Ávila 1.7…

Recuerdo aquel comentario como si hubiese sido ayer y hace de él ya unos cuantos años. Salía de boca de una empresa madrileña que venía a una feria a Ávila. Se planteaban dar un obsequio a quien pasase por su puesto durante los días de exposición y la duda que tenían era, cuanto menos, curiosa y dice mucho de la imagen que se exporta de nuestra ciudad hacia el exterior. En concreto no tenían claro si merecía más la pena sortear una televisión plana o una consola Nintendo Wii entre los visitantes porque no sabían si la Wii había llegado a nuestra ciudad como lo hiciera meses antes a la capital de España. Debían pensar que mientras disfrutaban de los infantiloides juegos de la popular consola nosotros continuábamos saltando a la comba y jugando a los peones, quién sabe… Lo cierto que luego, los listos de la capital, no eran capaces de configurar un pincho USB de conexión a internet para su precioso y moderno portátil…

Cuento esto como simple anécdota pero convencido de que en algunos aspectos sí nos movemos más despacio que otras ciudades del país. Lo que vengo a contar hoy, de todas formas, es algo que, en cierto modo, me ha sorprendido. Vamos a ir centrando este post y vamos a dejar claro que hoy hablaré de comunicación 2.0. 

Algunos de los presentes, no todos, llevamos tiempo volcando nuestras tonterías, fotos, comentarios, chistes, enlaces interesantes en ese sitio de internet que se conoce como twitter. “Twitter está lleno de lo que tú quieras”, tú decides qué cuentas seguir ya sea porque son graciosas, enlazan a sitios de interés sobre una temática concreta o porque son afines a tu ideología política o por todo lo contrario… En twitter no necesitas el permiso de otro usuario, excepto en contadas cuentas protegidas (todo un atraso), para poder ver lo que escribe y creo que ahí radica la riqueza de esta red.

Esta semana la comienzo con el descubrimiento de dos nuevas cuentas en este sitio de microblogging. Lo de microblogging es por la simple razón de que en twitter puedes decir lo que quieras, de momento, pero ajustándolo siempre a una longitud de 140 caracteres. A lo que iba… El caso es que ya sabíamos de la presencia de cuentas de partidos políticos locales. UPyD, Izquierda Unida y el PSOE de Ávila llevan meses con sus cuentas activas unas veces con más movimiento que otras, en un afán de comunicarse directamente con la población, afán que surgió más o menos, a la altura de las citas electorales que tuvimos el año pasado. Yo, personalmente, echaba de menos cuentas institucionales para mantener a la población informada de las cosas que se llevan a cabo desde nuestro consistorio o desde la Diputación Provincial. Hace unos meses nos encontrábamos ya con la cuenta @Avila_Turismo, cuenta oficial para potenciar el turismo en nuestra ciudad, no en vano lleva la nueva imagen de Ávila de forma orgullosa como avatar… Pero seguía faltando algo… O eso me parecía. Hoy, cosas de la vida, descubro dos cuentas que he tenido que seguir casi sin dudarlo. Una de ellas es la de el portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ávila, don José Francisco Hernández Herrero (@jfcohdez). Esta cuenta, a pesar de estar activa desde el año pasado allá por el mes de septiembre, me ha decepcionado por dos razones. La primera por el poco contenido que tiene, apenas 15 tweets desde entonces y la segunda porque el avatar que tiene puesto es el que da por defecto twitter lo cual parece demostrar que no hay mucha voluntad de comunicar desde ella, cosa que lamento profundamente. La segunda de las cuentas vistas hoy es una del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ávila (@ppaytoavila). Ésta última se ha abierto en este mismo mes de julio concretamente el día 27 (hace 5 días) y ya gana en intenciones a la cuenta de su portavoz al contar con más publicaciones y con un avatar personalizado. Esperemos ver movimiento de verdad en ambas de ahora en adelante y que no tengan miedo a entrar a debatir con los ciudadanos las cosas que les inquieten. Pero respecto a esta cuenta debo poner un ‘pero’… Está bien que se haga una cuenta del Partido desde la que comunicar cosas del Ayuntamiento pero, opinión personal, no estaría de más otra cuenta oficial del propio Ayuntamiento que se dedicase a comunicar de forma institucional sin que aparezca el nombre del partido que gobierna. Una vía en la que enlazar sin partidismos a las últimas decisiones de la Junta de Gobierno Local, a los últimos convenios firmados con empresas, actos institucionales que se celebren en la ciudad o… quién sabe… algún post intersante de este estupendo blog… Una cuenta que se dedique a Ávila capital, a la información que aquí se sucede alejándose de colores polítcos. De esa forma y haciendo bien la labor, muchas de las cosas que se comunican desde @Ávila_Turismo pasarían a publicarse donde procede y así, ésta última, podría dedicarse de verdad a promocionar el turismo local y, quizá, ampliar el campo al ámbito provincial y no limitarse a los actos del Auditorio de San Francisco o el Episcopio que pueden tener un interés más concreto y enfocado a los ciudadanos de Ávila y no al turista que viene a visitarnos un sábado cualquiera…

Pero que esto lo digo yo con el único ánimo que Ávila, poco a poco, se sitúe en el mapa 2.0 nacional como se merece y con una buena y efectiva gestión que puede ser barata y efectiva si se hace con seriedad desde el principio y que, creo, nos hace falta más que respirar dados los deprimentes datos de paro, visitas, pernoctaciones y demás que nos llegan cada poco tiempo y que cada día nos pintan un futuro más negro… Veremos si de verdad la ciudad apuesta por una comunicación on-line adecuada y convertimos a Ávila 1.7 en Ávila 2.0. Quién sabe… Igual hasta llegamos al 2.3…

El sexto…millón

Este valle de lágrimas

Se acabó. Game over. Punto y final. Dispersense, aquí no ha pasado nada. Circulen.

La cosa está jodida, para qué engañarles. La bolsa va de descalabro en descalabro y la prima de cima de cima, salvo alivios transitorios. Del Paro mejor no hablar. El gobierno nacional y muchos autonómicos parecen pollos sin cabezas presas del pánico. El gobierno está más perdido que un pulpo en un garaje diseñado por Moneo, el presidente desaparecido y los ministros deseando estarlo. ¡Cuidado! ¡Una cortina de humo en forma de feto con deformaciones! ¡Precaución! ¡Una mamandurria! En Europa no nos hacen ni caso y llevados por la ceguera o la ideología muchos parecen dispuestos a empujarnos al abismo, o eso es al menos lo que piensan nuestros pollos sin… perdón, nuestros dirigentes. De la oposición no se puede esperar gran cosa. Hay gente que nace con estrella y otros que nacen estrellados. La calle se mueve pero en cualquier momento puede entrar de nuevo en modo vegano no practicante y al ritmo de la biodanza organizar batukadas contra la prima de riesgo y contra las ondas wifis. Los mismos siguen donde siempre y esta vez parece que aquello de cambiar para que todo permanezca no va a colar. Lo dicho, muy mala pinta.

Quizá aguantemos el verano, Draghi mediante, aunque los meses de agosto últimamente no parecen muy propicios para las cosas de la economía. Quizá aguantemos hasta el día de la hispanidad y podamos conmemorarlo a lo grande ¿Qué hay más propio de nuestro imperio que quebrar de vez en cuando? Quizá no lleguemos ni a final de mes, como tantas familias. Sea como fuere, parece que más pronto que tarde se nos vendrá el edificio encima y no nos quede más remedio que pedir un rescate, aunque lo llamemos de otra forma. ¿Hay alguna esperanza? Hombre, siempre queda alguna, pero ahora mismo no pondría mis cuartos sobre ese número. ¿Opciones? Sí, claro. La mala, la muy mala y la peor. Recesión durante un lustro, depresión durante una década o el abismo, un lugar con chiringitos de mil metros cuadrados a pie de una playa antes virgen donde los guiris venidos de europa compren con nuevas pesetas sangría aguada.

En el fondo, aunque duela decirlo, nos lo merecemos. Sí, de verdad. No me mire con esa cara. No, no le voy a decir que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Esa tontería se la inventó el mismo que se tocaba el pito pensando en el hada de la confianza mientras soñaba con austeridades expansivas. Y no creo que usted, bellísima persona, buen vecino, ciudadano ejemplar, ahorrador y del Betis manque pierda se lo merezca. Hablo del conjunto de nosotros, de la sociedad, de España como entidad, como destino universal, como valle de lágrimas.

Como muestra de nuestros problemas estructurales un botón. ¿A quién votó en las últimas elecciones? Podía usted elegir entre el tipo que perdió dos veces contra el – en teoría – peor presidente de la historia de España, el vicepresidente del mismo, la señora que perdió contra él una elección interna cuando todavía no era nadie –  y que enfadada fundó su propio partido para enfadarse contra el mundo – o a Cayo Lara, un argumento contra si mismo. Si usted considera que lo de Zapatero no fue tan grave y que es injusto que todo gire en torno a él, le vuelvo a dar opciones. Podía usted elegir entre el tipo que mentía hasta cuando daba la hora, el hombre del no-cambio, la mujer del cambio perpetuo de chaqueta o a Cayo Lara. ¿No votó? Peor aún, en medio de la mayor crisis que ha vivido recientemente este país usted decidió quedarse en casa pasando la resaca o sacándose pelusas del ombligo.

¿Y qué hacemos? Pues no lo sé, pero parece evidente que tenemos un problema con nuestros líderes. Con los nacionales, los regionales, los locales y los de los barrios, si me apuran. Ecociudades contra lo de siempre ofrecido por los de siempre. Los de rosa sin Rosa. Los últimos mohícanos. Pocas soluciones. Cuarto y mitad de consenso, dicen ahora los que antes querían que se hundiese el país para poder rescatarlo ellos. Consenso con sus ideas, supongo, comulgar con ruedas de molino. Valientes truhanes. Planes de empleo, libertad de horarios, una gran superficie donde Cristo perdió la boina, el futuro en una caja de yemas. Un pacto, gritan los que han encontrado su ideología en la chaqueta de pana que usan únicamente cuando son oposición, guiados por el viejo estadista desde su torre de marfil, lo cual, sinceramente me parece más malo que bueno. Yo soy la voz del pueblo contra los políticos profesionales, dice la más profesional de las políticas. Bancos públicos, Cajas públicas, unicornios públicos, leen entrecortados los nuevos portavoces mientras unos asientos más atrás sonrie agrio el diputado por Asturias, decimonoveno portavoz.

Enfermos colapsando los pasillos de los hospitales, pruebas urgentes programadas para el próximo semestre. Escuelas cerradas por falta de fondos. Edificios vacíos por falta de previsión, aeropuertos sin aviones, laboratorios sin científicos, ocupados en ganar algo de dinero en concursos de televisión para poder pagar los microscopios. Ancianos obligados a pagar por medicamentos con la promesa de que en unos meses les devolverán parte de lo pagado. Más impuestos para menos servicios. No lo llames estafa, llamalo ajuste de criterios contables. Comunidades autónomas pidiendo no-rescates a fondos de liquidez que solo tienen una parte del dinero comprometido, el que les adelanta loterias del Estado. Seguro que le vuelve a tocar a Fabra, o a su hija, nunca se sabe. Y los mercaderes, mientras tanto, contando moneda de oro tras moneda de oro.

Ay España, más madrastra que madre, más drama que comedia. Más del 98 que de la ILE. Siempre merodeando por el sendero más escarpado junto al abismo más profundo.

Pero no me hagan caso, todos tenemos un mal día. Mañana seguramente salga el sol tras las montañas. Serán las vacaciones.

¿Qué le debo?

El lunes 22 julio se movía por la red, en concreto por ese rincón llamado twitter, un tweet que rezaba: ¡Los 999 Ayuntamiento más endeudados de España! Acompañaba al texto este enlace que lleva a una extensa tabla en la que aparecen las cantidades que deben los Ayuntamiento españoles. La tabla, como no puede ser de otra forma, está encabezada por la capital, Madrid, y echando un vistazo rápido, podemos descubrir que aparece Ávila, nuestra bonita ciudad, en un más que dudoso puesto 81. Y digo más que dudoso porque dicha tabla puede dar lugar a equivocaciones. Si os fijáis en ella, no es más que un listado con el nombre de la ciudad o pueblo y con una cantidad de euros al lado. Esto me llevó a pensar en un detalle… Supongamos por un momento que la deuda de Ávila fuera de 10 millones de euros y la de Madrid también. Aparecerían una detrás de otra en el rankin pero no significaría lo mismo dado que Madrid tiene muchísima más población que Ávila y eso dejaría a nuestra ciudad en muy mala situación. Creo que el factor demográfico debe ser tenido muy en cuenta por lo que me ha dado por desempolvar la calculadora y ver la relación real entre el número de habitantes de algunas poblaciones y la deuda que tienen para saber cuánto dinero tendría que pagar cada uno de ellos si ése fuese el procedimiento para acabar con la deuda municipal en cada uno de los casos.

Tomando como buenos los datos de la tabla en cuanto a deudas municipales se refiere y los datos de población que aparecen en Wikipedia de cada una de las localidades y teniendo en cuenta que en ambos casos son datos al cierre de 2011 podemos sacar algunas jugosas conclusiones que paso a detallar.

Ávila cuenta con una población de 59.008 habitantes y una deuda de 46.334.000 euros. Dividiendo como procede, podemos concluir que cada uno de los habitantes de la ciudad, independientemente de la edad, sexo, situación y demás… tendría que hacer una aportación a las arcas municipales de 785,22 euros. Una vez recaudada la aportación nuestra deuda quedaría reducida a cero. Aplicando esta misma regla al resto de ciudades podemos comprobar que Madrid, a pesar de aparecer la primera en la lista, está bastante mejor que Ceuta que aparece en la posición novena. Mientras en la capital de España tendría que aportar cada habitante una cantidad de 1.944,20 euros para dejar la deuda a cero, en la ciudad autónoma esa cantidad ascendería hasta los 2.514,46 euros. Hablamos de 570,26 euros de diferencia por habitante.  Haciendo lo mismo con las 10 primeras ciudades de la lista nos encontramos que en Barcelona bastaría con pedirle a cada ciudadano la cantidad de 674,76 euros. Sí, amigos, menos que en Ávila, exactamente 110,46 euros menos cada una de las personas que habitan están censadas en la Ciudad Condal. Y así podemos ver que los problemas de Valencia se solucionarían con 1.110,48 euros por persona, los de Zaragoza con 1.121,94, Málaga 1.329,86…

Pero vamos a centrarnos en los datos regionales por aquello de que este blog es del terruño y por eso otro de no aburrir… La primera ciudad que vemos en la lista es Valladolid que aparece en la décima posición. Cuenta con una deuda de casi 205 millones de euros pero, por mucho que pueda parecer, están mejor que nosotros. Solucionarían sus problemas con 653,71 euros por cabeza. La clasificación regional definitiva en cuanto a aportaciones por habitante se refiere quedaría de la siguiente forma:
1.- Salamanca: 875,32 €/per. -
2.- Burgos: 821,78 €/per. -
3.- Ávila: 785,22 €/per. -
4.- León: 668,01 €/per. -
5.- Valladolid: 653,71 €/per. -
6.- Soria: 544,67 €/per. -
7.- Segovia: 423,37 €/per. -
8.- Palencia: 386,50 €/per. -
9.- Zamora: 295,75 €/per. -

Con esto queda una cosa clara y es que Ávila, una de las ciudades más pequeñas de la comunidad, ha generado bastante más deuda que 6 de las capitales sólo superada por Salamanca y Burgos. No sé muy bien en qué lugar deja eso a esta ciudad cuando además tenemos el record regional en cuanto a cifra de parados se refiere, lo que sí tengo claro, y espero que ustedes no lo duden, es que nuestros problemas se solucionarán con los actuales dirigentes municipales ya que, como todo el mundo sabe, la culpa de nuestros problemas se debe a la herencia recibida.

El fin del españolito (o el de todos)

No es un lunes de los de maripositas y rayos de sol; más bien veo mosquitos y llamas poco purificadoras. Aquí estamos una semana más el país de los funambulistas del alambre retuiteando primas de riesgo . Decir que la clase política es el principal problema del país es ya una redundancia y es un concepto incompleto. La culpa es del españolito que ha sustentado el tinglao: yo mismo y usted. Aunque haya españolitos y españolitos, como hay políticos y políticos, claro.

Lo del españolito me lo definió muy bien hace un par de años el ferroviario Alberto. Le cito:

¿Quién consume masivamente telebasura? El Españolito ¿Quién le paga los vicios a la Esteban? El Españolito. ¿Quien dejó el colegio con 16 años para poner ladrillos, se compró un BMW a plazos con la primera paga y ahora debe un riñón y una retina al Banco? El Españolito. ¿Quién ha creado a los Ninis? El Españolito ¿Quién ha conseguido, con su esfuerzo, que seamos un país de pandereta?

___

La apatía ha matado la osadía. Yo iba a escribir algo partiendo de esa idea…que tampoco es nueva. Se le sube el Iva al autónomo, al creador. No es país para chuches. Uno tiene la sensación de que acaba volviendo sobre los mismos pasos y titulares. En estas vacaciones, hablando con los que ahora normalmente tengo lejos, he percibido un alarmante “virgencita que me quede como estoy”. Hay un cierre de filas, lo cual por una parte está bien pero por otra nos define como una telaraña que se va pudriendo. Desde lo individual a lo colectivo. Busco otros aires y me encuentro una ilusión exterminada. Nos ha cambiado esta mierda, sí. La incertidumbre se toca en cada resoplido, en cada cara que coge un periódico.

Lola aguanta demasiadas chapas. Y casi ninguna buena.

Hay algo de belleza no obstante en que caiga el reino de la mentira. Que se sepa que el rey estaba desnudo. O mejor dicho…bien vestido, cazando y en compañías de lujo. Zarpando a toda vela. La historia nos ha enseñado que ni siquiera cortar cabezas garantiza nada. Tal vez habría que explotar el Club Bilderberg entero.

Mientras existan paraisos fiscales, suizas, gibraltar, impunidad varia…cambiarán los trincones pero resistirá el escenario. Las portadas del Hola siempre resisten.

No hay plan. España necesita patriotas. De los de verdad, no banderitas en los balcones o salvapatrias vociferantes e insultones en los estadios. Digo patriotas de pensar en clave país, en bien común. Que a lo mejor lo patriota es dejar ir al que no quiera estar o elevar el proyecto común a instancias más altas.

Yo me declaro republicano, federalista, iberista convencido. Europeísta por elevación. No más burocracia sino menos ranciedad, valga la palabreja.

¿Optimista? Entre cero y nada. Lo que Schäuble me deja. Desnudos (¡qué vencimientos!). Lo único bueno es que si esto es un domino, la pieza nuestra es grande. Y a la que arrastramos también.

Jodo Fukuyama. Matame camión. Lo clavaste, colega.

Ya tenemos decathlon

Ávila dijo NO

No voy a ponerme en plan tremendista, no creo que dijera nada que no se sepa ya. Lo cierto es que la gente está empezando a cansarse de pagar los errores de otros, de ser ellos los que soporten con sus pequeños sueldos y sus grandes impuestos los agujeros negros del sector financiero. Agujeros que han sido generados por los malos gestores de los bancos y cajas nacionales. Y es que el rescate que nos conceden desde la Unión Europea, en condiciones muy ventajosas y sin contraprestaciones parece ser que no va a ser tan bueno como nos vendían. Recortes Ajustes, recortes ajustes y más recortes ajustes para reducir el décifit y volver a generar empleo y confianza… Aunque de momento parece que ni una cosa ni la otra… Ya saben.

El jueves 19 de julio,  estarán al tanto, se celebraba en Ávila, al igual que en otras muchas ciudades de España, una manifestación en contra de todos esos recortes ajustes que nos están imponiendo. Una de las manifestaciones, por cierto, más multitudinaria de todas cuantas recuerdo en esta ciudad. Echando la vista atrás y remontándonos al año 2004 cuando toda España, nosotros también, salimos a protestar contra la guerra de Iraq es cuando encuentro un referente de concentración ciudadana más numeroso que el que presencié el jueves. Cierto es que la cifra oficial que daban fuentes del Ayuntamiento era de unas 5.100 personas, cifra que se me antoja demasiado baja, y que la cifra ofrecida por los sindicatos convocantes, que hablaban de más de 10.000 quizá sea algo alta. Sinceramente, y esto ya lo digo yo y no una fuente oficial, considero que si hablamos de unas 8.000 almas manifestándose podemos estar bastante cerca de la realidad y creo que para nuestra ciudad, de cierta tendencia al Partido Popular (por si no lo sabíais) conseguir esa cifra es casi para celebrarlo.

Resulta que allí había gente de todos los sectores. Parados, por supuesto que tenemos muchos, policías, profesores, bomberos, jubilados, gente acompañada de sus hijos reclamando para ellos un futuro mejor… Y la manifestación transcurrió sin incidentes reseñables más allá de un pequeño grupo de exaltados que se encaraban con el Secretario General de UGT cuando, tras acabar la manifestación, pretendían seguir cortando el tráfico en algunos puntos de la ciudad y apareció éste para pedirles que no molestaran y comunicarles que la manifestación había terminado. Fue ese momento en el que un pequeño grupo de personas, poco contentos con la pacífica actitud de Luis Sánchez y con ganas de armar un poco más de ruido, le increparon expresando, de forma poco cordial, su malestar e indignación a lo que Luis, lejos de caer en provocaciones y no queriendo dar lugar a incidentes mayores hizo oídos sordos y se retiró a tiempo antes de que la cosa fuese a más. Manifestación, por todo lo demás, pacífica en la que la ciudadanía expresó su negativa a pasar con el aro en el asunto de los recortes ajustes.

En la calle Hornos Caleros, a la altura de la Subdelegación del Gobierno, había instalado un pequeño escenario al que subieron los máximos representantes de los sindicatos. Era el momento de soltar las charletas y los discursos. Charletas y discursos que no se salieron ni una coma de lo que llevamos escuchando varios días y en los que apenas se aportaron datos locales, de aquí, de Ávila. Algún Secretario General, algo nervioso al comenzar a hablar, traicionado por eso que llaman el ‘miedo escénico’ tuvo algún desliz al intentar animar a la gente a corear alguna de las consignas típicas de estos eventos y otro de ellos acabó notáblemente afónico tras la cuarta parte de su intervención. Por lo demás, como decía, nada fuera del guión que esperábamos. Lo cierto que Ávila habló y ya es difícil que en Ávila se junten tantas voces en una. Ávila habló y dijo un rotundo NO a los recortes ajustes que nos quieren imponer.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.213 seguidores

%d personas les gusta esto: