Ni tributo ni nada que se le parezca…

Adolfo Cabrales “Fito”, es un músico bilbaino que comienza su carrera musical con el grupo de Rock’n’Roll “Platero y tú” a principios de los años 90 y que en 2000 pasa a capitanear un proyecto en solitario llamado Fito & Fitipaldis que comenzaba dos años antes con la edición de su primer disco llamado “A puerta cerrada”, una verdadera joya. Sabéis de quién hablo, ¿no? Ese hombre menudo, de gran nariz, poco pelo, gorra y una guitarra casi siempre entre los brazos. El jueves por la noche, anunciaban a bombo y platillo, se le rendía homenaje en el Episcopio, o eso nos contaron. Me imagino que se pretendía el efecto reclamo a anunciar que un grupo de músicos haría un tributo al de Bilbao y le acompañarían después músicos de segunda como el cantante de Taxi, no me preguntéis, o el de Guaraná… Sin comentarios. Lo cierto que el nombrar a Fito en los carteles era una muy buena llamada para conseguir que la gente llenase el Episcopio que, debo decir, estaba bastate animado en cuanto a número de personas allí presentes se refiere.

Todo era mentira. El tributo no era tal. Creo que las cosas hay que decirlas claras y que lo que se hizo no fue un tributo a nadie, fue un tío intentando cantar las canciones de… Que no es lo mismo. No soy yo mucho de zampar tributos a nadie pero recuerdo con cariño algunos de los que sí he visto. En especial me gustó mucho el que “La Leñera” hace del mítico grupo Leño y el que le sucedió en el escenario de la Multiusos que homenajeó a los grandes Pink Floid. Eso eran tributos… Trabajados, ensayados, cuidados los detalles, el sonido… Una verdadera delicia. Pero el espectáculo del jueves… Lamentable.

Si algo caracteriza a Fito & Fitipaldis desde sus orígenes es el toque que da a un grupo de Rock el desgarrado sonido de un saxofón. Los únicos que permanecen en la formación desde el inicio, desde 1998, son el propio Fito y Javier Alzola que es el saxofonista del mismo. Cuando oigo hablar de tributo me acerco al lugar pensando que al menos eso se respetaría. No concibo la música del bilbaino con su formación actual sin Javi soplando su saxo y dotando al grupo de un sonido único que pocos grupos buscan hoy en día. Es sin duda una de las pocas razones por las que aún hoy, tras un par de discos (los últimos) bastante decepcionantes sigo escuchado y dando oportunidades a Don Adolfo y al llegar a su tributo… Lo primero que vi era que no había saxofonista. Mal empezaban… No digo más.

Bueno sí… Digo que fue lamentable porque lo que nos anunciaban como un tributo eran en realidad 6 o 7 canciones medio mal cantadas. Empezando porque no se hizo, creo, una buena selección de temas y siguiendo porque el cantante se olvidaba la letra cada dos frases y que los músicos andaban muy justitos para tocar según qué canciones. Lo cierto es que algunas partes sí sonaban a Fito pero otras, la mayoría, no las reconocería ni el propio cantante si se hubiese dado una vuelta por allí… Si a eso le sumas un técnico de sonido que parecía sordo y no consiguió que el asunto sonase medianamente bien hasta el quinto o sexto tema la cosa se torna aún más triste.

La cosa supongo que es vender el éxito de afluencia al evento pero que haya mucha gente no siempre implica que la cosa salga bien. Tras el destrozo inicial que nos vendieron como tributo se sube al escenario el cantante de Guaraná. Los músicos eran los mismos pero interpretando las canciones de grupo en cuestión. Canción y media después atravesaba la puerta de salida sin mirar atrás y sin ninguna intención de volver para comprobar si el cantante de Taxi, que no sé ni lo que canta, lo hacía algo mejor…

La situación económica no da para más y es de agradecer un esfuerzo por traer algo que en principio prometía pero nos han intentado vender algo que no era y en ese sentido creo que nos han engañado a todos. Si me lo venden como “un tío cantando 7 canciones de Fito” voy con la idea clara y sin decepciones finales. Salí de allí con la sensación de que cualquier grupo de verbena de pueblo habría hecho mejores versiones que las que se escucharon. Lo que nos han querido vender terminó siendo más fiasco del esperado por las expectativas creadas denominando el evento de forma errónea desde el principio y eso no se hace.

Me despido quitándome la espinita y dejando aquí un vídeo de cuando Fito molaba. Tentado, muy tentado, de enlazar un tema de Los Platero pero decidiendo a última hora dejar la genial “Ojos de Serpiente” de su primer y espectacular disco. No estaba entre las canciones que intentaron interpretar el jueves pero de haberlo estado… Cómo se podría hacer esto sin ese saxo… ¡¡¡Por favor!!!

Que lo disfrutéis.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.312 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: