El cafetico del paisano

“No pongais a un gafe en vuestra vida porque se contagia. En lugar de estudiar a los que están amargados, estudiad a los felices” (Emilio Duró)

Entro a la tasquita y abro “El Norte de Castilla”. Pongamos que hablo de un bareto de los de toda la vida entre San Antonio y La Cacharra.  Sin tantos obreros ya pero sin duda perenne lugar de alta alcurnia: el mediodía aún queda lejos y los botellines de Mahou ya se han hecho fuertes en la barra. El curtido camarero examina rápidamente a este fulano escribiente, una novedad en el paisaje del bar. Hablamos de fútbol, mujeres o el tiempo – ahora no recuerdo – y me sirve su mejor croqueta. “La hacemos aquí, de la casa”. Engullo el producto y sonríe satisfecho. Me he ganado al posadero.

Verán…los periodistas hemos perdido realidad. Nos hemos acostumbrados a saraos, presentaciones, mesas de sonido. Culocarpetas. Hemos perdido ambición y hemos perdido felicidad. Nos hemos burocratizado.

Está mejor visto el periodista que tiene el pc encendido y está pendiente de las redes sociales – yo mismo – que el que desaparece de redacción, habla, indaga, descubre cosas, busca temas. No existe o está en extinción, búsqueda y captura.  Todos llevamos una oficina encima en el teléfono y eso cambia las reglas pero no nos exime de ser culpables: hemos perdido espontaneidad, realidad. Somos robots que siguen los algoritmos marcados. Por eso intento huir de vez en cuando y entrar a un bar. Uno perdido, siempre uno distinto, diferente. Olfatear ese mundo real que no sale mucho en la prensa.

Se me acaba el tiempo del café y acudo a una presentación:

“La sinergia de la comercialización de la internacionalización de la colaboración público-privada”

A lo que Alber me responde en Twitter…

“Eso no funciona si no aprovechas las sinergias inherentes a todo proceso convergente, está claro #veoysubolaapuesta””

Cierro los ojos e intento frenar mi intento de ponerme a gritar, berrear y sollozar.  No hay manera. Sigue habiendo importantes reductos de políticos que piensan que un discurso tiene más contenido cuanto más largo es.  Esos que no escapan a la tentación de la palabra rimbombante. y eluden llamar al pan pan y al vino vino.

Y ahí donde las tapas llevan pan y el tinto es de la casa no son tontos y no compran la vaina.  Reivindico al político que habla claro y acepta preguntas estoicamente, como un profesional del servicio público. Los hay y son admirables.

Pero ¡ojo! El problema no es sólo del político. En Ávila en particular es difícil no estar siempre midiéndose. Es muy complicado decir con tranquilidad lo que realmente piensas porque es posible que le perjudique a alguien que quieres.

Más aún si hay que lidiar con el delicado honor de algunos prebostes. O peor aún…a veces es más delicado el honor de sus aduladores y cortesanos, que ahí también habitan dinosaurios de complicado diente

Pero he venido hoy aquí a hacer algo diferente. He venido a abrir las ventanas. He venido a reivindicar el optimismo y escapar de los gafes (lean el enlace de arriba de Emilio Duró). He venido incluso a reivindicar las divagaciones dispersas y poco corrientes aunque alguien piense que esto es una lechuga sin ingredientes y me lo afee.

“Sonrisa” by @vmeneses

He decidido aprovechar los días energéticos. Esos días que te levantas con ganas de hacer cosas. Todo te bienhumora. Inténtelo como terapia: Sonreir toda la mañana es una revolución. Me estoy poniendo muy Coelho pero olviden esa apariencia. Uno no está a salvo de ir al paro. Todos tragamos sapos y culebrillas. Y no crean que es fácil, que aparte de cenizos también hay ceniza pura, gente requemada que te hace entrar en combustión.

Encontrar de nuevo la motivación perdida es mi gran objetivo de primavera. No soy el que fui y lo veo en mis becarios. Lo veo en mi modo de actuar con ellos, en que me cuesta ponerme a explicar cosas, arriesgar, incluso hasta salir de cañas o ir a la tasquita de La Toledana.  Es cosa mía pero también del entorno: hay una guerra de hombros caídos.

Verán amigos…en twitter, en el pc, aquí mismo en todas estas letras no somos los que realmente vivimos. No del todo. No  nos conocemos de verdad. Los humanos necesitamos ese encuentro entre cañas, cafes, barra del bar o valla del seminario animando a la Zona Norte. Volvamos a ello. Gastemos 10 euros menos en 3g y más en la reivindicación mofletuda.

Quiero mirar al horizonte con otra vista. Veo buena formación para el futuro y me permito esta licencia de explosión de optimismo. De aquí tenemos que salir a mejor. Hay mucha gente diciendo cosas interesantes. El talento está siendo obstruido pero demanda pasar. Ante la necesidad se está haciendo virtud y estoy seguro de que hay mentes dispuestas a sorprendernos. Les ponemos menos la lupa porque nosotros mismos andamos perdidos.

Café, croqueta y mofletes  ¿Se unen a la reivindicación?

4 Responses to El cafetico del paisano

  1. Guillermo B. says:

    +1, que creo se dice… Vamos, que menos RT, hashtags, o enlaces a vídeos bonitos u a post ajenos, y más remangarse y sudar, o gozar y beber, o besar y abrazar.
    Y si ya te parece alienante la distancia al pueblo llano en Ávila, ni te cuento en la capital, donde todo son mentideros, presentaciones y chorradas miles sólo orientadas a que un 1% mantengan viva su creencia de ser el centro del universo.

  2. Rubén Negro says:

    Dejame que te ponga un titular bonito pero es suculento:

    “Un pueblo segoviano de 24 habitantes regala un cochinillo a cada persona que se empadrone para impulsar el censo”. Navares de las Cuevas.

    Remangarse y gozar! (no solo de croqueta vive el homo abulensis)

  3. Pingback: El ejército vegano | Trapseia

  4. Pingback: Full Gallop Week | Trapseia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: