Del barco de Chanquete…

Hoy voy a hablar de nosotros. Del blog. De Los 4 Palos. Me veo casi en la obligación de aclarar ciertas cosas que parece ser no están claras del todo y llevo ya tiempo pensado en tocar pero por unas razones u otras no hago. Y es que ya sabéis lo que dicen de que “no hay más ciego que el que no quiere ver…”. Lo explico y seguro que lo entendemos todos… Bueno, alguno habrá que no pero seguramente no será culpa suya sino mía por no explicarme bien…
Llevamos más de un año con este proyecto abulense entre manos. Ésta que escribo es la entrada número 300 de este rincón. 2.114 comentarios recibidos hasta este momento con más de 86.500 visitas. Creo que para tratarse de un blog local y referente a una ciudad y provincia pequeñas como las nuestras, no son malos números pero en ningún caso son los números lo que nos mueven… Nuestro afán, como ya dijimos en su día, no es otro que el de generar debate, dar públicamente nuestra opinión y leer las vuestras para intentar, entre todos, sacar ideas y acercar posturas con los que puedan pensar diferente que nosotros. Como habréis podido comprobar, todas nuestras entradas van debidamente firmadas con nuestro nombre y apellido. En ningún momento, desde el origen del blog, hemos escondido nuestras identidades ya que, tras debate interno, nos convencimos de que era la manera de darle credibilidad a nuestras palabras, demostrando que detrás hay una persona real que no se esconde y que dice lo que cree y lo que quiere sin tapujos y sin esconderse… Y eso en un sitio como Ávila no es fácil.
Pero cuando decidimos dar la cara no pensamos en lo que podría venir después y nos hemos topado con situaciones dantescas que nos han llevado también a límites que no esperábamos. Quiero repetir que lo que aquí volcamos son nuestras opiniones personales en todo momento. Como personas normales que somos, cada uno tiene su ideología y su forma de pensar y cada uno se gana la vida, las habas, de la forma que puede o le dejan… Eso no significa que las viñetas de Illo sean la opinión de la empresa en la que trabaja o las de Alberto sean las del lugar en el que pasa los días ganando cuatro duros para intentar comer a diario… Y explico esto porque no sería la primera vez que algunos de nosotros, y no ha sido solo uno, recibimos presiones o, mejor dicho, “toques” de atención en nuestros trabajos por el hecho de querer ejercer nuestro derecho a expresarnos libremente.
A mí, por la parte que me toca, no me van a callar. Y en este caso hablo por mí y no por mis compañeros. No voy a pasar a ser otro títere más al servicio de unos pocos. De lo poco que me queda en este tiempo de recortes es la posibilidad de poder decir libremente lo que me de la gana y voy a seguir haciéndolo le moleste a quien le moleste siempre, claro está, lo siga haciendo desde el respeto y procurando no ofender a nadie, línea que creo que hemos seguido desde nuestro inicio hasta la fecha y que no dudo va a seguir siendo así. Somos conscientes de que cada día se nos tiene más en cuenta desde ciertos sectores de la ciudad y que puede que lleguemos a incomodar en algunos momentos pero creo que es parte del juego. Creo que no pasa nada porque se alcen voces discrepantes y porque se genere un poco de debate político-social en la ciudad. No tenemos la razón en todo lo que decimos, seguramente no la tengamos en casi nada, pero no vamos a dejar de ejercer nuestra opción de poder hacer llegar a la gente, viva o no en Ávila, la opinión que nos merecen las decisiones políticas de la ciudad, los actos culturales de la misma y cualquier otro asunto que creamos merece ser tratado. Y seguiremos, repito, haciéndolo desde el respeto, lo cual no incluye la falta de crítica y esperamos se respeten y sepan separarse nuestras vidas personales de las laborales y las opiniones que aquí vertemos de las que puedan salir de las empresas o lugares en los que desempeñamos nuestra labor profesional con el único objetivo de hacerlo lo mejor que sabemos y aprender un poco más cada día para intentar hacerlo un poco mejor.
Espero sepan disculpar este arranque que hoy me ha dado pero llegar a la oficina y enterarme de que mi jefe recibe llamadas telefónicas para que él dé explicaciones de lo que yo escribo en esta página no es un plato de gusto y si alguno de nuestros lectores, sea quien sea, no es capaz de discernir entre mi opinión personal y la de mis superiores prefiero que se dedique a leer el As y no Los 4 Palos. Seguro que en las interesantísimas páginas deportivas encontrarán útil información de la depresión de Cristiano Ronaldo que seguro les hará mejor que la humilde opinión de cuatro cinco locos que se preocupan por decir lo que opinan de lo que sucede en su ciudad. La ciudad en la que nacieron y crecieron, la ciudad que les gustaría ver prosperar, a pesar de que algunos no quieran que lo hagan.

16 Responses to Del barco de Chanquete…

  1. Pepe Herráez dice:

    Yo también soy Juan Luis Del Pozo.

  2. Yo también soy Juan Luis Del Pozo
    Yo también soy Pepe Herráez

  3. Santiago Lujan dice:

    Yo también soy Juan Luis del Pozo y 3 palos más

  4. Macanaz dice:

    yo soy una piedra pegada a los 4 palos

  5. Mariano Pérez dice:

    Yo también apoyo a los “cinco” locos.

  6. Leonesa dice:

    todo mi apoyo desde León, aquí también os leemos y valoramos un blog que se expresa libremente y no es una marioneta…

  7. Ana dice:

    Animo, que son pocos y cobardes…;-)

  8. Guillermo B. dice:

    Suerte, y como siempre, gracias por el espacio que brindáis… Y si me admites un consejo, no seáis tan conscientes de que se tenga en cuenta L4P en determinados sectores, no hay nada peor que empezar a escribir pensando en que a uno le están leyendo, y además, hay que empezar a minusvalorar la importancia de determinados sectores…

  9. supermon dice:

    Ánimo, chanquetes…

  10. Pues mucho ánimo. Que ya estamos bastante apaleados (valga la redundancia). Porque nos están dando mas de 4 palos…

    Valor y dignidad. Porque lo de evitar que algunos cobardes y/o imbéciles os toquen las narices es demasiado pedir. Hay gente que no da más de sí.

  11. José Angel G.A. dice:

    La libertad d expresión es una de las pocas cosas que nos quedan y este blog una de las pocas vías de escape para esta ciudad tan apegada a las normas caciquiles. Seguid así.

  12. Juan Luis del Pozo dice:

    Obligatorio agradeceros a todos los mensajes que dejáis a la entrada.
    Amigo Guillermo, gran consejo, te aseguro que lo tendré muy en cuenta para el futuro. No caerá en saco roto.
    Gracias a todos.

  13. ladyaccesibilidad dice:

    regusto amargo nos ha dejado el post , me sabe a achicoria

    obligatorio agraderos a vosotros una vez mas, que nos dejeis colarnos por esta ventana atraidos por el aroma del café hecho en casa :)

  14. Alonso dice:

    Ánimo y en lo que a mí me toca, encantado de la vida de que sigáis por este camino. Y si podemos hacer algo más para ayudar: pedidlo, que si se puede lo haremos.

    Saludos

  15. Fito dice:

    Ciudad de piedra, silencio y caciques

  16. Pingback: 12 meses, 12 entradas « Los 4 palos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.255 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: