Cuneros y acunados

Dos sombras recortadas junto al Colegio Santa Ana van viendo amanecer mientras la pelea dialéctica no concluye nunca.  Estocada va, estocada viene, flechas al aire  como incansables guillermos que no se dan tregua ni en los más oscuros callejones. Sabiéndome derrotado por agotamiento saqué mi bandera blanca y solicité un respiro a mi contricante, el temible Alberto. Los Del Pozo  – está visto – más que técnicos son avezados ingenieros del debate.

“No seas ingenuo” venía a decirme aquel Alberto de hace 4-5 años. Deja de votar cosas raras y decídete por algo útil. En esta ciudad o rojos o azules. Implícate en algún bando o no se cambiará nada. Si no estás de acuerdo, pelea desde dentro de los partidos que pueden mover algo. Pero deja de votar que si Ciudadanos al Congreso o Tierra Comunera al Senado. Sabes que no van a salir, Rubén. Y si fueran a salir lo mismo votabas a otros… por fastidiar.

Vale, sí, es un voto raro.  Pero yo me entiendo. No es que tenga unas extraordinarias simpatías por el partido castellanista – le aclaraba – pero sé que si salieran elegidos en algún momento se hablaría de Ávila en el Congreso. Dejaríamos de ser la provincia en la que poco importa prometer porque nada cambia. Esa en la que puedes colocar a un cunero o repetir 20 veces como candidato. No, ni rojos ni azules. Naranjas. Ya por entonces tenía mi punto de indignado (de terraza).

Vuelvo al presente. Hace poco hablábamos por aquí de la última tomadura de pelo del Ave.  Y esta semana se confirmaba la nueva acción de peluquería. Lo reseño para llevar el debate a otro punto: ¿A qué se dedican nuestros diputados?

Visito la web del Congreso. Empiezo por Pablo Casado y descubro su twitter. Se agradecería en su descripción alguna mención a Ávila aunque al menos espero que su participación en la red social le anime a intercambiar tweets con alguno de sus votantes. O que conteste al email que en la página se adjunta. Se habla de él como una persona capaz. Tiene acceso a importantes altavoces y su presencia mediática va en ascenso. Esperemos que en algún momento se acuerde de la provincia por la que salió elegido. Que no se repita un caso Aristegui. Otro portavoz capaz que sin embargo acabó pidiendo perdón por olvidar a Zamora. Ya saben…otra provincia que cuenta lo justito para los grandes.

De los diputados perennes espero lo mismo que en sus anteriores legislaturas. Jota sin baile, Sebas la vida se va, se va, se va… Digo que se va – como canción de Julio Iglesias – porque las intervenciones escasean. Sí hay más intervenciones en la pasada  (algunas del tren por cierto) pero de momento son modestas en la décima legislatura.

En cuanto a Muñoz…está más activo. Como portavoz en la comisión de Interior y vocal en Justicia y Seguridad Vial está presente en varias iniciativas e intervenciones. Su capacidad para seguir siendo importante habla de que se sabe mover entre los bocados del partido propio. La crítica en este caso es a su poca cercanía. Que no es simpático en el trato con el común es más o menos conocido. Su relación con la prensa no es extraordinaria. Y no es que deba serlo, que el amiguismo tampoco es sano, pero sí al menos cordial para una mayor cercanía con el ciudadano que lee, escucha, sigue medios de comunicación. Ya que no hay twitter ni facebook ni nada que se le parezca…un pequeño toque humano tampoco estaría de más.

Que no se dejan ver mucho, en definitiva. Al menos en lo relacionado con Ávila,  que no me vale El Gato al Agua como animal de compañía. La página web del Congreso es fantástica pero no todo el mundo tiene la maña suficiente para entrar a ella y ver qué hacen sus representados. La política también debe ser pedagogía: hacer pero también explicar lo que se hace. No hacerlo solo cada cuatro años y tirando de eslogan, pancarta e invitado estelar al mitin.

Es decir, volviendo al inicio… que el Ave – y otras cosas – sigue alejandose más y más de Avila y nuestros diputados cuneros o acunados permanecen de siesta o lo parecen.

Yo los querría casados pero con la provincia.

Pd: Me he dejado el Senado a sabiendas. Primero porque eso hay que reformarlo y daría para otra entrada y segundo porque les tengo simpatía personal (vía ciclismo y otros menesteres) a los nuestros. Permítanme la licencia por tanto…aunque lo cierto es que voté a María De La Fe Higueras. Rarito que soy.

Pd 2: He dejado enlaces bastantes genéricos al Congreso para que podáis investigar a través de ellos. 

6 Responses to Cuneros y acunados

  1. Guillermo B. says:

    🙂

  2. Guillermo B. says:

    Siempre he tenido una duda, o una preocupación, o un no sé qué, con esto de la representación en el Congreso…
    Si lo que pedimos es un representante “abulensista”, que defienda a Ávila por encima de intereses nacionales, entonces como abulense andaría contento, pero como español, andaría acojonado con la jaula de grillos y el bazar persa en el que se convertiría nuestro parlamento, con cada uno saliendo a la tribuna con aquello de “qué hay de lo mío”.
    Si por contra elegimos a gente capaz de tener una visión de estado, por encima de lo localista, entonces bien es cierto que acabaremos en el olvido, como siempre.
    Así pues, ¿dónde está la raya? A título de ejemplo, a mí no me gustaría un diputado nuestro defendiendo a ultranza un gasto a todas luces desorbitado para tener un AVE sólo con Ávila (léase ramal), menos cuando está cayendo la que está cayendo. Porque ese diputado también lo sería de Arévalo, y una vez logrado el ramal capitalino, ¿por qué no la capital de la Moraña, o la del Tiétar, o la de Pinares? También reconozco que no me gusta un diputado por nuestra circunscripción que no tenga ni zorra de dónde se comen las mejores tapas, o de los mejores remansos de nuestros ríos para darse un chapuzón en verano, o que no tenga un sólo bar o tienda donde le fíen por conocerle.

    NB. No recuerdo si fue en el 89, pero creo que fui el único votante en Ávila al Partido de los Comunistas de Cataluña. Lamentablemente, la candidatura se retiró, pero mis fuentes en el recuento me indican que sólo hubo un voto… Viva el voto inútil, que la utilidad de los otros todavía está por demostrarse.

  3. Tienes razón, precisamente mi voto “abulensista” es más una protesta consciente…y en cierto modo tenía razón Alberto al “calarme”: si fueran a salir lo mismo no les votaba..

    Ahí entraríamos en otros debates que ya hemos tocado por aquí otras veces: cómo organizar circunscripciones, listas cerradas o abiertas, Congreso y Senado… Pero tal y como está el negocio, y viendo que los grandes partidos no atienden a CyL (y menos aun a Ávila) como debería ser… pues protesto.

  4. Alberto Martín del Pozo says:

    Recuerdo perfectamente aquel instante y creo conveniente matizar algo. No era, y no es, tanto un enfrentamiento entre el voto útil y el voto inútil, es más bien una crítica esa división irreal entre los dos grandes partidos y el resto, el PPSOE contra todo lo demás. En aquella conversación la chispa fue el tripartito catalán, fijaos lo que ha llovido, las tradicionales alianzas del PSOE con los nacionalistas y sus diferencias regionales de discurso. Yo defendía que el PSOE era exactamente igual que los demás partidos y que incluso los pequeños, en situaciones parecidas, actuarían igual porque era parte del juego. En aquella convocatoria, el partido al que pensaba votar Rubén estaba pactando con todos los grupusculos regionales-regionalistas-listas que se ponían a tiro, exactamente igual que habría hecho cualquier otro partido para intentar ganar peso y votos.

    Y sigo pensando lo mismo, que no hay grandes diferencias entre PP-PSOE y los demás y que ante situaciones similares los partidos hoy día más pequeños actuarían exactamente igual que los dos grandes. En el tema que nos ocupa, si UPyD o IU fuesen menos minoritarias ¿no actuarían igual que el PP y el PSOE? Un diputado de UPyD o IU por Ávila, dentro de un grupo amplio, tendría el mismo peso y el mismo papel que un diputado del PSOE o del PP porque esa son las reglas del juego. Ávila es una provincia pequeña, con poca población, sin empuje económico, social o político y tendría el mismo peso con estos partidos que con otros. Otra cosa es que sean más simpaticos o menos, más capaces o menos, pero me temo que incapaces antipáticos los hay por todas partes. Cambiemos las reglas, me diréis, que nuestra voz se oiga. Vale, pero ¿para qué? ¿Para que los intereses de los productores de pipas abulenses se vean representados en Madrid y puedan frenar los intentos de liberalización del mercado agrícola? ¿Para que la futura ley del suelo incluya una enmienda en la que se aseguren unos eurillos para el mercado medieval abulense, como sucede con buena parte de la legislación en EUA? ¿Para poder hacer las mismas cosas que criticamos a los que viven en las periferias del Estado, mercadear con nuestros votos?

    Y sobre el Sr. Casado, poco que decir. En tres años ocupará un puesto en las listas por Madrid y nuestros señores feudales podrán volver a repartirse el segundo puesto en las listas del PP. Y dentro de unos años, cuando su nombre se escuche para un ministerio u otro puesto de alto copete, podremos decir que tuvimos la suerte o la desgracia de verle pasar por estas tierras, aunque solo fuese un par de veces. Y llegar a esos puestos llegará, por desgracia tiene todas las cualidades necesarias.

  5. Er chuky says:

    El localismo debería dejar de existir, que se produjera un cambio en la ley electoral y se votase a listas abiertas a nivel nacional. Lo demás, pura ridiculez que favorece a nacionalistas y PP-PSOEs…

    En cuanto a la estrella mediatica de Intereconomía en cuestión, no es más que un Cánovas de otras tierras venido a más que usará a Ávila como trampolín para saciar su ansia de poder. Ya apesta el hedor del mal en su interior desde kilómetros de distancia como antaño hicieron nuestros padres con el joven bigote arrocete Aznar… Como decis probablemente le veamos en pocos años con una cartera ministerial y quien sabe si con otros como el ya mencionado Cánovas o el querido hijo de Sebatián (ya estrella mediática de Telemadrid en las celebraciones de las gloriasas victorias peperas), porque de este país me espero cualquier cosa, y eso no sería de lo más extraño…

  6. Pingback: No mentirás « Los 4 palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: