3 en 1. Sólo si tú quieres…

En Twitter se define como “periodista, músico y deportista”. Un chico completito nuestro colaborador de hoy. Jesús Barros nos habla sobre I Triatlón Ciudad de Ávila y sobre el club que se ha creado en Ávila. Nuevos pasos para hacer una ciudad más viva. Para los que, como Jesús, os animéis a participar, aquí se os cuenta cómo.

————–

Según cuentan muchos de los que quieren explicar de donde viene el triatlón, en 1978 los Marines americanos, que en estos de sacar la lengua a pasear son muy duchos, tenían sus dudas sobre qué prueba deportiva era la más dura. Unos apostaban por las travesías a nado en mar abierto, otros por las pruebas ciclistas de gran kilometraje y había otros que defendían que los maratones era lo más exigente a lo que podía hacer frente una persona.

La verdad es que lo siguiente tiene pinta de ser una bravuconada de tabernáculo de ejército con tintes de americanada. Y lo es. La armada yanqui organizó para los más valientes de sus soldados un regalito consistente en completar tres sectores: uno de cuatro kilómetros de natación al que seguirían 180 kilómetros pedaleando y 42 corriendo. El consuelo fue que se celebró en el paradisíaco entorno de Hawai.

Esta es la historia del triatlón moderno, pero los documentos ya fechan acontecimientos de este tipo por ejemplo en Francia a principios del siglo XX. Con el tiempo, este deporte se institucionaliza, se consolida y adapta sus distancias a metas más asumibles por el común de los mortales.

Hay que desmitificar; El triatlón se ha convertido en un estilo de vida y no hace falta ser  un “cartujo” del deporte para disfrutar algo que desde fuera parece de superhombres pero que en realidad lo llevan a cabo estudiantes, trabajadores, profesores, periodistas, bomberos, biólogos, joyeros y ahora también… parados.

Muchos de nosotros hemos llegado aquí después de alguna lesión. Si eres corredor y el médico te ha dicho que nada de gastar zapatilla te buscas la vida para montar en bici y no subirte por las paredes de casa. Y total… una vez que comienzas a entrenar sobre las dos ruedas y vuelves a poder correr… vamos a probar con la natación. Lo malo es que somos gente de castilla. Ahora cualquiera lleva a sus niños a natación, antes cuando éramos pequeños, la única agua que veíamos era en verano en la piscina del pueblo o alguna charca. Por eso se nos atraganta esta parte. Porque ya cerca de los 30 descubrimos que nos sabemos nadar.

Y llega un momento en el que entrenas, y entrenas mucho, y entrenas sólo. Y notas que no mejoras. Y quieres tener a alguien a tu lado que tire de ti. Y en ese caminar por el desierto te enteras que hay en Ávila más tarados de la cabeza como tú. De esos que se levantan, como tú a las siete para ir en bici; de los que desprecian el rato de sofá de después de comer por estar en la piscina o de los que, como tú, escuchan música mientras corren viendo la muralla iluminada cuando pasan de las once de la noche.

Después de algunos años, nos hemos vestido con los monos de competición de Madrid, Segovia, o Salamanca y llega la hora de llevar un ÁVILA muy grande en el pecho. Es la ciudad que te mira cuando entrenas y la que te recibe cuando llegas con las piernas rotas después de cuatro horas encima de la bici.

Entrenamiento en Fuentes Claras (foto de @triatlonavila).

El sábado el club debuta como grupo y como organizador en el I Triatlón Ciudad de Ávila. Para muchos de los socios será la primera vez que se inscriben a un Triatlón y aunque las distancias son asequibles, seguro que lo viven como la prueba más ambiciosa y emotiva que existe.

Todo el mundo ha nadado 300 metros cada tarde verano. 8 kilómetros con la bici es como bajar a El Soto y subir desde casa. Y 2 kilómetros corriendo… pues eso.

Es una carrera de promoción y está hecha para que la gente como tú, que le pica la curiosidad se lance a la piscina, o al embalse. Yo me lancé hace ahora dos años. No te quedes con las ganas…

A lo mejor, para engancharte no hace falta que corras este fin de semana. A lo mejor te basta con bajar a Fuentes Claras el sábado a las cinco.

Sé que mi mentor en Los Cuatro Palos, Pablo Garcinuño, ya tiene la mosca detrás de la oreja.

2 Responses to 3 en 1. Sólo si tú quieres…

  1. atleta says:

    seguro que se van a meter en el agua de fuentes claras?
    qué se han metido ya? seguro que no es insalubre?

  2. Este año no ha podido ser, Jesús, pero al próximo no dejo pasar la ocasión de darme ese bañito en Fuentes Claras. Felicidades por lo bien que salió todo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: