¿La segunda nota de suicidio más larga de la Historia?

Estamos en 1983. En la radio, en una de aquellas radios enormes con casete que aún se conservan en algunas casas, suenan Loquillo, Alaska, Kaka de Luxe y Los Burros. En televisión, Remedios Amaya hace el ridículo en Eurovisión mientras en Estados Unidos se estrenan las aventuras de unos tipos del ejército a bordo de una furgoneta negra con una línea roja. Imanol Arias es el actor del momento con la serie Anillos de Oro, Mercedes Milá aún no ha enseñado las tetas y el culo en televisión y el Un, dos, tres… lo presenta Mayra Gómez Kemp.

En España, después de muchos años, gobiernan los rojos y, lo que es aún peor, el presidente y el vicepresidente son andaluces. Un tipo con bigote, buenos contactos y prometedor futuro es diputado por Ávila y, a mediados de año, un tipo con barba es elegido presidente de la Diputación de Pontevedra. En Estados Unidos gobierna un republicano que en una vida anterior había sido un actor de tendencia demócrata. En Alemania, el hombre que reunificará el país tras la caída del Muro de Berlín acababa de llegar a la Cancillería, en Francia un socialista ocupaba el Palacio del Elíseo y en el Reino Unido una mujer era Primer Ministro ¿Una mujer? Sí, y qué mujer: La Dama de Hierro, Margaret Thatcher.

Casualmente, en aquel 1983 la primera ministra británica se presentaba a la reelección. Su primera legislatura no había sido precisamente un camino de rosas y la economía británica, un valle de lágrimas desde los 70, solo empezó a dar señales de vida a lo largo de 1982. Solo la absurda invasión por parte de Argentina de las Malvinas dió alas al gobierno conservador británico. Bueno, las Malvinas y el Partido Laborista.

El Partido Laborista, liderado en ese momento por Michael Foot, empujado por los líderes de los sindicatos y por la radicalización de las bases, llevaba girando a la izquierda desde 1980, dejándose por el camino a los líderes más moderados del partido, fundadores en 1981 del Partido Socialdemócrata. Para completar el giro, los laboristas se presentarion a aquellas elecciones de 1983 con un programa con el lema “Una nueva esperanza para Gran Bretaña” que proponía, entre otras cosas, la abolición de la Cámara de los Lores, la nacionalización de las grandes empresas, desarme nuclear unilateral, aumento de los impuestos, intervención estatal de la economía. El hostión, con perdón, en las elecciones fue monumental y los laboristas cosecharon su peor resultado desde 1918. Aquel manifiesto fue calificado por un diputado laborista como “la nota de suicidio más larga de la historia”.

Volvamos al presente. Año 2012, camino del quinto año triunfal de la crisis. El señor de las barbas al que dejamos de presidente de una Diputación gallega es presidente del Gobierno de la Nación gracias a la crisis y a la calamitosa gestión económica del anterior gobierno socialista. El PSOE, en la oposición tras comprobar que si caes con fuerza no hay suelo que te pare, no levanta cabeza y camina sin rumbo, desesperado. ¿Todo el PSOE? No, en una región situada a la izquierda de Madrid según miras en Google Maps – si mirás en un mapa de esos de Apple está, más o menos, entre Manchuria y Central Park – los socialistas ya han fijado un nuevo rumbo y han desplegado las velas para surcar los mares.

Villarrubia se llama el capitán del navio progresista – no se sabe ni nao, goleta, chalupa o patera – y el rumbo fijado es la llamada “oposición útil”. Para asegurarlo, el capitán acaba de firmar con el gobierno de la Junta un Plan de Empleo Joven y otro local, financiados, al parecer, con dinero de una donación/herencia – este asunto es confuso y sorprendentemente nadie parece dispuesto a aclararlo – llegado desde el extranjero. Entre la tripulación de la nave progresista el pacto no ha sentado bien, aunque el capitán se ha apresurado a negarlo. Se acusa a Villarrubia de haber llevado la negociación del pacto de espaldas a la ejecutiva, de atar al partido de pies y manos en su labor de oposición al gobierno regional – oposición que no encabeza él – y de actuar teniendo más en cuenta sus intereses personales – lograr una foto que le permita afianzarse al frente de los socialistas – que los de su partido.

El Pacto firmado por el Presidente de la Junta y por el líder socialista hace referencia a muchos temas – sector público empresarial, Consejo de la Juventud, ordenación territorial,etc – y no pasa de ser, en la mayoría de los casos, una vacía declaración de intenciones cercana a lo que viene diciendo la Junta desde hace tiempo, llena de generalidades a expensas de futuras negociaciones y foros multilaterales. Pero ¿a quién beneficia más este pacto? ¿A Villarrubia o a Herrera? ¿Al PSOE o al PP? Sí, ya sé que los teóricos beneficiarios deberían ser los castellanoleoneses, pero ya digo que, de momento, el pacto no va más allá de la foto. ¿Qué ha aportado el PSOE al pacto? ¿Ha obligado a la Junta a que los folios fuesen de papel reciclado y el bolígrafo de comercio justo?

Cuando más arrecian las críticas al bipartidismo, a la partitocracia y al #PPSOE; cuando más alejado parece el PSOE de sus votantes, cuando más parece necesitar un mensaje claro y propio, ¿una foto estrechando la mano al líder del PP es el mensaje que quieren transmitir los socialistas? ¿Es esta la política que esperan los votantes y las bases del PSOE? En las últimas elecciones autonómicas, el PSOE de Castilla y León, liderado todavía por Oscar López, se quedó a 22 puntos del PP, resultado solo comparable al desastre que cosechó en 1995. ¿Esta oposición tranquila y de pactos vacíos va a reducir o a incrementar esa diferencia de 22 puntos? Esta misma mañana, en la Cadena SER, el líder del PSOE ha dicho que es necesario que los ciudadanos sepan que hay alternativas y que hay otras formas de gobernar ¿Es esta la alternativa que busca Rubalcaba para evitar que el PSOE siga el sendero recorrido por el PASOK griego? A juzgar por los últimos resultados electorales, no parece.

¿Veremos un pacto por el empleo y la felicidad entre Rajoy-Rubalcaba? ¿O un pacto a dos entre el Alcalde García Nieto y quien quiera que sea el líder del PSOE en el Ayuntamiento de Ávila? Quizá todo forme parte del plan de Rubalcaba, un tipo taimado y maquiavélico según los cronistas, y tras las destrucción del PSOE venga su resurrección, cual ave fénix con una rosa en el pico, pero tiene pinta de que la cosa no va a ser así, que no simula estar perdido y que tras la oscuridad y la falta de ideas solo hay oscuridad y falta de ideas. El PSOE ahora mismo no es ni oposición, ni alternativa. Hay muchas formas de morir, es verdad, quizá Rubalcaba y Villarrubia – y tantos otros – simplemente estén acelerando el tránsito del enfermo para ahorrarle sufrimiento.

Los socialistas de la comunidad siempre pueden confiar en que el destino de estos pactos suele ser el cajón de los olvidos, a donde van para no volver, y que dentro de seis meses nadie se acordará de esto, pero si no es así ¿habrá firmado Villarrubia la segunda nota de suicidio más larga de la historia? Al menos, a diferencia de lo que sucedió a Michael Foot y a los laboristas en el 83, a Villarrubia nadie le acusará de izquierdista trasnochado, ni de izquierdista.

19 Responses to ¿La segunda nota de suicidio más larga de la Historia?

  1. Iñaki dice:

    No tiene mucho sentido la comparación: si el PSOE propusiera un plan que lo sacara claramente de la senda del PASOK estaríamos hablando, de nuevo, de propuestas de izquierda más radicales y más nítidamente diferenciadas de las políticas “oficiales” actuales… lo que teóricamente llevaría al “suicidio” similar al del Partido Laborista de entonces.

    Sucede que en aquel entonces el “centro político” estaba virando notablemente a la derecha. Las políticas liberalizadoras de Thatcher hacían que todo programa político auténticamente socialdemócrata pareciera una llamada a las armas…

    La abolición de la Cámara de los Lores, la nacionalización de sectores estratégicos, el desarme nuclear, el aumento de la progresividad fiscal y la presión impositiva, y en definitiva, la intervención estatal de la economía capitalista, son ejes programáticos socialdemócratas: a la izquierda de eso hay mucho más margen (sustitución de la Cámara de los comunes por asambleas comunales / soviets, rearme para parar el avance liberal-capitalista en América y Europa, límite a la riqueza y confiscación forzosa de bienes, supresión de la propiedad privada productiva, centralización total de la economía, etc…), y de hecho se trata de un programa político no muy diferente al de cualquier partido socialdemócrata de los 60 y parte de los 70,dependiendo del contexto de cada país, claro.

    Sucede también que la resistencia de Michael Foot no funcionó: era bastante tarde para convencer a una mayoría social de un programa que ya sonaba “trasnochado”. Thatcher y Raegan habían convencido de que lo ‘nuevo’, lo ‘lógico’, lo ‘funcional’, era su programa. Lo habían impuesto por la fuerza en otros sitios, pero ahora habían aprendido a imponerlo “democráticamente”.

    Al final los sindicatos y las bases laboristas tenían razón. Y hoy estamos sufriendo las consecuencias de no haber sido más hábiles (de que no lo fueran ellos)… La destrucción del Estado y su sustitución por estructuras políticas “austeritarias” ha demostrado ser muy útil para quienes la impulsaron pero bastante jodida para quienes la sustentamos con nuestra precarización y nuestra exposición a las porras.

    Años después el propio Partido Laborista, inspirado por Felipe González, abrazaba la “tercera vía” y se sumaba a grandes rasgos a los postulados liberales. No importó que ya desde la segunda mitad de los 90 perdieran todas las elecciones: ganaban “de facto”, que es lo que importaba. Y lo mismo con el resto de partidos de centro-izquierda. A medida que se diferencian menos de los partidos de centro-derecha pierden más apoyo electoral.

    Parece que estamos claramente en un cambio de ciclo. Lo que no está nada claro es si los partidos de centro-izquierda “históricos” (PLab, PASOK, PSOE, PSF…) están en disposición de retomar esa senda y ser protagonistas de este cambio de ciclo, o si simplemente van a ser enterrados / superados por nuevas organizaciones. Ya veremos, pero de momento ahí está Syriza o AGE asomando el hocico…

    No vendría nada mal recuperar aquel programa de Michael Foot. Desde luego como solución a la crisis merecería la pena intentarlo y nos llevaríamos una buena sorpresa…

    • Alberto Martín del Pozo dice:

      Sin entrar a valorar el contenido y sin posicionarme a favor o en contra de este, M. Foot se equivocó porque su programa no coincidía con lo que reclamaba su electorado (perdió 10 puntos respecto a las elecciones de 1979 y se quedo a 15 de los conservadores) y creo que Villarrubia se equivoca porque su actividad al frente del PSOE-CyL no coincide con lo que le demandan en este momento los votantes socialistas de la comunidad. Por muy idealistas que nos pongamos, al final esto consiste en ganar elecciones y es difícil conseguirlo si no tienes en cuenta qué esperan de ti tus votantes. Sí, uno se fue demasiado a la izquierda respecto a sus votantes y el otro se arrimó a un árbol en medio de una tormenta, pero el resultado, me temo, será el mismo.

      En segundo lugar, echar un ojo a la forma en que Foot y Villarrubia llegan a encabezar sus respectivos partidos también puede ser interesante. Ya sabemos como funcionan las cosas en el PSOE y en el PSOE regional, el escaso papel de las bases, las listas, los congresos y los congresillos. En el caso de los laboristas, la llegada de Foot se ve favorecida por un cambio en el procedimiento de elección que da más fuerza a los militantes de base y a los sindicatos, muy poderosos en la época y muy ideologizados, mucho más que sus votantes. Ambos procesos de selección de élites alejan al partido de la media de sus votantes y en el caso del PSOE-CyL creo que también de la media de sus militantes.

      Centrándonos en el PSOE y en su franquiciado regional, los resultados cosechados por IU en CyL los últimos años no me hacen tener muchas esperanzas en el éxito de un “giro a la izquierda”. El PSOE en CyL, si quiere evitar el ridículo en las próximas elecciones, tiene que ser oposición y alternativa, no destapar el bote de las esencias de la izquierda. En Galicia, a pesar del éxito de AGE, el PSOE sigue siendo segunda fuerza política a nivel regional.

      Un saludo

      • Iñaki dice:

        Pues sí. Hay ese paralelismo “alejamiento del votante medio”, y está claro que el poder no está en los discursos y programas políticos más o menos acertados, sino en la acumulación de poderes reales. En aquel momento, el centro-izquierda sociológico estaba cada vez más imbuído de mensajes liberales: bajar impuestos ayuda a las empresas y eso ayuda a generar empleo, los comunistas son el mayor enemigo de Inglaterra, la administración está sobredimensionada, etc…

        Pero me llama la atención que en unos casos la democracia sea un voto en las urnas cada 4 años, que legitima cualquier política del gobierno y deslegitima cualquier protesta que se salga mínimamente del tiesto, y otras veces sea más importante lo que “puedan pensar” los votantes y no la participación real de las bases en los procesos electorales internos. Al final me das la razón: la democracia es algo más que votos.

        Un Gobierno puede tener las mayorías absolutas que quiera pero eso no justifica que no pueda haber mayorías sociales que confronten con dureza sus políticas, igual que Foot pudo llegar al liderazgo del P.Lab con máxima legitimidad, lo cual es perfectamente compatible con estrellarse a posteriori en las elecciones.

        Sobre lo de IU o AGE, no creo que la clave esté ahí en absoluto: me parece simplemente un indicador de por dónde podrían tirar las cosas, en sintonía con lo que decía en mi entrada en el blog. Una “pasokización” va a implicar también una “syrización”, y eso a la postre no es un peligro para el centro-izquierda, sino para el tinglado político por completo: ya ha advertido el PP de que se está quedando sin un “interlocutor válido” para los “asuntos de Estado”. Sin el PSOE ¿Cómo serían posibles modificaciónes express de la Constitución solicitadas por Alemania, Leyes de Partidos de dudosa calidad democrática u otros pactos similares?

      • Guillermo B. dice:

        >>> Centrándonos en el PSOE y en su franquiciado regional, los resultados cosechados por IU en CyL los últimos años no me hacen tener muchas esperanzas en el éxito de un “giro a la izquierda”. El PSOE en CyL, si quiere evitar el ridículo en las próximas elecciones, tiene que ser oposición y alternativa, no destapar el bote de las esencias de la izquierda.

        La cuestión es que tu análisis es uno (y trino, que decían), pero también existe otro (que quizás no compartas, pero que es plausible igualmente) que indica que el PSOE ha de batallar por el centro, más que por las alas o por nuevas metodologías políticas. Quizás Villarubia está en eso, y quizás se equivoque, de la misma forma en la que parece haberlo hecho a nivel nacional Rubalcaba, o a nivel local otros varios. Esto de la política no es ciencia exacta…

      • Guillermo B. dice:

        Mi anterior es respuesta a Alberto, conste…

      • Iñaki dice:

        Pero te respondo yo: La batalla por el centro la tiene ganadísima el PSOE. De lo poquíto que sale en claro de las encuestas del CIS u otras. El votante switcher, el que busca “lo razonable”, lo estable, lo poco radical, y suele saltar entre partidos de centro derecha y centro izquierda, ese votante, es el que está ahora mismo en sintonía con Rubalcaba, ya que se ha llevado un susto con las medidas del PP. Y es de donde sale esa caída del PP. Si le faltan al PSOE algunos (pocos) votos por ese lado es porque para algunos pesa aún mucho la gestión de ZP.

        Pero ese centro sociológico, por muchas milongas que nos hayan contado, puede ser decisivo en otros contextos electorales pero no ahora.

      • Guillermo B. dice:

        >>> La batalla por el centro la tiene ganadísima el PSOE. De lo poquíto que sale en claro de las encuestas del CIS u otras. El votante switcher, el que busca “lo razonable”, lo estable, lo poco radical, y suele saltar entre partidos de centro derecha y centro izquierda, ese votante, es el que está ahora mismo en sintonía con Rubalcaba, ya que se ha llevado un susto con las medidas del PP.

        Ya veo, ya veo… es lo que en Galicia se ha demostrado claramente…

        Te cito anteriormente

        >>> Un Gobierno puede tener las mayorías absolutas que quiera pero eso no justifica que no pueda haber mayorías sociales que confronten con dureza sus políticas

        Yo soy de ciencias, que se decía antes, Iñaki… Ese concepto de “mayorías sociales” me supera. ¿Cómo se miden? ¿Por manifestaciones en la Vía Layetana? ¿Por ver quién grita más? ¿Por seguidores en Twitter? Yo entiendo de mayorías cuando se cuenta algo sobre un total, cuando todo el mundo tiene las mismas oportunidades y motivaciones para hacer algo. Si gente (unos cuandos, muchos) protestando o agrupándose en plazas de España el 15-M fueron una “mayoría social”, cuando muchísimos otros (ordenes de magnitud) no lo hicieron, por las mismas los millones que acuden a misa un Domingo lo son, ya que aparentemente otros no se posicionan en contra.

        Creo que tenemos un problema de fondo, de terminología, tú y yo…

      • Iñaki dice:

        Mentira. No tenemos ningún problema de terminología. El único problema es que se interpretan cosas que no he querido decir en absoluto (ya pasó con el post sobre el 25-S)…

        Yo soy un absoluto talibán de la ciencia. Y no, el 15-M, el 25-M o la gente que va a misa no son MAYORÍA SOCIAL. Son una expresión multitudinaria de descontento social o de fe religiosa, nada más. Lo mismo que los votos al PP o cualquier otro partido que saque muchos millones de votos tampoco tiene por qué ser una mayoría social: circula por ahí una imagen totalmente demagógica (https://fbcdn-sphotos-d-a.akamaihd.net/hphotos-ak-prn1/560623_342448702518942_1157467335_n.jpg) pero con bastante sentido: Una mayoría social (72,5%) NO ha apoyado a Núñez Feijóo y su programa en Galicia. Es demagógico porque esa mayoría social tampoco ha apoyado otra cosa: son muchísimos menos les que han votado PSOE o AGE o BNG y solo son unos pocos más los que se han abstenido, que tampoco han apoyado nada en concreto. Pero no deja de ser cierto que solo el 27,5% de la población ha votado a favor de unas medidas que van a gobernar a todos.

        “Te jodes, haber votado una lista unitaria con un programa diferente que se hubiera llevado más votos que Feijóo”. Pues sí, y en esas estamos: en construir nuevas mayorías de confrontación al ideario neoliberal. Que es de lo que hablo siempre pero parece que nunca se me entiende. Hay que discernir la descripción de la proposición. No soy tan tonto de pensar que somos una mayoría los que queremos “derribar el régimen”. Lo que defiendo son propuestas para lograr esa mayoría. Manía de sociólogos/politólogos, siempre pensando en términos de tendencia, de dinámica, de proceso. Porque la realidad social nunca es estática.

        ¿Qué es lo que se ha demostrado en Galicia? ¿Que hay más gente de derechas que de izquierdas? ¿Qué tiene que ver con lo que he dicho?

  2. Pingback: ¿La segunda nota de suicidio más larga de la Historia?

  3. Guillermo B. dice:

    >>> AGE asomando el hocico

    Dios, mío, Iñaki, por una vez en la vida estoy de acuerdo con una expresión que has usado, nada más preciso que “asomar el hocico” (bueno, “quizás asomar la pezuña”…)

    • Iñaki dice:

      Enseñar la patita también vale

    • Iñaki dice:

      Lo de las estructuras políticas austeritarias no lo vas a comentar? Joer macho, me dejas muy frío. ¿Y lo de que Tony Blair se inspiró en Felipe González? Hay gente que se rasga las vestiduras con eso, pensé que serías uno de ellos.

      Sobre lo que he dicho de que el programa de Foot era socialdemócrata, supongo que te estás currando la respuesta… ;-)

      • Guillermo B. dice:

        No te sobreestimes, que no es para tanto… Originalidades del montón, juegos de palabras… Me ha gustado el concepto “supresión de la propiedad privada productiva”, ya que no sé si a resultas de su negación, se aplicaría esta en todos sus términos, llegando a la “propiedad colectiva improductiva”….

        ¿Blair era el señor ese que salía en la peli de “La Reina”? Tenía pinta de majo, una especie de Mr. Bean en jovencillo…

      • Iñaki dice:

        Me temo que es usted el que me sobreestima al ver “originalidades” (del montón) y “juegos de palabras”…

        ¿Cómo ves lo de las fotos de líderes estando de acuerdo en que es MALO respirar?

      • Guillermo B. dice:

        Pues conteniendo la respiración, la verdad…

  4. Guillermo B. dice:

    A ver, Alberto, que no me entero de tu tesis, y así difícilmente puedo construir una antítesis…

    Si uno se pone mirando a Oriente, se radicaliza y pide la nacionalización de los puestos de Fish and Chips, malo, suicidio.
    Si uno entra en el acuerdo, negocia, coopera, antepone intereses generales a los partidistas, malo también, suicidio.
    Claro que a lo mejor la duda está en que mi interpretación de la foto de marras, como burdamente he expresado ahora, no coincide con la tuya. Que lo que yo veo como responsabilidad política, tú lo ves como bajada de pantalones en aras de una lucha intestina… Y así no creo que sintonicemos.

    En general, creo que las fotos de líderes estando de acuerdo son más que positivas, si el partido 1 dice que es bueno respirar, no por ello habrá que adoptar posturas contrarias por principio. Por otro lado, es cierto que tanto PP como PSOE han buscado siempre moverse de sus terrenos a uno u otro lado para robar y arañar a su derecha (centro) o izquierda… Que lo hagan en los momentos adecuados y con los resultados requeridos es otra cosa…

    • Como le decía más arriba a Iñaki, sin entra a valorar ni el pacto ni el programa de Foot, si uno se radicaliza cuando sus votantes son moderados, malo, suicidio. Si uno se arrima al PP cuando sus votantes le piden oposición, malo, suicidio. Malo y suicida para sus respectivos partidos, que es de lo que estoy hablando ahora. Como el objetivo de los partidos es ganar elecciones, ofrecer limonada cuando tus votantes quieren churros suele ser mala idea. Ahora bien, admito que puedo estar equivocándome al interpretar la posición del electorado socialista (aunque creo que no) pero para comprobarlo tendremos que esperar un tiempo.

      Sobre los pactos y tal, admito que no creo mucho en la bondad de los mismos, aunque reconozco que en determinadas circunstacias (inestabilidad política, gobiernos en minoria, para temas concretos…) pueden ser positivos. Como no se da ninguna de estas circunstacias, me parece que nos lo podíamos haber ahorrado, a no ser que, como se rumorea, fuera imprescindible su firma para conseguir que la Junta cobrara esos milloncillos de la herencia/donanción.

      Un saludo.

      • Guillermo B. dice:

        Jodo, vaya canto al pragmatismo, Alberto… ¡¡¡ Quién lo diría !!! Es decir, el fin justifica los medios, y si mis votantes me piden poner todos los días Sálvame en TV, 200 días de vacaciones garantizados por ley, y que el estado pague las hipotecas, pues eso es lo que me toca defender, que lo que uno quiere es poltrona…

        Hombre, siendo realistas fuera del poder es difícil implementar nada, ergo alcanzarlo habrá de ser el primer paso. Pero si asumo tus postulados, entonces el señor Rajoy hizo muy bien, engatusó a sus votantes de centro derecha prometiendo que no habría grandes reformas, logró el poder, y luego se puso a la tarea de hacer lo que realmente consideraba que había que hacer…

        Como te he dicho antes, disiento del sentimiento de que lo que pidan los votantes socialistas hoy por hoy sea hacer oposición, hemos visto el ejemplo en Galicia, y puestos a pedir eso, votan a Beirás o a otros…

  5. Pingback: ¡Ay, Manolete! (y II) « Los 4 palos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.104 seguidores

%d personas les gusta esto: