Un café con… Patricia Picazo

Yo y mi mala costumbre de llegar un poco tarde. Esto no puede ser… Entro por la puerta del bar y veo a mi interlocutora de hoy. Se llama Patricia Picazo, está en la barra, sentada en un taburete y tecleando de forma particular en su móvil sin teclas, eso me hace pensar que “teclear” puede que no sea el término más apropiado, pero bueno… Se sorprende, me ponen mi café solo sin pedirlo, soy asiduo del lugar, y una vez está servido nos sentamos en una mesa a charlar un rato.

Para quien no conozca a Patricia os cuento que es la directora del Ciclo de Narrativa Oral Cuentacuarenta que el año pasado se celebró en Ávila coincidiendo con la cuaresma y que este año repetirá a partir del próximo día 23 de febrero por diferentes espacios de nuestra ciudad. En realidad, este segundo ciclo que se celebra en 2013 será un poco más corto en cuanto a fechas pero trae sorpresas muy interesantes. Comienzo mi charla queriendo saber la edad de Patricia. Creo que no le convence mi primera pregunta. ¿Te lo tengo que decir? Síííí, respondo… Tras pensarlo un rato me confiesa que cumplirá los 38 años durante el propio Ciclo. Sé que no es de Ávila, así que me interesa que me cuente cómo termina afincada aquí. “Me vine hace ocho años a vivir a Peñaranda de Bracamonte. Decidí que lo mío eran los cuentos, la cultura y la promoción de la lectura, mi parte de bibliotecaria porque yo estudié Biblioteconomía”. Hasta aquel momento Patricia trabajaba de documentalista en un Centro de Investigación del Parque Tecnológico (ahora ya cerrado por los impagos de la Generalitat de Valencia). “Actualmente coordino las actividades del Plan de Fomento de la Lectura para la Diputación de Badajoz desde la Fundación Germán Sánchez Ruipérez por un convenio de colaboración que se extiende desde entonces”. Continúa… “Ahora tengo mi trabajo a media jornada y el resto me dedico a narrar que es lo que siempre me ha gustado”. No entiendo mucho de narración oral así que pregunto ¿La narración oral da para vivir? No lo duda ni un segundo. La respuesta es “NO”.

Me centro en el Cilclo Cuentacuarenta y en cómo surge la idea del mismo. “Me dieron la idea de montar un ciclo de cuentos para adultos. Fue en mi grupo de teatro de aquí de Ávila y me comentaron que el Ayuntamiento cedía espacios públicos para ciertas actividades y que este tipo de iniciativas podía estar bien”. Pero la cosa no resultó fácil. Había que recabar colaboradores, patrocinadores y ayuda, sobre todo económica para poder llevarlo a cabo. Fue tanto lío que “terminé diciendo que nunca más, muy bonito, muy bien, reto personal superado pero, nunca más…”

… peeeero… La Asociación de Autismo de Ávila se pone en contacto conmigo meses después y me propone la organización de una campaña de sensibilización con el autismo que en principio iba a ser algo completamente desvinculado de Cuentacuarenta pero que finalmente ha terminado convirtiéndose en el el Segundo Ciclo que comienza el día 23.” Se unió después al proyecto el Colegio de Arquitectos que “dispone de espacios muy bonitos” y me dice que se han volcado desde el primer momento con el proyecto. “Le dimos una vuelta para ver cómo podíamos justificar la realización de un ciclo de narración en un colegio de arquitectos y al final creo que hemos conseguido hilar las ideas y relacionarlo de forma muy bonita. Se entenderá muy bien durante los actos del Ciclo”. No he organizado nunca un evento de estas dimensiones y creo interesante saber con qué medios ha contado. “Mucho apoyo personal pero muy pocos medios. Por eso hemos puesto en marcha una campaña de Crowdfunding para intentar conseguir algo de dinero y poder pagar a los narradores y a la gente que me está ayudando en la organización del Festival”.

Para los que no sepáis qué es eso del Crowdfunding os cuento que se trata de una campaña en la que se pide aportaciones económicas a la gente que cree que el proyecto merece la pena. Se hace a través de una plataforma on line y totalmente segura llamada My Major Company y, en compensación por la confianza depositada se les da a los “mecenas” pequeños detalles y ventajas durante el Festival que pueden llegar a ser, incluso, una noche de hotel en una Suite doble en pleno centro de Ávila si la aportación supera los 100 euros. Una forma de financiación que cada vez está más de moda en estos tiempos de crisis. “Con lo que saquemos de ahí, si llegamos a lo que necesitamos que son 2.000 euros, y gracias a una subvención que ha ganado la Asociación de Autismo con la campaña de concienciación y dentro de Territorios Solidarios, otorgada por el BBVA, esperamos poder cubrir gastos”. ¿Y con eso cobra todo el mundo? “Con eso puedo traer a los narradores y alojarles. Viene gente muy importante dentro del mundo de la narración oral y contaremos con invitados del País Vasco, Valladolid, Elche, Argentina, Colombia…” ¿Y el resto? “El resto se confía en la buena voluntad de la gente y en las aportaciones voluntarias que quieran hacer a la salida de cada espectáculo, si les ha gustado y creen que ha merecido la pena, por medio del juego de “la taleguilla”.

El festival va a repetirse durante cinco fines de semana y cuenta ya con una estructura que nos detalla Patricia. A partir del viernes 23 de febrero Ávila tendrá narradores todos los viernes, sábados y domingos… ¿Dónde? ¿Cómo? “Pues los viernes tendremos las Sesiones Golfas en el Restaurante La Bruja, cena y cuentos previa reserva por asuntos de aforo. Los sábados a desde las 13.00 horas tendremos las Rondas de Cuentos por diferentes zonas de bares de la ciudad acompañadas de música por la calle y con cuentos en cada bar. Por la noche haremos las Sesiones de Narraciones para adultos en el Colegio de Arquitectos a las 20.30 horas, aquí es donde se hace el juego de “la taleguilla” al salir para ayudarnos a la financiación. Como novedad, y también en el Colegio de Arquitectos de Ávila, los domingos a medio día haremos los Domingos de Fábula con la compañía de títeres “La Ventanita” de Valladolid. Y cerraremos cada fin de semana con las Meriendas y Cuentos en el café teatro Delicatessen“. Recordaré en este punto que las narraciones son para adultos, que no engañen los títeres. Las historias son para mayores de edad y no para niños a pesar de que se trata de contar cuentos. Como bien me dice Patricia “Que los padres no vayan al Ciclo a acompañar al niño para que se divierta, esto se hace enfocado para el propio adulto”.

Vamos terminando nuestra charla. Me dice que están trabajando en otras sorpresas, conferencias, en un concurso de relatos cortos y otro montón de cosa que pronto darán a conocer en un blog que están terminando de poner en marcha y donde se podrá consultar toda la programación, narradores, colaboradores y hacer un seguimiento de las actividades que se van desarrollando a medida que lo van haciendo. Mientras tanto nos remite a la página de Facebook del Festival y a su cuenta de Twitter oficial para estar informados de cuánto sucede alrededor de este Cuentacuarenta que arrancará en pocos días y al que os invita a acudir. Cualquiera de sus actividades tiene buena pinta y, ya os aseguro, que yo no me lo perderé.

¡Ah! Y por cierto… Que si os parece buena idea, recordad que por aquí aceptan ayuditas…

Un placer charlar con Patricia. Gracias por tu tiempo.

ACTUALIZACIÓN: El Ciclo Cuentacuarenta acaba de poner en marcha su blog oficial: www.cuentacuarenta.com. Pasen y vean cómo lo cuentan.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.223 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: