos ciudadanos? ¿qué delitos no prescriben a la hora de sentar moralidad? ¿nos parecería lícito que el PSOE un día pactase con Garzón (el juez), condenado en firme?¿Si Barrionuevo entrase en política, sería admisible alcanzar acuerdos con él?…

    De lo demás, me alegra que te guste la claridad y la cercanía de Garzón (el otro), lamento desilusionarte con que su juventud es algo que tiene fecha de caducidad… ¿Sabes algo de sus ideas?

    Un abrazo

    G.

    • Como digo, Guillermo, en esta entrada no me refiero a las ideas de Alberto Garzón. Claro que conozco sus planteamientos, pero aquí le pongo como ejemplo por tratarse de una cara nueva en este desolador panorama político. Alguien bien preparado, me parece, que sabe comunicar. Lo de la juventud… Siempre nos quedará el botox!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: