Peregrinos al trote

Menos es más, a veces. Incluso me atrevería a decir que de las situaciones difíciles, de estos tiempos de recortes extremos, pueden salir buenas ideas aunque sean forzadas. Es el caso de la tradicional carrera que cada año organiza la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Ávila entre Narrillos de San Leonardo y Gotarrendura. Para evitar un coste realmente excesivo en una época en la que las ayudas escasean, este colectivo decidió eliminar el carácter competitivo de la prueba. Entre otras medidas de ahorro, eso significó que no hubo premios para los primeros (aunque se sortearon regalos para todos, donados por distintos comercios abulenses), ni clasificación, ni toma de tiempos.

La idea me parece brillante, al igual que el lema que este año adornó la prueba “Correr por correr”. Que lo diga yo, que formé parte, de principio a fin, del vagón de cola de la carrera, puede parecer ventajista (me viene de perlas que no haya clasificación oficial ni otro tipo de pruebas que dejen mi valía deportiva al descubierto). Sin embargo, por lo que pude ver durante el pasado día 10 de junio, eran muchos los que estaban encantados de pasar una bonita mañana de domingo practicando deporte por el simple placer de hacerlo. O por el afán de superarse a uno mismo. En un mundo tan competitivo, este tipo de actitudes salen de ojo y, en mi caso, es una de las características que más me atraen de las carreras populares. No hay rivales, tú. “Semos” todos compañeros. Y en esto podemos dar lecciones a muchos deportistas de élite.

(Foto de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Ávila)

Fue la primera vez que realizaba esta prueba, antes llamada de las Tres Leguas Castellanas, pero espero repetir en próximas ediciones. No me importa que a partir del kilómetros 12 las rodillas empezaran a quejarse, ni que del 15 hasta el final notara un dolor cansino en las plantas de los pies. El recorrido está compuesto por una de las etapas del Camino de Santiago a su paso por Ávila, todo por caminos y con zonas de auténtica belleza.

A esto hay que añadir el calor y hospitalidad que, desde el primer minuto, ofrecen los miembros de la asociación. Por esto y por muchas cosas más que han hecho en los últimos años (albergues de peregrinos, señalización total del camino, actividades de todo tipo, etc.), se merecen el reconocimiento de todos los abulenses. Han sabido revivir, a base de esfuerzo y trabajo, un Camino de Santiago olvidado por estas tierras, hasta el punto de convertirlo en una auténtica herramienta para dar vida al mundo rural.

————————————–

PD: Dejaron a esto ‘palo’ solo ante el peligro. Ni el viñetista de este blog se animó a arrimar el hombro. Cobardes…

One Response to Peregrinos al trote

  1. Servidor está teniendo una etapa Prosinecki pero volveré a las leguas. Submarinas si hacen falta.

    Quien me ha visto y quien me ve(rne)

    Pd: Abrazo a todos los participantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: