Útero materno tristón

“Un cuadro del siglo XV ó XVI”, un “paisaje centroeuropeo”. Ésas fueron las primeras palabras que Juan José Millas dedicó a la capital abulense este miércoles, día de nieves y frío, en el tramo de ‘Hoy por Hoy’ a nivel nacional que el escritor realizó en la emisora de la Cadena Ser en Ávila. El objetivo era salir de Madrid y Barcelona para ver la realidad desde otro punto de vista, y el equipo del programa decidió que nuestra ciudad era una población válida para hacer las veces de pequeña maqueta del resto de España.

¿Cómo definió Millás a Ávila? Como “una ciudad muy conservadora” con gran “estabilidad política” por los continuos gobiernos del PP. Un “mundo cerrado”, añadió. Esa Muralla que llevamos en la cabeza, ya saben. Y cierto frío en el corazón… Una ciudad con sus luces y sus sombras, vista para uno de los artistas que más admiro no solo por su forma de escribir, sino también por su peculiar manera de analizar la realidad del día a día (quizás ambas virtudes sean lo mismo).

No estuvo sólo, claro. Su idea era tomar el pulso a lo que calificó como “las terminaciones nerviosas” de la ciudad, esas personas que están “con el termómetro puesto todo el día”: Senén Pérez, propietario de la librería que lleva su apellido; Antonio Martín, profesor del instituto Alonso de Madrigal; Gonzalo Galán, jubilado; Venancio Andrés, propietario del Restaurante del Puente Adaja, y Patricia Rodríguez, teniente de alcalde de Servicios Sociales.

 Juan_Jose_Millas_Cadena_Ser

Les aconsejo que escuchen el programa entero y, más allá del desliz de la concejal llamando “clientes” a los vecinos que pasan por las oficinas de los Servicios Sociales, se fijen en el clima de desesperación en el que está inmersa la ciudad, quizás el país, quien sabe si el mundo mundial en su mundialidad. Poca actividad cultural, menos dinero, desencanto general, abulenses que se sienten engañados, que braman ante las portadas de los periódicos, que se siente perdidos entre tanta crisis, clientes en paro… o simplemente resignados. Así respira la cosa, caballeros, en un ciudad que expulsa su talento muy lejos, aunque algunos se empeñen en volver. “Ávila tiene algo de útero materno que no deja escapar –dijo Millas en medio del programa-. Incluso los que se van, vuelven”.

El escritor también se fue amenazando con volver dentro de 5 años para ver cómo estaremos por esas fechas. Y no parece que haya muchas esperanzas de que la cosa pueda mejorar. Tan solo el quiosquero tiene cierto optimismo y espera seguir adelante. “Si hemos sobrevivido a dos guerras mundiales y a un incendio…”

[Pinchen aquí para poder escuchar el programa]

One Response to Útero materno tristón

  1. Guillermo B. says:

    No se me preocupeis, que diría Lola, que ya hay un doble decálogo para arreglar esto:

    http://avilared.net/not/3441/los_20_mandamientos_del_plan_estrategico_de_turismo/

    y además, dando patadas al idioma, para que el Sr. Millás, o Pérez Reverte, o Marías puedan seguir ganándose el sueldo con sus artículos cual Amy Martin…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: