Con la nueva mayoría

España necesita un equipo de gente honrada y eficaz capaz de dar un impulso de renovación a nuestro país y de solucionar sus problemas. Hay una nueva mayoría de españoles que esperan soluciones nuevas a problemas que ya se han hecho viejos.

Luchar contra el paro y vencerlo, crear empleo estable, garantizar las prestaciones sociales y muy especialmente las pensiones de nuestros mayores. Necesitamos un gobierno honrado y eficaz. Optimismo y progreso.

¿Rompedor? Ahora suena así pero el párrafo no es mio. Ni siquiera es de un peligroso keynesiano o de un yayoflauta. Todo lo anterior lo propuso José María Aznar como garantía de lo que sería su primer gobierno. Se ve que desde entonces los problemas siguen haciéndose aún más viejos y las soluciones ya no aparecen ni en la última página de los autodefinidos.

¡Ah! Glorioso video el que les adjunto a continuación. Especialmente al llegar el momento 1:01. ¡Cómo hemos cambiado! #ohwait (Encontrado aquí)

Eslóganes y promesas. Siempre me pasa lo mismo cada vez que atravieso la coqueta localidad de Santo Domingo de las Posadas. Cada semana al coger la N403 camino de Ávila pienso en un pobre vecino de esta localidad. Ya saben…entras, pones el limitador a 50 y te da tiempo a saludar visualmente a cada conciudadano. A la derecha la mirada para localizar el posible radar, a la izquierda el bar de los bocatas a precio asequible.

Ávila se acerca ya a cuarto de hora de ruta, estás a punto de dejar atrás Santo Domingo… y en ese momento aparece la pesadilla. En su momento fue Herrera. Luego el “Puro Cambio” de Óscar López.  Más tarde ambos a la par. Y ahora es un Rubalcaba. Un Rubalcaba eterno que dice “Pelea por lo que quieres”. Se debía referir al déficit público. “Pies pa´que os quiero” pienso cada vez que lo veo.

Y ahí se queda Rubalcaba una semana más. Desde Noviembre sin falta. Desde un poco antes de hecho. Pongamos en números redondos que lleva colocado ahí  5 meses como mínimo.

¿Qué habrá hecho ese pobre ciudadano de Santo Domingo de las Posadas – que bastante tiene con tener la carretera al lado de la ventaña con los coches haciendo ñiaun-ñiaun – para que todos los días al abrir la persiana se le aparezca el político de turno? Abres la persiana y plaf…ahí tienes otra vez a Rubalcaba. Y precisamente a Rubalcaba.  ¡Otra cara nueva peleando por problemas nuevos! (ironic mode on) 

Secretario de Estado de Educación en el 88.  Ministro de Educación en el 92. Ministro de la Presidencia poco después. Negador exhaustivo de la relación entre el Gobierno y el Gal. Secretario de Comunicación del partido en la oposición. Estratega de las elecciones del 2004. Ministro del Interior en 2006. Portavoz del Gobierno en 2011.  Vicepresidente de los que vieron la crisis y actuaron con firmeza y tal y cual.

Dicen que el Estado le cabe en la cabeza pero lo que a mi no me cabe en la cabeza es que siga estando en los meollos del estado. No digo que se vaya a Iberdrola – que ya se le han adelantao - pero qué se yo… Al Consejo Consultivo . O al de Cuentas. Algo que no haga mucho ruido y le garantice la merecida pensión. Al pobre. Pero que no le tengamos que ver en más carteles. Por caridad. Sisplau. Con humildat y valors.

Dejo atrás Santo Domingo de las Posadas una semana más con la garantía de que la semana siguiente volveré a cruzarme con la cara del estadista. Me solidarizo mentalmente con el parroquiano que sufre diariamente la tragedia visual tras su persiana y sueño con un mundo mejor en el que al menos a nuestros bien pagados partidos se les obligue a retirar la publicidad electoral tras haberles depositado nuestros votos…

… e imaginando además que nuestra democracia tiene una salud de elefante.

24 Responses to Con la nueva mayoría

  1. Alonso dice:

    De verdad, ¡qué manía con lo de las caras nuevas!. Supongo que la sociedad de consumo que se ha debido incrustar ya en los genes de la humana condición es la que nos lleva por ahí. Y claro, se nos ocurre que el estado funciona como la tienda de ropa de la esquina: para que todo vaya bien cambiamos las blusas, los pantalones y los maniquís … y ya está, tienda nueva.
    Va a resultar que por estos lares cuatropaleros hay una forma de pensar en línea con lo que decía mí abuela de que la política no era más que “quítate tú, que me pongo yo”. Eso sí que es un revival más duradero que Rubalcaba, de más de 80 años ….

    Y hablando de viejos… ¿por qué demonios tenemos que jubilar a los políticos a los cuarenta y tantos o cincuenta? ¿No está la historia llena de personajes que dirigieron los destinos de su estado con más de 60 años y con gran brillantez? ¿Qué nos hace pensar que la gente joven, por ser joven, es más capaz de reflexionar y encontrar las mejores soluciones? o lo que es lo mismo ¿por tener más de 60 años las personas ya no sirven para las labores de gobierno?. Así que digo yo que habrá que jubilar (y criticar) a los gobernantes por motivos distintos a que ya llevan ahí mucho tiempo, por ejemplo por que lo han hecho mal, o porque encontramos a otros que tienen un plan (para todos) mejor.

    No quisiera tener que acudir, como autoridad, al refranero español, que no sé que dice de lo que sabe el diablo por ser viejo, simplemente recordaré que hace apenas una semana oía en la radio a Jose Luis Sampedro, un señor de 95 años, y ya quisiera yo con algo más de la mitad, o los mozuelos recién incorporados a su mayoría de edad tener la tercera parte de la lucidez que demuestra él en cada intervención.
    Así que me temo, que más allá del aburrimiento que nos provoque ver las mismas caras, el problema no radica en que nos pongan delante un nuevo rostro, con lo que parece que nos mantienen embelesados. Es cierto que las cosas no han cambiado en el sentido que la mayoría de nosotros queríamos, pero aplicando el principio cristiano de que el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.
    ¿Quién de nosotros ha aportado algo para que las cosas cambien? ¿qué ha aportado? o incluso ¿quién ha votado ideas distintas para que todo esto sea diferente?

    Un saludo
    … y perdón porque cada vez me extiendo más en mis comentarios y gracias por ofrecernos un hueco en el que compartir estas mis “ocurrencias”.

    • Guillermo B. dice:

      Ole, Ole y Ole…

      Ni una coma, Alonso, ni una coma… Tan sólo añadir que el único borrón lo has puesto en la coda, pidiendo perdón, que parejo a este adanismo y consumismo político que nos invade está el error de considerar que la extensión en la exposición es un baldón, y que todo ha de entrar en 140 gorgojeos…

      ¡ Enhorabuena !

      • Rubén Negro dice:

        Bienvenidos sean ambos comentarios y su extensión. No tengo nada en contra de la edad de ningún candidato sino de la probada incapacidad para resolver problemas de la casta política que nos gobierna-oposita-gobierna.

        5´6 millones de parados. Algo hemos hecho mal al montar este sistema. Y los que han mandado en él están en este artículo.

        En el vídeo está Rajoy (actual presidente) Rato y Acebes (no parecen mal colocados) Arenas (eterno perdedor) Villalobos (años y años dejando buena impronta en sus intervenciones)

        Por el lado contrario Rubalcaba, al que ya le dedico bastantes líneas en la entrada como para volver a extenderme (más de 140 gorgojeos, sí)

        Es decir, que yo no digo que por tener más de 60 años no se pueda gobernar sino que están siempre mandando los mismos, los problemas viejos siguen siendo modernos y no parece que los vayan a arreglar los mismos que han estado al frente desde siempre en ambos partidos. Lo que viene llamándose el PPSOE.

        Renovación no es igual a gente joven. Es igual a ideas nuevas (en partidos nuevos o en caras nuevas – que no adolescentes – en los partidos de siempre)

      • Alberto Martín del Pozo dice:

        Yo, por más que leo la entrada, no veo en ningún sitio que Rubén diga que hay que echar a los maduritos, interesantes o no, para poner a tiernos yogurines en su lugar. Rubén, creo yo, habla de nuevas caras pero no critica de las actuales su edad si no su bagaje. Si Rubalcaba o Rajoy tuviesen su curriculum (aunque es complicado) y su (in)capacidad demostrada pero veinte años menos daría igual. O al menos a mi me da igual. Si en lugar de Rubalcaba el jefe de la oposición fuese Óscar López pero mantuviese las ideas, las formas y las maneras del anterior, la renovación sería igual de necesaria. Y al reves, si en lugar de Rubalcaba el jefe de la oposición trajese consigo un nuevo discurso, daría igual que tuviese 74, 81 o 93 años.

        Lo que si voy a criticarle a Rubén es caer, en el comentario, en el tópico del PPSOE caduco frente a la renovación de otros partidos. ¿Es la IU de Cayo Lara renovación? ¿Es la UPyD de Rosa Díez renovación? El discurso del primero es el eurocomunismo de Carrillo y el curriculum de la segunda, que es lo que comentabas en el post, es similar al de Rubalcaba o Rajoy (por no hablar de su discurso o del de Gorriarán) ¿PPSOEUPyDIU?

      • Guillermo B. dice:

        >>> Si Rubalcaba o Rajoy tuviesen su curriculum (aunque es complicado) y su (in)capacidad demostrada

        Rajoy es Registrador de la propiedad (cosa nada fácil, te lo aseguro), y lleva muchísimos años gestionando duros ajenos. No sé si otro en su lugar los hubiera optimizado más, o hubiera obtenido más de ellos, pero no es que los haya tirado a manos llenas.
        Rubalcaba, pues como que mira su currículum. Te garantizo que sin necesidad de padrinazgo ni contacto alguno, su capacidad para manejar una negociación de cualquier tipo le garantizaría hoy por hoy curre en cualquier gran empresa u organismo internacional.

        Creo sinceramente que tienen ambos currículum y capacidad demostradísima. Con ellos estamos mal, pero podríamos estar peor, te lo grarantizo. No confundamos que el doctor me cae mal porque es del Barsa y le huelen los pies con que no sepa operar.

      • Alberto Martín del Pozo dice:

        Ambos tienen un curriculum difícilmente mejorable, en eso estamos de acuerdo todos. Yo soy el primero que reconoce la dilatada trayectoria de ambos en la gestión pública, aunque habría que entrar a valorar si a la suma de cargos se suman méritos o deméritos en cada uno de ellos. Además de ocupar una cartera, tendríamos que valorar qué tal lo hizo en ella ¿no? Quizá el problema de nuestros políticos no sea que les desechamos por viejos. Quizá el problema es que asumen altas responsabilidades desde demasiado pronto y llegan quemados a los cargos más altos. Y además les reconozco sus méritos fuera de la Administración en sus respectivos campos. No creo que eso se lo pueda negar nadie.

        Ahora bien ¿son las dos personas más indicadas a la luz de sus capacidades y trayectoria para los puestos que ocupan? ¿Son capaces de hacer un diagnóstico de la situación correcto? ¿Y de proponer medidas? ¿O, al menos, de discernir entre distintas soluciones cual es la más adecuada? ¿Distinguir entre el bazo y el pancreas? En el curriculum reciente de uno de ellos figura haber perdido dos veces contra el, a su juicio, peor presidente de la democracia. En el curriculum reciente del otro figura haber perdido contra el que perdió dos veces contra el peor presidente de la democracia, rompiendo suelos y subsuelos. Creo que solo con eso deberíamos preocuparnos como ciudadanos. Y no digo con esto que hubiese nadie mejor en la terna de candidatos, digo que de líderes andamos escasos. Y sobre esto ya hemos hablado en eñ blog y ya ha dicho algo más arriba Alonso en un comentario. Nuestros partidos (a la izquierda más que a la derecha) tienen graves problemas para seleccionar lideres y para atraer a sus organizaciones a personas capacitadas. Cambia la sociedad, cambian los problemas (o al menos muchas de sus variables) cambia el mundo y nuestros partidos y lideres no cambian, no se adaptan. Mismas respuestas a problemas distintos. Y no, repito, no creo que sea cuestión de edad, ni de color ideológico. Renovación como adaptación a una nueva realidad.

        Un saludo a todos los comentaristas de este animado post.

  2. Muy bueno, Rubén, me recuerda a aquello que hablábamos de las farolas libres de propaganda electoral. ¿Cómo era el hashtag, #farolaslimpias?
    Un saludo.

  3. Guillermo B. dice:

    Rubén:

    La gestión de algo, y más lo público, lo común, es una tarea tan digna y tan encomiable como pudiera ser la de parchear los baches de las carreteras o curar caderas rotas. Es algo para lo que uno ha de prepararse (sí, soy elitista, no quiero ministros ni directores generales con estudios elementales), pero además para lo que hay que formarse y realizar aprendizaje. De la misma forma que un cirujano necesita un periodo de residencia, y luego una serie de años formándose antes de dar lo mejor de sí, un buen político precisa de ir asimilando poco a poco tareas de responsabilidad, crecer quizás de lo local a lo nacional. Guardiola sólo hay uno (modo plañidero on), eso de llegar y no ya besar sino cepillarse al santo, y lamentaremos su marcha los blaugranas. Ya nos ha costado un pico (y lo digo ajeno a cualquier tipo de apreciación de color político) el poner 7 años al frente de España a un político que ni siquiera había sido previamente concejal de su pueblo, y que tan sólo había calentado sillón en el Congreso.
    El Estado del que nos hemos dotado es un monstruo difícil de digerir, no es evidente entender sus vericuetos. Y la gestión de lo público implica siempre tomar decisiones que por un lado benefician pero por otro perjudican, hay que medir los efectos e impactos. No parto de la base de que las decisiones de todos los políticos estén siempre basadas en beneficio propio o en el de su formación, creo que una arrolladora mayoría trabajan por el común de nosotros.
    Lo que tanta gracia te hace, que el PP en el 96 expresara con las mismas palabras lo que quizás ahora otros indiquen, lo que nos viene a mostrar no es que los políticos sean unos aprovechados, o que esto sea un recochineo. Es sencillamente lo que a bote pronto dirían dos médicos con veinte años de distancia frente a una epidemia de gripe. Otra cosa es que las recetas que luego implementen uno y otro cambien, pero lo único que pido es que al menos acierten en el diagnóstico, que no es poco.
    ¿Cuántos de los que critican lo político se presentan voluntarios a ser presidentes de su comunidad de vecinos, a participar en el AMPA de su colegio, a ser entrenador del equipo de niños del barrio, a organizar la cena de antiguos alumnos, a coordinar y gestionar los escasos fondos de la Asociación de Amigos de la Oveja Merina, a manejar los pocos miles de euros de presupuesto de cualquier agrupación o asociación? ¿Cuántos asumen responsabilidades frente a otros? ¿Cuántos no escurren el bulto, y en vez de irse a protestar (que también hay que hacerlo, claro está) no se ponen a hacer, a agrupar, a movilizar, a asociar, a trabajar calladamente, sin visibilidad?
    No tengo especial afinidad ni cariño por nuestros munícipes, por citar un ejemplo, pero si alguna vez has pasado por, no sé, tener que organizar y coordinar todos los detalles de una carrera popular, o una actividad cualquiera, estarás conmigo en que tener que sobrellevar eso todos los días quema. Así que mi respeto lo tienen.

    En fin, que vivimos tiempos de demagogia fácil (véase el post anterior) pero de propuestas concretísimas escasas.

    Saludos

    • Rubén Negro dice:

      De acuerdo con que hay que prepararse. De acuerdo en que se ha de acertar en el diagnóstico. De acuerdo en que la gran mayoría trabajan por nuestro común (Hay políticos y políticos, claro) y que por tanto mi respeto lo tienen.

      Y sin embargo tras leer todo lo que has puesto no cambiaría una línea de lo escrito arriba. No veo que choque

      • Guillermo B. dice:

        >>> Secretario de Estado de Educación en el 88. Ministro de Educación en el 92. Ministro de la Presidencia poco después. Negador exhaustivo de la relación entre el Gobierno y el Gal. Secretario de Comunicación del partido en la oposición. Estratega de las elecciones del 2004. Ministro del Interior en 2006. Portavoz del Gobierno en 2011. Vicepresidente de los que vieron la crisis y actuaron con firmeza y tal y cual.

        Rubén, sin ser el más accérrimo miembro del club de groupies de Rubalcaba, lo que me describes arriba es la historia de alguien que ha transitado los últimos 25 años de historia de nuestro país asumiendo responsabilidades, agarrando al toro por los cuernos, y dejándose cada día 20 horas por los demás, fines de semana incluidos. Que haya tomado decisiones erróneas, es posible. Que en otros casos hayan sido acertadísimas, también.
        Pero no creo que sea miembro de una casta, de una tangentópolis, que haya de ser barrida y limpiada para dejar paso a otra. No creo que sea él, ni Áznar, ni ZP, el responsable de dónde nos hallamos. Si a veces apelamos al “sistema”, reconozcamos también que el sistema existe contra los políticos.
        Si Rubalcaba quiere seguir, si sus bases lo han aceptado, para mí tiene todo el respeto y además, toda la admiración (que como bien indicas, iberdrola es la salida fácil), Si algo tienen los políticos es cintura, no creo que si se encuentra con que hay que cambiar ciertos pareceres o visiones para implementar otras propuestas o soluciones, deje de hacerlo. Alguien que como él, o como Fraga, o como muchísimos otros, aguantan hasta el fin de fuerzas (véase Raul González) son dignos de admiración, mientras no se pruebe fehacientemente que son, como indicas, corruptos o inútiles.

        No te pido que cambies ni una coma, faltaría más, pero sí que cada día, en Santo Domingo, te plantees si tú pondrías tu cara en ese cartel. Yo no, y fíjate que me tiran los fregaos. Así es que procuro evitar la crítica, al menos en ese aspecto.

    • Guillermo B. dice:

      >>>tiempos de demagogia fácil (véase el post anterior)

      Me cuenta un pajarito que me buscas en callejones oscuros, Pablo, y lamentablemente mi multipaternidad y mi vida ultraburguesa ya no me deja transitarlos, y menos como yo quisiera a altas horas de la madrugada y con varias copas encima… :-(

      Así que mejor, quedamos para dirimirlo a la calva en San Antonio, si te parece, que es más incruento o menos cruento, que ya no sé qué decir en estos tiempos de crecimiento negativo.

      Y por si os sirve, el uso iba con la segunda acepción: “concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos”, que mentar los sueldos políticos con la que está cayendo es una concesión a lo más elemental y básico de la marabunta, y ganas de liarla… (creo humildemente…)

      Un saludo afectuoso ;-)

      • Guillermo B. dice:

        … aunque a lo mejor te da pereza, no sé… En fin, ya debatiremos en otro momento…

      • Yo también me tuve que enterar casi de rebote de que mi entrada te parecía de “demagogia fácil”, más que nada por ponerlo en un comentario de otra entrada de este blog. En cualquier caso, dejaré a un lado mi pereza para afrontar ese cara a cara a la calva. Me parece una idea genial, mucho mejor que eso de los callejones. Otro saludo afectuoso para ti.

  4. Pepe Herráez dice:

    Breve que es mejor. No es cuestión de la edad de los políticos, ni de la formación que la tendrán, quien soy yo para decir lo contrario. Es cuestión de que, como en casi todo en está vida, no vale todo. No vale que haya políticos que gestionen mal y sigan, se gasten lo que no es suyo y sigan, mientan y sigan, se lo lleven crudo y sigan, se forren a cuenta de la política y sigan…
    Como también aunque no tenga nada que ver con lo anterior y tampoco con la edad, que elección tras elección sacando nefastos resultados (que por algo será) sigan.

  5. ladyaccesibilidad dice:

    te leo y es como escuchar a cualquiera de mis beatos vecinos de misa de domingo soltando sapos por la boca contra el psoe en general y contra rubalcacaba en paricular que yo pensaba era adoctrinamiento y adiestramiento desde el púlpito, pero igual me equivocoba…..

    el yutú es estupendo

    un saludo

    • Rubén Negro dice:

      Soy pecador y el pulpito solo a la gallega. ¡Y luego dirán que este blog nunca se mete con el Psoe!

      Simplemente cada uno tenemos nuestras opiniones que espero que no sean sapos. Sigo prefiriendo el pulpo

      • ladyaccesibilidad dice:

        muchas gracias por tu respuesta, tiene que haber “pulpitos” para todos los paladares ,e incluso los mas exquisitos jeje como preferencias a la hora de elegir el color de escritura , y mira, el Negro me gusta,asi como el Rosa me distrae y pierdo atención ,tal vez por el odio que destila, apreciación personal sin mas :)

  6. José de Villanueva dice:

    Acabo de leer “Los de siempre” Poder, familia y ciudad (Ávila, 1875-1923) de Eduardo Cabezas Ávila. Posiblemente ya lo hayan leído todos los lectores de L4P.
    Creo que debería ser obligatoria su lectura en todos los centros docentes de la provincia de Ávila así como en todos los cursos de español para extranjeros que se impartan en Ávila. Cuando residía allí no se podía hablar, quizás es por lo que se comían tantas pipas en el Mercado Grande dando vueltas como si fuese una noria. Por lo menos teníamos la libertad de comer pipas. Esa era la libertad de expresión de Ávila: comer pipas en el Grande.
    Después, llegó la democracía y se hicieron con el poder los herederos, descendientes y simpatizantes de “Los de siempre…” y hemos llegado a 2012. Actúan lo mismo pero siempre diciendo que son demócratas por encima de todo que es como no decir nada porque actúan como “Los de siempre”.
    En Ávila todo es paz y tranquilidad. Algunos dirían calidad de vida. ¿Para quién? Para los que tienen un puesto seguro en los organismos oficiales y trabajo. La industría casi ha desaparecido y el sector de la hostería no levanta cabeza. ¿Qué futuro tiene la juventud abulense? La emigración. ¿Qué futuro tienen los políticos que han gobernado la ciudad, desde siempre, lo mismo que en Andalucía? ?¿Cuál es la diferencia? Siglas: PP en Ávila y PSOE en Andalucía.
    Mi pregunta sería : ¿Cuántos trabajadores en el paro abulenses participan y leen Los 4 Palos?
    El día que consiga ser lectura , así como la participación de abulenses sin trabajo, personalmente, aprenderé de sus experiencias y de lo que es Ávila hoy.
    Cuando pasé mi infancia en un pueblo a no muchos kilómetros de Santo Domingo de las Posadas, cada vez que pasaba un coche por la noche, me despertaba. Las gallinas huían aterrorizadas cuando llegaba “la camioneta”, como se llemaba al autobús de la línea “Madrigal de las Altas Torres – Ávila. Los perros corrían detras de los coches por confundirlos con monstruos. Ahora, de continuar la crisis, nadie puede estar seguro del futuro de pueblos como Santo Domingo de las Posadas
    Si no han leído “Los de siempre” de Eduardo Cabezas Ávila, merece la pena leerlo.
    Lo de Rajoy y Rubalcaba se repite a diario

  7. Patricia dice:

    También en corto, que lo bueno, si es breve, dos veces bueno. El currículum laboral de un político (que puede ser chapista, filólogo, registrador de la propiedad, abogado o analfabeto) no acredita en absoluto que sea un buen representante de los intereses de los ciudadanos, un garante de sus libertades y derechos, que para eso es político. Las decisioens técnicas las toman los técnicos. Y als ideológicas, los ideólogos de los partidos.
    Si fuera por currículum, más difícil que ser registrador de la propiedad (que hay muchos, aunque sea una oposición dura) o que ser ministro de todo-lo-que-se-pueda-desde-el-inicio-de-la democracia (recuerdo que es un cargo que se ‘gana’ uno a dedo) es ser campeón del Mundo de Fútbol, por probabilidades y porque es chungo marcar goles (preguntad a Sergio Ramos). Y no veo a ningún jugador de la Selección de minsitro de Economía o de Sanidad.

    • Guillermo B. dice:

      >> es ser campeón del Mundo de Fútbol

      La situación española es como el pelo de Iniesta, siempre al borde del abismo, pero no termina de desaparecer… ;-) (No es mío, es un tuit que oí)

      Patri, una cosa es un político representante (léase diputado o concejal en pleno), cuya misión es efectivamente transmitir los gustos o deseos de sus representados, y esos, claro que me vale un chapista o un analfabeto, si fuera. Les pido al menos que estén atentos, y que intenten entender de qué se habla, que no es nada fácil.
      Otra cosa es un político ejecutivo, ministro, secretario de estado, presidente, alcalde. A esos, les pido que sean los mejores gestores, que tengan todo el bagaje formativo posible. No es tan sencillo como que los técnicos toman decisiones técnicas y ellos las ideológicas. Hay que saber ponderar, resumir, otorgar preferencias, gestionar grupos humanos, entender de economía más allá de dos tardes… No digo que pongamos políticos profesionales, pero casi, que en Francia ya inventaron la Grand École de la administración, para el funcionariado, pero también altísonamente recomendable para políticos.

      No es cuestión de elitismo (sí, yo ya leí hace años “Los de siempre”, enorme retrato del XIX y XX abulense), sino de formación. Si uno asume una responsabilidad, o si la acepta, se pide como mínimo que esté preparado para ella. Indudablemente que hay casos de registradores que no tienen habilidades políticas, por muy número uno que sean, y de chapistas que son la repera gestionando y coordinando, pero en general, yo prefiero que el que maneje y gestione lo mío me demuestre que ha sido capaz de tirarse años centrado en un objetivo y lograrlo, o que ha demostrado su valía profesional equivalente en el sector privado en puestos similares… Qué le voy a hacer, soy así de retro…

      Un abrazote

      G.

  8. Pepe Herráez dice:

    Breve que es mejor 2.
    Bien Patricia me sumo a tu comentario, que tampoco hay que pasarse, a no ser que cada cuatro años en vez de elecciones queramos que se convoquen aposiciones a diputada, alcalde o concejal, para que nos gobiernen los más formados. Que todo sea dicho de paso, desgraciadamente la formación no tiene porque ir unida con la inteligencia, la justicia o la honradez que es lo que le pido yo a un político.
    (Rubén, que no me repliques no quiere decir que estés de acuerdo, ¿verdad?)

  9. Breve,

    Yo no tengo siglas de ningún tipo, ni doy y ni debo dar clases a nadie, pero si fuera un político o dirigente de un gobierno sería como dice el Sr. Negro.

    HONRADO.

    “España necesita un equipo de gente honrada y eficaz capaz de dar un impulso de renovación a nuestro país”

    Hoy he leído en la prensa local lo siguiente:
    “La capital abulense «está dando pasos firmes para convertirse en una ‘Smart City’» o lo que es lo mismo en una ciudad tecnológica» «Ávila es un caso de éxito exportable»

    A mi se me caería la cara de vergüenza.

  10. Pingback: No entiendo una iota | Trapseia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.165 seguidores

%d personas les gusta esto: