Bankia está enladrillada ¿Goirigolzarri la desenladrillará?

El Día de la Bestia es una de las películas icónicas del cine español. Dirigida por Álex de la Iglesia y protagonizada por Álex Ángulo y Santiago Segura, obtuvo 5 premios Goyas y éxito de crítica y público. El argumento de la película, para aquellos que no la hayan visto, es el siguiente: el anticristo va a nacer, ya hay que tener ganas estando las cosas como están, y lo va a hacer ni más ni menos que en Madrid. No, Zapatero no sale en la película, ni el anticristo es un sindicalista, ni Rubalcaba. No sean pesados y, por su salud, dejen de ver Intereconomía. Tras varias peripecias que no les voy a narrar, el protagonista de la película, un cura vasco, acompañado por un aficionado al death metal y por un profesor de ciencias ocultas de esos de la madrugada de la Sexta, descubren el lugar en el que se producirá el nacimiento de Lucifer: Puerta de Europa, las archifamosas Torres Kio.

Aunque Madrid tiene muchos lugares satánicos (desde la Fuente del Ángel Caído hasta el mirador de San Chinarro, pasando por centenares de PAUs a las afueras) la elección de Puerta de Europa como lugar del advenimiento del maligno fue especialmente acertada, sobre todo si contemplamos aquella decisión a la luz de los últimos acontecimientos. No es solo su forma, ni el famoso caso de corrupción que estalló alrededor de su construcción, ni el monumento al hormigón armado y a Calvo Sotelo, ni siquiera el pirulo ese de Calatrava que plantaron delante. Las Torres Kio merecen ser el lugar en el que nazca el anticristo porque en una de ellas, en la impar concretamente*, está la sede ejecutiva de – leanlo bajito para no despertar a Lucifer – Bankia, la puerta al abismo de nuestra economía, el espiritu perverso más dañino para nuestro sistema financiero, el ente oscuro más potente de cuantos arrastran a nuestro país a las tinieblas del rescate y de la troika, el cuerpo más viciado por el cemento. Lo peor de lo peor.

Como todos ustedes ya sabrán, si no tienen la fortuna de vivir alejados de la realidad que golpea diariamente nuestro apéndice nasal, el Gobierno se dispone a inyectar dinero, una cantidad indeterminada pero a buen seguro astronómica, en Bankia, la entidad resultante de la fusión de Caja Madrid con Bancaja y otras cinco cajas de ahorros más pequeñas entre las que está, fijate tú qué cosas, Caja de Ávila. Aunque no sabemos muy bien como acabará todo esto, apenas estamos comenzando a desenmarañar el nudo de la historia, si conocemos algunos detalles, sobre todo cifras. Sabemos, por ejemplo, que el principal problema de Bankia es el ladrillo. Por ponerle cifras, la exposición inmobiliaria del grupo representa más de 50000 millones de € de los cuales más de 16000 corresponden a suelo. Sabemos también que esta inyección de capital, o como termine llamándose en la neolengua popular, no es la primera. Más cifras: Bankia recibió del FROB 4500 millones, el Estado ha avalado 27000 millones de euros en emisiones del grupo, consiguió 3000 con su salida a bolsa y 25000 con las subastas de liquidez del BCE. Es cierto que en teoría buena parte de ese dinero se devolverá y con intereses pero ya tengo artrosis de tanto cruzar los desdos. Se ha escrito mucho ya sobre el grupo y sobre sus números, su presente y su futuro, a la espera de lo que decida el gobierno el viernes (y de lo que se publique el sábado en el BOE) así que no les voy a pontificar más sobre el tema económico. Incluso en este humilde rincón se habló de esto meses atrás. Vamos con otros derivados.

Los dos nombres más destacados en los últimos días en torno a Bankia han sido el de Rodrigo Rato, primera víctima de los movimientos de De Guindos para sanear la entidad, y Goirigolzarri, el exorcista jubilado (jubilado de oro, eso sí) encargado de conjurar a las fuerzas del mal y al cemento. Pero a nivel local son otros los nombres que nos interesan y sobre cuyo papel presente y futuro nos asaltan dudas. El primero de ellos, como no, el Presidente de la Diputación y de Caja de Ávila, Agustín González, miembro del Consejo de Administración de BFA, matriz de Bankia, del cual recibió a lo largo de 2011 más de 220000 euros. La inexcusable profesionalización de la gestión del Banco que esperemos ahora sí se lleve a cabo ¿hará que cumpla su promesa de abandonar la entidad aunque sea con unos cuantos meses de retraso? ¿Asumirá responsabilidades? ¿Entonará el mea culpa? Y los políticos abulenses que nos vendieron la integración de la Caja en Bankia como lo mejor para el futuro de la entidad, hablo de Antolín Sanz, de García Nieto y del propio Agustín González, ¿reconocerán su error? Porque digo yo que al menos nos tendrán que explicar como Caja de Ávila, “la niña bonita apetitosa” de las cajas regionales, acabó varada en una playa de cemento y ladrillos como si de una ballena verde fosforito se tratase. Si Caja de Ávila, como parte de Bankia, acaba intervenida, troceada o subastada ¿alguien, del PP o del PSOE, se dignará a explicar a los abulenses como se llegó a esa situación si todo era estupendo y de colorines chillones?

Y hablo de errores de gestión y no de otra cosa porque siempre he creído más en la incapacidad que en la maldad como motor de la política. Las cajas de ahorros, la banca pública, se ha ido a tomar por culo, perdonen la expresión, porque las dejamos en manos de nuestros políticos y estos las usaron como se les antojó en medio de la bacanal de ladrillo, cemento y dinero barato europeo de la pasada década, pensando que las vacas gordas nunca iban a tener que ponerse a dieta, entre el aplauso y la aquiescencia de la ciudadanía, los únicos que, al final, terminarán pagando los errores de todos los actores del sistema. Así nos va.

PS.- Mucho se habla del modelo islandés, de dejar quebrar a los bancos, de que los políticos pasen por los tribunales, etc. y de lo novedoso que esto resulta ¡Paparruchas! Este tipo de cosas se lleva haciendo desde hace siglos en el norte de Europa. Miren como solucionaban los suecos hace unos siglos las crisis:

Dómaldi, heredero de su padre Wisburr, gobernaba el país. Mientras vivió hubo en Suecia escasez y hambre. Los suecos hicieron grandes sacrificios en Upsala. El primer otoño, sacrificaron bueyes y el año no mejoró; el segundo otoño sacrificaron a un hombre pero el año incluso empeoró. El tercer otoño los suecos se reunieron en Upsala en gran número y terminaron poniéndose de acuerdo en que la escasez provenía de Dómaldi y decidieron lo siguiente: que la solución era ofrecerlo en sacrificio para así conseguir un buen año y que había que capturarlo, matarlo y esparcir su sangre en el altar. Y eso es lo que hicieron.

Yngligasaga, 15

* Llevan un tiempo intentando deshacerse de la torre, vendiéndola o alquilándola, para trasladarse a una de las torres de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid.

Actualización 12:00.- Una cifra más, Deloitte, la auditora de las cuentas de Bankia detectó un desfase patrimonial de 3500 millones de €.

Actualización 16:00.- Según ABC y Cadena SER, esta misma tarde BFA-Bankia será nacionalizada. Mañana habrá que emitir un nuevo mensaje de tranquilidad, supongo. Un hurra y dos hip para sus gestores.

Actualización 10/05.- Ayer a última hora, el Estado nacionalizó el 100% de BFA asumiendo el control también del 45% de Bankia. Ya pueden pasarse ustedes por la oficina más cercana del grupo a solicitar su vajilla de regalo. En relación con Caja de Ávila, cito El País: “La decisión supone en la práctica la desaparición de las siete cajas de ahorros que componen BFA: Caja Madrid, Bancaja, Caja Ávila, Caja Segovia, Caja Insular de Canarias, Caixa Laietana y Caja Rioja. El capital que estas entidades aportaron al grupo fusionado ha desaparecido porque se ha destinado a enjugar pérdidas” Felicitar desde aquí a los miembros abulenses del Consejo de Administración por su buena gestión en defensa de los intereses de la provincia.

Actualización 12:00.- Este post sobre el futuro de Bancaja nos puede servir para Caja de Ávila. Cito: ” Nacionalizada BFA, lo que implica igualmente que el Estado controlará el 45% del capital de Bankia que tiene en su poder, las cajas socias dejan de tener ninguna propiedad ni participación en el mundo financiero. ¿Qué les depara el futuro? Pues si nada cambia, la ley De Guindos lo dejó claro: aquellas cajas de ahorros que se queden sin vinculación financiera deberán devolver su ficha bancaria y convertirse en una fundación de carácter especial. A no tener otras vías de ingresos relevantes -la esperanza eran los dividendos que confiaban repartir BFA-Bankia con sus beneficios- la caja tendrá que echar mano de sus ahorros” Y cuando se acaben los ahorros, adiós a la obra social.

Actualización 26/05.- Por si alguien llega hoy al blog buscando algo sobre Bankia y Caja de Ávila, dejo cerrado el tema con las últimas noticias. Ayer, la matriz de Bankia solicitó al Estado 19000 millones de € y anunció una inyección de capital en la filial de 12000. Además, como colofón de todo este calamitoso periplo, rectificó las cuentas de la entidad para el ejercicio 2011 pasando de casi 300 millones de beneficio a casi 3000 de pérdidas (Medio billón, con B de Agustín, de pesetas). Con esta inyección de capital, la participación de las Cajas, entre ellas Caja de Ávila, en el grupo se minimiza o desaparece (y con ella la Obra Social de las Cajas), igual que la de aquellos que comprasen acciones en la salida a bolsa de la entidad. Todas estas cifras ¿Eran conocidas por los representantes de Caja de Ávila? Si las conocían ¿asumirán responsabilidades por su gestión y por mentir? Si no las conocían ¿asumiran responsabilidades por su manifiesta incapacidad? ¿Darán explicaciones? Solo nos queda cruzar los dedos y desear lo mejor para los trabajadores del grupo y para aquellos que habían invertido sus ahorros.

Caja de Ávila 1878 – 2012. Descanse en paz.

11 Responses to Bankia está enladrillada ¿Goirigolzarri la desenladrillará?

  1. Guillermo B. says:

    Aplausos (no sé cómo hacer el iconito, así que los dicto…) a tu exposición, Alberto.

    Dicho lo cual, ¿qué hacemos? Amén de tumbar en una mesa de marmol en el grande a Agustín y extraerle el corazón, junot con Rato y otros cuantos, ¿nacionalizamos Bankia, como pide Novoa? ¿La cerramos, devolviendo a cada uno los pocos ahorros que toquen, junto con un porcentaje de sucursal en Villaconejos de Arriba? ¿Intentamos que se reflote con préstamos públicos? ¿Se la vendemos a Botín? ¿Mejor al BBVA, que Botín es un rojo?

    Y concordando en que la mala gestión (o buena gestión, si se mira desde la óptica de la rentablidad política, claro está, miremos si no Cajas de todos los colores) es en gran parte culpable, ¿no será Bankia una víctima más del Sistema ese que nos acecha tras cada esquina? Vamos, que si mis males o los de cualquier otro currito no son culpa de mi nefasta gestión en lo doméstico, sino de un sistema malvado y opresor que no me deja expresarme en libertad, por las mismas podríamos asumir que eso ocurre con mayores entes, ¿no?

    Todavía, en algún cajón, debe de andar la libreta con veinte duros que me abrieron mis abuelos cuando nací, en la Caja General de Ahorros de Ávila… Sic transit…

  2. Alonso says:

    … Ajá, así que esa luciferina sonrisa no era sólo apariencia. Si es que es fácil imaginarse a Rato con una capa roja, cuernos y una purridera….

    Y sí, cogiendo el rábano por las hojas, me preocupa también que este señor se lleve ¿de indemnización? 1,2 millones de euros. Como Rato es español trabajando en España justo sería, pienso yo, aplicarle la ley laboral recientemente reformada. Según ella puesto que nadie lo ha despedido, él ha dimitido, no debería tener derecho a nada. E incluso si, a pesar de lo que dice la prensa, sí le han echado del trabajo, la cosa tiene pinta de ser un despido procedente, ya que su gestión no ha dado los resultados esperados. Así que por ahí tampoco tiene derecho a ninguna compensación económica. En el caso de que se le hubiera despedido y además su despido, por motivos que no conocemos, fuera improcedente, un trabajador que estuviera en esas condiciones cobraría 33 días de salario por año de servicio. Sabemos que en 2011 cobro 2,34 millones de Euros (http://economia.elpais.com/economia/2012/05/07/actualidad/1336412114_356055.html) así que proyectando ese sueldo para su vida laboral en Caja Madrid/Bankia, de enero de 2010 a mayo de 2012, tenemos que le correspondería cobrar 493.257,42 € (podéis repasar la cuenta y corregirme si me equivoco).
    Es verdad, he hecho trampa, porque al estar contratado antes de la fecha de la reforma laboral, a un currito normal le deberían indemnizar con 45 días hasta el 11 de febrero de 2012 (fecha de la reforma laboral) y con 33 días en adelante, así que serían 655.762,06 €.
    Pero no, según la reforma financiera puede cobrar dos anualidades como máximo y puesto que su entidad ha recibido ayudas del estado no pueden ser éstas mayores de 600000 €, o sea 1,2 millones, casi el doble que un ciudadano normal ¿No éramos todos iguales ante la ley?, y ya no sólo en cuanto a la indemnización ¿cómo se pueden cobrar esas barbaridades cuando varios millones de personas no cobran absolutamente nada?… Discúlpeme señor Rato, ya sé que usted no es ni el único ni el más escandaloso de los casos de percepción de indemnizaciones millonarias de este tipo ( http://economia.elpais.com/economia/2011/10/03/actualidad/1317627192_850215.html
    http://www.publico.es/dinero/426005/denegada-la-indemnizacion-de-despido-a-la-exdirectora-de-la-cam ), pero es que las noticias de los periódicos de estos últimos meses están repletas de ajustes que nos cortan hasta el aliento y que, presumo, en parte van destinadas a pagar los sueldos y las indemnizaciones de los mayores responsables de nuestra precaria situación económica.

    ¡POR UN SALARIO MÁXIMO YA!

    Un saludo.

  3. Guillermo B. says:

    Gana Novoa, a lo que se ve…

  4. Coliflor says:

    A las 18:30 horas parece que el PP va a nacionalizar un banco del PP, haciendo caso a… Novoa.

  5. Repollo says:

    Dice usted que las dejamos en manos de nuestros políticos? Claro, en manos de quienes nos representan, en quién habría que dejarlas?
    Una forma de que estén en manos de quienes representan son “nuestros políticos”, cierto, representados en las asamblea y consejos de administración, otra cosa es que “nuestros políticos” también ocupasen la presidencia, que hasta hace unos años era ciertamente honorífica, porque luego ha pasado a ser honorífica y crematística.

    • Alberto Martín del Pozo says:

      Yo no tengo ningún problema en que los representantes de los abulenses estuviesen presentes en el consejo de administración de Caja de Ávila (STTL*). Era banca pública y, por lo tanto, era lo lógico. El problema llega cuando los políticos controlan la caja y toman decisiones fundamentales para su futuro. En este momento, la caja deja de ser pública para pasar a ser política. Las cajas políticas, como se ha visto, eran disfuncionales.

      El problema se acentúa en territorios donde el poder ha estado siempre en las mismas manos. Por no hablar de Caja de Ávila y para que no se me acuse, como es habitual, de parcial, tomemos el ejemplo de Caja Castilla-La Mancha, utilizada por el poder regional a diestro y siniestro para financiar proyecto de dudoso futuro empresarial (Aeropuerto de Ciudad Real) y desarrollos urbanísticos alocados (Seseña). La caja era pública pero ¿cómo ejercía control directo el ciudadano sobre su gestión? De ninguna forma. Es más ¿de verdad quería el ciudadano ejercer control sobre ella? En Toledo y alrededores era sabido que con recomendaciones era fácil conseguir un crédito de CCLM para montar un negociete.

      Las cajas que mejor están soportando la crisis son las vascas, dónde la economía, mal que bien, está resistiendo el tsunami y la Caixa. ¿Presencia de políticos en los órganos de decisión de la Caixa? No lo he buscado pero creo recordar que ronda 1/3.

      *STTL.- Sit tibi terra levis. Que la tierra te sea ligera.

      • Guillermo B. says:

        >>> Yo no tengo ningún problema en que los representantes de los abulenses estuviesen presentes en el consejo de administración de Caja de Ávila
        >>> En este momento, la caja deja de ser pública para pasar a ser política.

        político/a, octava acepción:

        “Actividad de quienes rigen o aspiran a regir los asuntos públicos.:

        Aquí el error no es que la caja sea política, sino que la política no se ocupe de los asuntos públicos y sí de los privados de algunos…
        Entiendo que los políticos habrían por naturaleza de ser los ” representantes de los abulenses”

        En fin

      • Alberto Martín del Pozo says:

        “Caja política” en el sentido de que su gestión respondía más a los intereses de sus gestores políticos que a los intereses del común o a la gestión de una entidad financiera al uso.

  6. Víctor says:

    Mis FELICITACIONES a Alberto por su brillante y didáctica explicación y mi repulsa ante individuos como Rato y Agustín (sueldos e indemnizaciones millonarias y RESPONSABILIDAD CERO). ¡ Qué impresentables!.

  7. fieltro says:

    felicitaciones a agustín, que se ha ganado a pulso la pasta que se ha llevado, y disuelven la caja y no ha dimitido.

  8. guadalupe says:

    Caja de Avila la niña bonita y apetitosa. Caja de Avila es la que más morosidad tiene de todas las Cajas que integran bankia. A la integración en torno al 25% y subiendo..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: