12 meses, 12 entradas

Los últimos días de cada año, los medios, y con ellos, por imitación, los blog; suelen llenarse con dos cosas: la tradicional broma del día 28 de diciembre y las aún más tradicionales listas con lo mejor y lo peor del año. Las mejores series, las mejores películas, el libro más leído, la foto más potita, la película más insufrible, el libro más peñazo, la foto más vomitiva, etc. Nosotros, a grandes rasgos y sin profundizar en el tema, somos gente conservadora y de bien. Buenos españoles respetuosos con las tradiciones. Así que, como el día 28 faltamos a nuestra cita con el chascarrillo, nos toca irremediablemente sumarnos a la publicación de listados molones. Aquí tienen las 12 entradas más visitadas del año que cerramos esta noche.

1. Avila Digital. Apenas habían transcurrido un par de meses de este funesto 2012 cuando, tras 12 años, cerraba el hasta entonces principal medio de comunicación local en la red. Un mal año para la lírica y el periodismo.

2. Pequeña crónica de una muerte anunciada. 2012 también ha sido mal año para las neuronas de nuestros líderes, afectadas, seguramente, por los recortes de oxígeno. En octubre conocíamos los planes de la Junta para regular el acceso a Gredos. Tras dos semanas de movilización, cabreo y broncas; la Junta reculaba. Una colaboración de Pedro Pérez.

3. El origen de la Comunidad Autónoma de Castilla y León. También una colaboración nos traía a estas páginas la intrahistoria del nacimiento de nuestra comunidad birregional y conjuntiva. Un éxito en los foros leonesistas.

4. Tribuna de Ávila. Justo una semana antes de la ya comentada defunción de Avila Digital, un nuevo medio llegaba a nuestras pantallas.

5. Cataluña desde Carpetovettonia (con amor) Tras el órdago de Mas y la multitudinaria diada, ¿cómo se ve el problema desde nuestro agrietado terruño? ¡Qué el verraco místico nos ayude!

6. De penes, senos y escapularios. Publicada en 2011, aquí sigue. Ayudada, que duda cabe, por su buena posición en los buscadores. Ya se sabe: Internet is for escapularios.

7. Tanatorio. A la sombra de la serie de Canal + protagonizada por José Sancho, proponíamos una adaptación local de la trama. Estamos en tratos con la HBO, pero no sabemos como encajar en el argumento un par de dragones. Os mantendremos informados.

8. Con la que esta cayendo… un paraguas más. La vuelta a la vida de una vieja cabecera también tuvo su hueco en este rincón.

9. Uno de los 30 presos elegidos para morir. Una historia de película protagonizada por un republicano abulense durante la Guerra Civil y la dictadura.

10. Ciudad de avestruces. La expresión de un sentimiento común entre muchos abulenses “Ávila cada día que pasa me tiene más y más agotado. Me cansa, me desquicia, me desespera. Es la del mirar hacia atrás antes de decir nada no sea que alguien esté escuchando. La ciudad de la auto censura, personal y, muchas veces, profesional. Ese lugar en el que poca gente querría vivir de conocer la realidad. Ese lugar que parece hacer esfuerzos, cada día más enfocados, para que los jóvenes, los disconformes, los críticos, los que procuramos tener una opinión propia lejos de lo políticamente correcto, decidamos de una vez por todas hacer la maleta y salir corriendo, da igual el rumbo, para intentar no volver más que de visita puntual.”

11. Del barco de chanquete…  Podía ser perfectamente la segunda parte de la anterior entrada si una no se hubiese escrito en mayo y la otra en Noviembre. Muy recomendable leer las dos sin presiones.

12. Expoliadores, piteros, ladrones y patrimonio histórico. La cultura es uno de los recursos con los que cuenta esta tierra para salir de esta crisis y sobrevivir. El patrimonio histórico y cultural no puede deslocalizarse, a no ser que nos lo roben.

Bola extra.- En honor del año que comienza una entrada más

13. Un planeta en la mochila. Entrevista a Alba García, ganadora en 2011 del Premio “Sapere Aude” a la Solidaridad y Participación.

Sean ustedes felices estos días y nos vemos, si la crisis quiere, el año que viene.

Lo mejor de 2012

image

pero no lo valoramos

Unos apuntes al mensaje de Navidad del alcalde

Esto va así. En azul oscuro y cursiva el mensaje del Alcalde copiapegado, el resto… Unas cosillas que se me vienen a la cabeza.

Vamos allá:

Queridos abulenses:

Bien, si se dirige a los conquenses me mosquearía.

Me dirijo a todos vosotros en este año que está a punto de acabar en la conciencia de que sois muchos los que lo estáis pasando mal a consecuencia de los efectos de la crisis económica que padecemos, crisis que, por otra parte y por diversos motivos, nos entristece más aún en las Fiestas de Navidad.

Dos cositas. El hecho de que hable en segunda persona del plural implica que somos los demás quienes lo pasamos mal pero parece que la cosa no va con él, al menos es concinte. Ya sabéis, la crisis es para los pobres… Por otra parte, parece que las Fiestas de Navidad ya son tristes y que la crisis las entristece más en lugar de quedar claro que la situación es aún más triste en estas fechas que en el resto del año, cosa con la que no puedo estar de acuerdo ya que estas fiestas son 15 días y el resto del año 350. Es triste siempre y cada día, navideño o no, lo es más.

Por eso os pido que en estos días tan señalados prestemos una atención especial a los familiares, amigos o vecinos que se encuentren en esta situación tan dolorosa, con el fin de aliviar sus penalidades. Es el momento en el que más que nunca necesitan de nuestra solidaridad y de nuestro cariño, de un hombro en el que apoyarse para recorrer el camino.

Y de unos dirigentes políticos capaces de generar empleo y sacarnos de la crisis, añado, pero ya sabemos lo que pesa en nuestra ciudad la herencia recibida.

Son momentos difíciles de los que sólo podremos salir si somos capaces de aunar ilusión y esfuerzos, trabajando desde las administraciones públicas pero también esforzándonos como vecinos de Ávila, sumando energías, recursos e ideas para seguir trabajando por Ávila y por un futuro mejor. Tenemos que remar todos juntos en una misma dirección, cada uno en la medida de sus posibilidades, para que la corriente adversa no se convierta en un obstáculo más que tenemos que salvar.

Debe ser que las cifras de paro, la falta de industria, el robo de las preferentes (entre otros) y la situación dramática de la ciudad no es suficiente “corriente adversa”, por si acaso nos avisa de que todo puede ir a peor.

No quiero olvidarme, por otra parte, de otras muchas personas que sufren también en silencio durante estos días, como son los enfermos, las personas solas, las personas mayores. Es necesario también que dediquemos unos minutos de nuestro tiempo a visitarlas, a animarlas en su soledad y en su sufrimiento, pues de este modo conseguiremos que el verdadero espíritu de la Navidad se extienda entre nosotros.

Y una vez dedicados esos minutos podemos dormir tranquilos el resto del año pues el espíritu de la Navidad habitará en ellos hasta el año que viene.

Os deseo a todos lo mejor. Que el que no tenga trabajo lo encuentre; que el que no tenga amigos, los recupere; que el que hubiese perdido la salud, la recobre y que todos, todos, paséis unos días felices en familia, con vuestros hijos, padres y hermanos, pues la familia es un tesoro muy grande que tenemos que conservar y que en épocas de dificultades sobrevenidas es el mejor puerto al que podemos acudir.

El que no tenga trabajo que lo encuentre, pero seguramente será fuera de la ciudad. En el tema de la salud no dice nada del repago sanitario, lo cual hace más difícil el recobrarla, lo de los amigos, pues alguno habrá que los tuviera y los haya perdido pero también los hay antisociales por naturaleza que ni siquiera los quieren, que hay gente para todo…  Y, por fin, algo en lo que estamos de acuerdo, la familia. La familia es lo que queda y el mejor puerto al que podemos acudir, sobre todo nuestros padres, porque ellos tuvieron oportunidad de labrarse un futuro, porque ellos lucharon por lo que ahora nos quitan y cuidan de nosotros a pesar de estar escondidos y sin huevos para luchar por todo lo que nos están recortando, porque ellos ya saben lo que es pasarlo mal y lo van a volver a saber cuando revaloricen de nuevo sus pensiones, les suban el IBI, las tasas de basura… Ay… La familia… ¡Qué tesoro tan grande!

¡Feliz Navidad!

Difícil, señor Alcalde, difícil. Pero gracias.

Os dejo el vídeo del mensaje (gracias a Avila Red), que lo disfrutéis…

Acta est fabula

Pues nada, aquí seguimos. Vivitos y coleando. En crisis, pero más o menos sanos y salvos. Sin noticias de meteoritos, catástrofes aniquiladoras, extinciones masivas, planetas gigantes, Hercolubus o similares. Los intérpretes apocalípticos y aprovechados de los calendarios mayas se equivocaban. Toca seguir adelante, continuar con nuestra vida y pagar las facturas. Lo siento por aquellos que se habían hecho ilusiones, por los que gastaron como si de verdad no existiese un mañana, por los que creían que un meteorito iba a solucionar sus problemas – Gobierno de la Nación incluido – y por nuestro entrañable Juan Luis que, tras un año dando la murga con su particular cuenta atrás hacia el apocalipsis, se habrá quedado desangelado y sin jinetes.

Ni siquiera era original o elaborado este apocalipsis de tres al cuarto. Esto de los mayas sonaba tan cogido con pinzas como unos años atrás aquello del efecto 2000 – La revolución de las tostadoras – o unos siglos atrás la crisis del año mil, el segundo advenimiento de Cristo o Jesús reloaded. Un milenio de civilización y seguimos con estas pamplinas. Y por si fuera poco, los que antes no vendían el fin del mundo con fuego y azufre ahora nos dicen que en realidad, ojo al dato, lo que profetizaban los mayas era un cambio de ciclo, positivo que te rilas, para la raza humana. Paz, amor, besitos de esquimales y mierdas por el estilo. Y por ahí no paso, que quieren que les diga, ni más baktunes ni más chakras.

Harto como estaba de estos vendedores de apocalipsis de mercadillo me he remangado, me he puesto mi sombrero de fieltro, me lo he quitado cuando me han dicho que es malísimo para el pelo y me he puesto a interpretar yo mismo el calendario maya. Primera conclusión: a los mayas estos no hay por dónde cogerlos. Esos relieves tan cargados y rococós no venderían una mierda en el Zara Home. Segunda conclusión: tenía que haber puesto más atención durante la carrera. Mayas, aztecas, incas, olmecas, poligoneros… un lío. Tercera conclusión: necesito un café.

Como con cafeína se ve todo mucho mejor, y tras un estudio comparado del calendario maya con la prensa de hoy, un filete de ternera, las tripas de un cuervo y el acuerdo de licencia de Windows 8; he llegado a una conclusión: los mayas no se referían al fin del mundo, ni al fin de la civilización, ni a la chuminada pijiprogre esa del cambio de ciclo. Los mayas profetizaban, agárrense sus órganos reproductores, el fin de España. ¿Pruebas? Salga a la calle, pregunté a su vecino, vea el telediario. Es tan evidente que esto se va al guano que hasta los mayas, unos tipos que no fueron capaces de inventar la rueda, se dieron cuenta hace un porrón de años. ¿Más pruebas? Los mayas profetizaban que España se acababa el 21 de diciembre ¿y qué sucedió ese día en nuestra entelequia rojigualda? Pues que Artur Mas, el anticristo cuatribarrado, fue investido presidente de la Generalitat con el apoyo de los aún más separatistas nacionalistas republicanos de izquierdas. No hay más pregunta, señoría.

España se acaba, España se rompe, lo decían los mayas, lo dice el PP, lo digo yo ¿qué más pruebas quieren? De todas formas, es de admirar, y así lo recogeran seguramente los libros que se escriban sobre esto en un futuro, que este invento haya durado tanto. Llevamos ya un par de siglos, por no decir más, a la deriva y ya a finales del S.XIX este barco parecía a punto de zozobrar. La crisis del 98, Cuba, Filipinas, Unamuno penando por las esquinas y todo lo que vino después. En la memoria de los hombres quedarán nuestras grandes aportaciones a la cultura global, resumidas sabiamente en el anuncio de Campofrío: 7 premios Nobel (de 770, todo un logro), la fregona, el chupachups, la Roja, el futbolín, un aeropuerto por provincia y un montón de cómicos que solo nos hacen gracia a nosotros.

España no es el primer país que desaparece asi que tampoco creo que pase nada. ¡Basta de dramatismos! Eso sí, fieles a nosotros mismos nos estamos yendo a lo grande y a nuestra manera. Un fin de fiesta marca España alejado de la tragedia y de los dramones jolivudienses. Lo nuestro siempre ha sido más el sainete y el esperpento que la opera, no nos engañemos. Nuestro particular fin del mundo, fiel a la tradición, está siendo todo lo lisérgico que se podía esperar. No quiero atragantarles las uvas recordándoles todo lo que ha dado de sí este año, así que será mucho mejor que cada uno reflexione con su yo interior, si es que no ha tenido que empeñarlo ¿Cuántas veces en los últimos doce meses, leyendo o escuchando la actualidad nacional, regional o local, no ha querido tirar el periódico, la radio, el televisor o el ordenador por la ventana? ¿Cuántas veces nos hemos llevado las manos a la cabeza ante un titular? ¿Cuántas veces hemos exclamado, como única respuesta a un suceso, “Vaya país”? España es el nuevo camarote de los hermanos Marx y solo Italia, en buena parte gracias a Berlusconi, puede hacernos sombra.

Para cuando todo esto acabe, lo que supongo que sucederá más pronto que tarde si mi interpretación de los calendarios mayas es correcta, deberíamos preparar unos cartelones enormes y colocarlos en las antiguas fronteras, aeropuertos, puertos y parajes naturales. Allí, con letras bien gordas, para que los jubilados del norte de europa que vengan a conocer las ruinas de lo que fue este país puedan leerlos bien, deberíamos pedir disculpas por las molestias causadas. Varias opciones: desde un simpático Esto es todo amigos, lo que sería muy apreciado por el turismo familiar; hasta el más coloquial y castizo Nos hemos ido a tomar por culo, hasta nunca. También podríamos, en un último estertor civilizado, escribir en los citados carteles el título de esta entrada Acta est fabula, latinajo que vendría a decir, en lengua de Cervantes “La comedia ha terminado” o “El espectáculo ha terminado”.

Aunque quizá lo más propio y apegado a nuestro ser sería poner bien grande en los carteles la fórmula con la que suelen acabar los sainetes, obras patrias a medio camino entre el drama y la comedia, como esta España mía, esta España nuestra:

Aquí termina el sainete, perdonad sus muchas faltas.

Chimpún

El síndrome del emigrante retornado y otros mitos que se pueden vencer

Un placer poder traer a este blog una nueva colaboración, en esta ocasión a cargo de Macarena Rodríguez. Si os quedáis con ganas de más, podéis seguir su blog ‘La Oreja de Europa’, muy recomendable. Anímense ustedes también a mandarnos sus textos a ‘Los 4 Palos’.

——————————————————————————————————————————————————

Voy a hablar aquí en clave personal explicando que esta historia está basada en sentimientos y opiniones reales aunque se trate de una obra de ficción como toda historia escrita y publicada en un blog (según quien juzgue dicha obra). Si alguien se siente identificado, me parece perfecto, de hecho la oportunidad que me brindan @los4palos es fantástica para inaugurar el “club de los expatriados”.

Como estamos en época navideña y lo que se estila es el “vuelvo a casa por Navidad”, yo no voy a ser menos y volveré a casa por Navidad. Mi casa se sitúa en Ávila, esa pequeña gran ciudad que no esconde monumentos sino que los enseña a lo grande. En Ávila no se trata de conservar una parte de la muralla, no señor, se deja toda, completa y que cierre el círculo; sí se puede, que sea visible desde el espacio por si de otros mundos quieren venir a probar el chuletón. Citando a Eduardo Mendoza, no sé que hacía Gurb comiendo tanto churro cuando podía haberse comido un chuletón y saciarse sin problemas.

Yo, en Navidad, vuelvo a casa a saciarme con el chuletón, la ternera, las judías y las yemas. También vengo a desconectar y a disfrutar con los amigos, esos amigos que ya no son cómo uno los recordaba antes de marcharse. Ahora todos han crecido o menguado según se mire, a lo alto y a lo ancho. Yo también he cambiado tanto como mi familia. El menú de la cena de Nochebuena, eso sí, no cambia. Mi abuela nos cocinará su magnífico cordero y por si nos quedamos con hambre, adivinad… habrá ternera.  La cena no cambia pero las familias sí. A veces son más numerosas, más hijos, más primos, más sobrinos, nuevos cuñados, nuevas cuñadas. Últimamente, sucede lo contrario, somos menos. La cena hay que pasarla en la familia de la pareja qué, con cada vez más frecuencia, no es de Ávila. Uno emigra y encuentra a otro emigrante o a un lugareño para compartir sus días pero ya será cada vez más difícil que sea de Ávila o que ocurra en Ávila.

Los años pasan cómo emigrante, fuera de España o en otra ciudad, pero uno siempre vuelve a casa por Navidad. Cómo el menú de la cena no cambia, te piensas que nada lo ha hecho y no te das cuenta de qué, sin embargo, nada es igual. Sí, la muralla y el chuletón, sí. Pero ni tus amigos ni tu familia son los mismos que los que dejaste. Cuando dejas de luchar para recuperar a esos seres que quedan en tu imaginación y aceptas esos amigos y familiares cambiados, te das cuenta que ellos te observan igual. No eres la misma, has emigrado y no has vuelto. Lo vives todo casi como una turista, disfrutando del paisaje y la gastronomía. Todo esto se conoce cómo el Síndrome de Ulises, es el síndrome del emigrante. Reconozco haber padecido los síntomas y darme cuenta a tiempo de que Ávila, mis amigos y mi familia, siempre estarán allí (o en el teléfono, o en el mail, etc.) y qué aunque cambien, yo también lo he hecho.

Muchos nos hemos ido de Ávila y en general, siempre porque hemos querido. Siempre es voluntario nadie nos obliga pero yo iría más lejos desmitificando este asunto, es aconsejable irse una temporada. Mamás y papás, amigos y amigas, animad a la gente a que se vaya , a que vea mundo pero no rompáis los lazos con ellos para que quieran volver y así aportar a la ciudad de Ávila más expertos, más gente trabajadora e innovadora, gente que a su vez pueda crear más empleos. No los echéis para atrás porque siempre es bueno aprender de otros y salir de nuestra burbuja sin romper esos lazos. Los míos no se rompieron y ahora, aunque sigo expatriada, estoy más cerca y disfruto más de Ávila, veo sus cambios y también lo que necesita aún cambiar, y algún día, quién sabe, puede que sea una “emigrante retornada” y pueda ayudar a mejorar la ciudad que me vio nacer.

Pd. Por si puede ayudar a alguien, esta es la “Guía del Emigrante Retornado” del Ministerio de Trabajo e Inmigración

La cestica

by Illo

by Illo

Manuel Galán: Las calles de piedra (y II)

Veníamos de hablar del viento en forma de esperanza

“La paz que creías imposible no llega de repente entre tañidos de campana como la victoria, lo hace poco a poco, con calma, humilde, apenas la sientes como un leve descanso. Oyes de nuevo la música…….” (Vientos de Esperanza, Manuel Galán)

 …y ahora seguimos con Manuel Galán hablando de todo lo demás pero sin perder de vista la música.

- De tu contacto con la música actual (incluso pensando en los que han pasado por tu estudio) ¿Quiénes te han sorprendido, cómo lo estás sintiendo? ¿Compensa el esfuerzo de la producción? ¿Da satisfacciones, alegrías o también penas?

El estudio me está dando la oportunidad de conocer a un montón de músicos de mucha calidad, que de otra forma me habría sido imposible. Han pasado músicos de prestigio reconocido como Javier Paxariño, uno de los mejores flautistas del mundo, y que es una persona excepcional, muy implicado en sus colaboraciones, y además muy sencillo y humano. También me sorprendió Anye Bao (batería de Estopa y Raimundo Amador entre otros muchos) que aparte de ser un “máquina” con la batería, desprende una energía que contagia.

También ha pasado mucha gente quizá no tan conocida, pero de mucha calidad y proyección: David Copper, Lisa Anderson, Sara Veneros…Respecto a si compensa, la respuesta es clara: SI. Es verdad que a veces supone mucho esfuerzo sacar un proyecto adelante, y muchas veces te “atascas” con una mezcla y te da quebraderos de cabeza, pero lo que me esta aportando y lo que estoy aprendiendo en lo musical y humano eso no tiene precio.

- Háblanos entonces de Producciones Aguijon. Cuando lo impulsaste, qué ofreces allí.

Producciones Aguijón es mi estudio de grabación y sello discográfico. La idea de montar un estudio de grabación propio ha estado siempre en mi cabeza, quizá desde que con 16 años empecé a grabarme utilizando dos viejos radiocasetes de cinta y unas “tarteras” de mi madre a modo de batería. La evolución no ha parado desde entonces y en el año 2008 monté el estudio tal y como está hoy, con dos salas insonorizadas y acondicionadas. En el estudio hacemos cualquier trabajo relacionado con la música y el audio: grabación, producción, mezcla, mastering, publicidad. También he compuesto alguna música por encargo. En estos años ya hemos grabado 6 CDs editados: La Reacción, Triolocría, Jesús Cid, Murrieta, Vientos de Esperanza y el primer trabajo de la canadiense Lisa Anderson (que está a puntito de finalizar).

- ¿Quiénes han sido apoyos fundamentales para “Vientos de Esperanza”?

Rodri Pérez ha currado un montón, con las baterías, percusiones, teclado y acordeón. Ha sido imprescindible.

Por otro lado no me puedo olvidar de mencionar a Javier Abril, amigo y técnico de sonido que masterizó el disco en Madrid, a Toño Maroto, otro gran amigo que se encargó del diseño, y a Pedro Neira Espolita, el pintor de la portada (también pintó Triolocría)

- Tengo que preguntarte por algo que siempre he querido hacer, Mánel… ¿hay alguna posibilidad de recuperar el material de Etcétera en Internet? Subieron “Despistes del destino” a Goear y me encantó… (aparte de lo que ya conocía por “Sin tu calor”)

[Enlace a la canción]

…y hay mucha gente que desconoce las tremendas canciones que hay de aquella época. ¿Has pensado alguna vez en la idea de subir canciones o el disco homenaje? 

¡Gracias por acordarte de Etcétera! La verdad es que después del homenaje a mi hermano “Sin tu Calor” dejé este tema un poco aparcado, me imagino que por una cuestión de pura salud mental. Pero también es cierto que me gustaría que aquellas canciones se conozcan, y no descarto ninguna idea al respecto. Subirlas a Internet ¿por qué no?

Etcetera nov 1993

Etcétera 1993

Lo que si que te adelanto es que probablemente en primavera preparemos otro concierto con las canciones de Etcétera que sirva como recuerdo a todo aquello.

- Escribimos mucho aquí en el blog de cómo muchas veces Ávila parece ser una ratonera sin salida, sin interés por la cultura … ¿En qué crees que fallamos? 

Mira, yo llevo algún tiempo cansado de echar la culpa de todo a terceras personas (políticos, banqueros, el vecino de al lado, es que en Ávila no hay nada..). Entiendo que es lo mas fácil y todos tenemos esa tendencia innata pero tenemos que hacer más autocrítica, creo que es buen ejercicio: ¿Y, yo? ¿Tengo la culpa de algo?. Yo aquí soy el primero en criticarme. Nos quejamos de que en Ávila no hay nada pero luego no vamos a las cosas. Ya no entro a valorar si hay mucho o poco, es que a lo que hay no vamos. Si empezamos a asistir con más asiduidad a la vida cultural de la ciudad, te garantizo que eso generará mas actividad, es así de sencillo. Pero ya te digo, que al primero que critico aquí es a mi mismo.

- Dando vueltas al post que nos dejó aquí Luis Asiain… 

“Las mentes preclaras del marketing se debaten en infinidad de disquisiciones para descubrir el próximo nicho de mercado… el que nos sacará del agujero. Mal saben dichas mentes que ese nicho se encuentra delante de nuestras narices y a la luz del día… lo que pasa es que minusvaloran aquello que no conocen o de lo que no saben: Cultura”

…¿Crees que la cultura es la gran esperanza de Avila? ¿Lo verán nuestros ojos?

Me imagino que en esto no soy parcial pero sinceramente creo que Ávila tiene un enorme potencial cultural todavía por desarrollar. Creo que en estos tiempos de crisis precisamente habría que apostar por el arte, la creatividad, la cultura y también la investigación. Quizá esa capacidad de crear es lo que mas nos diferencia a los humanos de los monos (por llevarlo al extremo) así que si queremos dejar de comportarnos como monos puede ser buena idea apostar por la cultura.

Etcetera mayo 2000

Etcétera (2000)

Es cierto que parece que los tiempos de los grandes “dinosaurios” está tocando a su fin. Esta generación que empezó en los 60-70 están hechos de una pasta especial, y se nos van haciendo mayores. ¿Qué sucederá cuando desaparezcan Knopfler, Dylan, Springsteen, Rolling Stones, U2….? ¿Habrá alguien capaz de seguir llenando estadios?.

No obstante, siempre va a haber grandes talentos, lo que me temo que va a ser difícil es que tengamos la oportunidad de descubrirlos, si bien Internet está “democratizando” la música, también es cierto que sin un apoyo de una industria (o de quien sea) la mayoría de los músicos no van a ser capaces de mantener en el tiempo una carrera, y eso me parece terrible.

Decía Jose Luis Sampedro que el verdadero subdesarrollo en la humanidad es que una persona no llegue a ser quien puede llegar a ser, que no desarrolle su verdadero potencial. Y lamentablemente en música, como en otras muchas facetas, esto está sucediendo. Espero que encontremos un remedio

___

Se despide Manuel Galán con una reflexión muy adecuada ante estos tiempos apocalípticos que vivimos. ¿Hay lugar para la esperanza?

Una cosa que me daba miedo al sacar el disco es que pareciera oportunista, que en tiempos de una crisis brutal fuera yo y sacara “Vientos de Esperanza” en plan casi cursi. Como ya te he contado la idea nace en 2005 (tiempos de bonanza, y está marcado por mi experiencia personal, es cierto que al final hay optimismo, un “de todo se sale”, pero para nada es un mensaje de “formula milagrosa”. Por esto todo en el disco, el cuadro de portada, el relato del interior, etc… está encaminado a explicar ese concepto de “esperanza sobria”.

Quizá sea cuestión de cambiarle el nombre al viento y llamarlo esperanza. Quizá esa sea una tarea aún pendiente (con calma, humilde) en nuestras calles de piedra….

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.223 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: